FANDOM


Después de completar un día de caza, volví a mi residencia en el piso cincuenta, la cual se encuentra en «Algade», sin embargo mi cuerpo todavía tenía esa sensación maravillosamente incómoda.

El movimiento de mi cuerpo se hizo lento. No podía pararme derecho. Todo mi cuerpo se sentía como si estuviera cargando un pilar y mi espalda no pudiera alcanzar la fuerza requerida, se sentía muy pesado. Abrí la ventana del menú principal, pero no pude ver nada escrito en rojo.

Mientras caminaba tambaleándome de manera insegura hacia la plaza, mis pensamientos se mantuvieron ininterrumpidos.

Si esta incomodidad era un estado negativo, debería haber una advertencia intermitente ante mis ojos. Y ya que estoy en el límite del distrito, los estados negativos, como el veneno y la parálisis se deberían quitar.

Tal vez me vi afectado por los efectos de algún estado negativo de un nuevo monstruo desconocido. Incluso después de entrar al distrito no desapareció, y tampoco disparó una advertencia - algo así como «maldición».

En este punto, un frío endemoniado se deslizó desde los dedos de mis pies hasta mi cuerpo entero, haciéndome temblar.

Es aún septiembre en Aincrad, demasiado temprano para el invierno. Pero, pasando por mi abrigo, penetrando profundamente en mis músculos y huesos, era como el viento de invierno.

No podía regresar a mi habitación en estas condiciones. Pensando así, aumenté mi ritmo, entrando en el primer hotel que descubrí. Rápidamente alquilé una habitación vacía en la recepción, y después de tomar la llave me afané y me arrastré hacia el frente de la puerta más alejada del mostrador.

Mientras estaba sentado en una cama sencilla en la estrecha habitación, retire todo mi equipo para que mi cuerpo se sintiera más ligero, entonces saqué todo tipo de antídotos para todo tipo de estados negativos y los probé todos uno por uno. Luego utilicé un cristal que podía eliminar todos los efectos negativos, y esperé el momento en que iba a regresar a la normalidad.

- Sin embargo.

"...... Esto...... es...... realmente malo......"

Este frío del demonio no se fue, y mi campo de visión comenzó a desdibujarse.

Ya no podía soportarlo y me derrumbé sobre la cama, y usando mi cerebro, cuya velocidad de funcionamiento había caído a niveles muy bajos, pensé, busqué desesperadamente una contramedida. Si esto fuera una «maldición», un NPC en la iglesia debería ser capaz de eliminarla ¿correcto? Sin embargo, ¿había realmente una iglesia en las "desordenadas" [Caóticas] calles de Algade?

Mientras estaba filtrando los edificios en el mapa, mi conciencia comenzó a desvanecerse, así que no tuve más remedio que decidir buscar ayuda de otros. En otras palabras, había renunciado a la idea de resolverlo por mi cuenta.

Abrí el directorio de mi lista de amigos. Con mi visión borrosa, busqué el nombre de Klein en una lista que no podía ser considerada larga, lo seleccioné, y presioné el botón de enviar mensajes para inmediatamente luego escribir en el teclado virtual.

[No puedo con esto Me muero Sálvame]

Después de teclear este mensaje que estaba muy rico en melodrama pero no perdía su sabor poético, presioné el botón de enviar, a continuación, cambié la habitación al modo «Amigos permitidos», y perdí el conocimiento.


Mi frente fue acariciada por un toque fresco y reconfortante.

En cuanto me moví, descubrí que estaba cubierto por un grueso edredón. El escalofriante frío del demonio también había cambiado a un sofocante sudor provocado por el calor.

Con este calor incómodo, el único objeto frío fue aplicado a mi frente, controlado por una mano en constante movimiento. En este momento ――

"Ah, ¿estás despierto?"

Una voz refrescante y dulce vino del lado de mi almohada. Cuando la palabra se repitió un par de veces en mi cerebro, me di cuenta que eso no sonaba para nada como el crudo "Oi, ya te despertaste" de Klein.

Abrí desesperadamente mis párpados pesados, aquello que se mecía en mi vista era... la sublíder de los «Caballeros de la Sangre», la usuaria de estoque más fuerte, Asuna «El relámpago veloz» que de hecho revelaba una suave sonrisa.

"¿¡¿¡¡..................!!?!?"

Estaba tan sorprendido que quise brincar, pero Asuna utilizó inmediatamente su mano izquierda para mantenerme abajo.

"Acostarte te hará bien. Aunque no te hará mejor inmediatamente."

Ella utilizó su dedo índice para empujar mis mejillas.

¿De que se trata todo esto? ¿Cómo sucedió? ¿Estaba viendo a Klein como Asuna a causa de este misterioso efecto negativo? Si este es el caso ¿debería llamar a Agil?

Estas explosiones de preguntas estúpidas me golpeaban mientras mi cerebro funcionaba, hasta que finalmente me di cuenta de la verdad.

De acuerdo con el orden en la lista de amigos, el nombre de Asuna estaba justo encima del de Klein. En mi estado semiconsciente y visión borrosa, yo sólo quería presionar su nombre y debí haber presionado el equivocado. En otras palabras, yo había enviado a Asuna ―― ídolo de Aincrad, así como la heroína del grupo de asalto, cierta información embarazosa.

¿Qué debería hacer? ¿Cuál es la mejor acción a tomar?

Mi cerebro continuó operando dentro de mi cabeza, mientras Asuna mojaba la toalla húmeda en un recipiente junto a mí. *Plop*, el sonido del agua que estaba siendo desplazada se podía oir.

La toalla fue tomada de vuelta rápidamente, escurrida, y aplicada a mi frente una vez más. La sensación cómoda y fresca dispersó ligeramente el calor recogido en mi cuerpo.

"El efecto de enfriamiento del agua no dura mucho tiempo, pero esta es la única opción. Es mejor que nada."

Viendo a Asuna sonriendo, sólo podía emitir ―― una sola frase.

"Gra...... Gracias. Por ayudarme con esto."

Posteriormente, mis mejillas cambiaron a un tono rosado, y sintiendo este cambio, giré rápidamente mi cabeza hacia el lado, para ver a Asuna sonreír de nuevo.

"No es nada. Debemos ayudarnos unos a otros en un momento de necesidad. Una persona por si sola sin duda se sentiría incómoda, lo entiendo."

En esta clase de momentos.

Eso diría que, Asuna debe haber experimentado este misterioso efecto de estado negativo antes.

"¿Qué tipo de efecto de estado negativo es este......? ¿Ningún tipo de antídoto, así como cristal no funciona en él......?"

Después de mi pregunta, los ojos color avellana de Asuna parpadearon.

Entonces estalló en risas.

"Jajajaja...... Lo-lo siento...... pero...... huff huff...... Siendo así, ¿es tu primera vez?"

"Por...... Por supuesto es la primera vez. Nunca he oído hablar de este efecto de estado."

Le respondí en un tono herido y Asuna se disculpó unas cuantas veces más, mientras remojaba mi cabeza con la toalla húmeda.

"Digo, este efecto de estado negativo, no es ni veneno ni parálisis.... es una enfermedad. Tu pescaste un resfriado."

"¿Res...... resfriado?"

"Um. No es tu avatar, sino tu cuerpo en el mundo real quien se resfrió. En este momento las estaciones deben estar cambiando por allí. Por esta época el año pasado, muchas personas se derrumbaron por esto."

"A...... Ah......"

Yo no podía sino suspirar.

Estaba completamente en mi punto ciego. Sin embargo, esto era realmente posible. Aunque los cinco sentidos del cuerpo estaban completamente aislados, el NerveGear era incapaz de aislar la fiebre y otras molestias físicas. En otras palabras, como dijo Asuna, mi cuerpo real fue lo que me dio tal malestar.

"Es por eso que dije, una frente fría puede hacer que te sientas más cómodo."

Con eso dicho, aparté la vista de Asuna que estaba una vez más mojando la toalla, para determinar la hora. Eran las once y media de la noche.

Desde que me afané y me metí en este hotel alrededor de las seis, Asuna había continuado haciendo esto durante cinco horas.

Utilizando el «equipo de paño humectable» para producir un efecto de enfriamiento, sólo podría durar por cinco minutos como máximo. A pesar de que era muy cómodo, ¿no era una pérdida de tiempo?

De repente, un extraño sentimiento surgió de mi pecho, causando que no tuviera ni idea de qué hacer. En mi estado semiconsciente, no tenía ni idea de lo que significaba este sentimiento.

En su lugar, saqué mi mano de debajo del edredón y sostuve la toalla en mi frente, preparándome para que la mano de Asuna lo tomara.

"¿Que..... ¿Qué pasa?"

Aunque sus palabras se tornaron extrañas, Asuna mantuvo su sonrisa, mientras que por otro lado no pude encontrar palabras para responderle. Yo no entendía lo que estaba haciendo tampoco.

Estaba claro que era así, pero mi boca emitió algunas palabras con voz áspera por su cuenta.

"Basta con esta toalla. En lugar de ello...... sólo tienes que utilizar tus manos para tocar mi frente."

―― ¡¡No te aproveches de mi debilidad!!

Era lo que yo había esperado que ella dijera, pero contrario a mis expectativas, "............Em" Asuna respondió en voz baja.

Apretando mi mano en respuesta, ella usó sus manos frías para rozar el ancho de mi frente con la otra. Dado que mi cuerpo estaba exhausto, mi conciencia se desvaneció gradualmente. La ansiedad de contraer la enfermedad cambió de lugar con una sensación cómoda de seguridad.

Cuando entré en un sueño ligero, por mi oído pude escuchar una canción de arrullo suave.

"Dije, tu...... Kirito...... kun. Está bien si pasas tu resfrío...... a mí. De esa forma, es posible que puedas recuperarte más rápido."

Después de eso, pude sentir una especie de tacto gentil para las mejillas, en la cara con los ojos cerrados.

Quería abrir los ojos para confirmar ―― Obviamente, fui incapaz de hacerlo.


✝✝✝


"............ooh............"

Asuna refunfuño y abrió sus ojos.

La vista entrando a sus ojos no era el blanco del techo de su casa, sino en su lugar, era el negro de un tablero de madera. La cama era dura y la manta era delgada. A pesar de quejarse a sí misma para encontrar una habitación mejor, no estaba en condiciones de salir de la cama.

¿Podría ser ―― un resfriado real?

No, es imposible ser infectado por un virus en el mundo virtual. Los jugadores estaban completamente separados en el mundo real, conectados sólo por medio de cables. Sin embargo, ¡esto es demasiada coincidencia!

El jugador más fuerte en solitario, El «espadachín negro» Kirito, quizás debido a la excelente condición física, así como el cuidado durante la noche de Asuna, se había recuperado. Esto es bueno. Esto es lo suficientemente bueno.

Sin embargo, frente a este cambio, ella no pensó en su propio colapso. Asuna estuvo sentada junto a la cama de Kirito, tarareando una canción de cuna hasta que ella se durmió. Basado en el brillo del sol a través de la ventana, ya era la tarde.

Ella miró hacia otro lado ―― a la silla vacía junto a la cama.

En medio de su mente, recordó que hasta la tarde, Asuna estuvo cambiando el paño húmedo en la frente constantemente. Pero, al ver a Asuna dormida, Kirito probablemente fue a completar su caza diaria.

"Maa...... no hay nada que pueda hacer al respecto."

Ella susurró en voz alta.

A diferencia de Asuna que estaba asociada con un gremio, el jugador solitario Kirito no tenía compañeros de entrenamiento. Si él se perdía un día de caza, requeriría un gran esfuerzo compensarlo. Ella entendía esto, pero...

Para ser honesta, esa sensación de felicidad y calidez todavía no podía detener los sentimientos enterrados de fría soledad. Su cuerpo estaba obviamente caliente, pero en su pecho estaba una frialdad de hielo, ella no pudo evitar que las lágrimas surgieran.

"...... Aaaa...... Esto no pasará...... como se esperaba."

Cerrando los ojos estrechamente, hundió su cabeza en la manta, justo en ese momento ――

De repente, en medio de la sala un vórtice azul brilló. Mientras se emitía un zumbido, una puerta elíptica de dos metros apareció.

"......un Cristal Corredor".

Su cabeza salió de la almohada para decir estas palabras, cuando una figura negra saltó de la puerta.

Por supuesto, este era el «Espadachín Negro» Kirito. Y nadie más. Sin embargo ――

"Te, te dije...... ¿No puedes entrar por la puerta principal......?"

En este punto, Asuna finalmente estuvo consciente que Kirito había traído algo.

Era una gran cubeta de madera. No, debería llamarse tazón.

El tazón estaba llenó de granos blancos que brillaban, reflejando la luz del sol de la tarde.

Después de ver durante unos segundos, ella finalmente se dio cuenta de lo que era.

"Eso....... eso es, ¿nieve......? Pero...... ¿de dónde sacaste eso, en esta temporada?"

Después de aquella pregunta, Kirito colocó cuidadosamente el tazón sobre la mesa, se puso enfrente de Asuna y bajó la cabeza.

"Lo siento, ¡volví demasiado tarde! Tenía la intención de volver antes...... es todo por culpa de ese difícil dragón......"

Las palabras de Kirito le recordaron a Asuna la alta montaña que estaba llena de hielo y nieve. Estaba en la parte superior de una de las colinas que se encuentran en un extremo del quincuagésimo octavo piso. Sin embargo, escalar esa montaña implicaba encontrarse con muchos monstruos a lo largo de la vía montañosa extremadamente larga, y al final del camino, el monstruo jefe regional, el Dragón de Hielo esperaba. Ser capaz de ir allí y volver en dos horas era nada menos que un milagro.

"......Por qué ir tan lejos......"

Kirito no contestó a la pregunta de Asuna, cogió la toalla sobre la mesa y la puso en el tazón con hielo. Al sacarla, la toalla estaba completamente congelada.

"Acuéstate."

Al oír estas palabras, la cabeza de Asuna regresó a la almohada y la toalla congelada fue puesta en su frente. La «Toalla Helada» produce una sensación de enfriamiento mucho mayor que la toalla húmeda.

"Ah...... que cómodo......"

Cuando Asuna sonrió y dijo esto, Kirito tímidamente rió.

Obviamente su frente sentía bastante frío, pero al mismo tiempo ella podía sentir una calidez suave. Asuna parpadeó, luego extendió la mano, y sostuvo la mano que sobresalía de las mangas de la ropa negra.

La mano que Kirito había utilizado para recoger la nieve se había vuelto fría, pero después de sostenerla firmemente por un tiempo la temperatura volvió, así que Asuna la agarró con fuerza.

"Diría...... que esta vez voy a traspasarte mi resfriado."

Al oír esto, Kirito respondió con una sonrisa amarga.

"Entonces esto no tendrá fin."

"¿No es eso bueno? Si tu te derrumbas de nuevo, voy a ir a recoger la nieve y el hielo, y a hacer raspado para que tu puedas comer"

"............Siendo así, el colapso no será tan malo."

Manteniendo una cara sonriente, Asuna cerró los ojos y esperó a ese momento.