FANDOM


Capítulo 9 Editar

Más de un año ya había pasado desde que los Caballeros de la Sangre tomaron la posición del mejor gremio.

Desde entonces, el líder del gremio, el <Hombre de Leyenda>, y la sublíder Asuna el <Destello> fueron reconocidos como dos de los mejores guerreros de Aincrad. Ahora yo tenía la oportunidad de ver a Asuna, que había terminado de entrenar las habilidades necesarias como una esgrimista, luchar contra un monstruo normal.

Estábamos actualmente en medio de una pelea, y el enemigo era un esqueleto espadachín llamado <Siervo Demoníaco>. Era de más de dos metros de altura, rodeado por una misteriosa luz azul, y tenía una enorme espada recta en su mano derecha con un escudo redondo de metal en su izquierda. Por supuesto, no tenía ni un solo músculo, sin embargo, a pesar de eso su estadística de fuerza era muy alta, lo que lo hacía un monstruo difícil de combatir.

Sin embargo, Asuna no retrocedió en contra de él.

—¡Hrrrrgrrrr!

Con este grito extraño, el esqueleto blandió su espada varias veces dejando una línea de luz azul a su paso. Era una habilidad de cuatro golpes combinados: <Cuadrado Vertical>. Mientras yo miraba ansiosamente desde unos pasos hacia atrás, Asuna pasaba de izquierda a derecha, esquivando con elegancia todos los golpes.

Incluso si se trataba de una situación 2 contra 1, no podríamos luchar ambos al mismo tiempo cuando teníamos que enfrentar a un enemigo bien armado. No era una prohibición del sistema, pero cuando dos personas estaban demasiado juntas en una lucha donde las espadas se blandían de un lado a otro a velocidades más rápidas de lo que el ojo podía seguir, se convertía más en un obstáculo que una ayuda. Así que cuando estás en una party, una habilidad que requiere un alto nivel de trabajo en equipo llamado <cambio> se utilizaba.

Después de su apogeo, el último golpe de los cuatro falló, y la postura del Siervo Demoníaco perdió un poco el balance. Asuna no perdió esta oportunidad y fue directamente a un contraataque.

Los golpes de la espada plateada aterrizaron uno tras otro, todos espectacularmente golpeando a su objetivo, y disminuyendo el HP del esqueleto. Cada golpe individual no infringía mucho daño, pero el número de golpes fue abrumador.

Después de ser golpeado por tres impulsos cortos, la guardia del esqueleto subió ligeramente, y Asuna cambió su estilo al atacar sus piernas en dos ocasiones. Luego, con la punta de su brillante hoja de un blanco cegador, envió dos fuertes golpes arriba y abajo.

Fue una combinación de ocho golpes. Lo más probable es que era la habilidad de espada de alto nivel llamado <Estrella Esparcida>. Golpear con precisión al esqueleto con su fina hoja, que era generalmente ineficaz contra tales enemigos, fue una demostración de habilidad increíble.

La fuerza que había reducido aproximadamente un treinta por ciento el HP del esqueleto también fue increíble, pero yo estaba perdido dentro de la elegancia de la actual jugadora. Esto debe ser lo que quieren decir por espada danzante.

Asuna me gritó, quien estaba allí de pie torpemente, como si ella tuviera ojos en la parte trasera de su cabeza.

—¡Kirito, cambio!

—¡Ah, está bien!

Me apresuré a levantar la espada, y al mismo tiempo, Asuna realizó una fuerte apuñalada.

El esqueleto desvió el golpe con el escudo sostenido por su mano izquierda y brillantes chispas volaron por el aire. Pero eso fue un resultado ya esperado. El enemigo se quedó atónito por un momento, después de protegerse contra el ataque fuerte, incapaz de hacer frente de inmediato.

Por supuesto, Asuna se sorprendió también después de bloquearon su ataque, pero la <brecha> era lo importante.

De inmediato corrí con una habilidad tipo embiste. Hacer un punto de quiebre a propósito en medio de una pelea e intercambiar los lugares con un compañero de equipo era lo que se llamaba <cambio>.

Después de asegurarme que Asuna había salido del alcance, cargué ferozmente contra el enemigo. A menos que seas un maestro como ella, los ataques normales de corte eran los más eficaces contra los oponentes que tenían más <brechas> que este Siervo Demoníaco. En este escenario, el más eficaz serían las armas de tipo impacto como los mazos. Pero yo, y más aun Asuna, no teníamos ninguna habilidad de tipo impacto.

El <Cuadrado Vertical> que usé para golpear al enemigo las cuatro veces redujo gran parte de su HP. El esqueleto reaccionó lentamente. Esto se debía a que la IA de los monstruos tiene una tendencia a perderse un instante antes de responder cuando el patrón del atacante cambia de repente. Ayer, tuve que invertir mucho tiempo y esfuerzo para que esto sucediera con el Hombre Lagarto, pero cuando tienes a un compañero de equipo, un cambio era todo lo que necesitabas. Esta era la mayor ventaja de luchar en una party.

Detuve el contraataque y di comienzo a una importante habilidad para poner fin a la batalla. Lancé un fuerte golpe descendente a la derecha, luego giré mi muñeca y la balanceé hacia atrás de nuevo, volviendo a trazar la trayectoria, yendo con un movimiento similar a la de un swing de golf. Cada vez que la espada golpeaba el cuerpo del enemigo, que estaba hecho completamente de huesos, se oía el ruido del impacto y un flujo de luz naranja aparecía.

El esqueleto levantó su escudo para bloquear el golpe que pensaba que iba a venir desde arriba, pero fui en contra de sus expectativas y lo embestí con el hombro izquierdo. Luego lancé un giro vertical en el tambaleante esqueleto, y sin pausa lo embestí de nuevo, esta vez con mi hombro derecho. Era una habilidad que se superaba el problema de los ataques fuertes encadenados al combinarlos con tacleadas: <Quiebre de Meteoro>. No es por presumir, pero era una habilidad que requería habilidades de lucha sin armas, así como habilidades con espadas de una sola mano.

El HP del enemigo recibió un gran golpe por todos los ataques y ahora se encontraba en la zona roja. Puse toda la fuerza de mi cuerpo detrás del último corte horizontal del combo de siete golpes. La espada voló directamente hacia el cuello del esqueleto, dibujando un arco brillante. El hueso se rompió con un chasquido y como el cráneo voló por el aire, el cuerpo cayó al suelo como una marioneta que le habían cortado todas sus cuerdas.

—¡¡Ganamos!!

Asuna me dio una palmada en mi espalda, donde mi espada estaba ahora.

Dejamos la distribución del ítem a un lado y comenzamos a caminar de nuevo.

Hasta ahora, habíamos luchado cuatro veces con monstruos, pero lo hicimos casi sin que nos infringieran ningún daño. Debido a que el estilo de Asuna implicaba lanzar golpes cortos, mientras que mi estilo se extendía a grandes habilidades, esto forzaba el IA del monstruo – en el sentido de los algoritmos, no del actual procesamiento de habilidades del CPU – y permitía que nuestras habilidades se armonizaran bien. Probablemente no haya una gran diferencia en cualquiera de nuestros niveles.

Caminamos con cuidado por el magnífico pasillo que estaba llena de pilares. No había ninguna posibilidad de ser emboscado con mi habilidad de escaneo, pero el eco de nuestros pasos seguía molestándome. No había ninguna fuente de luz en el laberinto, pero el entorno despedía un tenue y misterioso resplandor, por lo que podíamos ver muy bien.

Inspeccioné cuidadosamente el pasillo, que reflejaba una suave luz azul.

El piso de abajo era un laberinto hecho de piedra caliza de color marrón rojizo. Pero cuando subimos, los alrededores estaban hechos de una clase de piedra que despedía una luz azul casi pegajosa. Los pilares estaban grabados con impresionantes pero escalofriantes imágenes, y un canal de agua poco profunda corrió por nuestros pies, cubriendo el suelo. Podrías decir que la atmósfera en general se había hecho <más pesada>. No había muchos espacios vacíos que quedaran ahora en el mapa. Si mi suposición era correcta, entonces el área delante de nosotros era muy probablemente–

Al final del pasillo, un par de puertas azul grisáceas estaban esperando por nosotros. Las tallas en la puerta eran similares a los de los pilares. Incluso si todo era un mundo hecho únicamente de datos, un aura inexplicable se filtró de esas puertas.

—¿...es, ese...?

—¿Lo más probable...? Es la sala del jefe.

Asuna tomó la manga de mi abrigo con fuerza.

—¿Qué debemos hacer...? Con sólo mirar debería estar bien, ¿verdad?

En contraste con estas valientes palabras, su voz sonaba inquieta. Incluso si ella era una espadachín de primera clase, parecía que todavía encontraba este tipo de cosas espeluznante. Bueno, era de esperarse realmente. Yo también tenía miedo.

—...bueno, vamos a preparar un ítem de teletransportación por si acaso.

—Sí.

Asuna asintió y sacó un cristal azul de su bolsillo. Preparé mi ítem también.

—¿Lista...? Voy a abrirla...

Con mi brazo derecho bien agarrado por Asuna, toqué la puerta de hierro con la mano izquierda que sostenía el cristal. Si este fuera el mundo real, mis palmas estarían empapadas de sudor en estos momentos.

Mientras lentamente ponía más fuerza en mi mano, la puerta, que parecía ser al menos el doble mi estatura, se abrió con una sorprendente facilidad. Una vez que comenzaron a moverse, las dos puertas se abrieron tan rápido que quedamos un poco desconcertados. Cuando Asuna y yo nos quedamos allí aguantando nuestras respiraciones, las enormes puertas terminaron de moverse con un último estruendo y nos reveló lo que había dentro.

–O eso creíamos; adentro estaba totalmente oscuro. La luz que llenaba el pasillo en donde estábamos no parecía llegar al final de la habitación. La densa y fría oscuridad no revelaba nada, no importaba lo mucho que intentáramos mirar.

—...

Tan pronto como abrí mi boca, dos fuegos blanco azulados se prendieron en lo más lejano, luego otro par y otro par.

Whoooooosh... Con este sonido continuo, un camino que conducía hacia el centro de la habitación se completó en un abrir y cerrar de ojos. En su extremo, un pilar más grande de fuego ardía hacia arriba, y la habitación rectangular se llenó con una luz azul. Era bastante espaciosa. Parecía que todo el espacio en blanco en el mapa había sido esta habitación.

Asuna se colgó de mi brazo derecho como si fuese para mantener a raya su nerviosismo, pero yo no tenía suficiente espacio en mi cabeza para disfrutar de esa sensación. Esto fue porque, justo detrás del pilar de fuego, una enorme forma comenzó a aparecer.

El enorme cuerpo estaba cubierto de abultados músculos. Su piel era azul oscuro, y la cabeza que descansaba sobre su pecho no era la de un hombre, sino la de una cabra montés.

Dos cuernos curvados estaban colocados en ambos lados de su cabeza. Sus ojos, también de un brillante azul ardiente, estaban fijos en nosotros. Su parte inferior del cuerpo estaba cubierto de un pelaje azul marino y no se podía ver muy claramente detrás del fuego, pero parecía que también era la de un animal. Poniéndolo simple, era un demonio en cada sentido de la palabra.

Había una buena distancia desde la entrada hasta en medio de la habitación donde se encontraba. A pesar de ello, nos quedamos congelados en el lugar, incapaces de mover un solo músculo. De todos los monstruos contra los que habíamos luchado hasta ahora, este era el primero con forma de demonio. Era algo a lo que me había acostumbrado en los incontables RPGs que había jugado. Pero ahora que realmente lo vi, no pude contener el temor que se precipitó desde el interior de mi cuerpo.

Con indecisión enfoqué mi mirada y leí las palabras que habían aparecido: <El Ojibrillante>. Era, sin duda, el jefe de este piso. El “El” delante de su nombre era prueba de ello. Ojibrillante – ojos que brillaban.

En cuanto leí esto, el demonio azul de repente comenzó a agitar su largo hocico y empezó a gritar. Los fuegos azules se sacudían violentamente y las vibraciones atravesaron el suelo de la habitación. Ardientes respiraciones brotaron de su nariz y boca cuando elevó su espada. Entonces el demonio azul comenzó a cargar directamente hacia nosotros a una increíble velocidad – haciendo que la tierra temblara – sin darnos tiempo de ni siquiera pensar.

—¡Ahhhhhhhhhhhhhhh!

—¡Kyaaaaaaaaaaaaaa!

Cuando empezamos a gritar al mismo tiempo, hicimos un giro de ciento ochenta grados y corrimos tan rápido como pudimos. Sabíamos que, en teoría, el jefe no podía salir de su habitación, pero nosotros no podíamos quedarnos allí. Confiando nuestros cuerpos a las estadísticas de destreza que habíamos entrenado hasta ahora, corrimos como una ráfaga de viento por el pasillo.


Traducción:

http://chibi-chibi-fansub.phpbb-foro.org/

http://lanove.blogspot.com/