FANDOM


El Reno de la Nariz Roja Editar

Aincrad 46° Piso, Diciembre 2023

Parte 1 Editar

El «Vorpal Strike» destelló a través de la oscuridad, y con su luz de color sangre provocó que las barras de HP de dos monstruos gigantes tipo insecto llegaran a cero.

Confirmando con mi visión periférica que los polígonos se habían dispersado, saqué mi espada justo cuando me pude volver a mover, y me giré para bloquear el ataque de una gran mandíbula afilada. Entonces utilicé la misma «Sword Skill» para acabarlo; haciendo un chillido antes de inclinarse hacia atrás y morir.

Esta habilidad de ataque pesado de una mano apareció por primera vez en mi lista apenas hace tres días, cuando mi habilidad con la espada de una mano alcanzó el nivel 950, y fue sorprendentemente conveniente. A pesar que la habilidad tenía un largo tiempo de enfriamiento que inmovilizaba al jugador, su alcance era el doble que el verdadero de la espada; y el hecho de que su poder era comparable al de un arma de asta pesada de dos manos, era más que suficiente para compensar sus deficiencias. Por supuesto, si la usaba en batalla contra otros jugadores, ellos leerían el momento exacto inmediatamente. Pero los movimientos simples de los monstruos debido a la I.A. que estos no podrían enfrentarla. Simplemente puedes repetirla indefinidamente y mandar a volar a los grupos de enemigos con efectos de luz rojo oscuro.

Habiendo dicho eso, después de luchar continuamente durante una hora bajo la débil luz de la antorcha, sentí claramente que mi concentración disminuía. Ya no podía reaccionar y hacer frente a sus enormes fauces, o al moco acido tan bien como antes. A pesar de que atacaban en grandes números, estos monstruos no eran debiluchos. Este entorno estaba sólo tres pisos por debajo de las líneas frontales en el piso 49, y esos eran monstruos muy poderosos. Aun así, esto estaba dentro del margen seguro cuando consideras las diferencias de nivel, si una horda masiva de estos monstruos me fueran a atacar y me rodearan: mi HP rápidamente caería a la zona amarilla.

Para enfrentar esos peligros y venir a un piso que ya había sido despejado, sólo podría haber una razón. Este lugar era la forma más rápida y eficiente de ganar puntos de experiencia de todos los lugares de entrenamiento actualmente conocidos. Esas enormes hormigas que brotaban de las cuevas alrededor del acantilado de aquí tenían un alto poder de ataque, pero tanto su HP como su defensa eran muy bajos. Mientras pudieras continuar evadiendo sus ataques, rápidamente podrías derrotar a un montón de esos monstruos. Pero como mencioné antes, una vez bajo el ataque y rodeado, tal vez ni siquiera lograrías mantener tu terreno, lo que te llevaría a la muerte, así que esta área no podía ser vista como una cómoda zona de entrenamiento para jugadores solistas. Debido a que este es un lugar tan popular, cada grupo sólo tiene permitido cazar una hora. Yo era el único jugador solista aquí. Incluso ahora, hay rostros familiares de varios gremios alineados en la entrada del valle. Debería haber una fila de expresiones aburridas, que lucían como si estuvieran sofocados. Si era sólo impaciencia, eso estaría bien. Pero los jugadores con un fuerte espíritu de equipo pensarían de mí como "el idiota más fuerte" o “Beater sin ley” pero obviamente yo no sabría sobre eso.

Mi reloj al lado izquierdo mostraba 57 minutos. Decidí terminar después de erradicar la siguiente oleada de monstruos. Tomé un gran respiro y esperé, para exprimir la última gota de concentración.

Mientras las hormigas se aproximaban desde diestra y siniestra, encaré a la que estaba a la derecha, y lancé una daga para detener su movimiento antes de matar al de la izquierda con la técnica de triple ataque, «SharpnaiI». Entretanto me giraba, usé «Vorpal Strike» para acabar con las grandes fauces abiertas de otra Hormiga. Durante el enfriamiento de la técnica, usé el guante en mi mano izquierda para limpiar el acido verde que me había golpeado. Con un sonido de quemadura acida, mi Barra de HP se redujo, y luego pareé el suelo y salté muy alto. En el aire, corté la parte más débil del abdomen de la Hormiga y la maté. Para las últimas dos usé la mitad de la técnica encadenada más larga que conocía, una cadena de seis golpes, para derrotarlas. Antes de que el siguiente conjunto de Hormigas aparecieran desde sus nidos, me precipité a escapar al instante.

Después de correr los 30 metros, a través del valle de hormigas, en cinco segundos; me lancé fuera de la pequeña entrada antes de por fin tomar un respiro. Jadeando por aire fresco, me preguntaba si este dolor sólo era mental o si mi cuerpo real también dejaba de respirar. En cualquier caso, sentí mi estomago acalambrarse, y sin lograr soportar este grado de nauseas, caí como un trapo sobre el congelado suelo invernal.

El sonido de muchas pisadas llegó a mis oídos mientras yacía en el suelo. Pese a ser personas que conocía, ni siquiera podía decirles hola. Moviendo mi mano derecha sin energía para ofrecerles avanzar, escuché entonces una voz ruda y un gran suspiro.

— Mi nivel y el de ustedes ya se ha distanciado, así que no me uniré hoy a la acción. Escuchen. No dejen que la formación circular colapse, y sean constantemente consientes de las personas a su alrededor. Asegúrense de no actuar tímidamente si se encuentran en peligro, solo grítenme por ayuda. Y también, huyan de inmediato cuando la reina aparezca.

Después de recibir las indicaciones de su líder, seis o siete personas respondieron con un "¡Sí!" o "¡Ho!", y las pisadas crujientes se alejaron gradualmente. Respiré con pesar unas cuantas veces, y cuando por fin conseguí que mi respiración estuviera bajo control, me levanté con mi mano derecha y me apoyé sobre un árbol cercano.

— ¡Atrápalo!

Agradeciendo atrapé la poción de curación, quité el corcho con mi pulgar, y la bebí ávidamente. Aun cuando que el sabor llevaba una pizca de ácido jugo de limón, lo consideré delicioso. Tiré la botella vacía al suelo, observando la emisión de una pequeña luz roja mientras desaparecía, y alcé la vista.

Klein, que era el líder del Gremio «Fuurinkazan» que había conocido al comienzo de este Juego de Muerte en SAO, todavía usando su vulgar pañoleta, abrió la boca que estaba encima de su desaliñada barba y dijo:

—Kirito, no importa como lo pongas, esto es más que absurdo. ¿Exactamente a qué hora viniste aquí hoy?

—Eh... alrededor de las 8 p.m.

Después de que respondí con una voz ronca, Klein mostró una exagerada expresión de insatisfacción.

—Oye, oye, ya son las dos de la mañana, ya has estado aquí por seis horas. En esta clase de peligrosa zona de entrenamiento, si agotas tu fuerza sería una muerte instantánea.

—Está bien. Puedo descansar por dos horas mientras espero.

— ¡¿Si nadie viene entonces planeas seguir peleando?!

—Es por eso exactamente que escogí esta hora en particular para venir. Si viniera durante el día entonces tendría que esperar cinco o seis horas.

Klein mezcló el sonido de estar atónito con la frase "Idiota". Luego desenvainó su katana de su cintura, y se sentó pesadamente enfrente de mí.

—Bueno, con respecto a tu fuerza, desde el primer día de SAO la comprendí sin ninguna duda...

¿Cuál es tu nivel ahora?

Ser capaz de mantener en secreto las estadísticas tales como el nivel era la mayor seguridad de un jugador. No preguntar, por lo tanto, era una regla no hablada en SAO. Pero hasta ahora no había razón para esconderlo de Klein, así que respondí honestamente.

—Hoy llegué al nivel 69.

La mano que estaba frotando su barbilla se detuvo de repente, y los ojos que estaban medio cubiertos por la pañoleta se abrieron ampliamente en estado de shock.

—... Oye, ¿hablas en serio? Desde cuándo estás diez niveles por encima de mí... no lo entiendo. Últimamente tu velocidad para subir de nivel ha sido demasiado inusual. Tuviste que haber estado entrenando incluso a estas horas del día, cuando las áreas de entrenamiento están escasamente pobladas con algunos jugadores. ¿Por qué tienes que ir tan lejos? No quiero oír nada de... "Para terminar el juego". Incluso si te vuelves más fuerte por tu cuenta, el ritmo de avance aún se determina por los gremios fuertes como KoB.

—No te preocupes por mí, me he convertido en un maniático del entrenamiento. Sólo conseguir puntos de experiencia me hace sentir bien.

Viéndome decir eso con una sonrisa desvergonzada, Klein la contrarrestó poniendo una expresión seria.

—No bromees... incluso yo sé cuán exhaustivamente monótono es esto. Jugar como solista es increíblemente exigente para la mente... incluso si tu nivel es cercano al 70, estar solo en esta área definitivamente no es seguro. Quieres tomar riesgos, pero también debes tener un límite.

¿Cuál es el punto de subir nivel en un lugar como éste donde puedes morir en cualquier momento?

«Fuurinkazan» es un gremio formado a partir de un núcleo de amigos de Klein desde antes de SAO. Sus miembros son una banda a la que no le gusta entrometerse innecesariamente, y su líder, Klein, no es la excepción.

Este tipo es una buena persona, pero para que esta clase de hombre se esté preocupando tanto por un beater anónimo como yo, me temo que eso podría ser porque él tiene qué, dado que puedo entender cuál es su razón. Para ayudar a Klein, que no es muy bueno con las palabras, abrí mi boca con una sonrisa.

—Está bien, ya no necesitas pretender estar preocupado. Quieres saber si mi objetivo es el Monstruo Especial, ¿cierto?

El Monstruo Especial es configurado para ser un monstruo para completar una misión. Aparecerá ya sea una vez cada tantos días o algunas veces horas, pero de vez en cuando emergerá una unidad con una fuerza similar a la de un monstruo jefe, así que por supuesto la fuerza no es una broma. Por lo tanto, para derrotarlo, los jugadores formarán grupos, en general, tan grandes como los que tienen al Jefe por objetivo.

Klein francamente reveló una dura expresión y se frotó su mandíbula.

—... Yo no estaba tratando descubrir eso en particular...

—Ya no tienes que esconderlo. El hecho que tú compraras información a Argo, con respecto a mi adquisición de noticias sobre el Jefe Navideño... esta información yo también la compré de ella.

— ¡¿Qué dices?!

Klein abrió sus ojos ampliamente y se quedó sin habla.

— Esa Argo... su apodo, La Rata, no es sólo porque sí.

—Esa chica vendería cualquier información, incluso sus propias estadísticas. De cualquier forma, sabemos que el objetivo de cada uno es el Jefe Navideño, y ya he comprado toda la información actual que puede ser adquirida de un NPC. Así, deberías saber que obtendré puntos de experiencia de esta manera indefinidamente y no importa que clase de consejos intentes darme, no tendré razones para detenerme.

—Ah... mi culpa. Eso es algo que yo también rechazaría.

Klein removió su mano desde su barbilla y se rascó la cabeza, continuando.

—Son 5 días hasta la víspera de navidad... y en cada gremio es lo mismo, todos ellos quieren incrementar su habilidad de combate antes de la aparición del Jefe, incluso si es sólo un poco. Pero en este tipo de noche helada, idiotas que se encierran solos en áreas de entrenamiento son raros. Afortunadamente nuestro gremio tiene casi diez personas, tendríamos buenas oportunidades incluso si nuestro objetivo fuera el Jefe. Sabes, como es un Monstruo Especial que solo aparece una vez al año, esto no es algo que puedas cazar solo.

—...

Sin lograr objetar, bajé mi mirada hacia el silvestre pasto seco color café claro...

Un año después de que SAO empezara, antes de la segunda navidad, un rumor comenzó a esparcirse por todo Aincrad. Hace un mes, los NPCs en cada piso empezaron a hablar sobre la misma misión.

Se decía que en el Mes del Sagrado, durante la media noche del 24 de diciembre, en algún bosque bajo las ramas de un enorme árbol, el legendario monstruo «Nicholas, El Renegado» aparecerá. Si puedes derrotarlo, conseguirás todo el tesoro del gran saco que carga en su espalda.

Incluso para los gremios fuertes que únicamente andan por los calabozos, mostraron esta vez gran interés. Ellos entendieron que el tesoro, vale decir, dinero y armas raras ayudarán bastante durante las luchas contra los Jefes de cada piso. Si decimos que este es el sistema SAO, el cual hasta ahora solo ha tomado cosas de los jugadores, dando regalos de buen corazón, ¿cómo entonces alguien no podría aceptarlo?

Pero un jugador como yo no tenía, al principio, interés en este rumor. Incluso sin que Klein lo dijera, yo ya sabía que este oponente no era un rival para un mero jugador solista. Y además, con el dinero conseguido por el avance del juego; si yo quería, incluso podría comprar una casa. Más importante, yo no quería, como resultado de pelear contra el Monstruo Especial con el que todos querían luchar, volverme famoso, y conseguir atención innecesaria.

Pero hace dos semanas... mis sentimientos hicieron de pronto un giro de 180 grados después de escuchar una información de un NPC. Después de eso, entre en este popular terreno de caza todos los días, bajo las risas de otros, y subí de nivel como loco.

Klein, que había seguido estando en silencio conmigo, dijo en voz baja:

—Así que está relacionado con esa información después de todo... El «Artículo de Resurrección».

—... Sí.

Ahora que la conversación había llegado tan lejos, ya no había necesidad de esconderlo. Después de admitirlo con calma, suspiré numerosas e incontables veces, y reprimí las palabras.

—Entiendo tus sentimientos... yo nunca pensé que en realidad hubiera tal artículo de ensueño. La bolsa de Nicholas contiene un legendario objeto que puede traer al muerto de vuelta a la vida... Pero... como la mayoría de las personas, creo que sólo era una mentira. O en vez que llamarla una mentira, quiero decir, podría ser un comentario restante de los NPCs de cuando SAO era tan solo un VRMMO normal... es decir, originalmente, este objeto hubiera revivido a las personas sin las condiciones de la «Pena de Muerte». Pero, en el SAO de ahora no hay tal cosa. Sólo hay una penalización, y esa es, la vida del jugador. Yo no quería recordar ese evento, pero esto fue dicho el primer día en el claro por ese tipo Kayaba."

Recordé el tutorial del primer día del incidente por el falso GM de Akihito en ese claro y lo que dijo. Un jugador al que su HP llegara a cero desaparecerá de este servidor y nunca regresará a su cuerpo físico.

Yo no siento que ese discurso fue una mentira, pero... incluso así...

—No hay nadie que pueda confirmar, que la muerte en este mundo es equivalente a una muerte auténtica.

Dije esas palabras como si quisiera argumentar. Justo entonces, Klein arrugó la nariz y aplastó mis palabras:

— ¿Vamos a morir y regresaremos al otro lado en realidad vivos, y Kayaba nos encarará y nos dirá mentí? Basta, esta pregunta se resolvió hace un año. Si fuera este tipo de broma enfermiza, entonces tan solo quítenle el Nerve Gear a todos, y con eso se acabaría este incidente. Ya que no podemos hacer eso, este juego de muerte es verdad. Cuando la HP llega a cero, el Nerve Gear se volverá un horno de microondas y freirá tu cerebro. Si no fuera así, entonces esas personas que fueron asesinadas por esos bastardos y monstruos, gritando “No quiero morir” mientras desaparecían, ¿Qué significado tiene todo eso?

— ¡Cállate!

Gritando lo suficientemente fuerte para sorprenderme a mí mismo, interrumpí el discurso de Klein.

—Si en verdad crees que yo ni siquiera entiendo este tipo de cosas, entonces no tengo nada que decirte... De hecho, Kayaba dijo eso el primer día, pero, hace tiempo, incluso el líder de la vanguardia de las líneas frontales, el líder de KoB, Heathcliff, dijo esto: Siempre y cuando haya aunque sea un uno por ciento de posibilidades de salvar la vida de un compañero, entonces deberíamos hacer nuestro mejor esfuerzo para perseguir esa oportunidad, y aquellos que no pueden hacer esto no merecen ser parte de cualquier grupo. Incluso a pesar de que no me agrada ese tipo, lo que él dijo es correcto. Yo actualmente estoy buscando esa oportunidad. Supón que aquellos que murieron en este mundo no han regresado al mundo real, ni tampoco han muerto en realidad, y en vez de eso fueron transferidos a algún tipo de área reservada, esperando el resultado final de este juego. Entonces, hemos establecido una razón para el «Artículo de Resurrección».

Con una gran fluidez de palabras raramente vista en mí, expuse este escenario que tan solo acababa de imaginar para sostenerme. Klein hizo a un lado su enojo, y en su lugar me miró con lástima.

— ¿Es así?

El sonido que acababa de emitir fue completamente diferente de antes, muy calmado.

—Kirito... tú aún no lo has olvidado, ¿Eh?, lo de tu último gremio... ya casi ha pasado medio año desde entonces...

Giré mi cabeza, y escupí algunas palabras para defenderme.

—Deberías decir, ¿cómo podría haberlo olvidado después de sólo medio año...? Todos murieron, excepto yo...

—Se llamaba «Gatos Negros de la Luna Llena», ¿cierto? Ellos ni siquiera era un gremio de avance, sin embargo aun así fueron un sitio cercano a las líneas frontales, y al final algunos ladrones causaron una trampa de alarma. Eso no fue tu culpa, y nadie te recriminaría por eso. En lugar de eso, deberías ser elogiado por ser capaz de sobrevivir.

—No es así... Fue mi culpa. Ya fuera que los detuviera de ir a las líneas frontales, decirles que ignoraran el tesoro, o asegurarme que todos escaparan tan pronto como la alarma se activara; todo eso debería haber sido capaz de hacer.

...Si no hubiera escondido mi nivel de habilidad de mis compañeros. El dolor que llegaba por no decirle a Klein esta verdad estaba punzando implacablemente mi pecho. Y antes de que el usuario de la katana dijera cualquier palabra de aliento inusual en él, me forcé a terminar el resto de mis palabras:

—De hecho, puede que ni siquiera exista un uno por cierto de posibilidad. Pero ya sea que la probabilidad de encontrar al Christmas Jefe, o derrotarlo solo y que el objeto de resurrección exista, o de las consciencias de los muertos hayan sido preservadas... todo eso es como encontrar un grano de sal en un desierto. Sin embargo... Sin embargo, no son nulas. Y ya que no son nulas, tengo que dar mi mayor esfuerzo. Por otra parte... Klein, no hay manera que tú pases por todo esto sólo por dinero, ¿verdad? Así que lo usarás como una razón para hacer esto igual que yo, ¿cierto?

En respuesta a mi pregunta, Klein sopló, respondiendo mientras apoyaba la funda en el piso.

—No soy tan soñador como tú. Es sólo que... antes, yo también tenía un amigo que fue eliminado. Si no hiciera todo lo que puedo por él, entonces no seré capaz de dormir por la noche...

Viendo al Klein que se ponía de pie, di una ligera sonrisa.

—Así que es lo mismo.

—No es lo mismo. Nuestro principal objetivo aún es el tesoro, poniendo de lado lo que acabamos de hablar... con sólo ese grupo de personas, sería malo si una Hormiga gigante apareciera. Iré a revisar la situación.

—Sí, sí.

Ligeramente asintiendo con mi cabeza, cerré mis ojos y me apoyé profundamente contra el tronco del árbol. Las palabras susurradas del usuario de la katana flotaron sobre mí.

—Y, estoy preocupado por ti. No es sólo para reunir información, tonto. ¡Si mueres por ser temerario en este tipo de lugar, ciertamente no usaré el objeto de resurrección en ti!"

Parte 2 Editar

—Gracias por tu preocupación. Entonces con respeto lo aceptaré. Por favor protégenos hasta que lleguemos a la salida.

Esta fue la primera oración que el líder del Gremio «Gatos Negros de la Luna Llena», Keita, me dijo.

Cinco meses han pasado desde el atardecer del verano cuando el juego de muerte llamado SAO comenzó. Para juntar material para armas, me había aventurado al laberinto diez niveles por debajo de la actual línea frontal.

Como un Beater, tuve que precipitarme desde el principio, utilizando mi experiencia como un Jugador Beta. Adoptar un enfoque de un rudo jugador solitario, me permitió ganar puntos de experiencia muy eficientemente, alcanzando un punto donde incluso podía derrotar monstruos de la línea frontal solo. De este modo, cazar en mi actual nivel era tan fácil y relajante que se volvió una tarea aburrida. Por evitar otros jugadores, fui capaz de obtener el conjunto completo de la cantidad requerida de materiales en dos horas. Mientras me estaba preparando para moverme hacia en dirección a la salida, me encontré con un grupo retirándose y un enorme grupo de monstruos persiguiéndolos.

Como un jugador solista, inmediatamente tuve la opinión de que el grupo estaba totalmente desbalanceado. Dentro del grupo de cinco jugadores, el único jugador que podía asumir un rol delantero era un tipo cargando un mazo y un escudo. Los otros sólo eran un ladrón equipado con una daga, un usuario de bastón que cargaba uno de dos manos y dos usuarios de lanza larga. Sin embargo cuando el HP del usuario del mazo fue reducido drásticamente, no hubo nadie más que pudiera substituirlo. Como resultado, este tipo de grupo sólo podía retirarse lentamente.

Para determinar el estado de todos, revisé su HP. Aparentemente, era más que suficiente para que se retiraran a salvo a la salida. Sin embargo, eso ya no sería suficiente si se encontraban con otro grupo de monstruos en medio de la retirada. Después titubear un poco, salí del camino en el que estaba escondido y le hablé al usuario del bastón, el cual parecía ser el líder.

— ¿Quieres que ayude con apoyo a la delantera?

El usuario del bastón miró hacia mí con sus ojos ampliamente abiertos y asintió con su cabeza después de un momento de vacilación.

—Entonces, perdón por causarte problemas, pero por favor retírate inmediatamente si hay cualquier peligro.

Asentí con mi cabeza en respuesta y saqué una espada de mi espalda antes de gritar detrás del usuario del mazo para intercambiar. Así, me precipité al asalto del monstruo.

Los enemigos eran un grupo de trasgos que yo había derrotado en número justo un momento antes, cuando cazaba solo. Estos monstruos podían ser rápidamente derrotados si iba con todo con mis habilidades con la espada. Incluso si era incapaz de defenderme en contra de los ataques, podría aguantar por un largo tiempo al depender de mi habilidad «Battle Healing» para recobrar mi HP. Sin embargo, me preocupé al instante. A pesar de que yo no le tenía miedo a los trasgos, estaba profundamente preocupado por los pensamientos de esos jugadores detrás de mí.

En general, que los jugadores de alto nivel causaran grandes disturbios mientras entrenaban en los niveles inferiores era considerado de malos modales. Si persistía por un periodo de tiempo, el jugador recibiría una dura reprimenda cuando una petición fuera hecha a un gremio de los niveles superiores para resolver eso. El jugador terminaría siendo reportado en la lista del periódico de jugadores con mala etiqueta y sería sujeto a un sin número de castigos. A pesar de que no debería ser un problema mientras lo consideras una situación de emergencia, me hizo preocuparme. Si no lo manejaba apropiadamente, ellos me etiquetarían como un Beater en vez de mostrar gratitud.

Por eso, intencionalmente prolongué el tiempo requerido, para derrotar al grupo de trasgos al limitar el uso de mis habilidades. En ese momento, aun no era consciente de que esa decisión daría lugar a un error irreparable.

Todo el grupo de trasgos fue por fin derrotado después de varias rondas de rotación con el usuario del mazo, que había estado constantemente reponiendo su HP con pociones. Fui sorprendido cuando este desconocido grupo de jugadores comenzó a celebrar ruidosamente. Se estaban dando mutuamente un choque de mano regodeándose por la victoria.

A pesar de que me sentí desorientado, aún puse una sonrisa, mientras les daba la mano a todos. La única jugadora en el grupo, una usuaria de lanza de cabello negro, sostuvo mi mano al final con ambas manos mientras repetidamente me decía entre lágrimas:

—Gracias... Muchísimas gracias. Estaba en verdad aterrada... Cuando viniste a rescatamos estaba en verdad feliz. Realmente aprecio tu ayuda.

Oyendo tales palabras mientras veía el fluir de las lágrimas, hubo esta indescriptible emoción recorriendo mi pecho. Recuerdo que en ese momento cuando los ayudé, se sentía muy bien que fui lo suficientemente fuerte para lograr hacerlo.

A pesar que había sido un jugador solitario desde que el juego comenzó, ésta no era mi primera vez ayudando a otros grupos en las líneas frontales. Sin embargo, en un grupo estratégico, es un entendimiento táctico suponer que nos ayudemos entre nosotros en el campo de batalla. Ya que habría un día cuando a cambio yo necesitaría ayuda, auxiliaría a otros sin esperar nada a cambio. Además, aquellos siendo ayudados sólo darían un breve saludo a cambio. Ésta era la mejor forma de manejar rápidamente el silencio post-batalla antes del inicio del siguiente combate. Ese simple raciocinio existía como una manera para que uno se fortalezca continua y eficientemente.

Sin embargo, los «Gatos Negros de la Luna Llena» eran diferentes. Todo el equipo fue embargado por una gran alegría solo por una ronda de victoria en batalla, y complementaban mutuamente los esfuerzos de todos. Se parecían al sonido de las trompetas de victoria al final de un juego RPG hecho por aficionados, cuando les propuse acompañarlos a la salida. Eso fue probablemente influenciado por la atmosfera casi familiar que había entre ellos. Descrito mejor, sentí que eran en realidad ellos quienes estaban terminando este demente juego llamado SAO.

—Yo también estoy un poco preocupado sobre la cantidad restante de pociones de recuperación que tengo... Si no les importa, vayamos a la salida juntos.

Keita asintió mientras mostraba una enorme carcajada frente a mis mentiras.

—Muchas gracias por tu preocupación.

No, cuando por fin comencé a darme cuenta que era sólo yo quien había sentido eso fue una experiencia refrescante. Habían pasado seis meses tras la desaparición de los «Gatos Negros de la Luna Llena». Como alguien que había adoptado la política de ser un jugador solista para acumular fuerza, proteger a alguien mucho más débil que yo daba un sentimiento de placer similar a ser necesitado. Eso es justo como era.

Mientras, en la principal área de acceso después de dejar el laberinto, había aceptado la invitación de Keita a una taberna, ellos invitaban. De este modo, brindábamos celebrando con un vino rojo que ellos consideraban costoso. Cuando mi auto-presentación terminó, Keita preguntó vacilante sobre mi actual nivel en un susurro después del ánimo se había calmado.

Había más o menos predicho que esta pregunta sería formulada. Debido a esto, había pensando en un apropiado número falso hace un tiempo. El número que les dije era de hecho cerca de tres niveles por sobre su nivel promedio... pero, en realidad, eran veinte niveles por debajo de mi verdadero nivel.

— ¡Eh! ¿Puedes ir solo en ese lugar con tu actual nivel?

Mi amarga expresión de cuando respondí a Keita, lo sorprendió.

—No hay necesidad de hablar de tal manera... aunque soy un solista, básicamente solo selecciono enemigos aislados para atacar mientras evito ser detectado. Sin embargo en términos de eficiencia, no es muy alto.

—Oh... ¿De verdad?, entonces... Aunque esto es un poco repentino... Pero pienso que algunos gremios te reclutarán muy pronto... Si lo deseas, ¿te gustaría unirte a nuestro gremio?

— ¿Eh...?

Frente a mí, quien estaba inseguro de cómo responder, el rostro de Keita el cual estaba totalmente rojo, se volvió más ansioso mientras él hablaba.

—Mira, basado en nuestro nivel actual, podemos entrenar con seguridad en el laberinto en el que estábamos previamente. En cuanto a las habilidades para moverse más arriba... tú estarías bien consciente de nuestras actuales circunstancias. La única persona que puede asumir la posición de un delantero es Tetsuo. Sin importar qué, su recuperación no fue capaz de igualar el ritmo de deterioro. De esta forma, las condiciones de batalla sólo se volverán peores. Si tenemos otro compañero para unírsenos, las cosas hubieran estado mucho más fáciles. Además... Sachi, ven aquí por un momento.

Keita levantó su mano y llamó en voz alta a la usuaria de lanza de cabello negro. La pequeña chica llamada Sachi se acercó mientras sostenía un vaso de vino rojo y tímidamente asintió hacia mí. Keita puso su mano sobre la cabeza de Sachi antes de continuar y dijo:

—La habilidad primaria de esta chica es cómo puedes ver, usar una lanza larga de dos manos. Pero su habilidad es relativamente baja comparada con nuestro otro usuario de lanza larga. Por eso, me gustaría tomar esta oportunidad para convertirla en una usuaria de espada y escudo. Sólo que nunca tuvimos la oportunidad para practicar esto antes. Por otro lado, tampoco estamos familiarizados con las espadas de una mano. Si estás dispuesto, ¿serías su entrenador?

— ¡¿Qué es esto?! ¡Tratándome como una niña pequeña!

Sachi levantó su barbilla y sacó su lengua ligeramente mientras sonreía y dijo:

—Esto es porque siempre he sido responsable de atacar a los enemigos a distancia. Si de pronto me necesitas mover hacia adelante y enfrentar al enemigo en un combate cuerpo a cuerpo me daría miedo.

—Todo estará bien siempre y cuando te cubras detrás del escudo. ¿Cuántas veces necesito repetirlo hasta que lo entiendas...? En serio, has sido demasiado fácil de asustar desde hace tiempo.

Yo sólo era consciente de que en las líneas frontales de SAO estaba lleno de muertes. No, en mi opinión, todos los jugadores competían por recursos en un MMORPG. Por tanto, sus interacciones eran tanto interesantes como fascinantes. Cuando Keita notó que lo estaba viendo, sonrió tímidamente y dijo:

—Sí... Los miembros de nuestro gremio son en realidad miembros del club de investigación computacional de la misma preparatoria en el mundo real. En realidad, ella vive muy cerca de mí... Ah, por favor, no te preocupes ya que todos aquí son muy agradables. Definitivamente serás capaz de volverte cercano con los otros muy rápido.

Todos en ese grupo, Keita incluido, eran personas decentes. Eso fue algo que ya sabía, debido a que pasé el viaje de regreso del laberinto con ellos. Me sentí culpable por engañar a ese grupo de personas cuando forcé una sonrisa y asentí.

—Entonces... Por favor permítanme unirme a todos ustedes. También, por favor ofrézcanme su guía.

Con un segundo delantero, el balance del grupo de los Gatos Negros mejoró drásticamente.

No, si cualquiera de ellos estuviera mostrando cualquier duda, descubrirían que mi HP no bajaría por alguna extraña razón. Sin embargo, todos esos amables chicos creyeron en mí por lo que dije, que hice esta chaqueta de algunos materiales raros, lo que no era una mentira, y ellos nunca dudaron de mí.

Durante una batalla en grupo, solo me encargaba de la defensa, y permitía a los miembros detrás de mí encargarse de los enemigos y ganar puntos de experiencia. Keita y el resto rápidamente subieron de nivel, y después de que me uniera por una semana, nos encontrábamos entrenando en un terreno de caza principal ubicado un nivel más arriba.

Nos sentamos alrededor de una zona segura dentro del calabozo. Keita estaba comiendo un bento que Sachi hizo, en tanto, emocionado, me contaba su sueño.

—Por supuesto, la seguridad de nuestros aliados es lo más importante. Pero... si, si sólo queríamos seguridad, sólo necesitábamos encerramos en la ciudad justo desde el comienzo. Ya que estamos entrenando e incrementando nuestros niveles así, esperamos al menos estar en el grupo de vanguardia. Incluso a pesar que las líneas frontales están muy lejos de nosotros, sólo podemos dejárselo a los gremios de elite como los «Knights of the Blood» o los «Divine Dragons Alliance» para conquistarlas... Oye, Kirito, ¿Cuál es la diferencia entre ellos y nosotros?

—Eh... Erm... Información. Esos tipos tienen información de las áreas que son las más efectivas de entrenamiento, cómo conseguir las armas más fuertes en el juego y así.

Esa es la razón por la que estaba en el escuadrón de ataque, pero Keita no parecía estar feliz con esta respuesta.

—Ésa... es obviamente una razón. Pero siento que es fuerza de voluntad. Su deseo de proteger a sus amigos, todos los jugadores son fuertes. Es debido a ese poder que ellos son capaces de ganar peligrosas batallas contra Jefes. Somos los únicos siendo protegidos, pero nuestros sentimientos no perderán ante ellos. Por eso... siento que si continuamos trabajando así de duro, podemos alcanzarlos.

—En verdad... tienes razón.

A pesar de que dije eso, sentí que no era alguna razón así de sorprendente. La razón por la que la vanguardia tenía su motivación era siempre tenían un espadachín superior que estaba encima de miles de jugadores. La prueba de eso era que si intentaran terminar SAO sólo para proteger jugadores, los jugadores de elite deberían haber proveído toda la información y equipo que conseguían a los jugadores de nivel medio. Entonces ellos podrían haber mejorado el nivel de todos los jugadores, y el número de personas que se uniría la vanguardia se incrementaría.

La razón del porqué ellos hacían eso, era porque ellos aspiraban a ser el más fuerte. Por supuesto, yo también era así. Al mismo tiempo, me escabulliría de nuestro lugar de descanso e iría a las líneas frontales a continuar subiendo de nivel por mi cuenta. Este acto seguía aumentando mi diferencia de nivel con los miembros de los Gatos Negros. Incluso a pesar que de sabía el resultado, continué traicionándolos.

Pero en ese momento, creía más o menos que si el nivel de los Gatos Negros se incrementaba, seríamos capaces de pelear en las líneas frontales. En ese punto, pensé que los ideales de Keita podían cambiar la cerrada naturaleza del grupo de avance.

De hecho, los Gatos Negros estaban mejorando a lo que podría ser llamado un ritmo anormalmente rápido. El área de entrenamiento que estábamos usando era un lugar que usaba explorar como parte de las líneas frontales. Sabía todo sobre este lugar, ya fuera los puntos peligrosos o los puntos efectivos. Continué guiándolos como si fuera nada, seguí yendo con los planes más eficientes, causando que el nivel promedio del gremio de los Gatos Negros gradualmente superara el de los jugadores comunes. Cuando me uní, aún estábamos diez niveles alejados de la vanguardia, pero esta brecha rápidamente se redujo a cinco. Continuamos ganando impulso y Cols, e incluso era probable que pronto tuviéramos suficiente para comprar una casa de gremio.

Sin embargo, había un problema. El cambio a espadachín escudado de Sachi no podía continuar.

Pero eso no se podía evitar. Cuando se encara contra monstruos salvajes a corta distancia, lo que es más importante que el valor en niveles era el coraje para soportar el miedo y seguir peleando hasta el final. Justo después de que SAO empezara, muchos jugadores murieron porque entrenaron en pánico y se hundieron en el caos. Si de verdad tuviera que decirlo, Sachi en realidad era una silenciosa cobarde que no pareciera como si pudiera tomar el rol de un delantero.

Yo sentía que no había necesidad de que Sachi cambiara de tipo porque yo tenía el estatus que excedía por mucho el que se requería para ser un escudo. Sin embargo, los otros miembros no se sentían de esa manera. O más bien, parecían estar un poco apenados de que tuviera que ser el único delantero, que sería extremadamente exigente. Incluso a pesar de que no lo decía porque la moral dentro del grupo era buena, Sachi sentía que la presión estaba comenzando a ser cada vez mayor.

Una noche, Sachi de pronto desapareció del lugar de descanso.

Todos pensaron que la razón de que ellos no pudieran identificar su posición de la lista de miembros del gremio era porque estaba sola en un calabozo. Esto hizo que los miembros, bajo Keita, se aterraran y de inmediato salieran a buscarla.

Sin embargo, yo era el único que insistía en buscar fuera del calabozo. La razón aparente era que había muchos puntos que no podrían ser rastreados. Pero de hecho, yo ya tenía la habilidad de alto nivel, «Rastreo», que podía permitirme buscar enemigos. Por supuesto, no podría explicar esto a mis aliados.

Mientras Keita y el resto corrían al calabozo en ese nivel, fui a la habitación de Sachi, activé la función de rastreo, y seguí las pisadas verde claro que aparecieron.

Las pequeñas huellas iban en una dirección que todos, incluyéndome, no esperarían en absoluto. Desapareció en un drenaje que estaba algo alejado de la calle principal. Incliné mi cabeza y entré, y vi que en una esquina en la oscuridad donde las gotas de agua podían verse, Sachi estaba en cuclillas con una manta que acababa de conseguir, la cual tenía una función de invisibilidad.

—... Sachi.

Una vez que dije eso, sacudió su cabello negro hasta los hombros y miró hacia arriba, murmurando con sorpresa:

—Kirito... ¿cómo sabías que estaba aquí?

Dudé sobre cómo responderle, y por fin dije.

—Instinto.

—... Ya veo.

Sachi sonrió y de nuevo puso su rostro en las rodillas que estaba abrazando. Traté con mi mejor esfuerzo de pensar en las palabras, y dije algo que carecía de creatividad:

—... Todos están preocupados por ti. Incluso enviaron personas al calabozo a buscarte. Date prisa y volvamos.

Esta vez, se convirtió en un largo silencio. Después de un minuto o dos, quería decir la misma cosa otra vez, pero esta vez, la débil voz de Sachi se escuchó mientras bajaba su cabeza:

—Oye, Kirito, huyamos a algún lugar.

Instintivamente pregunté.

— ¿Huir... de dónde?

—De esta ciudad, de todos, los Gatos Negros, los monstruos... de SAO.

Yo no estaba familiarizado con las chicas, o incluso humanos de tal manera que pudiera responder esto inmediatamente. Después de pensar en ello por un largo tiempo, tímidamente pregunté.

— ¿Acaso...tienes la intención de que cometamos suicidio juntos?

Después de un pequeño silencio, Sachi sonrió.

—Fufu... sí, eso debería estar bien... no, perdón. Mentía. Si tuviera el coraje de cometer suicidio, no tendría que esconderme dentro de la ciudad... No te quedes parado. Siéntate.

No sabía qué hacer, así que me senté ligeramente al lado de Sachi en el piso de piedra. Desde la salida en semicírculo del drenaje, podía ver las luces del pueblo que eran tan pequeñas como las estrellas.

—... Tengo miedo de morir. Debido a que estoy asustada, prácticamente no podía dormir durante este tiempo.

Finalmente, Sachi murmuró.

— ¿Por qué tal cosa pasó? ¿Por qué no podíamos dejar el juego? ¿Por qué es que podríamos morir incluso si es sólo un juego? ¿Qué podría obtener ese Kayaba haciendo esto? ¿Cuál es el significado de esto...?

En realidad, podría responder a cada una de las cinco preguntas. Pero incluso sabía que Sachi no estaba buscando esa clase de respuesta. Traté lo mejor que pude en pensar y dije:

—Muy probablemente, no hay significado... y nadie podría beneficiarse de ello. Al momento en que el mundo se volvió así, todos perdieron la cosa más valiosa para ellos.

Soporté mis lágrimas mientras le decía una enorme mentira a la chica. Eso es porque me mentía a mí mismo para volverme más fuerte, y sentía la satisfacción de este secreto cuando entré en la banda Gatos Negros. En ese sentido, obviamente obtuve mi beneficio.

En ese momento, debería haberle dicho todo a Sachi. Si tuviera incluso una pequeña pizca de sinceridad, debería haber revelado mi horrible ego. En ese caso, Sachi tal vez se hubiera quitado algo de estrés, y tal vez incluso se sentiría algo relajada.

Sin embargo, todo lo que podía era decir una mentira para fortalecerme más a mí mismo.

—... Tú no morirás.

— ¿Por qué dices eso?

—... Incluso en nuestro actual estado, los Gatos Negros aún son un gremio fuerte. También hemos logrado un margen de seguridad. Si estás en este gremio, puedes continuar viviendo a salvo. Además, tú en realidad no necesitas transformarte en un espadachín.

Sachi levantó su cabeza y me mostró una expresión de dependencia. Sin embargo, no podía mirar directamente a esos ojos y bajé mi cabeza.

—... ¿En serio? ¿Puedo vivir hasta el final? ¿Volver a la realidad?

—Sí... no morirás. Vivirás hasta el día cuando el juego sea terminado.

Esas eran las palabras que no eran convincentes y no tenían peso. Incluso así, Sachi se inclinó hacia mí, llevó su rostro sobre mi hombro izquierdo y lloró por un rato.

Después, de un tiempo, envié un mensaje a Keita y compañía, y llevé a Sachi de vuelta a nuestra posada. Sachi regresó a su habitación a descansar, y esperé en el bar del primer nivel a Keita y al resto a que regresaran. Le dije unas cuantas cosas... Sachi necesitaba mucho tiempo para convertirse en un espadachín, y si fuera posible, ella debería continuar siendo una lancera. Además, yo podría continuar siendo el delantero.

Keita y el resto estaban preguntando qué pasó entre Sachi y yo, pero felizmente aceptaron mi propuesta. Tuve un suspiro de alivio, pero eso no arreglaría el verdadero problema.

A partir de la noche siguiente, Sachi vino a dormir a mi habitación. Dijo que si ella continuaba estando conmigo y oía que no moriría, sería capaz de dormir pacíficamente. Ahora definitivamente no me podía escabullir en la noche para ganar experiencia. Incluso así, no significaba que mi culpa de mentirle a Sachi y al resto desaparecería.

Por alguna razón, ese recuerdo estaba como comprimido como una bola de nieve, así que no podía recordar mucho. Una cosa de la que estaba seguro era que Sachi y yo no teníamos una relación romántica. Nunca dormimos en la misma cama juntos, nunca nos abrazábamos el uno al otro, ni hablábamos sobre el amor ni siquiera nos mirábamos entre nosotros.

Nuestra relación era más como gatos callejeros que se lamen las heridas el uno al otro. Sachi se olvidaría sobre su miedo un poco debido a mis palabras, y confiaría en ella para olvidar la culpa de que era un Beater.

Así es... Fue porque descuidé los problemas de Sachi que descubrí este elemento del incidente de SAO por primera vez. Antes de eso, probablemente nunca sentí, el verdadero terror de SAO que se había convertido en un juego mortal. Sistemáticamente vencí a los monstruos de bajo nivel que derroté durante la prueba beta, continué subiendo de nivel y manteniendo este margen de seguridad. Yo no era el Paladín Heathcliff, pero en mi memoria, mi vida nunca había caído en la zona de peligro.

Me apoyé en los vastos recursos que conseguí fácilmente. Y una vez supe que había muchos jugadores que estaban asustados de morir así, por fin descubrí una forma de remover mi culpa. Por supuesto, ese método era continuar protegiendo a Sachi y a los Gatos Negros.

Por mi propia satisfacción, olvidé que escondí mi nivel antes de entrar al gremio, olvidé el hecho de que era yo quien los protegía, capacitándolos para ser un gremio de primera categoría. Cada noche, estaría al lado de Sachi, que estaba acurrucada ansiosa, confortándola, diciéndole “No vas a morir, no vas a morir, vas a vivir” como un mantra. Después de que dijera eso, Sachi mostraría una sonrisa por debajo de la sabana, mirándome y entraría en un ligero sueño.

Sin embargo, Sachi aun así murió finalmente.

En menos de un mes después de esa noche en el drenaje, fue acuchillada hasta la muerte por un monstruo frente a mí, y todo su cuerpo y alma se dispersaron.

Ese día, Keita quería comprar una pequeña casa como nuestra base del gremio, llevando la suma de dinero que por fin juntamos y se reuniría con los jugadores que vendían propiedades. Sachi, yo y los otros tres miembros nos reíamos mientras veíamos a la columna de artículos comunes de los miembros del gremio, en tanto que esperábamos que Keita regresara. Pero después de un rato, Tetsuo, el usuario del mazo, dijo:

—Vayamos al calabozo antes de que Keita vuelva, organicemos la función y asustemos a ese tipo.

Los cinco entramos en un calabozo al que nunca antes habíamos ido, el cual se ubicaba tan solo a tres niveles por debajo de la línea frontal. Por supuesto, yo peleé en ese lugar antes, y sabía que era un lugar que era fácil para juntar dinero pero tenía montones de trampas. Sin embargo, no les dije eso.

En el calabozo, los niveles estaban dentro del área segura, así que nuestra cacería estaba procediendo sin contratiempos. Después de una hora, ganamos la cantidad planeada de dinero, y justo cuando todos ya estaban listos para volver y comprar cosas, el miembro que era el ladrón descubrió un cofre del tesoro.

En ese momento, yo estaba hablando sobre ignorarlo. Pero una vez que me preguntaron la razón, no podía decir que la dificultad de las trampas era un nivel superior a partir de este piso, y sólo pude tartamudear y enfatizar que se veía peligroso.

La trampa de alarma sonó fuertemente, y los monstruos irrumpieron en el cuarto como una marejada. Inmediatamente reconociendo que la situación era peligrosa, en seguida les dije a todos que usaran el cristal de teletransporte para huir. Sin embargo, ese lugar estaba designado como un área anti-cristal... en ese momento, todos, incluyéndome, entraron ya sea en un ligero o fuerte pánico.

El primero en morir fue el ladrón que activó la alarma. Luego, fue Tetsuo, el usuario del mazo, y detrás de él murió el lancero.

Con pánico, continué blandiendo las habilidades de alto nivel que escondía, matando hordas y hordas de monstruos. Pero había demasiados, y no tuve oportunidad de destruir el cofre del tesoro que continuaba sonando.

Mientras el HP de Sachi desaparecía por completo después de ser rodeada por la turba de monstruos, estiró su mano derecha hacia mí como si quisiera decir algo. Esos ojos bien abiertos aun mostraban el brillo de que ella confiaba en mí, al igual que cada noche, hasta que todo fue desgarrador.

No puedo recordar como fue que sobreviví. Y a medida que me recuperaba, la turba de monstruos y mis cuatro aliados no estaban en ese cuarto. Pero incluso en esa situación, mi Barra de HP cayó casi hasta la mitad.

Sin ser capaz de pensar, con la mirada vacía regresé al hotel.

Keita, que colocó las llaves nuevas de la casa de gremio sobre la mesa y estaba esperándonos a que volviéramos, escuchó... cómo los cuatro murieron, y cómo sobreviví, mirándome sin expresión alguna. Dijo algo como que los Beaters como yo no tenía el derecho a unírseles.

Salió corriendo del pueblo en Aincrad, luego saltó sobre el borde sin dudarlo, mientras yo lo seguía por detrás, hacia el vacío sinfín.

Lo que Keita dijo era la verdad. No podía ser debatido. Fue mi arrogancia la que asesinó a cuatro miembros de los «Gatos Negros de la Luna Llena»... no, a cinco. Si ellos nunca me hubiera conocido, hubieran continuado permaneciendo en la seguridad de la zona intermedia, y no activarían lo que era una trampa.

Para sobrevivir en SAO, lo que necesitaban no eran reflejos o valores numéricos en niveles, sino que amplia información. Incrementé sus niveles con gran eficiencia, pero no les di información. Ésa fue una tragedia que causé con mis propias manos, y personalmente maté a Sachi, a quien juré proteger.

Lo que sea que ella quería maldecir con rencor en su momento final, yo lo tenía que soportar. La razón del porqué continué buscando ese rumorado objeto resucitador era sólo para escuchar esas palabras.

Parte 3 Editar

Durante los cuatro días restantes hasta navidad, mi nivel subió una vez más, hasta 70.

Durante este tiempo, no dormí en absoluto. Este sería el precio. Algunas veces medaban dolores de cabeza punzantes, como si estuviera siendo golpeado con clavos, pero creo que aunque me acostara, no sería capaz de conciliar el sueño.

Desde ese encuentro, el gremio de Klein, «Fuurinkazan» nunca estuvo otra vez en el valle de las hormigas. Seguí mezclándome en la fila con los otros gremios, cazando las Hormigas mecánicas solo. Las expresiones de esos jugadores que veían mis ojos también habían pasado de burla a repugnancia. A pesar de que algunas veces aún había jugadores que reaccionaban a mí, tan pronto como cualquiera se encontrara con mi línea de visión, el rostro inmediatamente se alejaba de mí.

Entre el grupo de jugadores cuyo objetivo era el regalo de navidad, la pregunta más grande era dónde estaba exactamente el gigantesco árbol de abeto en el que «Nicholas, El Renegado» aparecería debajo... y con respecto a esa inquisitiva, tomé ventaja del tiempo de espera en el valle de las Hormigas y obtuve una respuesta prometedora.

Fui a las coordenadas que compré de varias agencias de inteligencia, pero incluso a pesar que los exteriores aparentaban ser árboles de navidad, en realidad no eran árboles de abeto, sino que árboles de pino. Las puntas en los árboles de pino no son las mismas. La punta frontal de las hojas de abeto tiene una forma ovalada, delgada y alargada. Yo sé esto, porque en el mundo real tengo esos dos tipos de árboles en mi patio.

Hace unos cuantos meses, estaba en el área de entrenamiento en el piso 35 donde había un calabozo de transferencia aleatorio llamado «El Bosque del Vagabundo», y en un rincón particular encontré un gigantesco árbol curvo. Pensé que tenía que haber algún tipo de significado escondido en la forma, posiblemente el punto de inicio de alguna búsqueda desconocida, así que investigué cuidadosamente, pero no descubrí nada. En retrospectiva, ese gigantesco árbol era un árbol de abeto. En navidad, es decir, hoy en la noche, el monstruo especial, «Nicholas, El Renegado» debería aparecer ahí debajo del árbol.

Escuché el sonido llamando que indicaba que estaba subiendo un nivel, al 70, sin ningún sentimiento, y tras encargarme de la marabunta de hormigas que me rodeaba, saqué de mi bolsa un Cristal de Teletransportación. Sin saludar a los jugadores actualmente afiliados, me dirigí directo al piso de la línea frontal donde estaba hospedándome, al área de la calle principal del cuadragésimo noveno piso.

Levanté mi cabeza para mirar hacia la torre del reloj de la plaza del portal de transferencia, para ver que estaba tres horas anticipado de la medianoche. Probablemente porque querían pasar la víspera de navidad juntos, alrededor de la plaza estaba lleno de jugadores en pareja. Rápidamente crucé por ellos para volver al hotel.

Entrando de prisa a mi cuarto de hotel, inmediatamente abrí la caja de almacenamiento en la habitación, tomando de la ventana de objetos que emergió, todos los cristales de curación y antídoto, pociones y cosas parecidas. A pesar de que con tan solo estos podía sumar un considerable balance general, no escatimaría incluso si todos se agotaban.

Tan pronto como tomé una espada de una sola mano de mi colección, confirmé su durabilidad, saqué la espada en mi espalda que usaba para pelear contra las hormigas y la intercambié. Entonces también intercambié mi chaqueta de cuero y armadura y todo lo demás por objetos nuevos. Cuando había terminado, estaba a punto de cerrar la ventana cuando vi mi inventario y detuve mi mano.

Allí, además del «Yo» escrito allí, mi propia página de inventario, estaba otra etiqueta que decía el nombre «Sachi».

Este es el resultado de una muy buena relación entre dos jugadores, pero una que no había progresado a «Matrimonio»... tales jugadores ponían sus propios objetos en una ventaba de objetos común. Esto es diferente de la forma en que todos los objetos son compartidos en el matrimonio, dado que sólo los objetos en esta ventana separada son compartidos.

Sachi, que nunca preguntó por una confesión o tomarse de las manos anteriormente, pidió poco antes de su muerte configurar esta ventana. Cuando pregunté la razón, dio una respuesta que fue difícil de aceptar, que era para intercambiar fácilmente pociones sanadoras y objetos similares... si éste era el propósito, claramente ya había una del gremio abierta que podría ser usada para eso. Pero, sin embargo, estuve de acuerdo, y configuré esta ventana para compartir sólo Sachi y yo.

A pesar de que Sachi murió, esta ventana aún permanecía. Por supuesto, la lista de amigos también seguía conservando el nombre de Sachi, pero estaría de un color gris debido a que no podía ser contactada. Y las pocas pociones curativas que quedaban en el inventario tampoco serían utilizadas. Después de medio año, incluso con la página del gremio borrada sin ningún sentimiento, no era paz de remover la etiqueta del nombre de Sachi. Por supuesto, la razón no era que creyera que ella pudiera ser resucitada, sino que yo no podía perdonar al yo que hubiera sido capaz de sentirse mejor después de haber borrado su nombre.

Sólo me recuperé y cerré la ventana después de ver el nombre de Sachi por diez minutos. Faltaban dos horas hasta medianoche.

Mientras salía de la habitación y me dirigía hacia la dirección del portal de teletransporte, seguía pensando en esa expresión en el rostro de Sachi en su momento final, sobre qué estaba pensando, y, qué quería decir exactamente.

Teletransportandome al portal de piso 35, llegué a una plaza completamente diferente de esa de la línea frontal, una que estaba muy tranquila. Tal vez a causa de que aún había alguna distancia de aquí al campo de batalla principal de los jugadores intermedios, el área de la calle principal simplemente no valía la pena para dar un paseo por ella. Pero aun así, levanté el cuello de mi chaqueta para evitar los ojos de varios jugadores en el área y rápidamente abandoné la calle.

Indispuesto a pasar tiempo peleando en contra de los debiluchos, comencé a correr después de revisar que nadie me estuviera siguiendo desde atrás. Con el nivel que logré ganar durante el mes pasado, mi agilidad subió bastante, y mis pies que pisaban en la nieve eran tan ligeros como plumas. El dolor intenso que venía desde la sien nunca desapareció, pero hacía que mi mente no pudiera dormir por ningún motivo.

Después de correr por casi 10 minutos, llegué a la entrada del bosque laberinto. Este calabozo de campo era segregado por numerosos polígonos de 4 lados, y como las áreas estaban conectadas entre sí, se podría decir que era imposible hacerse camino por ahí si no había un mapa.

Después de abrir el mapa, miré las áreas marcadas y entré. Después de memorizar el camino en mi mente, entré solo en ese silencioso bosque.

Pasadas dos batallas que no pude evitar, entré al área enfrente de todos los árboles que cubrían el objetivo sin ninguna dificultad. Aun quedaban más de 30 minutos.

Luego, estaría peleando solo en contra de este Monstruo Jefe que probablemente tomaría mi vida... Había una alta probabilidad de eso. No podía sentir ningún miedo en mi interior. O más bien, tal vez eso era lo que estaba esperando. Morir en batalla para revivir a Sachi tal vez era la única forma en que podía aceptar la muerte.

No quería decir algo heroico como que estoy buscando mi lugar de descanso. Provoqué que Sachi y los otros cuatro aliados murieran sin sentido, y no tenía derecho de buscar un significado a la muerte.

¿Cuál es el punto de hacer esto? Sachi una vez me preguntó. Y yo le respondí, no hay ninguno.

Justo ahora, por fin podía convertir esas palabras en realidad. Sachi murió sin sentido en este juego de muerte sin sentido, SAO, que el genio loco Kayaba Akihito creó. Con eso, moriré en un lugar en el que nadie se daría cuenta, nadie me recordaría, y así moriría sin sentido.

Si derrotaba a ese Jefe y sobrevivía, ese objeto de resucitación se convertiría de rumor a realidad. Eso era lo que pensaba. El alma de Sachi regresaría del Camino de la muerte o del Rio Estigia, y luego por fin podré escuchar sus últimas palabras. Por fin... sólo por fin, permítanme esperar por este momento...

Justo cuando estaba listo para caminar hacia adelante y terminé de avanzar los últimos metros, muchos jugadores aparecieron desde el punto de distorsión detrás de mí. Salté hacia atrás sorprendido mientras sostenía la empuñadura de mi espalda detrás de mí.

Lo que apareció fue un grupo de 10 personas, y estando justo al frente estaba un samurái con ligera armadura, una katana en su cintura, y una pañoleta en la cabeza... Klein.

Los miembros principales del gremio «Fuurinkazan» parecían nerviosos mientras se movían más cerca de mí desde el punto de distorsión detrás de ellos. Continué viendo el rostro de Klein y solté una voz ronca.

—... ¿Estaban siguiéndome?

Klein agarró el cabello que estaba enderezado por la pañoleta y asintió.

—Sí. Tenemos a alguien con buenas habilidades de rastreo.

— ¿Por qué yo?

—Porque compré la información que tú compraste de todas las coordenadas de los árboles, y por medidas de seguridad, fui a ver al centinela en el nivel 49, pero encontré que ibas en dirección al nivel donde no había información. Sentí que tu habilidad de batalla e instintos de juego eran en verdad fuertes, más fuertes que los del grupo de vanguardia... incluso más que los de ese Heathcliff. Así que... Kirito, no puedes morir en un lugar como éste.

Klein estiró su mano derecha, apuntó su dedo hacia mí y gritó.

— ¡RENUNCIA A ESE ATAQUE EN SOLITARIO SIN SINTIDO y HAZ GRUPO CON NOSOTROS! ¡PERMITE QUE LA PERSONA QUE CONSIGA EL OBJETO DE RESUCITACIÓN LO CONSERVE! ¡¿Sí?!

—... En ese caso...

No podía creer que Klein me dijera eso, por que él me veía como un amigo, estaba preocupado por mí.

—En ese caso, no tiene sentido... tengo que hacerlo solo...

Sostuve fuertemente el mango de mi espada, y mi mente estaba ardiendo locamente y pensaba algo inconsciente.

...Sólo mátalos a todos.

En el pasado, cuando el juego de muerte empezó, abandoné a Klein, este principiante que no sabía nada, y fui al siguiente pueblo. Me arrepentí de esto por mucho tiempo, y estaba aliviado de que Klein fuera capaz de vivir de una manera tan buena.

En ese momento, me estaba preguntando seriamente. ¿Debo lograr mi objetivo incluso si tuviese que matar a uno de mis pocos amigos y degradarme a ser un jugador rojo? Mi corazón estaba gritando débilmente que eso no tenía sentido. Sin embargo, el otro lado soltaba una voz esperando que muriera inútilmente, pero rugía de manera abrumadora.

En verdad creí que si sacaba mi espada un poco entonces, no sería capaz de detenerme a mí mismo desde ese momento en adelante. Y Klein estaba viendo hacia mí tristemente mientras mi mano derecha temblaba y continuaba debatiendo.

En ese momento, un tercer grupo de intrusos llegó.

Además, este grupo no era sólo de 10, sino de casi 3 veces más el grupo de Klein. Observé inexpresivo al gran grupo y le murmuré a Klein, que se dio vuelta en una manera similar en estado de shock:

—Parece que a ustedes también los siguieron, Klein.

—Ahh... así parece...

En el borde que parecía estar a 50 metros de distancia, había personas que recientemente había visto en el hormiguero, mirando sin decir nada hacia «Fuurinkazan» y mí. El espadachín de «Fuurinkazan» que estaba de pie al lado de Klein se inclinó al lado del rostro del líder y susurró:

—Esos tipos son los «Divine Dragon Alliance», un grupo de chicos que se volverían naranjas sólo para atacar el Jefe Especial.

Yo también había escuchado ese nombre con frecuencia. Su nombre era tan famoso como los «Knights of the Blood», el gremio más grande entre el grupo de vanguardia. Cada uno de esos tipos debería estar por debajo de mí en nivel, pero no tenía fe en derrotar tanta gente.

Pero... tal vez el resultado debería ser el mismo.

De pronto, sentí que si fuera asesinado por un Monstruo Jefe o un gremio, todo carecería de sentido. Pero entonces otra vez, que al menos sería una mejor opción que pelear con Klein, ¿no?

Decidí al sacar mi espada de mi espalda. Me dio flojera incluso pensar. Sólo necesitaba ser como un robot y enfocarme en mover mi espada y destruir todo enfrente de mí hasta que colapse.

Sin embargo, el grito de Klein causó que mi mano se detuviera.

— ¡MALDICIÓN! ¡ESOS BASTARDOS!

El usuario de la katana sacó el arma en su cintura más rápido de que lo yo podría y me gruñó desde atrás.

— ¡Vete de aquí, Kirito! ¡Déjame esto a mí! ¡Derrota al Jefe! ¡Pero no tiene permitido morir! ¡No te perdonaré si te atreves a morir enfrente de mí! ¡Nunca!

—...

No quedaba mucho tiempo. Me giré de espaldas a Klein y entré al último punto de distorsión sin decir gracias.

Los grandes árboles de abeto, el lugar que memoricé, y las curvas de mis recuerdos, todo eso estaba ahí en silencio. No parecía haber ninguna otra área de cuatro lados de árboles ya que el panorama brillaba con nieve blanca y pura, y parecía como una tierra estéril con toda la vida extinguida.

Mientras el cronometro en la esquina de mi ojo llegaba a cero, una alarma sonó desde algún lado, y levanté mi cabeza y miré hacia la copa del árbol.

El cielo nocturno totalmente oscuro, o más bien, con la base del nivel superior como fondo, esas líneas de luz continuaban estirándose. Viendo hacia ellas de cerca, descubrí que estaba un monstruo con forma extraña arrastrando un trineo gigante.

Como si llegara hasta la copa de los arboles, una sombra negra voló hacia abajo desde el trineo, y di unos cuantos pasos hacia atrás.

Lo que aterrizó fuertemente y esparció la nieve fue un monstruo que era 3 veces mi tamaño. Seguía teniendo una apariencia humana, pero sus brazos eran extremadamente largos, y como su cuerpo estaba doblado hacia adelante, sus brazos casi tocaban el suelo. Los pequeños ojos rojos estaban brillando bajo la anormal protuberancia en la frente de la sombra. La mitad inferior de su rostro estaba lleno de brava gris risada, y lo largo incluso llegaba a la cintura.

Extrañamente, este monstruo estaba usando una camisa roja y blanca, un sombrero con forma de cono que era del mismo color, empuñando una hacha con la mano derecha, y una gran bolsa llena de cosas en la mano izquierda. El diseñador que diseñó este tipo probablemente quería que un gran grupo de jugadores se asustaran, pero se divirtieran una vez que vieran esta ridículamente fea versión de un Jefe Santa Claus. Pero para mí que encaraba a este «Nicholas, El Renegado» solo, la apariencia del Jefe no era importante.

Nicholas tal vez comenzó a decir las líneas para esta misión mientras se preparaba para mover su barba enmarañada.

— ¡Cállate!

Mientras murmuraba esto, saqué mi espada, y mi pie derecho pateó fuertemente la gruesa capa de nieve.

Parte 4 Editar

Había sido más de un año desde que comencé a jugar SAO, pero esta era la primera vez que mi Barra de HP había entrado en la zona roja.

Después de que los polígonos del objetivo derrotado se dispersaran, solamente dejó un saco detrás. No había un solo cristal de curación que quedara en mi inventario, nunca me había acercado tanto a la muerte antes. Incluso a pesar de que sobreviví, no había felicidad o tranquilidad en mi corazón. En lugar de eso, sentía una emoción más cercana a decepción.

¿Por qué sobreviví?

Mientras regresaba mi espada a su funda, el saco brilló y luego desapareció. Todos los objetos que fueron tirados por el objetivo deberían haberse registrado en mi inventario. Tomando un profundo respiro, levanté mi temblorosa mano y llamé a la ventana de inventario. La ventana de inventario tenía muchas pestañas con nombres que irritarían a la mayoría de los jugadores. Armas/Armaduras, Joyas/Minerales, Cristales, e incluso Ingredientes de Comida, me desplacé por la ventana llena con pestañas de objetos para hallar un solo artículo.

Algunos segundos después, el objeto que estaba buscando entró en mi línea de visión.

Se llamaba «Piedra Divina del Alma Retornante».

Mi corazón comenzó a latir frenéticamente, sentía como si la sangre acabara de comenzar a fluir por la parte de mi corazón que estaba aletargada estos últimos días... los últimos meses.

¿Pue...Puedo revivir a Sachi? Si esto fuera hecho, ¿no significaría que, Keita, Tetsuo, y las almas de cada jugador que perdió su vida en SAO desde el inicio no habían sido destruidas...?

Esta tal vez sea mi única oportunidad de ver a Sachi otra vez. Sólo pensar eso hizo que mi corazón diera un vuelco. Sin importar qué maldiciones o juramentos pudieran ser lanzada hacia mí o cualquier consecuencia pudiera acontecer por culpa de mis mentiras, esta vez la abrazaría fuertemente con ambos brazos y miraría el par de ojos de color negro y diría las palabras desde el fondo de mi corazón. No es que tú nunca morirás, sino que yo seré quien va a protegerte. Para cumplir esa promesa, trabajaré duro para hacerme más fuerte.

Después de varios intentos fallidos para seleccionar la piedra de la ventana debido a mis temblorosas manos, por fin me las arreglé para materializar la «Piedra Divina del Alma Retornante». Flotando sobre la ventana de inventario estaba una piedra preciosa de un color arcoíris alrededor, del tamaño de un huevo con tal belleza que era incapaz de ponerlo en palabras.

—Sachi... Sachi...

Clamando su nombre, toqué la preciosa piedra, luego cliqueé sobre el menú de ayuda en la ventana, y simples instrucciones aparecieron en el panel en un estilo de fuente familiar.

[EL OBJETO PUEDE SER USADO CON EL MENÚ DE ATAJOS DEL JUGADOR O SOSTENIENDO EL OBJETO MATERIALIZADO Y GRITANDO «REVIVIR - NOMBRE DEL JUGADOR», EL EFECTO SÓLO FUNCIONARÁ Y REVIVIRÁ AL JUGADOR CAÍDO DURANTE EL PERIODO DE TIEMPO ENTRE LA MUERTE DEL JUGADOR A LA DESAPARICIÓN DEL EFECTO DE LUZ DEL OBJETO. (APROXIMADAMENTE 10 SEGUNDOS)]

Aproximadamente 10 segundos.

Esta frase que pareciera estar agregada a propósito, anunciando clara y cruelmente que Sachi nunca sería revivida.

Aproximadamente 10 segundos. Esto es desde el momento en que la HP del jugador llegara a cero, y el cuerpo se rompería en polígonos, hasta que el Nerve Gear enviara señales eléctricas para freír el cerebro del jugador en el mundo real. No puedo evitar imaginar como debió sentirse Sachi durante el corto lapso de 10 segundos, desde que su cuerpo despareciera hasta que su Nerve Gear friera el cerebro de su propietaria. Tendría que ser extremadamente doloroso para ella. En este lapso de 10 segundos, ¿qué estaría pensando? Me maldije a mí mismo repetidamente...

—Ugg... Ahhhhhh. Ahhhhhhhhhhhhhhhh...

Solté un grito bestial.

Agarrando la «Piedra Divina del Alma Retornante» que estaba flotando encima de la pestaña de inventario, la arrojé con toda mi fuerza sobre el suelo nevado.

—Ahh... ¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhhh!

Pisoteé el cristal furiosamente con mi zapato mientras gritaba. Sin embargo, el cristal continuaba brillando acompasadamente sin afectarse por la pisoteada, ni siquiera había una sola raspadura, mucho menos una fisura en este. Grité con todas mis fuerzas, metí ambas manos en el suelo y usando mis dedos agarré la nieve acumulada, al final continué mi grito mientras rodaba por la nieve.

Esto no tiene sentido, nada tiene sentido. No importaba si Sachi murió asustada y sufriendo, o yo enfrentando al objetivo especial de navidad. No, vivir en este mundo o el hecho de que 10,000 jugadores están atrapados aquí carece completamente de sentido. Por fin ahora entendí, esta era la única verdad.

No supe por cuanto tiempo continué así, no importaba como chillara, como gritara, no sentí ganas de llorar. ¿Era por qué este cuerpo artificial mío carecía de esa función? Por fin, con cansancio me puse de pie, tomé el divino cristal que estaba enterrado en la nieve y me dirigí hacia el portal que conducía al área previa del calabozo.

Ahí sólo quedaban Klein y los miembros de «Fuurinkazan» en el bosque. Los miembros de «Divine Dragon Alliance» no se veían por ningún lugar. Mientras caminaba hacia el usuario de katana que estaba sentado en el suelo, revisé para ver que no había pérdidas en números.

Es obvio que Klein era el único que estaba cansado, pero no tanto como yo. Podía suponer que él negoció con los «Divine Dragon Alliance» y peleó en un duelo. Sin embargo, mi corazón no se sentía agradecido.

El usuario de la katana me vio caminado hacia ahí, y su expresión mostraba alivio. Sin embargo, sus labios se pusieron rígidos después de ver mi expresión.

—... Kirito...

Dejé caer el divino cristal en la rodilla de Klein que estaba diciendo mi nombre en voz baja y grave.

—Este es el objeto de resurrección, pero no puede ser usado en personas que hayan muerto hace mucho. Tómalo y salva a la siguiente persona que muera enfrente de ti.

Mientras estaba preparando para dirigirme hacia la salida después de decir eso, Klein agarró mi chaqueta.

—Kirito... Kirito...

Me sorprendió al verlo con lágrimas fluyendo por sus mejillas llenas de barba.

—Kirito... Tú... Tú tienes que sobrevivir... Incluso si todos los otros perecen... Tú tienes que sobrevivir hasta el final...

Tiré de la manga de mi chaqueta de las manos de Klein, quien siguió llorando mientras me repetía que continuara viviendo.

—Adiós.

Después de decir eso, me dirigí a salir del bosque, perdido.

Al momento en que fui consciente de mis alrededores, estaba de vuelta en la habitación del hotel en el piso 49 sin ningún recuerdo de cómo hice mi camino de regreso.

Eran casi las 3 a.m.

Comencé a pensar en lo que debería hacer desde este punto en adelante. Por el último mes, el objeto de resurrección fue mi motivación para seguir sobreviviendo. A pesar de que existía, no era el objeto que yo quería.

Después de pensar por un rato, decidí ir y pelear con el Jefe de este nivel una vez que amaneciera. Si derrotaba a ese tipo, continuaría a derrotar al Jefe del nivel 50, y entonces, continuaré al piso 51.

No podía pensar en cualquier otro final para un estúpido bufón. Después de hacer esta decisión, mis sentimientos se relajaron y sólo me senté en la silla así. Sin ver nada, pensando en nada, sino esperando a que la mañana llegara.

La luz de la luna que brilla por la ventana comenzaba a cambiar de posición poco a poco, y por fin, fue remplazada por un amanecer gris. No sabía por cuántas horas no había dormido, pero se sentía bien para una última mañana después de la peor noche.

Mientras el reloj en la pared marcaba las 7 a.m., me preparé para levantarme de la silla, y una extraña alarma sonó en mis oídos.

Viendo alrededor, no podía encontrar nada que pudiera ser la fuente del sonido. Finalmente, en el rincón de mi vista, descubrí una incitante señal morada desde el menú principal parpadeando, y moví mis dedos.

Lo que brillaba era la misma ventana de objetos que Sachi y yo compartíamos. Había un objeto de uso limitado. Desplacé la ventana hacia abajo de una manera desconcertada, y descubrí el «Cristal de Grabación de Mensaje con Activación Programada».

Saqué el cristal, cerré la ventana, y lo puse en la mesa.

Después de dar clic sobre el brillante cristal, escuché la memorable voz de Sachi.

Kirito-kun, Feliz Navidad.

En el momento cuando escuches este mensaje, yo probablemente esté muerta. Eso es porqué si aún estuviera viva, hubiera decidido quitar este cristal del inventario compartido en la víspera de navidad y dejarte oír lo que tengo que decir en persona.

Erm... Déjame aclarar por que he grabado este mensaje.

Yo, probablemente, no sobreviviré mucho tiempo. Por supuesto, esto no significa que dude de la capacidad de Kirito-kun y del gremio «Gatos Negros de la Luna Llena». Esto es porque Kirito-kun es muy fuerte y el resto de los miembros se están volviendo más fuertes a diario.

Cómo debería explicar esto... Una muy cercana amiga de otro gremio perdió su vida. Siendo una persona tímida como yo, ella solamente cazaba en áreas seguras, pero por culpa de su mala suerte, fue asesinada por monstruos en su camino de regreso a casa. Después de eso, reflexioné sobre varias cosas y llegué a una conclusión. Para continuar sobreviviendo en este mundo, no importa cuán fuertes sean tus compañeros, si tú no tienes la voluntad de vivir o la determinación de sobrevivir sin importar qué, definitivamente la muerte te esperará.

Para mí... A decir verdad, incluso desde la primera vez que entré en el área de práctica para principiantes, estaba y he estado muy asustada. En realidad, nunca intenté dejar la Ciudad del Inicio. A pesar de que era muy cercana a los miembros de los «Gatos Negros de la Luna Llena» en el mundo real y disfrutaba el tiempo que pasábamos juntos, odiaba entrar en batallas. Probablemente moriría eventualmente si continuaba teniendo esta actitud en batalla. Esto no es culpa de nadie, el problema yace en mí.

Siempre desde esa vez, has estado diciéndome que todo estará bien cada noche, y que yo no moriré. Es por eso que si por algún motivo yo moría, tú definitivamente te culparías a ti mismo por eso y no te perdonarías. Ésa también es la razón del porqué pensé en grabar este mensaje. Me gustaría decirte Kirito-kun, no es tu culpa. Si hubiera algún problema, sería yo. La fecha será puesta para la próxima navidad, porque me gustaría al menos tratar de sobrevivir hasta entonces, con la esperanza de caminar en la calle cubierta de nieve junto contigo.

En realidad... yo sabía cuán fuerte eras. Una vez, cuando me desperté en la cama de Kirito-kun, accidentalmente vi tu nivel, por tu ventana de status abierta, detrás de ti.

Incluso después de pensarlo mucho, todavía no conseguía llegar a alguna razón del porqué Kirito- kun escondería su verdadero nivel y formaría un grupo con nosotros. Pero no mencioné esto a los otros miembros, ya que creía que algún día tú nos dirías la razón en persona... Me regocijé cuando descubrí que eras muy fuerte. Después de saber eso, comencé a ser capaz de dormir pacíficamente siempre y cuando estuviera a tu lado. Tal vez para ti, estar conmigo podría ser de significado, esto también me hizo muy feliz. Si éste fuera el caso, el que viniera a los pisos superiores tuvo definitivamente significado, incluso si era una persona tan tímida.

Emm... En realidad, lo que estoy tratando de decir es, incluso si yo muriera, tú deberías tratar de sobrevivir. Continuar viviendo, observando este mundo hasta su fin, por favor ayúdame a descubrir la razón del porqué este mundo fue creado, el significado de por que una persona tímida está en este mundo, el significado de nuestro encuentro. Ése es mi deseo.

Ah... Parece que todavía queda algo de tiempo. Este cristal puede grabar un montón de cosas. Hmmm, entonces, ya que navidad es una ocasión tan especial, cantaré un villancico navideño. Tengo algo de confianza en mi voz. Supongo que cantaré [Rodolfo, el reno de la nariz roja]. En realidad hubiera preferido cantar otras canciones como [Mundo de las Maravillas en Invierno] y [Blanca Navidad] que son más conocidas, pero desafortunadamente sólo puedo cantar la letra de esta canción.

¿Por qué sólo recuerdo [Rodolfo, el reno de la nariz roja]? La noche anterior, Kirito-kun me dijo algo, “No importa quién seas, definitivamente puedes hacer un diferencia en la vida de alguien.” Diciéndome que, incluso si se trata de mí, hay un lugar al que pertenezco. Después de oír esas palabras, estaba extremadamente feliz y recordé esta canción. No sé el porqué, pero quizás se debió a que me consideraba un poco como Rodolfo y a ti, como Santa Claus... Si tuviera que ponerlo en palabras, emanas una sensación paternal. Mi padre me dejó cuando todavía era muy pequeña, es por eso que cada noche cuando estaba durmiendo al lado tuyo, me seguía preguntando si ése era la sensación que un padre daría. Ah, muy bien, comenzaré a cantar.

Rodolfo, el reno de nariz roja Tenía una nariz muy brillante.♪ Todos los otros renos se reían y le ponían sobrenombres.♪ Entonces, una noche de Navidad♪ Santa llegó a decir: ♪ "Rodolfo con su nariz tan brillante, ¿No guiarías mi trineo esta noche?"♪ Rodolfo que siempre estaba llorando, comenzó a sonreír esa noche.

... Para mí, tú siempre serás como una brillante estrella que resplandece y me guía desde el final opuesto de un valle oscuro. Adiós, Kirito-kun. Fui realmente afortunada por haberte conocido y estado contigo.

Gracias. Adiós.


Traducción:

http://chibi-chibi-fansub.phpbb-foro.org/

http://lanove.blogspot.com/