FANDOM


Volumen 3 Editar

Editar

Había tres puntos luminosos de un profundo verde alineadas como una modesta constelación. Kirigaya Suguha extendió el dedo de su mano derecha, sondeando las luces.

Los indicadores LED mostraban el estado del funcionamiento actual del modelo FullDive de realidad virtual, «Nerve Gear». Situado en la parte frontal del casco de protección, los indicadores monitorizaban, desde la derecha, la alimentación principal, la conexión de red y la conexión cerebral. En el momento en el que la luz en el extremo izquierdo cambie a rojo, significaría la destrucción del cerebro del usuario.

El propietario del dispositivo estaba en una amplia cama de gel, ubicada en el medio de una sala de hospital completamente de color blanca, en un sueño del que nunca despertaría. No, esa no era la expresión correcta. En realidad, su alma estaba actualmente luchando día y noche en algún lejano universo paralelo, arriesgando su liberación junto con varios de miles atrapados también como jugadores cautivos.

—Onii-chan...

Suguha llamó a su hermano que dormía tranquilamente, Kazuto.

—Ya han pasado dos años, eh... La próxima vez voy a ser una estudiante de secundaria... Ya sabes... Si no regresas pronto, eventualmente me adelantaré a ti...

Ella deslizó su dedo por el LED, trazando una línea en la mejilla de su hermano. Durante el largo coma, los músculos de Kazuto empezaron a disminuir y la delgada apariencia de su cuerpo dio una silueta extremadamente femenina, a pesar de su originalmente andrógina impresión. Incluso su madre bromeaba llamándolo «La Bella Durmiente» de la familia.

Su cara no era la única parte que había adelgazado. Todo su cuerpo se había vuelto delgado y estaba desgastado, se encontraba en un estado lamentable en comparación con Suguha, quien había estado entrenando Kendo desde niña, y su peso corporal actual era obviamente insuficiente. Ella se preguntó, si no estuviese bien cuidado, ¿se reduciría a la nada...? Recientemente, había sido presa de ese temor.

Sin embargo, Suguha había estado luchando contra la posibilidad de llorar en el cuarto del hospital desde hace un año. En ese momento, un miembro del Ministro de Asuntos Internos y Comunicación del «Equipo contramedidas del Incidente SAO» les había informado. Un funcionario del gobierno, con un mechón de pelo largo que cubría sus gafas con bordes negros y usando ropa un tanto formal, les informó con voz vaga que el «Nivel» de su hermano se encontraba entre los altos porcentajes del grupo completo; y que él constantemente iba a las peligrosas líneas frontales, siendo uno de los pocos jugadores que desea acabar el juego.

Se había confirmado que hoy también, su hermano estaba luchando en una batalla en donde se lidiaba con la muerte. Ese era el por qué Suguha no lloraría aquí. Aparte de eso, ella pensó en sostener su mano para animarlo.

—Da lo mejor de ti... y haz tu mejor esfuerzo, Onii-chan.

Como de costumbre, la huesuda mano derecha de Kazuto fue envuelta por las manos de Suguha, y mientras ella oraba fervientemente en silencio, una voz de pronto salió detrás de ella.

—Ah, viniste, Suguha.

Se volteó confundida.

— ¡Ah!, mamá...

A un lado, estaba de pie su madre, Midori. Las puertas deslizantes de las habitaciones del hospital utilizan un motor, por lo que el sonido cuando abrían y cerraban era horrorosamente silenciosos, esto dio lugar a que Suguha no escuchara a su madre entrar.

Midori entonces, después de acomodar ágilmente el conjunto de flores cosmos que llevaba en su mano derecha en el florero junto a la cama, se sentó en una silla junto a Suguha. Probablemente volvía de su trabajo, ya que llevaba una camiseta de algodón con pantalones vaqueros y una blusa de cuero en la parte superior, dándole una apariencia ruda. Con el maquillaje y el fino cabello que simplemente estaba atado a la espalda, no se podía ver el aspecto de una mujer que llegaría a sus cuarenta el siguiente año. Aunque su trabajo como editora en jefe de una revista de informática podía tener en parte la culpa, no tenía ninguna intención de actuar de acuerdo a su edad; de modo que se podría decir que la madre de Suguha era más como su hermana mayor.

—Madre, volviste tan rápido, pero acaso... ¿terminaste de revisar las correcciones antes?

Dijo Suguha a lo que Midori se echó a reir.

—Yo enérgicamente me escapo y vuelvo. No siempre vengo a menudo, pero al menos solo por hoy.

—Cierto... Hoy es el cumpleaños... de Onii-chan ¿no?

Ambas guardaron silencio durante un tiempo breve, observando atentamente a Kazuto mientras dormía en la cama. La cortina se balanceaba proyectando el color de la puesta de sol entrando en la habitación, mientras que en el aire flotaba el débil aroma de las flores cosmos.

—Kazuto... ya tiene dieciséis años, eh...

Midori murmuró y suspiró.

—...Incluso ahora, recuerdo ese incidente como si hubiera sido ayer. Ese momento cuando Minetaka-san y yo estábamos viendo una película en la sala de estar, y Kazuto de repente detrás de nosotros dijo: "Por favor díganme acerca de mis verdaderos padres".

Inmóvil, Suguha miraba los encantadores labios de Midori que tenían un poco de lápiz labial, mientras una luz nostálgica y una sonrisa amarga aparecían en ellos.

—En ese momento, yo estaba realmente sorprendida. Kazuto solo tenía diez años de edad. Hasta que Suguha ingresó a la Secundaria... era un secreto que habíamos planeado guardar por siete años más, pero se enteró de su historial borrado en Juki Net.

Cuando Suguha había escuchado esto por primera vez, antes de que se sorprendiera, ella dio la misma sonrisa amarga al igual que su madre.

—Eso de verdad suena como Onii-chan... ¿eh...?

—Estábamos tan sorprendido que no pudimos fingir ignorancia y estar heridos. Esa parecía ser la estrategia de Kazuto, y más tarde Minetaka-san dijo: “te habíamos tenido” y se fue disgustado

—Ah, jaja.

Las dos comenzaron a reír, y por un breve momento miraron a Kazuto dormido sin decir una palabra.

El hermano, Kirigaya Kazuto, que siempre había estado conviviendo con Suguha desde el momento en que tuvo conocimiento de las cosas a su alrededor era, para ser más precisos, su “Primo”.

Suguha era la única hija de la pareja casada, Kirigaya Minetaka y Midori, mientras que Kazuto es hijo de la hermana de Midori, lo que significaba que era hijo de la tía de Suguha. Sus tíos sin elección dejaron a su único hijo, que no tenía ni siquiera un año de edad, con ellos cuando fallecieron en un accidente. La gravedad de las heridas supusieron el fin de sus vidas, y Midori se hizo cargo de Kazuto.

Ese hecho fue contado por sus padres a Suguha durante el invierno de hace dos años, por la época de cuando Kazuto estaba atrapado en un juego de realidad virtual, con el nombre de «Sword Art Online». Suguha, que ya había recibido un gran impacto del incidente, y en un cruel estado de confusión fue con Midori, preguntando por qué no se lo dijo a ella antes y porque era la única que no sabía nada, vaciando toda su confusión en Midori.

Dos años habían pasado, y aun en el fondo de su corazón, el sentimiento de alienación estaba al acecho, de ser la única que no sabía nada. Sin embargo, durante ese tiempo ella había llegado a comprender los sentimientos de sus padres en ese momento.

Su plan original, de decirle toda la verdad a Suguha después de que entrara a la secundaria, había sido apresurado, y en definitiva, le dijeron toda la verdad sobre su familia mientras que Kazuto todavía estaba vivo, esa fue la amarga decisión que sus padres tomaron. Durante el primer mes desde el inicio del incidente de SAO, hubo un número absurdo de dos mil muertes.

En esas circunstancias, no pudieron evitar hacer una conclusión obligatoria sobre la muerte segura de Kazuto. Por lo menos después de todo lo que había pasado, ellos no se arrepentían que Suguha “no lo supiera”, que era lo que sus padres deberían haber pensado sin duda.

Suguha, quien seguía llevando una gran cantidad de emociones en conflicto, frecuentemente visitaba la habitación del hospital en el que fue admitido Kazuto, y continuó pensando seriamente al respecto. El asunto es que no era su verdadero hermano y que estaba perdido.

En poco tiempo, se le ocurrió una respuesta.

Que nada iba a cambiar. No había ninguna cosa herida. Como antes de saber la verdad y después conocerla, como siempre, sólo había estado orando por el bienestar de Kazuto y su regreso.

A partir de entonces, en esos dos años solo la mitad de las oraciones de Suguha habían sido entregadas.

—...Hey mama.

Mientras miraba de lado, Suguha dejó escapar un leve sonido.

— ¿Si?

—...Onii-chan, desde que estaba en secundaria, en ese tiempo, él siempre ha estado solo jugando juegos en línea, verdad... ¿crees que haya alguna relación?

Esa pregunta, que omitía una sola palabra, que él no era un hijo de la familia Kirigaya, hizo que Midori inmediatamente negara con la cabeza.

—No, no está relacionado. Eso es porque cuando era un niño de seis años, construyó una maquina con su propio esfuerzo, usando partes no usadas de mi habitación. Más bien, mi loca sangre maniaca de PC fue heredada. Mentalmente es eso.

Sonriendo suavemente, Suguha empujó el brazo de su madre con el codo.

—A propósito mama, realmente a él le gustan los juegos desde que era niño y también a ti te gustaban esos juegos, eso escuché de la abuela.

—Así es, ha estado jugando juegos en línea desde que estaba en la escuela primaria, de alguna manera no vale la pena preocuparse por Kazuto.

Una vez más las dos comenzaron a reír de todo corazón, y Midori enfocó sus amorosos ojos en la cama.

—...Sin embargo, no importa que juego sea, nunca fui una gran jugadora. Yo no tenía la suficiente paciencia y resolución. Esa sangre no es común conmigo, pero sí contigo. Incluso continuaste con el Kendo por 8 años, tú tienes esa misma sangre fluyendo, al igual que Kazuto ha sobrevivido incluso ahora. Eventualmente él podría volver de forma inesperada.

Midori puso su mano sobre la cabeza de Suguha y se puso de pie.

—Así que, me voy primero. Tampoco llegues muy tarde a casa.

—Está bien.

Suguha asintió, entonces Midori miró a Kazuto una vez más, y en voz baja dijo: "Feliz Cumpleaños". Luego hizo varios guiños rápidos, se dio la vuelta y salió rápidamente de la habitación.

Suguha agarró el dobladillo de la falda de su uniforme con las dos manos, respiró hondo y volvió a mirar los indicadores LED del casco que cubría la cabeza de su hermano.

Las luces verdes, que muestran la conexión de red y de los estados de conexión del cerebro, estaban parpadeando rápidamente.

En este momento, en el otro lado de la red, existía el servidor de SAO y la conciencia de Kazuto, y por medio del Nerve Gear, un sinnúmero de señales se estaban intercambiando.

En cuanto al lugar en donde su hermano estaba en estos momentos. Podría estar vagando con mapa en mano en un sombrío calabozo. O podría estar buscando algo en una tienda de segunda mano. O tal vez, podría estar frente a un monstruo terrible cruzando audazmente espadas con él.

Ella gentilmente extendió sus dos manos, y las envolvió alrededor de su delgada y blanca mano derecha otra vez.

El verdadero sentido del tacto de Kazuto fue cancelado en su totalidad por el Nerve Gear, a la altura de la médula oblonga, antes de llegar al cerebro. Sin embargo, mirando la piel que Suguha había tocado, ella creía que su ánimo seguramente le había llegado.

Esto se debió a que Suguha podía sentirlo una vez más. Este joven, el alma de su hermano, quien para ser exactos, era su primo, emitía una temperatura intensa. Él tenía la firme intención de sobrevivir y volver al mundo real.

Sobre el otro lado de la cortina blanca, la luz dorada parpadeante pronto se transformó en carmesí y finalmente en morado, aunque la habitación del hospital estaba envuelta en penumbra. Suguha continúo quedándose allí. Sin moverse, escuchando con atención la modestia respiración de su hermano.

El mensaje urgente del despertar de Kazuto se informó desde el hospital. Eso fue un mes más tarde, el 07 de Noviembre del 2024.


Traducción:

http://chibi-chibi-fansub.phpbb-foro.org/

http://lanove.blogspot.com/

Capítulo 1 Editar

La mecedora de madera hacía sonidos suaves mientras se balanceaba de atrás para adelante en el corredor.

La suave luz del sol de finales de otoño brillaba a través de la parte superior de un árbol de ciprés, y una ligera brisa soplaba suavemente sobre la superficie de un lago lejano.

Sus mejillas se colocaron sobre mi pecho mientras respiraba suavemente y se quedaba dormida. El tiempo, lleno de una dorada tranquilidad, continuó fluyendo sin parar. Mecía la silla y suavemente acariciaba el cabello castaño de la chica. Aunque ella ya estaba dormida, una leve sonrisa apareció en sus labios.

Un grupo de duendes jugando en el césped delantero. El estofado de carne en la cocina hervía lejos en un hervor audible. Deseaba este mundo gentil, en una pequeña casa en lo profundo del corazón del bosque, por toda la eternidad. Pero sabía que esto era un deseo imposible.

Como las patas de la silla que seguían sonando, las arenas del tiempo cayeron un grano a la vez. Traté de jalar a la chica más cerca de mi pecho como si estuviera resistiendo el destino. Sin embargo, mis brazos solo lograron abrazar al aire.

Rápidamente abrí mis ojos sorpresivamente. Su cuerpo, que estaba apoyado sobre mi pecho hace un segundo, había desaparecido por completo. Me levanté de la silla y mire a mi alrededor.

Al igual que la cortina que cae en un escenario, el color de la puesta del sol estaba cubriendo de una manera constante su oscuridad. La oscuridad serpenteante comenzó a teñir todo el bosque en un tono negro.

Me levanté con el helado viento de invierno, llamándola por su nombre.

Pero no hubo respuesta. Ni en el jardín delantero, donde jugaban los duendes, ni en la cocina. Su figura no se encontraba en ningún lugar.

Antes de que me diera cuenta, la casa entera había sido rodeada por la oscuridad. Los muebles y las paredes comenzaron a desmoronarse y desaparecer como si estuvieran hechas de papel. Sólo la mecedora y yo nos quedamos en la oscuridad. A pesar de que nadie se sentó en la silla, siguió balanceándose de atrás hacia delante sin cesar.

Cerré los ojos y me tapé los oídos, reuní todas mis fuerzas para gritar su nombre.

Mis ojos se abrieron rápidamente a la voz clara y fuerte. Ya no sabía si le grité sólo en el sueño o si la llame en la realidad.

Tendido en la cama, cerré los ojos y traté de regresar al principio de mi sueño. Pero pronto me di por vencido y después de un rato abrí lentamente los ojos una vez más.

Delgadas tablas de madera en lugar de los paneles blancos de las paredes del hospital, y un colchón suave sobre sábanas de algodón, en vez de algún material de gel.

Este era el cuarto de Kirigaya Kazuto en el mundo real.

Me senté sobre la cama y miré alrededor. La habitación tenía un piso poco común de madera natural. Había tan solo tres muebles en la habitación: uno para la CPU, otro para el enrutador y la cama en la que estaba sentado.

Una vieja pieza con forma de casco estaba colocada verticalmente encima del enrutador. Su nombre era «Nerve Gear», un modelo completo de inmersión a la interfaz de Realidad Virtual, «VR», que me había encerrado en un mundo de realidad virtual por dos años. Después de una difícil y larga batalla fui finalmente liberado del aparato, y ahora podía finalmente ver, sentir y tocar el mundo real.

Sí... había vuelto.

Sin embargo, la chica con la que blandí espadas y cuyo corazón se comunicaba con el mío estaba...

De repente, el dolor golpeó mi pecho, alejé mi vista del «Nerve Gear» y me levanté. Eché un vistazo a un espejo colgado en la pared. El panel incrustado en la pared mostraba claramente la fecha y la hora actual.

Domingo, 19 de enero 2025. 7:15 AM.

Dos meses habían pasado desde que volví al mundo real, pero todavía no podía acostumbrarme a mi apariencia. Aunque el espadachín Kirito y el actual Kazuto Kirigaya se supone que tienen el mismo aspecto, mi pérdida de peso aún tenía que recuperarse por completo, por lo que el cuerpo que se encontraba en los huesos debajo de mi camiseta era extremadamente frágil.

De repente me di cuenta en el espejo que dos lágrimas brillaban en mi cara y las limpié con mi mano derecha.

“Me he convertido en un completo llorón... Asuna.”

Murmuré y me acerqué a la gran ventana en el lado sur de la habitación. Abrí las cortinas con las dos manos y la deslumbrante luz del sol de una mañana de invierno tiñó el interior de mi habitación de color amarillo pálido.

Kirigaya Suguha estaba muy feliz mientras caminaba a través del hielo en el patio y luego aceleró.

La nieve que había caído dos días atrás todavía tenía que derretirse y el aire de la mañana a mediados de enero era extremadamente frío.

Se detuvo al borde de un estanque que estaba cubierto por una fina capa de hielo, apoyando el shinai empuñado en su mano derecha en el tronco de un pino negro a su lado. Para expulsar la somnolencia persistente de su cuerpo, respiró hondo varias veces, colocó ambas manos en las rodillas y comenzó sus ejercicios de estiramiento.

Sus músculos, que todavía no habían despertado completamente, poco a poco se relajaron. Primero fueron las rodillas, luego sintió un hormigueo cuando la sangre empezó a circular en las pantorrillas y los tobillos.

Suguha se estiró hacia abajo con ambas manos, poco a poco inclinando la espalda, hasta que se detuvo abruptamente. El hielo liso sobre el lago reflejaba su apariencia.

Tenía el pelo corto, cortado por encima de las cejas, en línea con los hombros, era negro con tonos de azul. Sus cejas compartían el mismo color de tono negro y eran muy gruesas, mientras que dos ojos llenos de inquebrantable espíritu estaban debajo de ellas. En conjunto, su reflejo tenía un aspecto aparentemente infantil. El tradicional Dogi blanco y el Hakama largo y negro que llevaba sólo contribuyeron a acentuar esto.

Como pensaba... Es sólo que no me parezco a... mi Onii-chan...

Era un pensamiento que a menudo llenaba su mente en los últimos días. Pensaba en eso cada vez que veía su propio rostro en la entrada del cuarto de baño. No es que no le gustaba su aspecto, a ella no le importaba mucho para empezar. Pero desde que su hermano Kazuto regresó a esta casa, su mente había empezado a hacer inconscientemente comparaciones.

Es inútil, no importa lo mucho que piense en ello.

Suguha sacudió su terca cabeza y volvió al estiramiento.

Después de terminar con sus estiramientos, ella levantó el shinai apoyado contra el pino negro. Lo agarró sintiendo la familiaridad en la palma por su largo uso, luego se levantó y asumió una postura centrada.

Ella tomó una respiración profunda, manteniendo su postura... entonces al instante, con un vigor agudo golpeó directamente hacia el frente con el shinai. Sus movimientos parecían dispuestos a cortar el aire de la mañana, lo que asustó a varios gorriones, ya que todos salieron volando de una sobrecargada rama.

La casa de la familia Kirigaya era una antigua casa japonesa que permanecía al lado de las viejas calles del sur de Saitama. La familia completa había estado viviendo allí, incluso el abuelo de Suguha, que había fallecido hace cuatro años; quién era una persona muy estricta y tradicionalista.

Éste sirvió en las fuerza de policía durante muchos años y fue un famoso practicante de kendo durante su juventud. Confiaba en que su único hijo, el padre de Suguha, seguiría sus pasos en el camino del kendo. Pero el padre de Suguha había practicado con el shinai hasta la escuela secundaria, luego se dio fácilmente por vencido para estudiar en los Estados Unidos y, finalmente, encontró un empleo en una compañía extranjera de seguridad financiera. Después de haber sido asignado a la sucursal japonesa, conoció y se casó con Midori, la madre de Suguha, pero siguió una vida rutinaria de viajes a través del océano Pacífico. En ese momento, el abuelo de Suguha había redirigido su pasión hacia ella y Kazuto, quién era un año mayor.

Suguha y su hermano fueron convencidos para que se uniesen al dojo de kendo del barrio durante la escuela primaria. Sin embargo, debido a la influencia de su madre como una editora de una revista de sistemas informáticos, a su hermano le encantaba el teclado mucho más que el shinai y dejó el dojo después de dos años. Sin embargo, Suguha no era como su hermano. Había encontrado una afinidad con el kendo y continuó practicando con su shinai incluso después de que su abuelo murió.

Suguha tenía quince años. Un año antes había avanzado lo suficiente en las competiciones de la escuela secundaria como para clasificar como una de las mejores de la nación. En primavera, había sido reclutada por una de las escuelas preparatorias más famosas de la prefectura.

Pero...

En el pasado, nunca había perdido su objetivo. Le gustaba mucho el kendo: no sólo era para satisfacer las expectativas de quienes la rodean, sino que también la había hecho feliz.

Pero dos años atrás, cuando su hermano se vio involucrado en el incidente que conmovió a todo Japón, la confusión surgió dentro de su corazón. Se podría decir que se lamentaba profundamente. Desde que su hermano dejó el Kendo cuando tenía siete años, una profunda brecha se había abierto entre ellos, y Suguha se lamentaba en sobremanera porque nunca hizo ningún esfuerzo por cerrar la brecha.

El hermano que había dejado de lado el shinai pasaba cada día inmerso en las computadoras, como si buscara saciar su sed restante. Él construyó una computadora de las piezas no deseadas del cuarto de su madre, y luego ayudó a su madre a programarla cuando él era apenas un estudiante de escuela primaria. Para Suguha, las cosas de que hablaban eran como un idioma extranjero.

Por supuesto, la escuela le había enseñado a Suguha algunas lecciones en el uso de la computación y tenía una pequeña computadora en su habitación. Sin embargo, su conocimiento de las computadoras se limitaba al intercambio de correo electrónico y la navegación por Internet, era imposible para ella comprender el mundo en el que su hermano vivía. Esto fue especialmente el caso de los juegos RPG en la red, a los que su hermano era adicto, siempre había sentido que eran detestables para ella. Desde entonces, ella se había puesto una personalidad falsa, por lo que le resultaba imposible acercarse a otras personas que también interactuaban con una máscara falsa.

Desde su infancia, Suguha y su hermano compartían una relación tan cercana, como mejores amigos. Sin embargo, mientras su hermano la dejó por un mundo totalmente diferente, Suguha se hundió en la soledad dedicándose de lleno al kendo. La distancia entre ellos continúo expandiéndose y sus conversaciones diarias continuaron disminuyendo, y antes de que Suguha se diera cuenta, su relación se había reducido a una normal.

Pero la verdad sea dicha, Suguha constantemente se sentía sola. Ella quería hablar con su hermano mayor. Quería entender el mundo de su hermano, quería que su hermano fuera a ver sus competencias.

Sin embargo, justo cuando estaba a punto de expresar esos sentimientos, ese incidente ocurrió.

El incidente de una pesadilla llamada “SWORD ART ONLINE”. Diez mil jóvenes de todo Japón fueron confinados por una jaula electrónica y cayeron en un largo sueño.

Su hermano había sido ingresado en un importante hospital en Saitama.

La primera vez que Suguha fue a visitarlo...

En cuanto vio a su hermano en coma, con numerosos cables y oculto por un terrible casco, se echó a llorar. Fue la primera vez desde su nacimiento que ella lloraba. Simplemente se aferró a su hermano y lloró.

Es posible que no tuviera otra oportunidad para intercambiar palabras con él. ¿Por qué no trató de cerrar la distancia entre ellos antes? No debería haber sido tan difícil, debió haber sido posible para ella.

Fue entonces cuando ella comenzó a reconsiderar seriamente si debía seguir practicando kendo y cuáles eran sus verdaderos sentimientos. Pero estaba tan desorientada que nunca encontró una respuesta. Durante sus 14 y 15 años, cuando no podía ver a su hermano, Suguha había entrado en una escuela preparatoria basada en las recomendaciones de los demás a su alrededor, pero si debía continuar caminando por este camino había una duda en su corazón que no desaparecería.

Si su hermano regresaba, entonces definitivamente hablaría mucho con él. Ella se libraría de toda su confusión y ansiedad, y francamente le diría sus pensamientos. Luego, dos meses después, después de que Suguha había tomado su decisión, ocurrió un milagro. Su hermano había roto la maldición por medio de su propio poder y regresó.

Pero en ese momento, la relación con su hermano ya había cambiado drásticamente. Suguha había oído personalmente de su madre Midori que Kazuto no era su verdadero hermano, sino que en realidad era su primo.

Su padre Minetaka era hijo único, pero su madre Midori tenía una hermana mayor que murió, sin embargo, Suguha no sabía nada de esto. Por lo tanto, cuando Suguha se enteró de que Kazuto era el hijo de la hermana de su madre, ella se encontraba pérdida y no estaba segura de qué tipo de relación debía mantener. ¿Deberían ser un poco más distantes? ¿Deben seguir siendo los mismos? No tenía idea de cómo debían expresarse a través de esta relación.

Sí. Hay una cosa que no iba a cambiar...

A medida que Suguha reflexionaba sobre todo esto, ella giró su shinai hacia abajo bruscamente como si fuera a cortar su propia corriente de pensamientos. Era demasiado aterrador seguir adelante con ese pensamiento, así que comenzó a practicar con el shinai con el fin de redirigir su atención a otra parte.

Cuando terminó su número necesario de sets, el ángulo del sol de la mañana había cambiado de manera significativa. Se secó el sudor de la frente, dejó el shinai, y se volvió hacia su casa...

—Ah...

En el momento en que ella miró hacia la casa, Suguha de repente se congelaron sus pasos. Ella no sabía que Kazuto, que vestía una sudadera y estaba sentado en la entrada, la había estado mirando. A medida que sus ojos se encontraron, él sonrió y dijo:

—Buenos días.

Al decir eso, él arrojó la pequeña botella de agua mineral de su mano izquierda hacia ella. Suguha lo agarró con la mano derecha antes de responder:

—B-buenos días... En serio, si has estado vigilándome, deberías haber dicho algo.

—Pero, parecía que estabas seriamente concentrada.

—En realidad no, yo siempre soy así.

Suguha secretamente se sentía muy feliz de que eran capaces de hablar con tanta naturalidad entre sí durante ya dos meses. Tomó un lugar a la derecha Kazuto, manteniendo una distancia delicada y luego se sentó. Colocando el shinai a un lado, abrió la botella y la puso en su boca, el agua fría se impregnó en su cuerpo caliente y sintió una agradable sensación refrescante.

—Veo que lo has mantenido todo este tiempo...

Kazuto tomó el shinai de Suguha y lo hizo girar ligeramente con la mano derecha desde su posición. De inmediato echó la cabeza a un lado y dijo:

—Tan ligero...

— ¿Eh?

Suguha quitó la botella de su boca y miró a Kazuto.

—Esto está hecho de bambú genuino, así que es bastante pesado en realidad. Es unos cincuenta gramos más pesado que los hechos de carbono.

—Ah, uh, eh. Eso... no es más que lo que sentí... pero cuando se trata de la comparación...

Kazuto de repente tomó la botella de las manos de Suguha y rápidamente bebió toda el agua restante.

—Ah...

La cara de Suguha se empezó a enrojecer sin siquiera pensarlo. Ella hizo una rabieta con sus labios y dijo con tristeza:

— ¿Q-qué estás tratando de comparar?

Kazuto puso la botella vacía en la entrada y luego se levantó sin contestar.

—Oye, ¿quieres entrenar conmigo?

Atónita, Suguha miró directamente la cara de Kazuto.

— ¿Como... un encuentro?

—Sí.

Kazuto asintió con la cabeza como si fuera natural, a pesar de que él no tenía ningún interés en el kendo.

— ¿Qué pasa con los protectores...?

— Hmmm, probablemente está bien si no los usamos... pero sería malo si te lesionas. Creo que los protectores del abuelo todavía están por aquí, así que vamos al dojo.

—Oooh.

Suguha olvidó por completo sus dudas de antes y se preguntó por qué de pronto hubiera dicho tal cosa, ella sonrió y dijo:

— ¿Estás seguro? ¿Tratas de tener un combate con alguien que llegó a los cuartos de final en las nacionales? Además...

Sus expresiones faciales entonces cambiaron.

— ¿Está bien tu cuerpo...? No deberías ser imprudente...

—Jeje, te voy a mostrar los resultados de mi rehabilitación y entrenamiento que hago a diario en el gimnasio.

Kazuto se echó a reír y comenzó a caminar rápidamente hacia la parte posterior de la casa. Suguha se apresuró a seguirlo.

La casa de los Kirigaya era muy amplia y un dojo estaba al este de la habitación de su madre. Ellos cumplieron la voluntad de su abuelo y no lo demolieron, por lo que Suguha lo utilizaba para su práctica diaria, manteniendo todo el equipamiento allí.

Los dos entraron en el dojo descalzos, se hicieron una reverencia entre ellos y luego comenzaron a prepararse. Afortunadamente, la complexión del abuelo era casi la misma que la de Kazuto, y aunque los protectores que sacaron eran viejos, estaban en perfecto estado. Terminaron de atar los cordones del casco al mismo tiempo, y dirigiéndose ambos al centro del dojo, se inclinaron frente a frente una vez más.

Suguha se levantó lentamente de su posición en cuclillas, agarró su shinai favorito con fuerza, y tomó una posición centrada. Mientras tanto, Kazuto...

— ¿¡Q-qué es eso, Onii-chan!?

Al ver la postura de Kazuto, Suguha exclamó sin pensar. “Extraño” era la única manera de describirlo. Su pie izquierdo estaba la mitad de un cuerpo en el frente, inclinado con la cintura un poco abajo y con el shinai en su mano derecha teniendo la punta hacia abajo, casi tocando el suelo. Su mano izquierda parecía como si estuviera sólo tocando el mango para guardar las apariencias.

—Si un árbitro estuviera aquí, estaría absurdamente enojado con eso.

—Está bien, este es mi estilo de espada.

Suguha respiró hondo y reajustó su postura. Kazuto amplió aún más la distancia entre sus pies y bajó su centro de gravedad.

Suguha pensó en iniciar con la fuerza suficiente para golpear directamente con un potente ataque contra su oponente. Pero la postura extraña de Kazuto la sorprendió sin saber qué hacer. Aunque tenía una apertura, no se sentía fácil de aprovechar. Esa postura se sentía como si fuera el producto de muchos años de experiencia...

Sin embargo, esto no podría ser posible. Kazuto sólo practicó con el shinai por dos años cuando tenía siete años y ocho. Sólo podía haber aprendido lo básico durante ese tiempo.

Como si se diera cuenta de la confusión de Suguha, Kazuto de repente comenzó a moverse. Se precipitó en un ángulo bajo. Como si estuviera deslizando su shinai, saltó hacia arriba desde su parte inferior derecha. No fue de una velocidad sorprendente, pero como se trataba de un ataque repentino, Suguha tuvo que moverse por reflejo. Y con su pie derecho abrió:

— ¡¡Kote!!

Suguha se balanceó hacia abajo apuntando el antebrazo izquierdo de Kazuto. Debería haber sido perfectamente sincronizado, pero su golpe espléndidamente cortó el aire.

Se trataba de un truco increíble. Kazuto había quitado la mano izquierda del mango y la movió hacia su cuerpo. ¿Era eso posible? Dirigido a Suguha, desconcertada por la sorpresa, el shinai sostenido por la mano derecha de Kirito solo la confundió, ella desesperadamente lo esquivó.

En el momento en el que las dos posiciones se intercambiaron, se dieron la vuelta para enfrentarse entre sí, y ya que mantuvieron la distancia nuevamente, la conciencia de Suguha había cambiado por completo. Una tensión placentera llenaba todo su cuerpo, como si su sangre estuviera hirviendo. Esta vez fue el turno de Suguha para golpear. Su punto fuerte, un golpe al antebrazo.

Pero en esta ocasión también Kazuto los evadió limpiamente. Sacó los brazos hacia atrás, torció el cuerpo y el shinai de Suguha se deslizó a una distancia tan fina como el papel. Suguha se quedó estupefacta. Su abrumadora velocidad de golpes era muy alabada incluso dentro del club y no tenía ningún recuerdo de que alguien hubiera logrando esquivar claramente todos sus ataques consecutivos.

Tomándolo en serio, Suguha comenzó un asalto feroz. Condujo la punta del shinai continuamente, golpeando más rápido de lo que uno podía respirar. Pero Kazuto seguía esquivando y esquivando. El movimiento inquebrantable de sus ojos hacía parecer como si él ya hubiera comprendido plenamente el movimiento del shinai de Suguha.

Irritada, Suguha forzosamente acortó la distancia y bloqueó su shinai contra el de Kazuto. Contra las bien entrenadas piernas y torso de Suguha, Kazuto empezó a tambalearse bajo la presión abrumadora. Sin dejarle escapar, Suguha aprovechó el momento para lanzar un golpe final directamente hacia la cabeza de Kazuto.

— ¡¡Men!!

Ah, Suguha finalmente se dio cuenta en el momento que era demasiado tarde. Ella no se contuvo en absoluto en su ataque, que estrelló fuertemente en la parrilla de metal en el casco protector de Kazuto, produciendo un agudo sonido metálico que resonó en todo el dojo.

Kazuto continuó tambaleándose hacia atrás unos pasos antes de que finalmente se detuviera.

— ¿E-estás bien?, ¿Onii-chan?

Preguntó Suguha frenéticamente. Kazuto ligeramente movió su mano izquierda para mostrar que él estaba bien.

—...Ah, he perdido, Suguha eres fuerte,.. Heathcliff no se compara contra ti en absoluto.

—... ¿Estás realmente bien...?

—Sí. El encuentro terminó.

Después de decir eso, Kazuto dio varios pasos hacia atrás y luego hizo algunos movimientos aún más extraños. Él movió el shinai de izquierda a derecha, luego lo llevó a la espalda e hizo un sonido como si cortara el viento. Después de eso, enderezó la espalda y se rascó la cabeza, haciendo un sonido crujiente. Todo esto hizo que Suguha realmente se preocupara.

—Ah, tu cabeza se golpeó, así que...

— ¡N-no! ¡Es sólo un viejo hábito...!

Después de que se inclinaron el uno frente al otro, Kazuto se sentó en una postura formal y comenzó a desatar los cordones de sus protectores.

Los dos dejaron el dojo juntos, fueron al baño y se enjuagaron el sudor de la cara. Ella realmente tenía la intención de jugar un poco, nunca esperó que se convirtiera de pronto en algo tan serio y que dejara esta sensación de sobrecalentamiento en su cuerpo.

—Sin embargo, estaba realmente sorprendida. Onii-chan, ¿Cuándo practicaste?

—Eh, ese patrón de ataque es mío... pero las «Sword Skills» realmente no pueden ser controladas sin el sistema de ayuda.

Una vez más, Kazuto murmuró algo que no tenía ningún sentido.

—Pero fue muy divertido. Tal vez debería tratar de practicar kendo de nuevo...

— ¿¡En serio!? ¿¡En serio!?

Suguha de repente se llenó de energía y con una amplia sonrisa que se extendía en cara, comenzó a insistir en una respuesta.

— Suguha, ¿me enseñas?

— ¡Po-por supuesto! ¡Sin duda, nos entrenaremos juntos!

—Sin embargo vamos a tener que esperar hasta que mis músculos se recuperen.

Kazuto asintió y Suguha sonrió de todo corazón. La idea de practicar kendo juntos, una vez más, la hacía tan feliz que las lágrimas salían de sus ojos.

—Hey... Onii-chan... Yo...

Aunque Suguha no entendía por qué Kazuto tenía un renovado interés en el kendo, todavía estaba muy feliz y quería también hablarle de su nuevo interés. Sin embargo, rápidamente cambió de opinión y se tragó las palabras que iba a decir.

— ¿Hm?

—Err, supongo que debo dejarlo en secreto por ahora.

— ¿¡A que te refieres!?

Los dos se secaron la cabeza y luego volvieron a la casa principal a través de la puerta trasera. Su madre Midori siempre trabajaba por las mañanas, así que Suguha y Kazuto se turnaban para preparar el desayuno.

—Voy a tomar una ducha, Onii-chan ¿tienes algún plan para hoy?

—Ah... hoy, yo... voy a ir al hospital...

—...

El buen humor de Suguha de repente se hundió al oír su respuesta tranquila.

—Ya veo, vas a visitar a esa persona.

—Ah... eso es lo único que puedo hacer en este momento.

Esa persona era la más importante para él en ese otro mundo, y Suguha había escuchado esto directamente de él. En ese momento, Suguha estaba en la habitación de Kazuto, los dos se sentaron uno al lado del otro y Kazuto estaba tomando una taza de café mientras le explicaba todos los detalles. La Suguha de antes nunca hubiera creído posible que alguien podría caer enamorado en un mundo virtual. Pero ahora, de alguna manera ella podía entender. Además, cuando Kazuto hablaba de esa persona, siempre lágrimas brotan de sus ojos.

Kazuto dice que estuvieron juntos hasta el último momento. Ambos sin duda iban a volver al mundo real juntos. Pero mientras la conciencia de Kazuto se despertó, esa persona sólo seguía durmiendo. No pasó nada... o quizás algo sucedía y nadie lo sabía. Desde entonces, siempre que tenía tiempo, Kazuto iba al hospital cada tres días para ver a esa persona.

Suguha podía verlo con claridad. Kazuto, sentado delante de esa persona dormida, tomándole la mano al igual que una vez ella lo hizo, llamándola sin descanso. Tan pronto como visualizó esa imagen, un sentimiento que no puede ser descrito se desbordó en su corazón. Su pecho se estrujó dolorosamente y cada respiración se sentía realmente difícil. Ella se abrazó fuertemente con ambas manos y se sentó en donde estaba.

Ella quería que Kazuto siguiera sonriendo. Desde que regresó de ese mundo, Kazuto se había vuelto mucho más abierto que antes. Empezó a hablar más con Suguha. Hasta llegó amable y no le hizo ninguna demanda irrazonable. Se sentía como si hubieran vuelto a sus días de infancia. Por lo tanto, se dio cuenta de lo importante que era esa persona al ver las lágrimas de su hermano. En ese momento ella se comenzó a convencer a sí misma.

Pero, me he, me he dado cuenta...

Kazuto cerró los ojos para recordar a esa persona, Suguha sentía como su corazón no podía dejar de latir, como si estuviera tratando desesperadamente de ocultar otro sentimiento.

Mientras miraba a Kazuto verter la leche en un vaso sobre la mesa, Suguha susurró a sí misma dentro de su corazón.

Hey, Onii-chan. Yo, ya lo sé.

Los hermanos de antes ahora se habían vuelto primos, y sin embargo Suguha aún no entendía cómo terminó así.

Pero algo cambió. A pesar de que no había pensado en ello hasta ahora, un pequeño secreto continuó parpadeando dentro de su corazón.

Tal vez sea posible que a ella le gustara su Onii-chan, pero si es así, entonces eso probablemente no estaba mal.

Después de bañarme, me cambié de ropa y me fui en la bicicleta que había comprado hace un mes. Viaje en bicicleta los 15 kilómetros hasta mi destino, era una distancia considerable, pero la carga era perfecta para mí que aún estaba recuperándome.

Mi viaje me llevó a un hospital recientemente construido en las afueras de la ciudad de Tokorozawa, en la Prefectura de Saitama. En el piso superior del hospital, ella yacía tranquilamente.

Hace dos meses, en el piso 75 de Aincrad, había derrotado al jefe final, Heathcliff “La Espada Sacra”, y al hacerlo termine este juego de la muerte. Después, me desperté en una habitación de hospital, encontrándome de regreso en el mundo real.

Pero ella, mi compañera, la persona más importante para mí, Asuna “El Destello”, no estaba ahí.

No fue muy difícil investigar sobre ella. Inmediatamente después de recuperar la conciencia en un hospital de Tokio, salí de la habitación andando con pasos inestables, y pronto fui descubierto por las enfermeras que me trajeron de vuelta. Varios minutos más tarde, un hombre de traje se apresuró a hacerme una visita mientras jadeaba intentando recuperar el aliento. Se identificó como un representante del Ministerio de Asuntos Internos de la División de Contramedidas de SAO.

La organización con ese gran nombre parecían haberse formado inmediatamente después del inicio del incidente SAO, pero durante esos dos años, no había nada que pudieran hacer. Sin embargo, eso era inevitable también. Si se hubieran incursionado descuidadamente con el servidor, sin cancelar el programa de protección hecho por el programador Kayaba Akihiko, el autor intelectual de este incidente, diez mil personas habrían tenido sus cerebros destruidos; y nadie quería tener esa responsabilidad.

Reagrupándose, hicieron los preparativos para observar mejor la situación de las víctimas que pusieron en el hospital. Su única esperanza, una pequeña luz perro una gran tarea, era inspeccionar la información de los jugadores a través de datos del servidor.

Así ellos llegaron a seguir mi progreso en el frente, teniendo en cuenta mi nivel, posición y papel como un protagonista esencial en el «Grupo de Avance» tratando de completar Sword Art Online. Por lo tanto, cuando los jugadores de SAO despertaron en todo el país, los agentes del Ministerio se habían precipitado a mi habitación, con la esperanza de entender mejor lo que acababa de suceder.

Revelé mis condiciones al funcionario del gobierno con las gafas de montura negra que llegó a mi habitación. Les diría a ellos todo lo que sabía; y a cambio, ellos tenían que decirme lo que quería saber.

Lo que yo deseaba era saber, por supuesto, el paradero de Asuna. Después de unos minutos en el teléfono, el hombre de las gafas se volvió y habló, con una confusión desnuda en su cara.

—Yuuki Asuna ha sido admitida en otra institución médica en Tokorozawa. Sin embargo, ella no ha despertado... y no sólo ella, otras 300 personas de todo el país aún no han despertado.

Inicialmente se pensó que esto era simplemente el resultado de un aumento en el retraso que se producía en el servidor. Sin embargo, las horas se había convertido en días y Asuna junto con los otros no habían despertado.

Queriéndolo o no, el plan del perdido Kayaba Akihiko continuaba causando una gran conmoción en todo el mundo, pero mis opiniones eran contrarias. Todavía me acuerdo de la destrucción de Aincrad que acabó envuelto en una roja puesta de sol.

Él ciertamente lo dijo. Se liberaría a todos los jugadores que sobrevivieron. Por otra parte, en ese entonces él ya no tenía ninguna razón para mentir. De todo corazón creo que él sin duda desapareció junto a ese mundo.

Sin embargo, si se tratara de un incidente imprevisto o de acuerdo a la voluntad de alguien, el servidor de SAO, que debería haber sido completamente formateado, continúo operando. El «Nerve Gear» de Asuna no fue la excepción, la unión de su alma en sus profundidades. ¿Qué es lo que pasaba adentro?, yo no tenía ni idea, pero si... si... si yo pudiera volver a ese mundo sólo una vez más...

Si Suguha se enterara de lo que hice en ese momento, se habría puesto furiosa. Dejé una nota, entré en mi habitación, me puse el «Nerve Gear» y comencé SAO. Sin dudarlo metí los datos de mi cuenta, pero, sin embargo, un mensaje de error fríamente apareció ante mis ojos, «Error: No se puede conectar con el servidor».

Una vez que mi rehabilitación fue completada, mi libertad de movimiento había sido restaurada, y desde entonces hasta ahora, había estado haciendo periódicamente visitas a Asuna.

Ese fue un momento muy difícil. La sensación de que algo más importante que todo lo demás fue arrebatado de mí era mucho más dolorosa que cualquier daño físico o mental. Y más aún a mi yo actual, quién se sentía impotente como un niño.

Continuando con el viaje de 40 minutos, pedaleando a un ritmo más lento, salí de la carretera principal y tomé un tortuoso camino montañoso. Muy pronto, un enorme edificio apareció ante mí. Era una propiedad privada, la institución médica.

El guardia de seguridad en la entrada, ahora una cara familiar, no se molestó en preguntar mi razón para venir. Aparqué mi bicicleta en un rincón del enorme estacionamiento. En el mostrador de recepción del primer piso, que tenía la apariencia del vestíbulo de un hotel de alta clase, me dieron un pase de visitante. Lo abroche en mi pecho y me subí al ascensor.

En unos segundos, llegué a la planta superior, el piso 18, y la puerta se abrió lentamente. Caminé hacia el sur por el pasillo vacío. Esta planta tenía muchos pacientes a largo plazo hospitalizados, pero ver a otros aquí era un hecho raro. Por último, al final del pasillo, una puerta de color verde pálido entró en mi visión. Había una placa opaca en la pared junto a la puerta.

«Yuuki Asuna»

Y por debajo de esa pantalla había una ranura delgada, que se dirigía hacia mí. Me desenganche el pase de pecho y deslice su borde inferior en la ranura, con lo cual la puerta se abrió con un leve sonido electrónico.

Al entrar a la habitación, estaba envuelta por una fragancia de flores. Flores frescas, en contradicción con la temporada de invierno que estaba decorado la habitación. El interior de la habitación del hospital estaba dividido con amplias cortinas, por las cuales lentamente había entrado.

—Por favor, déjala despertar...

Toqué la tela, rezando por un milagro, y tirando suavemente de las cortinas, las aparté.

Era una unidad de cuidados intensivos de alta gama similar a la que yo había estado, incluso el colchón era el mismo. La luz del sol se reflejaba en las sábanas blancas, cayendo suavemente sobre la cara de Asuna. Si no supiera que es lo que había pasado, habría pensado que estaba simplemente durmiendo.

Cuando la visité por primera vez, había tenido este pensamiento: ¿ella desaprobaba que yo fuera a verla así? Tales preocupaciones se habían desvanecido desde hace mucho tiempo. Ella realmente era muy hermosa.

Su bello cabello castaño oscuro, ondulado como si fuera agua en el colchón blanco alrededor de ella, su piel blanca translúcida, con un matiz de rosa en sus mejillas.

Desde el cuello hasta la clavícula, sus rasgos eran exactamente los mismos que en ese mundo. Labios color cereza. Pestañas largas, temblando como si fueran a abrirse en cualquier momento. Si no fuera por el casco.

El «Nerve Gear». Sus tres pálidas luces LED intermitentes brillaban como estrellas, la evidencia de que seguía funcionando. Incluso ahora, su alma todavía estaba atrapada en algún mundo. Tomé su pequeña mano derecha con las mías, sintiendo su calor. La sensación de su agarre firme como lo había sentido de la misma manera antes. Contuve la respiración, tratando desesperadamente de contener las lágrimas mientras decía su nombre...

—Asuna...

El sonido de su despertador me devolvió a la realidad. Sin darme cuenta, ya era mediodía.

—Ya me debería ir, Asuna. Vendré de nuevo pronto.

Fui alertado entonces por el sonido de las puertas corredizas abriéndose, y volví mi atención a dos hombres que entraron a la en la sala.

—Oh, Kirigaya-kun. Pido disculpas por esta molestia.

Un hombre mayor se presentó ante mí con una expresión facial tranquila, devolviendo la tarjeta que tenía en la mano al bolsillo. De su físico y apariencia, parecía ser un hombre animado y confiado, pero tenía el pelo gris que era el resultado de dos años de preocuparse por su hija. Este era el padre de Asuna, Yuuki Shouzou. Yo había escuchado de Asuna previamente que su padre era un empresario, pero eso no hizo nada para frenar mi sorpresa al saber que él era el presidente de la empresa de electrónica «RECTO».

Incliné un poco la cabeza y hablé.

—Hola. Lamento interrumpir, Yuuki-san.

—No es nada, no es nada. Teniendo en cuenta que siempre vienes aquí de esta manera, yo debería ser el que se disculpara. Estoy seguro de que mi hija también estaría contenta.

Se acercó a la almohada de Asuna, acariciándole el pelo distraídamente mientras miraba con tristeza el rostro de Asuna. Un momento después, él me presentó al hombre que estaba detrás de él.

—Se trata de alguien nuevo. Él es el director de nuestro instituto de investigación, Sugou-kun.”

Mi primera impresión de él fue muy positiva. Era un hombre alto, vestido con un traje gris oscuro, con un par de anteojos amarillos enmarcados en perfecto equilibrio sobre el puente de su nariz. Sus ojos se escondían detrás de sus lentes delgados, y su sonrisa perpetua completando la imagen. Me imaginé que era un poco mayor a los 30 años.

Él extendió su mano y dijo:

—Es un placer conocerte. Soy Sugou Nobuyuki. Usted debe ser ese héroe Kirigaya-kun.

—Kirigaya Kazuto. Encantado de conocerle.

Sugou me estrechó la mano y volví la cabeza para mirar en dirección a Yuuki Shouzou, su mano sosteniendo ligeramente su cabeza vuelta hacia abajo.

—Sobre eso, lo siento. Los servidores de SAO ya han sido cerrados. Este incidente es casi como algo que te gustaría ver en la TV. Él es el hijo que tiene toda mi confianza. Desde hace algún tiempo, no ha tenido contacto con la familia.

—Presidente, este asunto es...

Sugou aflojó su mano, volviéndose hacia Shouzou y habló.

—El próximo mes, quiero decirle claramente a todos.

— ¿Es eso cierto? Pero, ¿eso está realmente bien? Todavía es muy joven, su vida no ha hecho más que empezar...

—Mi decisión está tomada. Quiero aprovechar este momento en que Asuna sigue siendo hermosa... y que ella use un vestido de novia.

—Parece que has pensado en esto.

—Con eso, me despido. Nos vemos de nuevo Kirigaya-kun.

Él asintió con la cabeza, se dio vuelta y salió por la puerta, cerrándola detrás de él. Los hombres que quedaron en la habitación fueron Sugou y yo.

Sugou Nobuyuki se movió lentamente al lado de la cama, de pie frente a mí. Le acarició el pelo castaño a Asuna, haciendo ruidos mientras su mano izquierda se arrastraba por el pelo. Me invadió una sensación de asco.

—Cuando estabas en el juego, tú viviste con Asuna, ¿verdad? —. Dijo Nobuyuki-san.

—...uhm...

—En ese caso, nuestra relación puede ser un poco complicada.

Sugou levantó la vista y tuvimos contacto visual. En ese momento, me di cuenta de que mi impresión de este hombre no podía estar más lejos de la verdad.

A través de sus finas gafas, sus pequeñas pupilas daban la impresión de sanpaku, y los labios que se curvaron en una sonrisa. Estos, todo junto, desprendían una sensación de insensibilidad fría. Un sudor frío corrió por mi espalda.

—Sobre lo que acabo de decir...

Sugou emitía una sonrisa aburrida.

—Eso era, el matrimonio de Asuna conmigo.

No podía pronunciar una palabra. ¿Qué ha dicho? El comentario de Sugou envolvió mi cuerpo como una ráfaga de frío. Después de unos momentos de silencio, me las arreglé para decir:

— ¿Crees que te dejaría salirte con la tuya?

—Oh, ciertamente. Para recibir la aprobación en este tipo de circunstancia sería del todo imposible. Legalmente, yo soy un hijo adoptivo de la familia Yuuki. Aunque, en realidad, ella me ha odiado desde hace algún tiempo.

Los dedos de Sugou se situaban en los labios de Asuna.

— ¡Alto!

Yo agarré inconscientemente la mano de Sugou, obligándolo a alejarse de la cara de Asuna.

Gritando, le dije:

—Maldito... ¿te atreves a aprovecharte de la condición de Asuna?

— ¿Aprovechar? No, no, esto está dentro de los límites. Honestamente, Kirigaya-kun. ¿Sabes lo que le pasó a la empresa de SAO, «Argos»?

—He oído que quebraron.

—Correcto. Los costos de desarrollo, además de los daños y perjuicios los puso a todos en deuda, y la compañía finalmente se declaró en quiebra. Por lo tanto, el mantenimiento de los servidores de SAO está ahora bajo la responsabilidad del departamento de tecnología de Full Drive RECTO. Específicamente, mi departamento.

Desde el otro lado de la cama, Sugou se volvió hacia mí. Revelando una sonrisa demoníaca, él avanzó más cerca de la mejilla de Asuna.

—Es decir que ella todavía está viva porque yo lo permito. Por lo tanto, ¿no te parece que debería ser compensado por mis problemas? ¿O me equivoco?”

Al oír esto solo reforzó mi convicción.

Este hombre quería aprovechar la situación de Asuna y usar su vida para cumplir sus ambiciones.

Girando se levantó y me miró con desprecio, la sonrisa desapareció de su rostro. Con un tono helado, habló una vez más.

—No sé qué pasó entre tú y Asuna en el juego, pero te quiero fuera de su vida de ahora en adelante. Espero que no tengas ningún contacto con Yuuki y su familia en el futuro.

Apreté los puños, enfadado por mi incapacidad para hacer algo. Me sentí tan impotente. Varios momentos de silencio pasaron. Luego, Sugou dijo con un tono burlón:

—La ceremonia de la boda se llevará a cabo la próxima semana aquí en esta gran sala. Espero que vengas. Aprecia este último encuentro entre ustedes, Señor Héroe.

Yo quería una espada en ese momento para perforar su corazón, cortar su cuello. No sé si él sentía una agitación como la mía, pero me palmeó el hombro, giró bruscamente y salió de la habitación.

Cuando llegué a casa, el recuerdo de nuestro encuentro todavía ardía fresco en mi mente. Me acosté en mi cama y me quedé mirando la pared en un estado de estupor.

—Es decir, el matrimonio de Asuna conmigo—.

—Ella, todavía está viva porque yo lo permito—.

Mi encuentro con Sugou se repetía una y otra vez en mi cabeza, como una película atrapada en un bucle. Mi corazón se sentía como un bulto caliente de metal fundido.

Pero... todo esto es debido a una fuerte sensación de inseguridad.

Sugou siempre fue la persona más cercana a la familia Yuuki. Esta también fue la razón por la que fue capaz de llegar a ser el prometido de Asuna. Es de total confianza a Yuuki Shouzou, también poseía una gran responsabilidad en RECTO. Asuna probablemente estaba dispuesta a casarse con este hombre mucho antes de que nos encontráramos en Aincrad. Comparado con él, nuestro tiempo que pasamos juntos era probablemente nada más que una ilusión. La indignidad de tener que renunciar a Asuna por los caprichos de ese hombre, que en el mejor de los casos, era como el capricho de un niño pequeño.

Para nosotros, el Castillo Flotante de Aincrad era el mundo real. Los votos que habíamos intercambiado allí, las palabras, todo, relucía con el brillo de una joya.

—Quiero permanecer al lado del otro Kirito para siempre—.

Las palabras de Asuna y su sonrisa lentamente se escabulleron.

—Lo siento... Lo siento, Asuna... No... No puedo hacer nada...

Lágrimas de tristeza se deslizaron por mi cara, lentamente y una a una cayendo en el dorso de mi puño cerrado.

— ¡Onii-chan, el baño esta libre!

Suguha gritó hacia la habitación de Kazuto, ubicada en el segundo piso, pero no hubo respuesta. Esa noche, después de regresar del hospital, Kazuto se había encerrado en su habitación, no había bajado ni siquiera a cenar.

Suguha puso la mano en la manija de la puerta, pero vaciló. Si no se ha ido directamente a dormir, entonces tal vez cogería un resfriado, razonó, tomando fuerzas al doblar la manija.

La puerta se abrió revelando un cuarto oscuro.

Él debe estar durmiendo, pensó, y cuando se volvió para salir de la habitación, una ráfaga de aire frío sopló haciéndola temblar. Las ventanas parecían estar abiertas. En realidad no parecía ser de otro modo, pensó sacudiendo la cabeza.

De puntillas atravesó suavemente la habitación, apartando camino hacia la ventana... sólo para encontrar a su hermano acurrucado en la cama, completamente despierto.

—Ah, Onii-chan, lo siento. Creí que estabas dormido—, fue la respuesta perpleja de Suguha.

Después de unos momentos de silencio, Kazuto respondió con una voz desprovista de emoción:

—Lo siento, pero ¿podrías dejarme solo?

—Pero, pero la habitación esta tan fría...

Suguha extendió sus manos y tomó las manos de Kazuto. Se sentían tan frías como el hielo.

—Esto no es bueno, tus manos están congeladas. Cogerás un resfriado, date prisa y toma una ducha.

Parte de la luz de una farola se filtraba por las cortinas, posándose en el rostro de Kazuto. Y en ese momento, Suguha entendió que algo le había sucedido a su hermano.

— ¿Qué pasó?

—Nada.

Su respuesta era más que un susurro ahogado.

—Pero...

Sin esperar a que terminara, enterró el rostro entre las manos. Escondiéndose de Suguha, y con un sentimiento de odio a sí mismo, él dijo:

—Yo realmente soy inútil. No fue hace tanto tiempo que juré no volver a decir esas palabras derrotistas...

A mitad de sus palabras, Suguha ya había comprendido lo que había sucedido. Hablando con una voz temblorosa, tranquilamente, le preguntó:

—Esa persona... Asuna-san... ¿qué fue lo que pasó?

El cuerpo de Kazuto se tensó. En voz baja, lleno de dolor, él respondió:

—Asuna... ha ido a algún lugar... algún lugar lejano. Un lugar... donde mis manos no pueden llegar a ella...

Esta vez fue lo suficientemente claro para ella. Mirando a Kazuto, llorando como un niño delante de ella, el corazón de Suguha fue tocado.

Ella cerró la ventana, corrió las cortinas, encendió el aire acondicionado, y se sentó a su lado. Ella vaciló por un momento, antes de tomar sus manos frías entre las suyas otra vez. El cuerpo acurrucado de Kazuto se relajó en un instante.

Suguha le susurró al oído.

—Ánimo. Si ella es realmente la persona que amas, no debes darte por vencido tan fácilmente.

Estas palabras no salieron fácilmente, y diciéndolas su corazón se sentía como si hubiera sido cortado con una espada. Un sentimiento en lo profundo de su corazón dio origen a este dolor. Me gusta Kazuto-Onii-chan, es el sentimiento que llegó a Suguha fuertemente en este momento.

Yo también. No puedo mentirme a mí misma nunca más.

Suguha apoyó a su hermano, suavemente lo recostó en la cama. Colocándolo debajo de sus sábanas, ella tiernamente cubrió su cuerpo.

¿Cuánto tiempo lo sostuvo? Ella no lo sabía, pero los gritos ahogados de Kazuto se habían convertido en el tranquilo sonido del sueño. Suguha cerró los ojos, con el corazón en silencio se susurró a sí misma.

Mi única opción es renunciar. Todo lo que puedo hacer es enterrar profundamente este sentimiento.

Porque dentro del corazón de Kazuto... ella ya estaba allí.

Las lágrimas corrían silenciosamente por las mejillas de Suguha, cayendo sobre las sábanas, desapareciendo rápidamente.

Mi dulce y apacible sueño fue roto por un repentino estallido de calor.

Yo no estaba completamente despierto, pero había un calor extraño flotando sobre mí, como la luz del sol a través de las ramas de los árboles, acariciando mi mejilla.

Mantuve mis ojos cerrados, y abracé a la chica durmiendo a mi lado. Estábamos lo suficientemente cerca para que sintiera su aliento, así que abrí mis ojos un poco.

— ¿Uwwah?

Lancé un grito y salté hacia atrás unos cincuenta centímetros. Me senté y rápidamente miré a mí alrededor.

Esto es lo que siempre he visto en mis sueños. Aincrad, vigésimo segundo piso en la casa del bosque, imposible. Las partes de la realidad están aquí, mi habitación y mi cama. Sin embargo, aparte de mí, hay otra persona.

Me quedé sin habla. Completamente despierto, rápidamente me levante y puse la manta en su lugar. Con el pelo corto y negro, cejas prominentes, Suguha estaba en pijama, durmiendo sobre mi almohada.

— ¿Cómo?... ¿cómo paso esto...?

Después de pensarlo cuidadosamente, finalmente me acordé de lo que pasó anoche. Es cierto, anoche después de regresar del hospital, parece que hable un poco con Suguha. En medio de la desesperación y el dolor que me había llevado hasta las lágrimas, me consoló y, eventualmente, caí dormido.

—De verdad, parezco un niño pequeño.

Después de sentir un poco de vergüenza, mire a Suguha profundamente dormida. Ella no debería estar haciendo esto.

De repente recordé que algo similar a esto ocurrió en “ese” mundo. Suguha es muy similar a la chica domadora de bestias que me acompañó en el piso cuarenta, ya que también se deslizó en mi cama y me dio problemas similares.

Sonreí al recordar. Mi encuentro con Asuna y Nobuyuki Sugou seguía llenándome de preocupación, pero el dolor punzante en mi corazón lentamente desapareció anoche.

Mis recuerdos de ese mundo, el castillo flotante Aincrad, son tesoros importantes para mí. Los recuerdos felices, recuerdos tristes... demasiados para contar... pero todos esos recuerdos son reales, y no voy a tratarlos de otra manera, incluyendo la promesa entre Asuna y yo de reunirnos en este mundo una vez más.

Tiene que haber algo que pueda hacer.

Justo cuando estaba pensando eso, delante de mí, escuche algo que Suguha murmuró dormida.

—Renunciar... no está permitido...

—Lo que dices es absolutamente correcto—, le susurré. Entonces, mientras me sentaba, toqué la cara de Suguha con un dedo.

—Hey, despierta. Ya es de mañana.

—Hmmph.

Ella dejó escapar un quejido insatisfecho, por lo que metí la mano bajo las mantas y pellizqué sus mejillas.

—Levántate, ya es muy tarde.

Suguha por fin abrió los ojos.

—Ah. ¡Buenos días, Onii-chan! —, murmuró ella, mientras perezosamente salía fuera de las mantas.

Entonces, me contempló con sorpresa y rápidamente miró alrededor de la habitación. Sus ojos adormilados de repente se abrieron y sus mejillas se pusieron rojas.

— ¡Ah! Um, Yo...

Sus orejas se pusieron rojas, con el cuerpo rígido, de repente se levantó de un salto y salió corriendo de la habitación tan rápido como pudo.

—Cielos.

Negué con la cabeza y me levanté para abrir la ventana, respirando profundamente el aire frío para conducir lejos a la fatiga.

«News» llegaron cuando agarré una muda de ropa para tomar un baño.

Hubo un tono electrónico y pude ver el destello de alerta por correo electrónico, así que me senté y jugué con la terminal EL.

Desde los últimos dos años que había estado dormido, la estructura del equipo ha sufrido muchos cambios. El agradable y viejo HDD desapareció sin dejar rastro, y fue remplazado por el más moderno SSD, que se ha convertido en el nuevo estándar, y al no presentar un ultra-alto no inestable MRAM, por lo que no hay tiempo de retraso durante la transferencia, sino que sucede instantáneamente. El correo electrónico enviado ha sido actualizado, y el nombre con el “remitente” es «Agil».

En el piso 50 del bloque principal de Aincrad vivía Agil, el dueño de un almacén en «Algade». Nos habíamos reunimos por primera vez el día 20 en Tokio e intercambiamos direcciones de correo electrónico, pero esta sería la primera vez que realmente nos poníamos en contacto. El título del mensaje decía: “MIRA ESTO”. Cuando lo abrí, no había ningún texto, sólo una imagen adherida.

Me desplacé hacia abajo y abrí la imagen en el monitor, luego miré de cerca la imagen.

La composición era increíble. Pude ver por el característico color y luz que no era, obviamente, el mundo real, sino que un mundo ilusorio generado por computadora. En primer plano de la imagen había una jaula de oro con una mesa blanca y una silla blanca. Y una chica envuelta en una bata blanca, y mirando cuidadosamente a través de la jaula vi su cara...

— ¿¡Asuna!?

La imagen era muy borrosa, pero esa chica, con su pelo largo castaño, era sin duda Asuna, con el rostro desolado y sus manos cruzadas sobre la mesa. Un análisis más detallado mostró alas transparentes extendidas detrás de ella.

Cogí el teléfono de la mesa, y apresuradamente disqué el número que se encontraba en la guía telefónica. El sonido debe haber durado, unos segundos, pero me parecieron horas. Finalmente, la línea se conectó y una voz profunda respondió el teléfono.

—Hola...

— ¡Hey! ¿¡Qué es lo que sabes sobre esa imagen!?

—Mira, Kirito, al menos preséntate en primer lugar.

— ¡No tengo tiempo para eso! ¡Date prisa y dime!

—Es una larga historia. ¿Puedes venir?

—Ahora mismo. Voy a estar allí de inmediato.

Sin molestarme en esperar la respuesta, colgué el teléfono y tomé la muda de ropa. Nunca me había duchado, secado el pelo y puesto mis zapatos tan rápido en mi vida, y en poco tiempo me encontraba saliendo en mi bici. Tampoco este camino nunca pareció tan largo, a pesar de que lo había utilizado en innumerables ocasiones.

El Café-Bar de Agil se encontraba en Taito Okachimachi. Pronto noté el tablero negro y letrero de metal adornado con dos dados, de ahí el nombre «Dicey Café».

Abrí la puerta y con el sonido del timbre de la campana en la puerta. El hombre calvo en el mostrador me miró y se rio.

—Oh, eres muy rápido.

—El negocio va lento como siempre. ¿Cómo demonios le hiciste para sobrevivir estos dos últimos años?

—Claro que esta lento ahora, pero se levanta durante la noche.

La conversación casual me tranquilizó un poco, como si estuviera de nuevo en ese mundo. Nuestro primer encuentro fue algo que había ocurrido a finales del mes pasado.

En ese momento, yo había recibido los nombres reales y direcciones de algunos jugadores de los miembros del Ministerio de Asuntos Internos, como Klein, Nishida, Silica, y Lizbeth, entre otros. Aunque había muchos jugadores que quería ver de nuevo, todos habían regresado al mundo real, y mantenerse en contacto era complicado. El primer lugar que visité fue esta tienda.

—Entonces, ¿qué es lo que quieres que te diga? —. El dueño de la tienda se veía un poco triste.

Su verdadero nombre es Andrew Gilbert Mills. Me parece increíble que también administre una tienda en el mundo real.

Aunque es afro-americano por origen étnico, sus padres le tomaron cariño a Japón y abrió su Café-Bar aquí, en Okachimachi a la edad de 25 años. Es más, entre sus clientes había encontrado una hermosa y virtuosa mujer. Luego, él también se había quedado atrapado en el mundo de SAO durante dos años. A su regreso, esperaba ver la tienda cerrada desde hace mucho tiempo pero se había salvado gracias a los esfuerzos de su esposa. Verdaderamente una historia conmovedora.

A decir verdad, era extraño que no hubiera muchos clientes. La tienda tenía un diseño compacto, pero con cuatro sillas y un mostrador, un lugar luminoso y colorido que era atractivo y relajante a la vez.

Me senté en un banco de cuero, pedí una taza de café y comencé a cuestionar a Agil sobre la imagen.

—Entonces, ¿qué pasa con esa imagen?

El gerente de la tienda no respondió de inmediato. En cambio, me observó mientras sacaba un paquete rectangular de debajo del mostrador y lo empujó hacia mí.

El empaque era claramente de un software de un juego. Noté de forma particular la clara etiqueta de «Amusphere» en la esquina superior derecha.

—No he oído hablar de este tipo de hardware antes.

—«AmuSphere». Salió mientras todavía estábamos en ese mundo. Es la siguiente generación de tecnología FullDive, el sucesor del Nerve Gear.

Mientras miraba el logo con sentimientos encontrados, Agil dio una explicación simple.

Después del incidente, el Nerve Gear fue apodado como la “máquina demoniaca”, y así ningún fabricante se atrevió a involucrarse en el género de juegos con tecnología FullDive.

Sin embargo, 6 meses después del incidente SAO, una nueva compañía fue fundada, con el lema “seguridad absoluta”. Y se dieron a conocer los modelos sucesores del Nerve Gear, y como estábamos atrapados en Aincrad en ese momento, no teníamos conocimiento de ello.

Eso me ayudó a entender la situación un poco mejor, pero debido a que no puse mucha atención en los juegos siguientes a lo que había sucedido y aún no tenía una idea clara de las cosas.

—Así que ¿este es un VRMMO también?

Lo sostuve en mi mano y cuidadosamente lo inspeccioné. La imagen mostraba un profundo bosque con la luna llena flotando en lo alto, delante de ella una chica vestida con un traje de fantasía. Una espada en su mano, volando por el cielo con un par de alas transparentes. Debajo de la ilustración, un título... «ALfheim Online».

— ¿ALfheim...Online? ¿Qué significa esto?

“Así como el nombre suena. Significa “Hogar de Hadas”.

— ¿Hadas? Todavía estoy un poco confuso. Este juego no es muy serio, ¿no?

—Eso, eh, puede ser. Sin embargo, he oído que es bastante difícil.

Agil colocó una humeante taza de café delante de mí, riendo. La levanté disfrutando de la fragancia, mientras continuaba preguntando.

— ¿Cuál es la dificultad que tiene?

—El sistema de Skills es extremo, y el juego se centra en las habilidades del jugador. Y el PK está permitido.

— ¿Extremo...?

—Los «Niveles» ya no existen en este juego. Todas las habilidades aumentarán solamente repitiéndose. El sistema de batalla se basa en la capacidad atlética del jugador, en vez de las Sword Skills como en SAO. Pero a pesar de estas pequeñas diferencias, la tecnología es más o menos la misma que en SAO.

—Ah. Eso suena bastante impresionante.

Dejé escapar un silbido apreciativo. La creación del Castillo Flotante Aincrad había llevado al extremo toda la capacidad de ese genio loco, Kayaba Akihiko. Que alguien más pudiera crear un mundo de realidad virtual al mismo grado es un poco difícil de creer.

— ¿El PK está permitido?

—Al iniciar, los jugadores pueden elegir entre una variedad de razas de hadas, y solamente entre razas opuestas es permitido.

—Esa ridícula dificultad. Independientemente del alto nivel tecnológico, se siente más como si estuviera hecho para jugadores fanáticos. Dudo que sea muy popular—, le dije con el ceño fruncido.

A medida que Agil me escuchaba, dejó de mirarme seriamente y sonrió.

—Yo solía pensar de esa manera, pero ahora estoy pensando que va a ser muy popular entre la gente común, la razón principal es que en este juego, tienes la habilidad de «Volar».

— ¿Volar...?

—Con las alas de hadas. A diferencia de los juegos anteriores, el controlador está equipado con un motor de vuelo, permitiendo a los usuarios volar libremente.

Nunca he pensado en las posibilidades de vuelo antes. Después de que el Nerve Gear fue desarrollado, muchos VR de juegos aéreos fueron desarrollados, pero fueron controlados por el control vehicular. Volar por medios humanos no se introdujo simplemente porque el jugador no tendría ninguna experiencia de vuelo y, por lo tanto, sería incapaz de controlar el poder de volar.

En estos mundos imaginarios, las cosas que un jugador puede hacer son las mismas que se pueden hacer en el mundo real. Del mismo modo, aquellas cosas que los seres humanos no pueden hacer en el mundo real, no pueden hacerlas allí. Hacer alas no es algo difícil, pero el movimiento muscular asociado con el movimiento de dichas alas no es tan simple.

En SAO, Asuna y yo tuvimos una increíble habilidad para saltar, por medio de la cual podíamos imitar un vuelo, pero eso y un vuelo libre aún estaban en esencia a mundos de distancia.

—Este concepto de vuelo es increíble y todo eso, pero ¿cómo funciona exactamente?

—Quién sabe, pero tiene que ser realmente problemático. Para empezar, hay que manejarlo con un joystick de una mano.

—...

De repente, tuve el deseo de desafiar este juego, pero inmediatamente lo deje y volví a beber mi café.

—Está bien. Ahora tengo una idea general de lo que es el juego. Volviendo al tema principal. ¿Qué hay con esta imagen?

Agil sacó un trozo de papel debajo del mostrador, colocándolo delante de mí. Era específicamente una foto.

— ¿Qué es lo que ves?

Después de escuchar su pregunta, me quedé mirando la foto durante un rato, antes de que finalmente respondiera.

—Se parece... a Asuna...

—Imagine que pensarías lo mismo. Esta es una captura de pantalla, por lo que la resolución es bastante mala.

—Date prisa y explícalo.

—Es una captura de pantalla de ese juego, ALfheim Online.

Agil me entregó el juego y las imágenes. Había una captura de pantalla del juego, con una visión general del mapa del mundo así como de los territorios, y en el área central estaba un árbol gigante.

—Este es el Árbol del Mundo, o Yggdrasil.

Agil señaló el árbol.

—El objetivo de los jugadores es ser la primera raza en alcanzar la ciudad encima de ese árbol.

— ¿No puedes simplemente volar hacia arriba, entonces?

—Independientemente de la cantidad de resistencia y aguante que tengas para volar, tiene sus límites. Llegar hasta las ramas más bajas es ya imposible. Sin embargo, todavía hay gente que viene con ideas locas, como un grupo de cinco personas que utilizan su vuelo como un cohete de múltiples etapas impulsándose hacia arriba.

—Jajaja, ¿Es así? Incluso si lo llamas una idea loca, es muy creativa.

—Ah, parece ser que fue un éxito. Sin embargo, las ramas eran muy débiles, por lo que su logro sólo puede ser considerable como mucho. Y para probar que se las arreglaron para hacer esto, tomaron muchas fotos como evidencia. Una de ellas era de una jaula que colgaba de una rama de un árbol enorme.

—Jaula...

Mis palabras llevaban consigo una sensación indescriptible, lo cual provocó que frunciera el ceño. Estar atrapado... ese pensamiento inmediatamente entró en mi mente.

—Esta foto fue tomada justo cuando llegaron.

—Pero, ¿por qué Asuna está ahí?

Cogí el juego de nuevo, y me quede mirándolo.

Yo me centre en la impresión en la parte inferior de la caja. «RECTO Progress».

— ¿Qué te pasa, Kirito? Tu cara está un poco pálida.

—Nada... ¿No hay otras fotos? Por ejemplo, «otros de SAO», además de Asuna, ¿que aún no han regresado?

A mi pregunta, el gerente frunció el ceño y sacudió la cabeza.

—No, aunque he oído cosas sobre eso. Pero estas imágenes de «ALfheim Online» no se pueden utilizar para explicar nada. No vayas gritar lobo sólo por esto.

—Sí, lo sé.

Miré hacia abajo, pensando en lo que ese hombre, Sugou Nobuyuki, me había dicho.

El administrador de los servidores de SAO ahora era él, definitivamente lo había dicho. Hablando de eso, él había mencionado que los servidores eran como una caja de color negro, y no podían ser manipulados externamente. En ese momento, había tenido sentido para mí.

Sin embargo, si Asuna continuaba dormida, esto sería muy favorable para él. Es más, una chica que se parecía a Asuna estaba atrapada en un VRMMO diseñado por nada menos que una filial de RECTO. No hay manera de que todo esto sea sólo una coincidencia.

Consideré contactarme con el Ministerio del Asuntos Internos, pero enseguida cambié de opinión. Mi preocupación era demasiada vaga, y yo no tenía una evidencia concreta.

Levanté mi mirada hacia Agil.

—Agil, ¿puedo tener esto?

—No hay problema... ¿Quieres ir a echar un vistazo?

—Sí, quiero confirmar esto yo mismo.

Por primera vez, Agil mostró con una expresión dudosa. Ambos entendíamos los peligros de la VR.

Me crucé de brazos y reí.

—Supongo que si quiero probar esto voy a tener que comprar la nueva consola.

—El Nerve Gear puede funcionar también. AmuSphere es simplemente una versión con un rendimiento mejorado.

—Eso es realmente genial.

Me encogí de hombros, a lo que Ágil dejó escapar una leve sonrisa.

—Bueno, esta no es la primera vez que vas a rescatar a alguien que está atrapado en su propia conciencia.

—No importa cuántas veces se quede atrapada o aprisionada, o cuántas veces tenga que hacer esto.

Y eso fue todo. Asuna y yo no habíamos tenido ningún contacto, excepto por Internet a través del Nerve Gear. Ni siquiera habíamos intercambiado alguna palabra o carta.

Pero esos días de espera habían terminado. Acabando el café de una vez, me levanté. El mostrador de Agil era pasado de moda, similar a su tienda en SAO, completamente desprovista de cualquier caja registradora electrónica o similar. Saqué varias monedas y las coloqué sobre el mostrador.

—Entonces voy a regresar ahora. Gracias por invitarme, y por la información.

—Puedes pagarme de otra manera por la información. Debes rescatar a Asuna, y finalmente terminar con todo esto.

—Así es. Un día, todo esto terminará.

Golpeé mi puño contra mi palma. Entonces abrí la puerta y me fui.

Suguha yacía sobre su cama, y antes de rodar enterrando su cara en su almohada, pateó su cama por unos minutos.

Ya era mediodía, pero todavía estaba en pijama. Hoy es lunes 20 de enero, y las vacaciones de invierno ya han terminado; pero Suguha, en su tercer semestre de su tercer año de escuela secundaria, puede asistir cuando ella guste. Por esa razón, ella sólo muestra su cara en el club de kendo.

En estos momentos su mente estaba repitiendo ese recuerdo una y otra vez, ella ya había perdido la cuenta de cuántas veces lo había recordado. La noche pasada... con el fin de calentar a Kazuto que estaba congelado, se había hundido bajo las sábanas con él, sus cuerpos estuvieron irremediablemente cerca antes de dormir juntos. Había tardado sólo diez segundos antes dormirse, y su débil naturaleza era ahora un motivo de pesar.

—... ¡Soy una idiota! ¡Idiota! ¡Idiota!

Gritó para sí mientras golpeaba la almohada con sus puños.

Al menos podría haberme despertado antes que él y deslizarme fuera, pero él se despertó primero, ¿cómo puedo ahora siquiera mirarlo?

Sus sentimientos de vergüenza y bochorno se mezclaron con sus sentimientos de amor ocultos, y el dolor punzante en el pecho no le permitió respirar. Se cubrió la cara con las manos, y de pronto se dio cuenta de que su pijama aún tenía el olor de su hermano, causando otro fuerte latido en su corazón.

En todo caso, abanicar una shinai hará que todo eso se vaya, y se puso de pie decidida. En su nerviosismo, no estaba segura de si era mejor usar su dogi o ropa casual, pero se cambió rápidamente y fue al patio a practicar.

Kazuto estaba en algún lugar hoy, pero no sabía dónde exactamente, y su madre, Midori, siempre salía a trabajar antes del mediodía. Y su padre, Minetaka, había regresado a Estados Unidos justo después de Año Nuevo, dejando a Suguha sola en casa. De la mesa del desayuno del primer piso, cogió un panecillo de queso y lo llevó a su boca con un gesto muy poco femenino, mientras que con la otra mano agarró un envase de jugo de naranja, antes de sentarse brevemente en el vestíbulo.

Justo cuando ella había tomado un bocado enorme, Kazuto apareció en la entrada, empujando su bicicleta e intercambiaron miradas.

— ¡Guu!

Un pedazo del panecillo se atoró en su garganta, y ella frenéticamente agitó su mano derecha para beber su jugo... sólo para notar que la pajilla había desaparecido.

— ¡Uahh, guu~!

—Oi, oi.

Kazuto corrió al lado de Suguha, tomando el jugo y rápidamente insertó la pajilla antes de acercarlo a la boca de Suguha. Succionando desesperadamente el líquido frío, fue finalmente capaz de tragar el trozo de comida.

— ¡Uah! Casi muero... Esta vez pensé que realmente moriría.

— ¡Que chica más impaciente! ¿No sabes que deberías comer un poco más despacio?

— Mmm~

Avergonzada, bajó la cabeza mirando sus pies. Kazuto se sentó a su lado, se inclinó y comenzó a desatarse los cordones. En la visión periférica de Suguha, ella vio el perfil de Kazuto y una vez más mordió el panecillo. En ese preciso momento, de repente él habló:

—Bien, Sugu, lo de anoche...

Suguha de repente se atragantó, y rápidamente bebió un sorbo de jugo.

— ¿S-Sí?

—Bueno, um, es decir... ¡Gracias!

— ¿Eh...?

Al oír estas inesperadas palabras, Suguha sólo pudo mirar a Kazuto.

—Gracias a ti, mi espíritu ha sido restaurado. Yo... no me daré por vencido. Definitivamente la salvaré, y la traeré para que se conozcan.

Suguha, soportando el dolor de su corazón, sonrió y respondió:

— Mm. ¡Da lo mejor de ti! A mí también me gustaría conocer a Asuna-san.

—Ustedes dos se llevarían muy bien.

Kazuto le dio unas palmaditas a Suguha en la cabeza y se puso de pie.

—Así que, hasta luego.

Con eso, Kirito empezó a correr hasta el segundo piso, y al verlo pasar, Suguha metió el último trozo de su panecillo en la boca.

¿Da lo mejor de ti... yo también debería...?

Al llegar al estanque en el patio, Suguha comenzó a hacer suburi. Sosteniendo su shinai, ella comenzó a moverse en lo que casi podría llamarse una danza, y lentamente comenzó a calentar su cuerpo.

En el pasado, balancear su shinai era todo lo que necesitaba para despejar su mente, pero hoy fue totalmente diferente. ¿Qué había en su mente que parecía imposible de borrar, y ahora estaba firmemente arraigada?

Me gusta Onii-chan... ¿eso está realmente bien?

Anoche, a causa de estos pensamientos, ella ya había decidido renunciar. Lo profundo del corazón de Onii-chan es sólo de esa persona, lo entendía claramente, pero eso no hizo nada por el dolor que sentía.

Pero... tal vez sea mejor así.

Ella estaba disociada, contrariada incluso, era incierto el por qué había llegado a ser tan consciente de Kazuto. Ella, sin embargo, tenía muy claro el cuándo había empezado.

Dos meses antes, su madre fue contactada por el hospital, y huyó al hospital sin vacilación, se apoyó a un lado de Kazuto, con los ojos llenos de lágrimas y mostrando una sonrisa brillante llena de alegría. Kazuto extendió la mano, respondiendo con un tono nostálgico. A partir de ese momento, un sentimiento comenzó a brotar en el corazón de Suguha.

Quiero estar más cerca de él, quiero hablar más con él, me quiero lanzar en él, pero esto, por supuesto, no podía ser.

Sólo estar a su lado y verlo está muy bien también, Suguha se aseguró a sí misma, mientras empezó a balancear su shinai una vez más. Ella se perdió en la práctica y no se dio cuenta de que había pasado mucho tiempo hasta que se detuvo a mirar el reloj, sólo para ver que el mediodía había pasado sin que se diera cuenta.

—Ah, no puedo seguir así. Tengo que reunirme con alguien.

Acabando su práctica, ella puso su shinai contra un pino cercano, y cogió su toalla para limpiar su sudor. Levantó la cabeza para mirar al cielo azul que se asomaba entre las nubes.

Volví a mi habitación, me cambié y coloqué mi teléfono en modo vibrador. Me senté en la cama, abrí mi mochila y saqué el juego que Agil me había dado.

—ALfheim Online.

Yo no había oído hablar mucho de él, así que leí el folleto informativo. En un principio, antes de jugar un MMORPG, me gusta recoger información a través de una serie de revistas y foros, pero esta vez ni siquiera dude. Abrí la caja del juego y saqué del interior el ROM. Luego, conecte el enrutador en el Nerve Gear, e inserte el ROM en la ranura. Después de unos segundos, la luz indicadora principal dejó de parpadear, quedando encendida.

Sentado junto a mi cama, puse el Nerve Gear sobre mis ojos con ambas manos.

El antiguamente brillante Nerve Gear estaba ligeramente dañado, y la pintura se estaba pelando en varios lugares. Durante dos años, había sido mi captor, así como un siempre fiable compañero de armas.

Una vez más, por favor, préstame fuerza.

Con eso en mente, me puse el Nerve Gear en la cabeza y abroché la correa de la barbilla, cerrando los ojos.

La ansiedad y la emoción hicieron que mi corazón palpitara más rápidamente, y mientras yo trataba de frenar los latidos de mi acelerado corazón dije:

— ¡LINK START!

La luz que pasaba a través de mis párpados cerrados desapareció de repente. La transmisión de mis nervios ópticos se cortó de repente, y mis ojos estaban envueltos por la oscuridad.

Inmediatamente, una luz como un arco iris apareció, y un «Nerve Gear» amorfo se formó gradualmente en un logo. Las imágenes, que fueron inicialmente turbias, eran para confirmar la conexión a mi corteza visual. Con el tiempo, una línea de texto apareció debajo del logo para confirmar que la conexión visual estaba bien.

Luego vino la prueba de sonido, y resonaron varios sonidos extraños. Los sonidos que estaban distorsionados inicialmente, lentamente se convirtieron en hermosos sonidos y cambió de tono y armonía, antes de disminuir gradualmente de volumen y eventualmente se desvanezcan. Cuando esto se completó, una línea de texto apareció para confirmar que la conexión al nervio auditivo estuviera igualmente correcta.

El procedimiento de conexión inicial continuó. Ahora cambiando a la sensación del tacto y gravedad, por lo que la sensación de mi cama y el peso desapareció. A medida que las pruebas de conexión continuaban con distintos sentidos, el número de «OKs» indicaba las conexiones con éxito. Si la tecnología FullDive había mejorado, este proceso debería haber sido reducido drásticamente, y todo lo que podía hacer era esperar a que termine.

Y por fin el «OK» final apareció, y al instante siguiente me llevó cayendo, pasando de la oscuridad a los colores del arco iris, una ilusión del mundo. Después de pasar a través de esta serie de anillos, había llegado a un mundo diferente.

En realidad, aún es un poco pronto para decir eso. De la oscuridad surgió una interfaz de registro de cuenta, y el menú principal con el LOGO de ALfheim Online gradualmente apareció, acompañado por una suave voz femenina.

Siguiendo las instrucciones dadas, comencé a crear mi cuenta y mi personaje. A la altura del pecho estaba un teclado virtual pálido y brillante, donde ingresé una ID de usuario y contraseña del modo requerido. Tenía muchos años de experiencia antes de comenzar SAO, por lo que este proceso fue de cierta familiaridad para mí. Dado que este es un juego MMO descargable, normalmente necesitas seleccionar la forma de pago, pero yo había comprado el juego y llegó con un mes de prueba gratis.

Luego tenía que elegir el nombre de mi personaje. No había pensado mucho en ello, pero introduje el nombre de «Kirito».

Este nombre es una forma abreviada de mi nombre real, Kirigaya Kazuto, y no eran muchos los que lo sabían. Los que lo entendían incluía solamente al equipo de rescate del Ministerio de Asuntos Internos, y aquellos con los que tenía una estrecha relación, es decir, el presidente de Recto Yuuki Shouzou y ese Sugou. Por supuesto que también incluía a Agil y Asuna, quien aún tenía que despertar. Pero Suguha y nuestros padres no deberían saber de él.

En el incidente SAO, ninguna de esta información se ha hecho pública, en especial los nombres de personajes. Esto se debió a que en ese mundo había peleas frecuentes entre jugadores y el resultado era a menudo una muerte horrible en el mundo real. Si la publicación de esta información restringida se permitía, no sería difícil imaginar el gran número de demandas que se presentarían.

Por el momento, la culpa de los asesinatos en SAO se puso enteramente en la cabeza de Kayaba Akihiko, cuyo paradero actualmente se desconoce. Los familiares de los jugadores todavía estaban demandando por daños y perjuicios a Argus, cuyas consecuencias han arruinado la compañía. Es decir, mientras que la empresa que solitariamente apoyo a Kayaba voluntariamente corrió la cortina, el torrente inevitable de juicios estaba completamente de acuerdo con las intenciones del país.

Con un poco de miedo me di cuenta de que el nombre es conocido por Sugou Nobuyuki, y dado que era un nombre bastante conocido, lo cambié a la forma romanizada de su forma en kana. Mi género elegido, por supuesto, era masculino.

Luego, la voz me aconsejó crear mi personaje. Esto es cuando el jugador puede elegir como se verá su personaje. Los muchos parámetros son seleccionados al azar y el sistema no explica cómo pueden ser cambiados. Lo que me molestó fue que hay un cargo adicional para cambiar mi apariencia. Lo que, sin embargo, estaba bien.

Hay nueve razas de hadas diferentes para elegir al momento de decidir el papel de mi personaje. Cada raza tiene sus propias fortalezas y debilidades que pueden ser explicados antes de elegir. Salamanders, Sylphs y Gnomes son muy comunes a los juegos de rol, pero Cait Siths y Leprechauns no tanto.

No estoy planeando en jugar este juego muy en serio, por lo que todo está bien conmigo. Así que porque me gustaba su equipo inicial de tema negro, seleccioné el «Spriggan» y presioné «OK».

Después de completar la configuración inicial, la voz artificial resonó diciendo: “Buena suerte”, y me enviaron otra vez en el vórtice de luz. De acuerdo a la voz, estaba siendo enviado a la ciudad natal de mi raza, los Spriggans, como punto de partida para el juego. La sensación del suelo desapareció para ser sustituida por una sensación de flote y a continuación, por la sensación de caer en un nuevo mundo. La luz brillante marcó la transición, y el nuevo mundo surgido gradualmente y ganó profundidad. Fui cayendo hacia un pueblo desde lo alto en la oscuridad.

Después de dos meses de tiempo fuera del FullDive, la estimulación una vez más despertó mis nervios. De esta manera, poco a poco me acercaba al delgado castillo en el centro de la ciudad

En ese momento.

La escena ante mis ojos de repente se congeló. Defectos aparecían aquí y allá mientras algunos de los polígonos desaparecían, y el ruido como de un rayo se oyó en todo el mundo. La resolución de todos los objetos disminuido drásticamente, a un tipo de mosaico, y el mundo se disolvió y se derrumbó por completo.

— ¿Q-Qué demonios?

Ni siquiera el sonido de mi grito se oía... Y empecé ferozmente una caída en picada de nuevo. Sin un final a la vasta oscuridad, descendí hacia el suelo en caída libre.

— ¿¡Qué hago ahora!? ¡AHHHHHHHH!

Mis gritos fueron absorbidos por la oscuridad del vacío antes desaparecer poco a poco.


Traducción:

http://chibi-chibi-fansub.phpbb-foro.org/

http://lanove.blogspot.com/

Capítulo 2 Editar

Parte 1 Editar

Una enorme luna pendía en el cielo despejado y el bosque debajo despedía una sombra verde azulada a la luz de la luna.

La noche en ALfheim era muy corta, pero todavía quedaba algo de tiempo antes del amanecer. Normalmente, un bosque tan oscuro sería un motivo de preocupación, pero esa misma oscuridad era lo que hacía posible la retirada.

Lyfa, oculta en la sombra de un árbol gigante, levantó la cabeza para mirar el cielo estrellado. Por el momento, no parecía haber ninguna presencia amenazadora en el cielo. Bajando la voz todo lo posible, habló con su compañero de equipo más cercano:

—Cuando tus alas se recuperen, vamos a despegar inmediatamente, así que prepárate.

—Ah... pero aún estoy mareado...

Su compañero respondió en un tono muy renuente.

— ¿Te sigues sintiendo enfermo? ¿No sientes vergüenza? Deberías acostumbrarte.

—Aunque lo digas, esas cosas espantosas siguen dando miedo...

Lyfa suspiró frustrada.

En cuclillas junto al árbol estaba un jugador adolescente llamado Recon, quién además era amigo de Lyfa en la vida real. Ellos habían comenzado a jugar juntos ALO, ALfheim Online. En otras palabras, él y Lyfa habían jugado este juego durante casi un año. Sin embargo, sin importar cuánto tiempo pasase, Recon aún era incapaz de superar la sensación de vértigo durante el vuelo. En ALO, la fuerza en el combate aéreo era la única medida que importaba pero, después de una o dos peleas, él ya se encontraba agotado y esto lo convertía de cierta forma en alguien poco fiable.

Si bien Recon era así, Lyfa no odiaba esa parte de él. Más bien, ella simplemente no podía pasar por alto a este "hermano pequeño" suyo. Su apariencia a menudo exponía un cuerpo frágil con un cabello rubio verdoso, orejas largas que colgaban hacia el suelo, y una expresión que te hacía pensar que estaba a punto de estallar en lágrimas. Aunque su apariencia en el juego había sido generada al azar, tenía un gran parecido con la realidad. Cuando Lyfa lo vio por primera vez en el juego, no pudo evitar echarse a reír.

Para Recon, Lyfa también se parecía demasiado a su apariencia real. Como Sylphid, ella tenía cejas muy bien definidas y detalladas, ojos hermosos, y una figura ligeramente más fornida para un miembro de su raza.

Ella originalmente quería un personaje que fuese más «bonito». Su aspecto actual no iba de acuerdo con aquel deseo pero podía ser considerado sumamente lindo. No obstante debía considerarse afortunada. Muchas personas no habían corrido con la misma suerte, y con el fin de estar satisfechos con su apariencia decidieron pagar cuotas adicionales para reconstruir su personaje. Comparándose con estas personas, Lyfa no tenía absolutamente nada de qué quejarse.

El pago adicional no afectaba en absoluto el rendimiento del personaje, no obstante Recon había jugado con la apariencia de sus ojos hasta encontrar su sentido de la estética, pues pensaba que estos no estaban balanceados.

Lyfa sostuvo desde atrás la «Blest Armor» que Recon tenía equipada y tiró de ella. Observó sus cuatro alas transparentes rodeadas por una delgada luz verde fosforescente, lo cual indicaba que podía volar nuevamente.

—Bueno, ya puedes volar de nuevo. Es hora de salir de este bosque.

—Eh~ definitivamente seremos perseguidos otra vez. Vamos a descansar un poco. Descansemos~.

— ¡Qué ingenuo! Sólo hay un Salamander y no es muy bueno. Si tenemos cuidado no nos verá. ¡Ninguno de nosotros puede permitirse otra batalla aérea, así que soporta el dolor y vuela!

—Ohh...

Recon respondió de mala gana y alzó su mano izquierda en el aire. Un joystick translúcido - el control remoto usado para volar - apareció en su mano. En la parte delantera tenía una pequeña esfera, éste era el controlador de vuelo asistido de ALO. Cuando Recon tiró del controlador hacia él, cuatro alas se desplegaron a los lados, cada vez más brillantes a medida que se abrían.

Al ver esto, Lyfa comenzó a desplegar sus propias alas agitándolas dos o tres veces. Ella utilizó la palanca de control. Esta era una habilidad de alto nivel llamada «Vuelo Voluntario», prueba de que el usuario era un guerrero de primera clase en ALO.

— ¡Bueno, salgamos de aquí!— susurró Lyfa.

Cuando sus alas se extendieron por completo, dio una patada a la tierra y se precipitó hacia la luna. Su campo de visión se amplió gradualmente hasta que vio como todo ALfheim se extendía ante ella ofreciéndole la sensación de libertad infinita.

—Ah...

Volando hacia las lejanas alturas, Lyfa lanzó un grito de alegría. Lo que sentía en ese momento era irremplazable, por lo que gritó entusiasmada. Desde tiempos inmemorables, el hombre ha tenido el deseo de volar como un pájaro. Esto se había convertido finalmente en una realidad en este mundo de fantasía.

El límite de tiempo de vuelo establecido por el sistema era la única cosa que estropeaba la experiencia. Para volar tan libremente como el corazón desea, vale la pena pagar cualquier precio.

Originalmente este era el deseo de todos los jugadores que luchaban en ALfheim: llegar a la cima de «Yggdrasil» antes que cualquiera de las otras razas y entrar en la legendaria ciudad aérea. Allí, uno se transformaría en una verdadera hada, «ALF», removiendo el límite de tiempo de vuelo y convirtiéndose en el gobernante de un cielo verdaderamente infinito.

Lyfa no tenía ningún deseo de adquirir objetos raros o aumentar sus estatus. La razón por la que ella luchaba en aquel mundo era por este único motivo.

Ella se dirigía a toda velocidad hacia la dorada luna llena utilizando sus alas transparentes como el cristal. Las partículas de luz se dispersaban detrás como un cometa arrastrando una cola verde a través del cielo nocturno.

—Ly, Lyfa-chan~, Espérame~...

Unos débiles sonidos debajo de ella atrajeron su atención de vuelta a la realidad. Se detuvo y miró hacia abajo. Aferrado a su controlador, Recon la perseguía desesperadamente. La velocidad máxima de vuelo era relativamente baja cuando se utilizaba la asistencia del sistema y si Lyfa se ponía seria, Recon nunca sería capaz de alcanzarla.

— ¡Date prisa! ¡Haz tu mejor esfuerzo!

Lyfa extendió sus alas y permaneció suspendida en el aire mientras esperaba a Recon. Levantó la cabeza para mirar a su alrededor, y a lo lejos, en el fondo de un mar de árboles, observó al Yggdrasil que se elevaba por encima de la oscuridad. Desde este punto fijo, incluso la dirección del territorio Sylphid podía ser más o menos determinada.

Cuando Recon alcanzó casi la misma altura, Lyfa igualó su velocidad y volaron juntos.

Él, al volar su lado, mostró una expresión de gran renuencia y le dijo:

—Estamos volando demasiado alto, ¿verdad?

— ¿Acaso no encuentras agradable la altura? Si tus alas están cansadas, podemos planear.

—En el momento en el que empiezas a volar, cambias de personalidad...

— ¿Qué dijiste?

—No, no. ¡Nada!

Recon rápidamente cerró la boca y se dirigieron a la zona suroeste de ALfheim, es decir, al territorio Sylphid.

Aquel día, Lyfa había formado un equipo con cuatro jugadores de confianza e ideas afines y viajó a un área de calabozos en el territorio neutral del noreste. Afortunadamente, pudieron cazar sin encontrar otros equipos, así que la ganancia fue muy fructífera y adquirieron una gran cantidad de dinero y objetos. Sin embargo, al prepararse para regresar a territorio Sylphid, fueron emboscados por un grupo de ocho Salamanders.

Había enfrentamientos entre diferentes razas en ALO, sin embargo no era común encontrarse con grandes grupos de jugadores bandidos que se unían para robar a otros jugadores. No obstante la emboscada de ese día fue especialmente extraña, considerando que era una tarde de día hábil en el mundo real. No esperaban ser atacados, particularmente en una escala tan grande... Habían sido descuidados.

Mientras huían, el equipo se había visto envuelto dos veces en peleas con equipo de «asaltos aéreos», en las que ambas partes habían perdido tres miembros. Habían empezado con más gente, y ahora sólo quedaban Lyfa y Recon. Aprovechando el hecho de que la velocidad de vuelo de los Sylphid era mayor que el de los Salamanders, se las habían arreglado para evitar su captura, y adentrarse a territorio Sylphid. Sin embargo, a causa del vértigo experimentado durante las dos batallas consecutivas, Recon se desorientó gravemente y no fueron capaces de llegar a territorio Sylphid. En su lugar, se habían escondido en el bosque para dar tiempo a Recon de recuperarse. Justo cuando Lyfa había perdido toda tensión, y volteó hacia el bosque detrás de ella...

Por debajo de la alineada espesura de árboles verdes obscuros, brilló un punto de luz naranja.

— ¡Recon, esquívalo!

Exclamó Lyfa girando rápidamente hacia la izquierda. Inmediatamente después, tres feroces líneas de fuego fueron disparadas desde el suelo, atravesando el espacio que había entre los árboles.

Afortunadamente, al estar volando a gran altura, la larga estela de fuego se detuvo justo ante ellos y desapareció en el cielo nocturno.

No había tiempo para apreciar por cuan poco se habían salvado. La magia de ataque lanzada antes desde el mar de árboles llamó la atención de los otros perseguidores, y además cinco sombras de color rojo y negro se acercaban rápidamente.

— ¡Maldita sea, qué testarudos!

Lyfa se quejó y miró al noroeste. Ella aún podía vislumbrar la luz de la Torre del Viento de pie en el centro de la tierra Sylphid.

— ¡No hay manera de evitarlo! ¡Prepárate para luchar!— exclamó Lyfa, sacando una larga espada curva de la cintura.

—Uguah, ¡No lo hagas!

Recon gritó mientras sacaba sus dagas y se ponía en posición.

—Hay cinco enemigos. No hay manera de ganar, ¡pero no me rendiré tan fácilmente! Si puedo esquivar todos los obstáculos puedo llevarme al menos a uno conmigo.

—Esa es realmente la manera correcta de verlo.

—De vez en cuando, yo también quiero que veas mi lado bueno.

Recon se encogió de hombros ligeramente. El rostro de Lyfa se tensó y asumió su posición. Tensando su cuerpo, ella voló una vez en círculo antes de dispararse hacia abajo, y sus alas se doblaron en un ángulo cerrado. Para los Salamanders formados en forma de V, este movimiento simplemente les pareció improvisado.

Incluso entre los jugadores veteranos de ALO que jugaban desde el principio, la experimentada y bien equipada Lyfa sólo había sufrido derrotas por dos razones: la superioridad numérica y las recién concebidas formaciones Salamander. A expensas de la movilidad, se equipaban con armaduras pesadas y lanzas para aprovechar el peso extra y realizar poderosos ataques de empuje. El enfrentar una arremetida con tantas lanzas era como plantar cara a una ola feroz. La ventaja de los Sylphid estaba en sus movimientos rápidos y ágiles, pero para ellos luchar en una batalla larga era difícil.

No obstante Lyfa, tras haber luchado con este enemigo ya dos veces aquel mismo día, podía entender más o menos la falla en su método. Con coraje nacido de la desesperación, se lanzó sin miedo frente al grupo enemigo. Cortó la distancia en muy poco tiempo, pero toda su atención se centró en la punta afilada de la lanza de plata con la que enemigo se preparaba para atacarla.

La embestida de la Sylphid emitió un chirrido agudo aun cuando la fricción causada por el movimiento del metal que el Salamander sujetaba soltó un aullido discordante. En el momento en que se cruzaron los dos, el aire retumbó con un rugido explosivo.

Lyfa apretó los dientes, y evitó la punta de lanza con un ligero movimiento de la cabeza. Ignoró el calor abrasador de la lanza rozando su mejilla, y arremetió con su espada contra el casco de color rojo sangre.

— ¡Yaaaaaa!

Una estocada directa.

— ¡Aaaaaah!

Al ser tomado por sorpresa, los ojos del enemigo se abrieron con horror antes de desaparecer detrás de una explosión de luz verde amarillenta creada como un efecto especial. La ferocidad del ataque causó que la pesada armadura de su oponente se estremeciese como respuesta.

Incapaz de resistir el golpe, el enemigo rápidamente cayó en picada hacia el suelo, y al impactarse recibió un daño adicional debido al peso de su armadura, lo que dio como resultado la disminución de su HP en un 30%. No fue un golpe fatal, pero a causa del fuerte golpe en la cabeza, le fue imposible volver a unirse a la formación. Lyfa inmediatamente cambió su objetivo; su corazón brillaba de esperanza.

— ¡Ya está aquí!

Debido a las tácticas de asalto pesado que el enemigo empleaba, su debilidad era que cuando su formación era rota, se necesitaba mucho tiempo para reorganizarse. Los cuatro Salamanders restantes no estaban seguros de qué hacer, así que Lyfa extendió sus alas tanto como le fue posible y se movió bruscamente a la izquierda.

Esto hizo que su cuerpo se quejara de dolor debido al movimiento forzado y a la fricción excesiva. Lyfa soportó este dolor. Con el fin de girar lo más rápido posible, aleteó fuertemente con su ala derecha al tiempo que frenaba con su ala izquierda. Pero al ejecutar esta absurda acción atrajo rápidamente la atención del siguiente enemigo.

Aunque el Salamander que estaba en la mira reconoció su intención, no pudo siquiera esperar a igualar ese movimiento. Al terminar el giro, la espada de Lyfa lo golpeó.

El enemigo del lado izquierdo recibió el golpe perfectamente, además de romper su formación.

Si esto sigue así, ¡podremos lograrlo!

De los cinco enemigos, sólo el líder derrotado hacía un momento era capaz de usar el «Vuelo Voluntario», y el resto sólo podía utilizar los controladores de vuelo secundarios. Cuando Lyfa comenzó a utilizar el «Vuelo Voluntario», su agilidad fue superior al de los Salamanders durante el combate cuerpo a cuerpo.

En aquel momento ella buscó a Recon que peleaba con el Salamander de la derecha. A pesar de tener una apariencia poco confiable, también era un jugador veterano. En combate cuerpo a cuerpo su habilidad con las dagas era algo para tener en cuenta.

Lyfa, con la espada larga en su mano, volvió su atención al enemigo al que estaba apuntando y continuó haciendo daño con precisión. Esto podría funcionar, pensó. La única cosa que la inquietaba era el ataque mágico anterior. La magia de fuego significaba que entre los cinco Salamanders, al menos uno era mago. Existía la posibilidad de que estas cinco armaduras metálicas blindadas tuvieran alguna capacidad mágica, es decir, todos podían ser espadachines mágicos. Incluso si su nivel mágico era bajo, su poder era todavía bastante feroz. De acuerdo con el sentido común de las formaciones, el mago probablemente se encontraba en el flanco derecho o izquierdo, pensó Lyfa. En otras palabras, la persona que ahora debía vencer era el oponente aparentemente más débil que en esos momentos peleaba con Recon. A esta distancia no debe tener tiempo suficiente para lanzar ningún hechizo. Por lo tanto, si acabamos con esos dos, podemos fácilmente derrotar a los sobrevivientes en 5 minutos.

— ¡Yaaaa!

Lyfa una vez más asestó un golpe a dos manos del cual podía enorgullecerse. Al herir bellamente el hombro de su oponente, hizo que su HP que ya se encontraba en rojo se redujera aún más.

— ¡Maldita sea!

Su enemigo gritó maldiciones incluso cuando su cuerpo estaba envuelto en llamas carmesí. Acompañado por el sonido del fuego, su cuerpo se convirtió en cenizas antes de esparcirse a los cuatro vientos dejando sólo una pequeña llama roja. Esta flama se llamaba «Luz Restante», y una vez que aparecía, los hechizos y objetos de resurrección podían ser utilizados. Sin embargo, después de un minuto en este estado, el jugador regresaba a la ciudad natal de su raza y volvía a la vida.

Lyfa sacudió ese pensamiento y se centró en el próximo enemigo. Los tres restantes tenían movimientos un poco torpes. Parecían no tener experiencia en el uso de la lanza, y eran muy lentos en combate cuerpo a cuerpo. Cuando vio que seguían intentando ejecutar ataques sorpresa muy poco efectivos y lentos, Lyfa, que podía ver a través de todo esto, sintió que sus esfuerzos eran en vano.

Su atención fue atraída de nuevo a su lado ya que Recon estaba a punto de ganar. Su HP se había reducido un poco, pero no hasta el punto de necesitar magia de recuperación. A esta velocidad, incluso con la desventaja abrumadora de cinco frente a dos, era posible ganar. Con esto en mente, Lyfa de nuevo alzó su espada.

Sin embargo, segundos después un remolino de fuego envolvió a Recon.

— ¡Oaaaaaaaa!

Recon gritó lastimosamente mientras se paralizaba en el aire.

—Estúpido, no te detengas, sigue moviéndote.

Esta frase llegó a Recon después de ser atravesado por la lanza del Salamander casi muerto.

—Lo siento...

Cuando esta última disculpa sonó, el cuerpo de Recon fue envuelto en un torbellino verde. Este efecto denominado «Marco Final», sólo aparecía cuando una persona moría. Disolviéndose poco a poco, el cuerpo de Recon finalmente desapareció, y al igual que con los Salamanders hacía unos momentos, dejó sólo una «Luz Restante».

Para Lyfa, era desagradable ver la luz restante de un compañero caído, aunque ella sabía que desaparecería inmediatamente cuando él reviviese. Se mordió el labio sabiendo que tales sentimientos eran un lujo que no podía permitirse. Y con el fin de evitar los disparos de fuego que provenían de abajo, desesperadamente giró a un lado.

¡Maldita sea..., el mago resultó ser ese tipo del principio! Si lo hubiera sabido antes, lo habría perseguido y atravesado con mi espada. Pero ya es demasiado tarde para arrepentirme. La situación ahora es totalmente desfavorable.

Sin embargo, ella no se dio por vencida. Hasta el final, incluso con una desventaja extrema, ella continuó buscando una manera de cambiar su situación. Estas eran las creencias que había cultivado durante muchos años y que se habían fortalecido desde que asumió el papel de espadachín.

Cubriéndose con el fuego procedente del Salamander en el suelo, los otros dos en el aire se pusieron en posición y comenzaron a embestir a alta velocidad.

— ¡Vengan!— Lyfa gritó, levantando su espada desafiantemente.

Parte 2 Editar

— ¡Uaagh!

Después de lo que parecía un interminable descenso acompañado sólo por mis gritos inapropiados, me encontré en algún lugar sin nombre. Un grito de sorpresa se escapó de mi boca cuando aterricé con mi cara en lugar de caer de pie. Permanecí en esa posición unos segundos con mi rostro enterrado entre los arbustos, y después me enderecé lentamente.

La caída libre había terminado, mi corazón se relajó, y me recosté en el suelo mientras observaba mis alrededores.

Ya era de noche. Me encontré a mí mismo en un profundo bosque en algún lugar.

El bosque estaba conformado por árboles gigantes que probablemente tendrían cientos de años, y todos se alzaban hacia el cielo tan lejos como alcanzaba mi vista. Sin embargo el follaje era tan denso que no podía ver muy lejos. Una luna llena estaba suspendida en el negro y estrellado cielo emitiendo un destello dorado.

A mi alrededor los insectos zumbaban y las aves nocturnas cantaban. En la distancia escuché el rugido de una bestia salvaje, la fragancia de las plantas me hacía cosquillas en la nariz y la brisa rozaba gentilmente mi piel. El terror me invadió mientras mis sentidos analizaban el lugar. Este mundo se sentía más real que la realidad misma. Esos eran mis sentimientos con respecto a este mundo ilusorio.

Había estado un poco escéptico cuando Egil me dijo que «ALO» era el equivalente a SAO respecto a su calidad de alta precisión de modelaje y estructura, el cual parecía que ese era el caso. A pesar del hecho de que había tenido menos de un año de tiempo de desarrollo adicional, una mayor cantidad de información transitaba entre mi sistema nervioso y el juego, a diferencia de SAO.

—Al...Al final acabé volviendo...

Cerré mis ojos. En los dos meses desde que fui liberado de aquel mundo, había jurado no volver a un «Mundo de realidad virtual», pero ahí estaba una vez más. Ah... nunca aprenderé, ¿cierto? Este pensamiento cruzó por mi mente, y no pude evitar reírme.

Sin embargo, este mundo era diferente. Incluso si mi HP llegaba a cero, no moriría, y era libre de irme en cualquier momento y desde cualquier lugar. Mientras pensaba esto, algo más llamó mi atención.

¿Qué sucedía con la anomalía en la imagen y esa misteriosa recolocación...? ¿Qué había pasado? ¿Por qué había sido traído a este lugar? Debería estar en el pueblo de inicio de los Spriggan al menos, según el tutorial.

—Oye, ni hablar...no puede ser...

Mi rostro comenzó a sacudirse y rápidamente levanté mi temblorosa mano derecha con el dedo índice y el medio junto... No pasó nada. Un sudor frío me recorrió y rápidamente lo intenté unas cuantas veces más antes de recordar lo que el tutorial decía: el menú y controlador de vuelo eran operados con la mano izquierda.

Levanté mi mano izquierda y repetí la acción. Esta vez, cuando moví los dedos, hubo efectos de sonido y una luz destellante, entonces un menú traslúcido se abrió. Tenía casi el mismo diseño que el de SAO. El menú tenía muchos botones alineados a los lados en todo lo largo del borde derecho.

—Ahí. Está ahí.

En el fondo del menú, el botón de «Cerrar sesión» estaba parpadeando. Intenté apretarlo una vez. Un mensaje de advertencia apareció para confirmar la salida junto con los botones «Sí» y «No». Respiré aliviado y, levantándome al apoyarme con un brazo, me incorporé.

Al mirar nuevamente alrededor, concluí estar en medio de un bosque denso. Había una extensión grande de árboles que se expandía sin fin en todas direcciones, tan lejos que ni siquiera la luz proveniente de las estrellas podía ser vista. No tenía idea del por qué había caído en aquel lugar. Bueno, veamos el mapa primero, pensé y miré de nueva cuenta la ventana de menú. Al apuntar con mi dedo, lo que vi me paralizó.

— ¡¿Qué...?!

No pude evitar gritar.

En lo alto de la ventana se mostraba mi nombre de usuario: Kirito, y mi raza: Spriggan. Abajo de estos estaban mis Hit Points y Mana Points, que llegaban a 400 y 80, los valores iniciales. No había problemas hasta aquí.

Lo que me sorprendió fueron las habilidades aprendidas en las columnas siguientes. No recuerdo haber escogido ninguna, así que por supuesto todo lo que debería tener eran columnas vacías. En lugar de eso había nada menos que ocho habilidades listadas. Quizás estas eran las habilidades iniciales de los Spriggan, pero aun así era demasiado. Sin creer lo que veía, toqué la barra de habilidades con mi dedo para obtener más información.

En la ventana de habilidades, vi varias una al lado de la otra. Estas incluían: «Espada de una sola mano», «Artes sin armas», y «Bloqueo de ataques» en habilidades de combate, también estaba «Pesca» como habilidad de respaldo, pero los valores de destreza eran anormales. La mayoría estaban casi en los 900, y algunas incluso habían alcanzado los 1000 y el marcador denotaba «Maestría». Usualmente en un MMORPG, estas habilidades tomaban demasiado tiempo en completarse, lo que significaba que tener habilidades al máximo desde el primer inicio de sesión debería ser imposible.

Sin importar como lo viera, aquello debía ser un BUG. Eso podría explicar también el por qué volé a ese lugar, pero quizás el sistema era realmente un poco inestable.

— ¿Estará bien este juego? ¿Habrá soporte de GM disponible?

Al mirar de nuevo mis habilidades, un sentimiento de déjà vu me invadió. Al contemplar los valores de destreza nuevamente, sentí como si los hubiera visto antes. Espada de una sola mano: 1000, artes sin armas: 991, pesca: 643.

Me golpeó como una onda eléctrica; finalmente hice la conexión. Comencé a respirar hondo.

Había visto esto antes. Aquellas eran las habilidades que me había tomado dos años desarrollar dentro de SAO. Desafortunadamente la habilidad «Espadas Duales» no estaba ahí, probablemente porque no existía en ALO. Las habilidades de Kirito «El Espadachín Negro» que causaron la destrucción de la ciudad flotante Aincrad habían aparecido de nuevo ante mis ojos.

Estaba verdaderamente confundido, ya que varias cosas imposibles estaban pasando; no podía ni imaginar lo que estaba sucediendo. SAO y ALO eran juegos completamente diferentes, administrados por compañías completamente distintas. Si los datos guardados podían transferirse de aquella manera... ¿Podría ser que...este lugar es...“SAO”? Susurré, mientras caía de rodillas.

Agité mi cabeza vigorosamente para eliminar semejantes pensamientos ridículos y miré de nuevo la ventana de habilidades.

Aún no estaba seguro de que estaba sucediendo, pero con la esperanza de reunir más información, navegué por el menú principal. Esta vez abrí la ventana de objetos.

— ¿Quéee?... ¿qué es esto?

No pude entender nada. Frente a mí se mostraban docenas de líneas que consistían en números y caracteres. Enigmáticos caracteres, números, letras e imágenes, todas mezcladas.

Aparentemente estos son realmente los objetos que poseía en Aincrad. Era seguro, por la razón que fuese, los datos guardados de Kirito parecían haber llegado a este mundo.

—Entonces...espera un segundo.

Repentinamente pensé en una posibilidad.

Si estos eran los objetos de Aincrad, entonces «Aquello» debería tenerlo también. Toqué la ventana de objetos y desplacé la página hacia abajo con la yema de mi dedo.

—Por favor que esté ahí, por favor, por favor, por favor.

Rápidamente deslicé la página hacia abajo, ignorando toda la basura. Mi corazón comenzó a latir más rápido y un sentimiento como el de campanas resonó por mi cuerpo.

—¡...!

Mis dedos se detuvieron inconscientemente. Bajo mi dedo índice había una línea de letras tal como las demás, excepto que tenía un color verde cálido, que decía «MHCP001».

Casi olvidando respirar, toqué el nombre con mis dedos temblorosos. Después de seleccionar el objeto, el color cambió. Moví mis dedos y presioné el botón llamado “Usar Objeto”.

Un resplandor blanco apareció en el centro de la ventana, se propagó hacia los bordes y se expandió en mi dirección. Mientras emergía, se convirtió en un cristal con forma de lágrima sin color.

Apreté la piedra preciosa en mis manos y la levanté sintiendo su calidez. Al darme cuenta de todo esto, me sentí un poco melancólico.

Dios, por favor, te lo ruego... Recé desde la profundidad de mi corazón, luego toqué gentilmente el cristal en mis manos dos veces y una luz de un blanco puro salió despedida del cristal que sostenía en mis manos.

— ¿¡Ah!?

Mi sorprendida voz inconscientemente se escapó de mi boca cuando me hinqué y coloqué el cristal en el suelo, para luego retirarme unos cuantos pasos. El cristal flotó un par de metros del piso antes de detenerse. La luz proveniente del cristal creció gradualmente hasta que incluso la luna se vio pálida en comparación y los árboles de alrededor se tiñeron de un color verde blanquecino.

Parpadeé como espectador de la escena que se presentaba frente a mí. Una sombra apareció desde el centro de la luz que giraba en espiral, luego tomó forma y un tono blanquecino. Unos mechones de cabello largo y negro flotaban en todas direcciones, junto con un vestido blanco invernal, y largas y delgadas extremidades. Con los ojos cerrados y las manos cruzadas en su pecho, la figura de una hermosa y joven niña apareció. Ella, que parecía una encarnación de luz, lentamente regresó al suelo.

La luz brillante desapareció tan rápido como comenzó. La chica que flotaba en el aire abrió lentamente los ojos y pestañeó. Aquellos ojos, profundos como el cielo nocturno, se posaron lentamente en mí.

No podía moverme, ni hablar, ni siquiera parpadear.

La joven chica me miró, sus labios color cereza lentamente se abrieron. No había palabras para describir la belleza de esa sonrisa angelical. Reuní todo mi coraje y le dije:

—Soy yo...Yui. ¿Me entiendes?

Al terminar, me eché un vistazo a mí mismo. Mi actitud y apariencia eran completamente diferentes de aquel mundo.

Sin embargo, toda preocupación fue innecesaria. Los labios de la niña se movieron y con una voz nostálgica similar a un par de campanillas plateadas dijo:

—Nos encontramos de nuevo, Papá.

Con lágrimas en los ojos, Yui estrechó sus brazos y voló hacia mi regazo.

— ¡Papá...Papá!— Llamó una y otra vez; sus delgados brazos sujetaron mi cuello, su carita se posó en la mía. Al abrazar su pequeño cuerpo fuertemente, dejé escapar sonidos de llanto provenientes de mi garganta.

Yui, Asuna y yo habíamos vivido en el mundo de SAO por tres cortos días antes de que ella desapareciera. Aunque fue muy poco tiempo, eran recuerdos irremplazables y estaban tan profundamente grabados en mi mente que nunca serían borrados. Durante la larga y ardua batalla en Aincrad hubo pequeños momentos de felicidad. Sin embargo en esos pocos días, fuimos realmente felices.

Un sentimiento de dulce nostalgia me envolvió mientras estaba de pie abrazando a Yui. Los milagros sucedían frente a mí. Asuna, indudablemente nos reuniremos de nuevo. Definitivamente regresaremos una vez más a esos días felices. Aquella era la primera vez desde que regresé al mundo real que sentía tal convicción.

Miré en las cercanías del bosque, encontré un tronco recién caído y me senté sobre él.

—Entonces, ¿qué es lo que está pasando?

Resistí la urgencia de hablar acerca de Asuna, y le pregunté a Yui que estaba sentada en mi regazo con su rostro enterrado en mi pecho, ella me miró con una expresión de felicidad suprema.

—¿...?

—Quiero decir, esto no es SAO, ¿verdad?

Yui rápidamente describió lo que había pasado desde la última vez que la vi. Ella estuvo a punto de ser borrada, pero en lugar de eso fue comprimida y guardada como parte de los datos del ambiente. Después de ganar el juego, la ciudad flotante de Aincrad desapareció. Posteriormente, vine a este nuevo mundo llamado ALfheim, aunque no sabía cómo mis datos habían terminado aquí. Sin embargo el hecho de que Asuna aún no hubiera despertado no era fácil de poner en palabras.

—Por favor espera un momento.

Yui cerró sus ojos, como si intentara escuchar una voz muy lejana.

—Esto es...

Los ojos de Yui se abrieron repentinamente, mirándome.

—Parece que este mundo está basado en una copia del servidor de «Sword Art Online»

— ¿Copia?

—Sí, el formato gráfico y el framework están reproducidos por el mismo grupo de programas núcleo. Pude reproducir esta forma, lo que es suficiente para verificar esto. Sin embargo el

Sistema Cardinal es una versión antigua y los componentes del juego son completamente diferentes.

—Eso es...

Caí profundamente en mis pensamientos.

ALfheim Online fue liberada doce meses después del incidente de SAO. Argus había caído en bancarrota, lo que dio como resultado que RECTO Progress comprara la tecnología de Argus y la usara para construir un nuevo VRMMO. Si puedes tomar ventaja del motor principal del juego y su realimentación de procesos, los costos de desarrollo del juego podrían reducirse significativamente. En ese caso, la precisión de este mundo no me sorprendía tanto ya que el juego estaba corriendo con el mismo motor que SAO.

En otras palabras, ALO estaba operando con una copia del sistema SAO, lo cual era entendible. Pero...

— ¿Pero por qué mis datos aparecen aquí?

—Papá, déjame ver tus datos.

Yui cerró sus ojos de nuevo.

—No hay duda. Estos son los datos del personaje que Papá usaba en SAO. Los dos juegos utilizan un formato casi idéntico, no sólo para los datos guardados sino también para el nivel de destreza de habilidades en común, así que estas pueden ser heredadas. Pero como los datos que indican los Hit Points y Mana Points están en un formato diferente, los HP y MP no se transfirieron. Los objetos están corruptos, si te los quedas es posible que el protocolo de detección de errores del sistema los detecte. Será mejor que los tires.

—Ya veo...Entonces está bien

Toqué la columna de objetos y seleccioné los corrompidos. Seguramente había objetos que me traerían recuerdos, pero aquel no era el momento para sentimentalismos. En todo caso, ni siquiera podía saber qué era cada objeto, ni se diga utilizarlos.

Así que eliminé con inexorable determinación todos los objetos corrompidos. Esto me dejó con el equipamiento normal para principiantes.

—No debería haber ningún problema con mis niveles de habilidad, ¿verdad?

—Desde el punto de vista del sistema, no. Tu tiempo de juego es un poco sospechoso, pero a menos que un GM lo revise personalmente, no debería haber ningún problema.

—Ya veo, Jeje. He pasado de ser un Beater a ser un Cheater.

Bueno, cuando se trata de fuerza del personaje, el cielo es el límite. Debo llegar a lo alto de Yggdrasil y rescatar a Asuna. Además, no vine a este juego a disfrutarlo. No estoy de humor para jugar seriamente.

Al mirar cuidadosamente mi barra de estado, pude asegurar que este mundo no igualaba los números y fuerza. Los parámetros de Agilidad y Fuerza de SAO simplemente no existían aquí, además el incremento de HP y MP era pequeño. También, cuando un nivel de habilidad de armas incrementaba, lo único que cambiaba era el número de armas que podías equipar, no había un cambio en el poder de ataque. Y por supuesto, las habilidades de espada típicas de SAO no existían.

En otras palabras, ALO se enfoca en la habilidad atlética del jugador y en su juicio. En SAO, los ataques de oponentes de bajo nivel no causaban mucho daño para bajar HP. Pero ese no parecía ser el caso aquí.

Lo único desconocido aquí era la «Magia» que no existía en SAO. Ahora, sólo «Magia Ilusoria» aparecía en la sección de Magia, así que quizás esta era la habilidad inicial de los Spriggan. Nunca había usado magia ni había sido golpeado por ella, así que no la entendía realmente.

Cerré la ventana y miré a Yui quien estaba aún aferrándose a mi pecho con los ojos entrecerrados como si fuese una gatita, y le pregunté:

—Ahora que lo mencionas, ¿Qué se supone que eres en este mundo, Yui?

A pesar del hecho de que podía tocarla, Yui no era humana. Anomalías en los procedimientos de mantenimiento en SAO dieron como resultado su nacimiento. Ella es una inteligencia artificial, en otras palabras una «AI».

Hasta hoy, año 2025, muchos centros e institutos de investigaciones habían publicado artículos incluyendo uno titulado «Inteligencia artificial - Acercándose a la sabiduría infinita». En él se mencionaba que mientras existiera un «Comportamiento Racional» los procesos continuarían, y eventualmente los límites entre la simulación de sabiduría y verdadera sabiduría se volverían indistinguibles, resultando en la creación de la AI avanzada.

Yui podría ser esa existencia, la primera y verdadera AI, pero eso no me importa, amo a Yui como si fuera mi hija y ella me ve como a su padre. Eso es suficiente.

—Ah, parece haber un programa de seudo-personajes para apoyo del usuario en ALfheim Online. Son llamados «Pixies de Navegación», y al parecer estoy clasificada en esa categoría.

Al decir aquello, puso una extraña cara por un instante. Después de eso su cuerpo se iluminó y desapareció.

“¡¿YUI?!”

Grité en pánico. Cuando estaba a punto de levantarme, noté algo pegado a mi rodilla.

Tenía casi diez centímetros de altura con delgadas piernas y brazos. Usaba un mini vestido de un rosa pálido que parecía estar hecho de pétalos de flores, y tenía dos alas traslucientes saliendo de su espalda. Para ponerlo de manera simple, era una hadita. Con esa linda carita y ese cabello largo, aunque se veía un poco diferente, ella era Yui sin lugar a dudas.

—Esta es la apariencia de una «Pixie».

Yui se posó en mi rodilla con las manos en su cadera y comenzó a agitar sus alas.

—Oh...

Exclamé mientras tocaba la mejilla de Yui con mi dedo.

— ¡Eso hace cosquillas!

Yui rio y se levantó en el aire para escapar de mi dedo acompañada por el sonido de sus alas revoloteando, y luego se sentó en mi hombro.

— ¿...Entonces, tienes privilegios de administrador como antes?

—No...— Dijo Yui con una voz llena de frustración. —Por el momento, todo lo que puedo hacer es acceder a referencias y datos de mapas extensos, también puedo confirmar los estados de jugadores con los que entro en contacto, pero no puedo acceder al programa principal de base de datos.

—Oh, ya veo...De hecho...

Mi expresión cambió y empecé a hablar de otro tema, finalmente llegando al problema principal.

—Asuna... parece ser que tu madre está aquí

— ¿Oh...Mamá?

Yui saltó de mi hombro y revoloteó frente a mí.

— ¿Qué quieres decir?

—...

Estaba a punto de explicarle acerca de Sugou Nobuyuki, pero lo dudé por un momento. Yui había estado al punto del colapso anteriormente por las emociones negativas humanas en SAO. No quería que se contaminara más por la malicia humana.

—...Después de que los servidores de SAO cerraran, Asuna no regresó al mundo real. Obtuve información de que en este mundo hay una persona que se parece a ella. Es posible que sea sólo una coincidencia y se haya creado algún personaje al azar parecido a ella. Puede que sólo esté albergando esperanzas en vano.

—Ah... ¿cómo es que las cosas llegaron a esto...? Lo siento Papá, normalmente podría sólo escanear los datos de jugadores, pero sin acceso al sistema no puedo hacerlo.

—No es necesario que te culpes a ti misma. De cualquier manera, tengo una idea de donde podría estar. En Yggdrasil... ella está ahí al parecer. ¿Acaso conoces ese lugar?

—Ah, eso sí lo sé. Eh, eh, está al noreste, pero está algo lejos de aquí. Si lo pusiera en distancia real, podrían ser alrededor de cincuenta kilómetros de distancia.

—Wow, esa es una distancia realmente larga. Eso es cinco veces el diámetro de Aincrad. De cualquier manera, ¿por qué fui traído a este bosque?

Yui bajó su cabeza por un momento al escuchar mi pregunta.

—Creo que tus datos de posición se dañaron o bien fueron confundidos con los de algún otro jugador cercano y por eso terminaste aquí. Aunque, eso es sólo una teoría

— ¿No pude al menos caer más cerca de Yggdrasil? Mmm, de cualquier manera, he escuchado que puedes volar en este lugar.

Me levanté y miré sobre mi hombro.

—Oh, mira, de verdad tengo alas.

En mi espalda crecían cuatro largas y traslucientes alas de un color azul grisáceo. Parecían alas de insecto más que cualquier otra cosa. Pero ni siquiera sabía cómo hacerlas moverse.

— ¿Cómo puedo volar?

—Parece haber un control de vuelo secundario. Por favor levanta tu mano izquierda como si intentases agarrar algo.

Seguí las instrucciones que la pequeña chica en mi hombro me daba. Al momento, un objeto parecido a una palanca de juego apareció en mi mano.

—Jálalo hacia a ti para levantarte, empújalo para descender, izquierda o derecha para dar vuelta, presiona el botón para acelerar, y libéralo para ir más lento.

—Mmm.

Jalé el joystick hacia mí. Las alas en mi espalda comenzaron a expandirse y enseguida comenzaron a brillar. Jalé aún más el joystick.

—Oh

Repentinamente, mi cuerpo comenzó a flotar. Me levanté lentamente a un metro del suelo antes de dejar que mi mano regresara a una posición natural. Después presioné el botón de acelerar y mi cuerpo comenzó a moverse hacia adelante.

Entonces intenté bajar y girar, conseguí entenderlo muy rápido. Esto era considerablemente más fácil que los juegos VR de simulación de vuelo que había jugado antes y su operación era algo sencilla.

—Creo que lo entiendo más o menos. Ahora, hay algo que me gustaría saber. ¿Cuál es el pueblo más cercano?

—Al oeste hay un pueblo llamado «Sylvain». Ese es el más cercano... Ah.

Yui repentinamente miró hacia arriba.

— ¿Qué sucede?

—Hay jugadores acercándose. Parece que hay una persona siendo perseguida por otros tres.

—Ooh, una batalla. Vayamos a echar un vistazo.

—Papá, eres tan despreocupado como siempre.

Mientras hablaba con Yui, abrí el menú y equipé la espada que había recibido como arma inicial. Al desenvainarla, la probé unas cuantas veces.

—Wow, qué espada tan terrible. Es demasiado ligera también, bueno creo que tendré que conformarme por el momento.

Envainé la espada y convoqué el sistema de vuelo nuevamente.

—Yui, te encargo el sistema de navegación.

— ¡Entendido Papá!

Respondiendo con esa pequeña voz que me hacía recordar campanillas, Yui se elevó desde mi hombro. Siguiéndola, volé por el aire también.

Parte 3 Editar

Finalmente, el hechizo de fuego del Salamander golpeó a Lyfa en la espalda.

— ¡Whaaaa!

No podía sentir dolor o calor, por supuesto, pero el ataque tuvo una gran fuerza, que le hizo perder el balance. Afortunadamente, mientras escapaba no olvidó activar una serie de hechizos de viento defensivos, así que su HP aún estaba alto pero de todas formas el territorio de los Sylphid aún estaba lejos.

En este punto, Lyfa se dio cuenta de que la velocidad de su vuelo era cada vez más lenta.

¡Diablos, estoy alcanzando mi límite de vuelo! Mis alas perderán sus fuerzas en unos pocos segundos y no seré capaz de volar hasta que se recuperen.

— Ugh...

A regañadientes, Lyfa se ocultó entre los bosques para escapar. Debido a que el enemigo tenía a un mago, hasta esconderse con magia será difícil. Pero ella no estaba interesada en rendirse tan fácilmente y luego ser asesinada.

Lyfa entró por un hueco en la copa de un árbol, atravesó las frondosas ramas cuando estaba a punto de llegar al límite de vuelo. Comenzó a aterrizar, frenó del todo, y después de que sus pies tocaron el suelo saltó detrás de un gigantesco árbol. Luego juntó sus manos y se preparó para lanzar un hechizo de tipo sigilo.

La magia en ALO era muy parecida a la de una película de fantasía y podía ser descrita como «hechizos de canto». Para que el sistema identificara el hechizo, este tenía que seguir el ritmo y la pronunciación correcta. Si el canto era interrumpido en la mitad del proceso, no funcionaría y el hechicero debía empezar de nuevo.

Lyfa terminó rápidamente de recitar el hechizo. Había usado mucho tiempo memorizando y practicando, reduciendo el tiempo que necesitaba para pronunciarlos. En cuanto acabó el hechizo, una brillante luz verde surgió de sus pies y lentamente comenzó a cubrir todo su cuerpo y el lugar en donde se escondía. Este era un hechizo defensivo para prevenir que tu enemigo te viera. De todas formas, pueden encontrarte si uno de tus enemigos tiene una alta habilidad de búsqueda o un hechizo de penetración. Lyfa contuvo su respiración y se acurrucó lo más que pudo.

En poco tiempo, Lyfa escuchó el sonido característico de un Salamander en vuelo. Aterrizando en el espacio abierto más allá del árbol, el sonido metálico de la armadura resonó en el claro seguido de gritos:

— ¡La Sylphid debe estar por aquí cerca, búsquenla!

—No, los Sylphid se especializan en el sigilo. Debemos usar magia.

Después de decir eso, continúo recitando un hechizo. Lyfa casi maldijo, pero mantuvo su boca cerrada instintivamente. Después de unos segundos, algo se acercó haciendo ruido por detrás.

De pronto, unas pequeñas lagartijas rojas con ojos del mismo color subieron por las raíces de los gigantescos árboles. Esta era la magia de penetración con «Atributo de Fuego»: docenas de las lagartijas emergieron de los pies del hechicero y comenzaron a buscar en varios metros a su alrededor expandiendo cada vez más el área de búsqueda. Los lagartos al encontrar algo, emitían una gran flama enseñando inmediatamente en donde se encontraba el jugador o monstruo.

¡Váyanse! ¡No deben venir aquí!

Por supuesto, las lagartijas no tienen un patrón para buscar ya que se mueven de forma aleatoria después de ser invocados. Lyfa rezaba desesperadamente que las lagartijas se fueran a cualquier otra parte menos donde ella se encontraba, pero fue en vano. Uno de ellos tocó la “membrana” que rodeaba a Lyfa e inmediatamente dio un chillido agudo y estalló en llamas.

— ¡La encontraron, está aquí!

Escuchando el sonido metálico aproximarse poco a poco, Lyfa saltó desde las sombras dando una pirueta y aterrizando de pie, sacó su espada y con gracia, tomó una posición de lucha; tres Salamanders la apuntaron con sus lanzas.

—Sé razonable esta vez, Sylphid.

El hombre de la derecha se quitó la visera de su casco. Pese a que la excitación de hallar a su presa era ocultada por éste, su voz lo delataba.

El hombre en el centro, el líder, continúo con voz calmada:

—Lo siento, pero esta es nuestra misión. Si nos entregas el dinero y los artículos, te dejaremos ir.

— ¡¿Ah?! ¡¿Por qué?!, ¡Matémosla! ¡El enemigo es una chica, me emociona solo pensarlo!

El que hablaba era el hombre de la izquierda, que también levantó la visera al decir esto. Parecía que estaba intoxicado por la violencia, con la mirada pegada en Lyfa.

Con el año de experiencia que llevaba jugando, podía decir que este tipo de “Jugadores Caza Mujeres” eran la peor clase de escoria. Desafortunadamente, había varios de ellos en el juego. La repulsión que le provocaba este tipo de jugadores le erizaba la piel. Si alguno tocaba el cuerpo de otro jugador, a menos que fuese en combate, el sistema enviaría instantáneamente un reporte de acoso. Esto es aceptable porque las muertes son, en cierta forma, uno de los objetivos de este juego. Si se mira de otra manera, el derramamiento de sangre era, para algunos jugadores, la libertad. Algunos llegan al extremo de encontrar placentero el “cazar” jugadoras en los VRMMO.

En la operación normal de ALO, cosas como tal realmente podían suceder. Los rumores se volvían realidad y llegaban a pasar en el juego, al pensar sobre esto, Lyfa se encogió de hombros.

Lyfa colocó sus pies firmemente, tomando su postura favorita con su espada de dos manos. Le puso fuerza a su mirada y se quedó viendo con fiereza a los tres Salamanders.

—Definitivamente me llevaré al menos a uno de ustedes conmigo a la tumba. Si no le temen a la «Pena de Muerte», vengan por mí.

Lyfa dijo en voz baja. Los Salamanders de ambos lados estaban enfurecidos por el desafío y levantaron sus lanzas. El líder los calmó alzando ambas manos y dijo:

—Ríndete, tus alas ya han alcanzado su límite, nosotros aún podemos volar.

En efecto, era tal y como él dijo. En ALO, si un jugador en el suelo es atacado por un enemigo en el aire, se encontrará en total desventaja. Por otra parte, no se trataba de solo un enemigo volador, sino de tres. Pero Lyfa no se rendiría. No iba a entregar el dinero y pedir clemencia.

—Qué chica tan testaruda. Bueno, supongo que es inevitable.

Incluso el líder se encogió de hombros, preparó su lanza, y se elevó en el aire. Los otros dos Salamanders tomaron sus controles de vuelo en su mano izquierda y lo siguieron.

Aun enfrentando tres lanzas al mismo tiempo, Lyfa estaba lista para atacar con todo al enemigo más cercano. Concentró todas sus fuerzas en su hoja. Los tres Salamanders rodearon a Lyfa y ella se estaba preparando para cargar contra el enemigo, cuando algo inesperado ocurrió.

Los arbustos detrás de ellos de repente empezaron a moverse, una sombra saltó de estos pasando rápidamente al lado de los Salamanders, girando en el aire, y después de unas cuantas vueltas alrededor del claro se estrelló contra el suelo con un sonido estridente.

Frente a este evento inesperado, los tres Salamanders y Lyfa se congelaron por un momento y luego miraron al intruso.

—Arg. Ouch. Esto es probablemente un aterrizaje de emergencia.

Esta voz sin preocupación alguna provenía de un jugador con piel ligeramente oscura mientras se levantaba. Su cabello negro estaba parado en picos con mucha naturalidad, y sus grandes ojos daban la impresión de ser algo travieso. Detrás de él se extendían unas alas oscuras gris- azul que lo identificaron como un miembro de la raza Spriggan.

¿Qué hace un Spriggan de la lejana frontera oriental en esta área?

Mientras pensaba esto, Lyfa comenzó a revisar el equipo del muchacho rápidamente. Túnica y pantalón negro sencillos los cuales no son armaduras y una espada inferior.

No importa cómo lo mire, está utilizando un equipamiento inicial. Un principiante saliendo a las profundidades de la zona neutral, ¿en qué estaba pensando?

No importaba como lo miraras, era un novato. Lyfa no quería que él viera esta escena cruel y sin pensarlo le gritó:

— ¡¿Qué estás haciendo?! ¡Rápido, sal de aquí!

Pero el muchacho de negro no se movió. ¿No sabía que los asesinatos entre jugadores de diferentes razas están permitidos, y las normas incluso alientan a los jugadores a matarse entre ellos? Después de poner algo en el bolsillo del pecho con la mano derecha, miró a Lyfa y luego a los Salamanders flotando y le dijo:

—Tres soldados atacan a una chica, ¿que no les parece demasiado?

— ¿Qué has dicho?

Este discurso enfureció a los dos Salamanders de bajo nivel. Se prepararon para atacar al chico por delante y por detrás mientras aún volaban. Bajaron sus lanzas apuntándolo y se prepararon para cargar contra él.

— ¡Maldita sea!

Lyfa quería ir y ayudar, pero no podía moverse sin cuidado porque el líder se encontraba todavía volando frente a ella.

—Idiota, ¿cómo te atreves a venir aquí tan tranquilamente? ¡Bueno, como quieras, vamos a tener un poco de diversión cazándote a ti también!

El muchacho estaba de pie delante de los Salamanders cuyas armaduras resonaban mientras se ponían sus viseras. A la vez que los dos bajaban sus lanzas para cargar contra él, sus alas producían una luz brillante color rubí. El Salamander frente al chico comenzó el ataque, mientras que el de atrás esperó unos segundos más, planeando tomar ventaja de la diferencia de momentos para matar al muchacho al instante que esquivara el primer asalto.

No era algo que un novato podría hacer frente.

No quiero ver el momento en que las lanzas perforan a través de su cuerpo

Lyfa pensaba. Se mordió los labios y estaba a punto de apartar la mirada, pero justo en ese momento...

No podía creer lo que había pasado.

Con su mano derecha todavía cubriendo el bolsillo, tranquilamente sacó la izquierda y atrapó la punta de la lanza que apuntaba a su vida. La luz y el sonido rasgaron por los aires señalizando la activación de la habilidad: «Guard». Lyfa no podía creer lo que veía, la sorpresa forzaba que abriera completamente los ojos y que dejara caer su mandíbula. El chico usó el impulso del Salamander para lanzarlo contra su compañero detrás de él.

— ¡Guoaaaaaah!

Se oyeron los gritos de los dos Salamanders en el momento que chocaron y cayeron al piso con un estruendo metálico.

El muchacho se dio la vuelta y, mientras agarraba el mango de su espada, lanzó una mirada desconcertada a Lyfa.

—Estos tipos... ¿te importa si los ataco?

—Por supuesto que no, eso era lo que estaban planeando hacerte a ti hace un momento.

Lyfa respondió con total asombro.

—Ya veo, qué bueno, dame un momento.

Sacó su desgastada espada con la mano derecha y la dejó colgando, apuntando contra el piso. Después de decir algo tan atrevido, Lyfa esperaba que empezara a atacar inmediatamente, pero él no se movió. Luego, puso su pie izquierdo hacia adelante, ajustó su centro de gravedad y de repente...

¡Boom! El chico desapareció al mismo tiempo que alguna clase de sonido la impactó.

¿¡Una explosión sónica?!

Lyfa había luchado contra muchos enemigos, pero nunca había visto este tipo de ataque, sus ojos no pudieron ni seguir el movimiento de esa persona. Mientras que ella apresuradamente volvió la cabeza hacia la derecha, el muchacho había dejado de moverse con su cuerpo lejos de donde había comenzado el ataque. Completó su técnica mientras envainaba su espada.

Mientras se paraban, uno de los dos Salamanders se vio envuelto en el rojo del Marco Final y su cuerpo se transformó en cenizas y se dispersó con el viento dejando solo una Luz Restante.

¡Demasiado rápido!

Lyfa se estremeció. Esta acción y el ataque estaban más allá de cualquier cosa que hubiera visto en su vida, en una dimensión completamente diferente. Su cuerpo tembló con euforia a lo que acaba de suceder.

En este mundo, sólo una cosa controla la rapidez con que te puedes mover: la velocidad a la que tu cerebro recibe señales del sistema «FullDive» y reacciona a ellos. La AmuSphere envía señales a las facultades cognitivas del cerebro, el cerebro las procesa y produce otras que controlan las funciones motoras del cuerpo. Estas señales son interceptadas por el sistema AmuSphere. Entre más rápido sea capaz de hacer esto el cerebro de un jugador, más rápido podrá moverse ese jugador en el juego. Los reflejos innatos son una de las cosas que determinan qué tan rápido sucede esto, pero la velocidad también se mejora con la experiencia, por lo tanto, mientras más juegas, más rápido te puedes mover.

Esto no es para presumir, pero la velocidad de Lyfa está dentro de los mejores 5 de todos los Sylphid. Su velocidad se había forjado por entrenar sus reflejos durante muchos años y perfeccionado por un año de jugar ALO. Ella confiaba en que sin importar con quién se encontrara, su velocidad no perdería contra nadie en un uno a uno.

Lyfa y el líder Salamander seguían atónitos cuando el muchacho se puso de pie y se volvió hacia ellos, colocando su espada en posición con elegancia una vez más.

El otro Salamander, cuya embestida había sido esquivada, todavía no parecía saber lo que pasó. Seguía moviéndose en la dirección opuesta mientras trataba de encontrar al chico que había desaparecido delante de él.

El muchacho nuevamente atacó sin misericordia, corriendo hacia el todavía confundido Salamander.

Esta vez sin duda no me lo perderé

Pensó Lyfa mientras se concentraba en el movimiento de esa persona con los ojos bien abiertos.

La moción inicial no fue tan rápida, pero parecía tambalearse. Sin embargo, eso fue sólo hasta que dio el primer paso real de su ataque y...

La atmósfera era confusa y parecía temblar con el ruido.

De alguna manera lo vi esta vez.

Como al ver una película en cámara rápida, los ojos de Lyfa fueron capaces de atrapar la mayoría de los cuadros, pero no todos. La espada del muchacho saltó de su posición baja y cortó al Salamander en dos. Casi ni siquiera el efecto de luz pudo acoplársele. El muchacho se movió varios metros hacia adelante, deteniéndose con la espada en alto. Una vez más, una lluvia de fuego estalló, anunciando la muerte del segundo Salamander.

Lyfa estaba tan fascinada por la velocidad que sólo hasta ahora se había dado cuenta de cuánto daño hacía los ataques de aquel chico. Las barras HP de los dos Salamander, que estaban casi a la mitad, desaparecieron rápidamente. En resumen, los ataques de ese extraño personaje eran tan sorprendentes como su velocidad.

La fórmula de daño con armas en ALO no era complicada. Todo depende de cuatro cosas: El poder de la propia arma, la parte del cuerpo del oponente donde ésta impacta, la velocidad de ataque y la armadura usada por el oponente. En esta ocasión, el poder de ataque de su arma era casi la más baja, mientras que la armadura del Salamander era de un nivel realmente alto. Entonces la fuerza de sus ataques se produjo a partir de la precisión y la velocidad abrumadora.

El chico se relajó un poco y miró hacia el líder de los Salamanders que seguía en el aire. Con su espada apoyada en el hombro, el muchacho abrió la boca y dijo:

—Así que... ¿vas a luchar?

Las palabras del niño estaban completamente ajenas de tensión. Incluso el Salamander tuvo que sonreír.

—No, no tengo posibilidades de ganar, olvídalo. Te daré mis artículos si los quieres. Mi habilidad mágica está cerca de 900, y la «Pena de Muerte» haría que todo mi trabajo se desperdiciara.

—Eres un hombre honesto.

El joven se rio brevemente y volvió la mirada hacia Lyfa.

—Usted, señorita, ¿qué deseas hacer? Si quieres pelear con él, no los molestaré.

Al provocar tal caos y toda esta conmoción y luego decir algo como eso tan fácilmente, Lyfa no pudo evitar reírse. Él es el tipo de persona que puede entrar en un campo de batalla y destruir totalmente el espíritu de lucha de todos.

—Nah, estoy bien. La próxima vez voy a ganar, Sr. Salamander.

—Para ser honesto, no creo poderte ganar en un uno a uno.

Al terminar, el Salamander extendió sus alas y se fue volando, dejando un rastro de luz roja. Entonces, dejando a los árboles sacudiéndose a su paso, desapareció a lo lejos en el cielo oscuro. Sólo quedaban Lyfa y el chico vestido de negro en el claro con las dos Luces Restantes. Un minuto más tarde, desaparecieron también.

Al mirar al chico, Lyfa se tensó de nuevo.

— Entonces, ¿qué debo hacer? ¿Debo darte las gracias? ¿Debo huir? ¿O debemos luchar?

Blandió su espada una vez de derecha a izquierda y la guardó con el sonido de una hoja siendo envainada

—Ah, me siento como el caballero de la justicia salvando a la princesa de los villanos.

Se echó a reír con una sonrisa.

—Motivada por la gratitud y llena de lágrimas, la princesa vendrá por un abrazo.

— ¿Acaso eres idiota?

Lyfa gritó sin quererlo, con el rostro sonrojado.

— ¡Prefiero pelear contigo!

—Ja, ja, es broma, es broma.

Mientras observaba al chico riendo alegremente, Lyfa apretó los dientes con rabia. Estaba ideando la manera de vengarse de él cuando de pronto una voz salió de la nada.

—Así es, no puedo permitir eso.

Era la voz de una niña. Mirando a su alrededor con inquietud, Lyfa no pudo percibir nada entre las sombras. El chico parecía un poco nervioso y dijo:

— ¡Oye! ¡Te dije que no salieras!

Lyfa se volvió para mirar al bolsillo en el pecho del atuendo del chico mientras algo brillante saltó fuera. Era un ser pequeño, que se flotaba cerca de la cara del muchacho haciendo un leve zumbido.

— ¡Sólo mamá y yo podemos acercarnos a papá!

— ¿Pa-papá?

Lyfa se movió unos pasos más cerca, sólo para encontrar una pequeña hada del tamaño de su palma. Era una Pixie de navegación que podía ser convocada desde la ventana de ayuda. Pero, si ese fuera el caso, sólo debería ser capaz de responder a preguntas básicas relacionadas con el juego.

Con la mirada intensamente fija en la hadita voladora, Lyfa se olvidó de tener cuidado con el muchacho.

— Oh, no, esto es...

El muchacho se apresuró a envolver la hadita con ambas manos y a pegarla contra su pecho con una sonrisa un poco forzada plasmada en su cara. Lyfa miró la hadita en las manos de ese extraño y le preguntó:

— Umm, ¿es acaso una «Pixie Privada»?

— ¿Eh?

—Fue una promoción especial que se hubo cuando el juego salió por primera vez. Hubo una especie de lotería y los ganadores recibieron una Pixie Privada. Esta es la primera vez que veo una.

—Ah, soy ¡uuh muu!

La hadita había empezado a decir algo, pero el chico la interrumpió poniendo su dedo sobre su boca.

— Sí, sí, eso debe ser. Tengo mucha suerte con las loterías.

— Bien, jum...

Lyfa miró al Spriggan otra vez, estudiándolo de arriba abajo.

— ¿Qu...Qué sucede?

—Eres un bicho raro. Evidentemente, juegas desde el inicio de ALO, pero todavía estás utilizando el equipo inicial. O eso creo ya que eres realmente fuerte.

—Ah eso... En realidad, esta cuenta fue creada hace tiempo, pero sólo he iniciado sesión recientemente. Estuve jugando otro VRMMO durante mucho tiempo.

— ¿En serio?

Lyfa pensó que algo como eso tal vez podría tener sentido. Si él estaba familiarizado con el AmuSphere porque había estado jugando otros juegos, entonces quizás podría ser posible conseguir esa velocidad demencial.

—Por cierto, obviamente eres de raza Spriggan, pero ¿por qué estás aquí? Tu territorio está al este, realmente lejos de aquí, ¿no es así?

—Yo... me perdí.

— ¿Te perdiste?

Lyfa gritó sin querer ante la desamparada respuesta

—Incluso una persona sin orientación alguna tiene límites... Eres demasiado extraño.

La risa brotaba desde el fondo de su pecho cuando vio la expresión forzada del chico. Después de un momento, Lyfa puso la espada que aún tenía en su mano de regreso a su vaina y le dijo:

—Bueno, de todos modos, supongo que tengo que agradecerte. Gracias por ayudarme, soy Lyfa.

—Yo soy Kirito, y esta niña es Yui.

Cuando el niño abrió sus manos, la hadita salió volando con sus mejillas hinchadas con una expresión de mal humor. Le hizo una reverencia a Lyfa, luego voló a al hombro de Kirito y se sentó.

Lyfa estaba un poco sorprendida al darse cuenta de que quería hablar con este chico llamado Kirito. No era demasiado inusual para ella hacer amigos en este mundo, ya que no se preocupaba mucho por evitar encuentros con otros jugadores.

No parece ser una mala persona

Lyfa pensó, y dijo:

—Entonces, ¿qué tienes pensado hacer ahora?

—Bueno, realmente no tengo ningún plan.

—Este... ah. Pues bien, permíteme invitarte una bebida para darte las gracias, ¿De acuerdo?

Después de oír esto, el joven llamado Kirito se rio gentilmente. Lyfa miró esa sonrisa y pensó que era una de corazón. Son pocas las personas capaces de reír abiertamente y mostrar tal emoción en este mundo virtual.

—Eso me hace feliz. En realidad estaba buscando a alguien que me resolviera unas cuantas dudas.

— ¿Dudas?

—Cosas acerca de este mundo... Especialmente...

Detuvo su sonrisa mientras sus ojos se movían hacia el noreste.

—Esa cosa con forma de árbol...

— ¿El Árbol del Mundo? Claro. Incluso si me veo así, en realidad soy una jugadora veterana. Vamos a ver. Aunque esté un poco lejos, hay un pueblo neutral hacia el norte. Volemos para allá.

— ¿No está más cerca la ciudad de Sylvain?

Lyfa estaba un poco sorprendida y miró la cara de Kirito antes de responder...

—A pesar de que es cierto... ¿De verdad no sabes nada? Ese es territorio Sylphid.

— ¿Hay algún problema?

Escuchando a Kirito decir esto, Lyfa no supo que decir.

—...El problema...si es que se puede llamar así. Como sea, al ser territorio Sylphid, no serás capaz de atacar a nadie dentro de la ciudad, pero cualquier Sylphid podrá atacarte.

—Ah, ya veo. Pero la gente no me va a atacar si estoy contigo, ¿no es así, Lyfa-san? Tenía muchas ganas de ver la ciudad de los Sylphid, he escuchado de su belleza.

— Solo llámame Lyfa. Realmente eres una persona extraña. Pues... no me molesta intentarlo, pero no puedo garantizar tu seguridad.

Lyfa sacudió los hombros y contestó. El querer visitar su amada capital Sylphid no era algo malo.

Ya que los Spriggan rara vez se ven por aquí, llevarlo conmigo probablemente causará un gran revuelo.

Pensó Lyfa con una mente llena de picardía.

—Bien, vamos a volar a Sylvain. Muy pronto habrá mucha actividad.

Dijo mientras veía una ventana para ver la hora del mundo real. Eran ya las cuatro de la tarde en punto. No podía quedarse en este “Dive” por mucho más tiempo.

Lyfa, cuya habilidad de vuelo casi había sido recargada por completo, extendió sus alas que comenzaron a brillar y vibrar suavemente. Kirito inclinó su cabeza hacia un lado, con la cara perpleja y le pregunto:

—Lyfa, ¿puedes volar sin un controlador secundario?

—Ah, sí. ¿Y tú?

—Acabo de enterarme de cómo usarlo recientemente.

Kirito movió su mano izquierda haciendo el gesto de agarrar algo.

—Ya veo, hay un truco para el vuelo voluntario. Las personas que pueden hacerlo terminan volando muy pronto, vamos a intentarlo. Deja el controlador a un lado y dame la espalda.

— ¿Cómo? ¿Así?

Kirito se dio media vuelta. Lyfa vio que su espalda no era tan amplia, y extendió su dedo índice para tocar un poco por encima de los omóplatos. La hadita en su hombro observó con fascinación.

—Recuerda el lugar donde te estoy tocando.

—Está bien.

—Podrá llamarse vuelo voluntario, pero no se trata de volar sólo con la imaginación. Lo que tienes que hacer es aprender a hacer crecer los huesos y músculo virtuales que se convertirán en tus alas, y luego aprender a moverlos.

—Huesos...y músculos virtuales...

Kirito repitió con voz ambigua. Mientras decía eso, sus hombros empezaron a temblar. En el lugar que Lyfa había tocado, un par de alas grises empujaron a través de la ropa. En un principio se movían torpemente, pero a medida que se sincronizaron comenzaron a moverse como una sola.

— ¡Oh, sí! Justo así. Primero hay que mover los hombros y los músculos para captar la sensación de movimiento de las alas.

Una vez dicho esto, los músculos de su espalda comenzaron a moverse de forma rápida. Sus alas comenzaron a vibrar y Lyfa podía oír un zumbido.

— ¡Eso es! ¡Ahora con más fuerza!

— Um um um.

Lyfa estiró sus brazos lo más que pudo y las puso sobre la espalda de Kirito hasta que sus alas generaron el impulso suficiente. En ese momento, Lyfa de repente lo empujó hacia arriba con todas sus fuerzas.

— ¡¿Guoa?!

Una vez en el aire, el Spriggan se disparó como un cohete.

— ¡Oh...Oh...Oh...Guou!

El cuerpo de Kirito de inmediato se fue haciendo cada vez más pequeño y sus gritos rápidamente se hicieron demasiado lejanos como para escucharlos. Con el susurro de las hojas, desapareció rápidamente más allá de las copas de los árboles.

— ...

Lyfa intercambió miradas con la hadita que se cayó de los hombros de Kirito.

—Oh no.

—¡¡Papá...!!

Despegaron al mismo tiempo para perseguir a Kirito. Cuando salieron del mar de árboles, buscaron cuidadosamente en el cielo nocturno y finalmente lo encontraron moviéndose inestablemente hacia la derecha mientras dibujaba una sombra en la luna de oro.

— ¡Oooooh guaaaaah... por favor, deténganmeee!

Un grito miserable rompió el silencio de la noche e hizo eco a través del cielo infinito.

—... Pu.

Lyfa y Yui se miraron entre si y no pudieron evitar reír.

— ¡Pff...Huh...Jajajaja...!

— Lo siento papá, pero es tan gracioso.

Flotando en el aire una al lado de la otra, reían de manera incontrolable. Cuando estaban a punto de detenerse, escuchaban los gritos de Kirito y volvían a estallar en carcajadas.

Lyfa no podía recordar la última vez que había reído tanto. Ésta debe ser la primera vez desde que llegó a este mundo.

Después de reír por un largo rato, Lyfa alzó el vuelo y tomó a Kirito por el cuello para detenerlo y finalmente le enseñó los trucos para el Vuelo Voluntario. Para ser un principiante, Kirito aprendía rápido. Después de 10 minutos más o menos de clase, Kirito podía volar libremente.

— ¡Oh... esto es... asombroso!

Kirito gritó mientras volaba en círculos.

— ¡Sí, así es!

Lyfa contestó con una sonrisa.

—Como decirlo, ¡esto es emocionante! Quiero volar por siempre...

— ¡Así es!

Lyfa también estaba contenta y voló con sus alas vibrantes en la misma órbita, paralela a Kirito.

— ¡No es justo... yo también!

Yui también empezó a volar y los alcanzó quedando entre los dos.

—Debes practicar minimizando el movimiento de la espalda baja y la escápula tanto como te sea posible. No podrás blandir bien la espada en combate aéreo si haces movimientos innecesarios. Pues bien, vamos a volar a Sylvain. Ven conmigo.

Lyfa realizó un giro cerrado para enderezar su camino en la dirección correcta, y luego comenzó a planear sobre el bosque. Empezó a preocuparse por si iba muy rápido para el nuevo aeronauta, así que redujo su velocidad por lo que Kirito comenzó a rebasarla. Miro a Kirito y le oyó decir:

—Podemos ir un poco más rápido si quieres.

—Ho ho.

Lyfa sonrió para luego tomar el papel de depredador, por lo que dobló sus alas en un ángulo agudo y comenzó a acelerar. Kirito escuchó el sonido que las alas produjeron y aceleró para mantener el paso. La presión del viento sobre su cuerpo aumentó, y la velocidad del viento hacia complicado escuchar algo.

Sorprendentemente cuando Lyfa llegó al 70% de su velocidad máxima, Kirito todavía estaba justo a su lado. La mayoría de las personas, cuando comienzan a llegar a la velocidad máxima fijada por el sistema, se encuentra con que su aceleración comienza a entorpecerse, probablemente debido a algún tipo de presión psicológica. Para que Kirito haya logrado superar esta presión en su primer vuelo... él debía tener una fuerza mental extraordinaria.

Lyfa cerró la boca y empezó a acelerar hasta llegar a la velocidad máxima. Nunca había volado con alguien a esa velocidad antes, sobre todo porque ninguno de sus compañeros había sido capaz de igualar su velocidad.

En ese momento los árboles que pasaban bajo sus ojos se veían como una corriente rápida y desaparecían detrás de ellos. La vibración de sus alas de Sylphid hacían un sonido que parecía el de un agudo de un instrumento de cuerda, y mezclada con el sonido de las alas de Spriggan de Kirito, que sonaban como un instrumento de viento, formaban un precioso dueto.

— ¡Ah... muy... rápido! ¡No puedo!

Yui exclamó entretanto saltaba al bolsillo en el pecho de Kirito. Él y Lyfa cruzaron sus miradas y rieron.

Cuando se dio cuenta, el bosque terminaba justo por delante y unos pequeños puntos de luz aparecieron. La luz más brillante vino de la torre central. Ese es el símbolo de la capital de los Sylphid: Sylvain, la “Torre del Viento”. Pronto la ciudad se hizo más cercana y en la calle central había un gran número de jugadores que iban y venían.

— ¡Oh, la veo!

Kirito dijo por encima del sonido del viento.

—Aterrizaremos en la base de la torre del centro, ¡oh!

De repente Lyfa se dio cuenta de algo y la sonrisa en su rostro se congeló.

—Kirito-kun, ¿sabes cómo aterrizar?

—...

Kirito gritó mientras en su rostro se dibujaba una mueca.

— ¡No tengo ni idea!

—Bueno...

Para ese momento, la mitad de su vista estaba ocupada por la enorme torre.

—Lo siento pero es demasiado tarde, buena suerte.

Con una sonrisa de disculpa, Lyfa comenzó la súbita desaceleración necesaria para el aterrizaje. Extendió sus alas para frenar por completo, puso sus pies en frente y comenzó el proceso de aterrizaje.

—Pero qué tonte—

Gritó el Spriggan mientras Lyfa lo observaba encañonándose hacia la pared exterior de la torre, teniendo las sinceras esperanzas de que sobreviviera a su aterrizaje.

Después de unos segundos, un terrible sonido sacudió el aire.

—Hum, eres tan mala, Lyfa. Creo que he desarrollado un miedo a volar.

En la parte inferior de la torre, Kirito estaba sentado en medio del jardín donde se había estrellado.

—Mis ojos dan vueltas...

La hadita sentada en su hombro se tambaleaba por el mareo. Lyfa puso las manos en las caderas, suprimiendo la risa y respondió:

—Estas muy lleno de entusiasmo. Me sorprende que aún estés con vida, creí que sin duda morirías.

— ¡Ah, pero qué cruel!

Kirito golpeó la pared de la torre a la máxima velocidad que el juego permitía, pero aun así tenía casi la mitad de su HP. No sabía si tenía un cuerpo fuerte por naturaleza o simplemente fue por suerte, pero él era la encarnación de una gran cantidad de misterios para un principiante.

—Está bien, está bien, te voy a sanar.

Lyfa lanzó un hechizo de curación mientras estiraba la mano derecha. Una luz de color azul marino se extendió desde la palma de su mano y cayó lentamente en el cuerpo de Kirito.

— ¡Oh, genial! Así que esto es magia.

Kirito observó con curiosidad la luz azulada que descendía como nieve alrededor de su cuerpo.

—Sólo los Undine pueden usar magia de recuperación de alto nivel. Pero es un hechizo indispensable así que deberías aprenderlo.

— ¿Así que cada raza tiene sus puntos fuertes y débiles cuando se trata de magia? ¿Cuál es la especialidad de la raza Spriggan?

—Hay dos: la magia que ayuda en la búsqueda de tesoros y la magia de ilusión. Como ninguna de los dos se puede utilizar en batalla, es la raza más impopular.

—Ahhhh... realmente debí haber hecho mi tarea.

Kirito se encogió de hombros, se levantó y se volteó para ver la ciudad.

—Oh, esto es la ciudad Sylphid. ¡Qué lugar tan hermoso!

— ¿Verdad?

Lyfa observó la ciudad donde había vivido durante tanto tiempo.

«Sylvain», también conocida como «La Capital Esmeralda», es una ciudad que hace honor a su nombre. Chapiteles de varios tonos de verde se alzaban junto a un complejo y espacioso corredor que conectaba las calles. La luz irradiando en tono verde oscuro de cada torre le daba a la ciudad la impresión de ser un reino de fantasía. Detrás de la «Torre del Viento» está la «Mansión del Lord», un magnífico edificio, del cual Lyfa está convencida de que es superior en todos los aspectos a la mayoría de los edificios en ALfheim.

Miraron en silencio a la ciudad de la luz, observando el flujo de personas que iban y venían, de repente el sonido de un saludo llegó desde la derecha.

— ¡Lyfa-chan, estás a salvo!

Dándose la vuelta, Lyfa vio a un chico Sylphid con cabello amarillo moviendo la mano como loco mientras corría hacía ellos.

—Ah, Recon. Sí, de alguna manera, sobreviví.

Recon miró a Lyfa con ojos brillantes.

—En serio que eres realmente increíble, estando rodeada por tantos enemigos y aun así salir en una sola pieza... oh...

Recon finalmente notó la figura de negro parada al lado de Lyfa y quedó inmóvil con la boca abierta durante segundos.

— ¿No es un Spriggan? ¡¿Por qué está aquí?!

Recon dijo mientras saltaba en estado de pánico y tomaba la empuñadura de la daga colgada en su cintura sólo para ser detenido por Lyfa.

—Cálmate Recon. Él es la razón por la que sobreviví.

— ¿Eh?

Lyfa señaló a Recon y le dijo a Kirito:

—Él es Recon. Mi compañero, pero fue asesinado por los Salamanders justo antes de conocerte.

—Lamento escuchar eso. Encantado de conocerte, soy Kirito.

—Oh... ah, mucho gusto.

Recon tomó la mano derecha de Kirito e hizo una reverencia.

— ¡Ahora no es el momento para esto!

Recon saltó hacia atrás.

— ¡¿Está bien, Lyfa-chan?! Tal vez él es un espía.

—Pensé lo mismo al principio, pero él es demasiado cabeza hueca así que dudo que sea un espía.

— ¡Ah, eso fue cruel!

Lyfa y Kirito se echaron a reír, pero Recon miraba con recelo y finalmente se aclaró la garganta antes de decir:

—Lyfa-chan, Sigurd y los demás están esperando en el «Salón Narciso», están listos para distribuir el botín de nuestro viaje de caza.

—Oh... ya veo... bueno...

Cuando eres asesinado por un enemigo, el 30% de los artículos que no son de equipamiento son “robados” por el jugador enemigo. Los artículos tomados eran decididos aleatoriamente. Sin embargo, estando en un equipo hay algo llamado «Marco de Seguridad», el cual transfiere los artículos de un jugador asesinado a los miembros de su equipo.

Como Lyfa fue la única en sobrevivir, el Marco de Seguridad transfirió las recompensas que habían ganado a ella. Es por eso que los Salamanders la habían perseguido con tanta insistencia. Por lo tanto, fue solo gracias a Kirito que toda su ardua labor haya llegado a Sylvain.

Se había convertido en una costumbre entre Lyfa y sus compañeros reunirse en una tienda familiar, el Salón Narciso, y ahí distribuir los artículos que habían sido adquiridos durante la cacería. Sin embargo, Lyfa estaba un poco preocupada y le dijo a Recon:

—No participaré esta vez. No hay ningún artículo que coincida con mis habilidades. Te los daré a ti para que los dividas entre los cuatro miembros.

— ¿Eh? ¿No vas a venir, Lyfa-chan?

—Ah, le prometí a Kirito que le invitaría a beber algo por haberme salvado.

—...

Recon volvió a mirar a Kirito con algo de la sospecha que originalmente había tenido... aunque en una forma ligeramente diferente.

—Oye, no pienses nada raro.

Lyfa pateó a Recon después de haber dicho eso. Abrió la ventana de intercambio y le transfirió todo botín del día.

—Me envías un e-mail cuando haya otra cacería. Si puedo iré. De todos modos, buen trabajo.

—Ah, Lyfa-chan...

Un tanto avergonzada, Lyfa cortó la conversación forzosamente, agarró la manga de Kirito y se alejó.

— Ese muchacho de hace un momento, ¿es tu novio?

— ¿O es tu amante?

— ¡¿Phttt?!

Yui, quien asomó la cabeza fuera del bolsillo de Kirito, fue la que había levantado la voz y preguntó justo después de él. Lyfa inmediatamente enredó sus pies, sus alas se extendieron deprisa para compensar la pérdida de equilibrio.

—No... no es lo que piensas, sólo somos compañeros de equipo.

— ¡¿Pero por qué su relación parece ser tan buena?!

—Lo conozco en el mundo real y es mi compañero de clase en la escuela, solamente eso.

—Eh, debe ser bueno... jugar un VRMMO con compañeros de clase.

Al escuchar a Kirito decir eso con un tono de envidia, ella lo miró con el ceño ligeramente fruncido.

—Bueno, tiene sus desventajas... te hace recordar esa cosa conocida como tarea.

—Jajaja, ya veo.

Caminaron por la calle mientras conversaban. De vez en cuando se encontraban con otros jugadores Sylphid que al ver el cabello negro de Kirito se sorprendían, pero al ver a Lyfa junto a él se callaban y seguían caminando. Lyfa no era muy activa, pero ya había ganado el torneo de lucha de Sylvain varias veces, así que era muy conocida y popular.

Finalmente llegaron a una pequeña y acogedora posada y taberna llamada el «Pabellón Lirio del Valle». Este es uno de los lugares favoritos para comer de Lyfa, pues los postres de ahí son muy buenos.

Cuando Lyfa abrió la puerta y miró al interior, descubrió que la tienda estaba vacía, salvo por un par de jugadores. Como en el mundo real acababa de anochecer, el restaurante no tardaría en llenarse por los jugadores que querrían un par de copas tras regresar de sus aventuras.

Se sentaron frente a frente en una mesa aislada junto a una ventana.

—Ya que te invité, pide lo que quieras.

—Si tú dices que está bien.

—No comas demasiado ahora o te arrepentirás cuando sea el momento de cenar.

Advirtió Lyfa mientras miraba los deliciosos postres listados en el menú.

Este fenómeno era muy raro. Por alguna razón, cuando comes en ALO se produce una falsa sensación de estar lleno y ésta no desaparece inmediatamente al volver al mundo real. Para Lyfa, uno de los mayores encantos en un VRMMO es que ella podía satisfacer su gusto por los dulces sin tener que preocuparse por las calorías. Aunque tenía que tener cuidado de no comer demasiado, porque probablemente su madre se enojaría si no comía nada.

Que alguien sufra de desnutrición o que este efecto se use como dieta no es algo inaudito. Incluso ahora, de vez en cuando en las noticias, han habido jugadores tan dedicados al juego que se olvidaban de comer y se debilitaban hasta la muerte.

Al final, Lyfa pidió una tarta de frutas Bavariana. Kirito pidió un pedazo de pastel de fruta y una botella de vino con especias y, para su sorpresa, Yui pidió una galleta de queso. La camarera NPC trajo las órdenes inmediatamente y la colocó en la mesa frente a ellos.

—Bueno, entonces, una vez más, gracias por ayudarme.

Tintineando la copa llena del misterioso vino verde con Kirito, Lyfa se bebió todo el vaso del líquido fresco y lo sintió moverse por su garganta reseca. Kirito también bebió el vaso de un solo trago, se rio tímidamente y dijo:

—Oh no, eso fue algo natural... aun así, ¿fueron muy agresivos no? ¿Esa clase de grupos PK son comunes?

—Ah, originalmente la relación entre los Salamanders y Sylphid es mala. Nuestros territorios son adyacentes por lo que suelen competir por los recursos en el mismo pedazo de tierra neutral. Como era de esperar, esta enemistad con el tiempo aumentó y finalmente las dos razas están prácticamente en guerra. Sin embargo, ese tipo de PK organizado comenzó recientemente. Estoy segura de que están planeando atacar el Árbol del Mundo muy pronto.

—Eso, quiero que me digas sobre el Árbol del Mundo.

—Ah sí, lo habías dicho antes. Pero, ¿por qué quieres saber?

—Quiero ir a la cima del Árbol del Mundo.

Sorprendida, Lyfa miró a Kirito a la cara. La mirada seria en sus ojos le dijo que él no estaba bromeando.

—Sin duda es algo que todos los jugadores quieren, al menos eso creo. Es la principal misión de ALO.

— ¿Cómo es eso?

—Sabes que hay un límite en la cantidad de tiempo que puedes volar, ¿verdad? Sea cual sea la raza, el máximo tiempo de vuelo es de aproximadamente 10 minutos. Sin embargo la raza que llegue primero a la «Ciudad Flotante» en la cima del Árbol del Mundo podrá encontrarse con el Rey de las Hadas «Oberón» y así renacer como la especie superior «ALF». Esta raza de hadas no tiene límite de vuelo y serán capaces de volar libremente por el cielo para siempre, si así quieren.

—... Ya veo

Kirito tomó un bocado del pastel de frutas y asintió.

—Es sin duda una historia fascinante. ¿Conoces un método para llegar a la cima del Árbol del Mundo?

—Dentro del Árbol del Mundo, las raíces forman una cúpula enorme. Hay una entrada a la Ciudad Flotante en la parte superior, pero para llegar a esa entrada tienes que vencer un ejército de guardianes NPC. Hasta ahora, muchos grupos raciales han tratado de pasar a través de esa cúpula, pero fueron eliminados rápidamente. Los Salamanders son actualmente la raza más poderosa, han estado ahorrando un muchísimo dinero y han comprado una gran cantidad de equipos y artículos. Creo que ellos serán los próximos en desafiar al Árbol del Mundo.

— ¿Son los guardianes realmente tan fuertes?

—Increíblemente fuertes. Piénsalo, ALO lleva más de un año en línea. ¿Qué clase de misión no se puede completar en un año?

—Eso es definitivamente...

—De hecho, apenas el otoño pasado, un sitio web informativo de ALO muy bien conocido lanzó una petición dirigida a RECTO Progress para que ajustara el balance del juego.

—Guou, ¿y bien?

—Por supuesto, le dieron la respuesta de siempre. “Este juego ha sido operado bajo un balance adecuado” blah blah blah. Últimamente hay rumores de que el Árbol del Mundo no puede ser conquistado usando métodos comunes.

—Tal vez has pasado por alto un punto importante de esta misión. ¿O acaso no es posible pasar el Árbol del Mundo con una sola raza?

La mano de Lyfa, la cual sostenía una tarta a punto de ser comida, se detuvo de repente al mismo tiempo que disparó otra mirada penetrante hacia Kirito.

—Oh, tienes una buena idea. Si existe alguna misión que no hayamos visto, podríamos descubrirla, pero la segunda parte es imposible.

— ¿Imposible?

—Porque es contradictorio. “Solo la primera raza en llegar”. ¿Crees que las razas puedan trabajar juntas para lograr ese objetivo si ese es el caso?

—Entonces lo que quieres decir es que... ¿es prácticamente imposible escalar el Árbol del Mundo?

—Eso creo. Además, existen otras misiones como dominar las habilidades para la producción de artículos, entre muchos otros. Pero, no voy a renunciar o nunca sabremos la alegría que produce el vuelo real. Así que, incluso si lleva años lograrlo seguramente...

— ¡Para ese entonces ya será demasiado tarde!

Kirito gritó con voz baja, Lyfa se sorprendió por la desesperación en esa voz y miró a Kirito. Encontró que sus cejas estaban fruncidas y sus dientes tan apretados que hasta temblaba.

—Papá...

Sosteniendo la galleta de queso con las dos manos dándole pequeños mordiscos, la hadita dejó de comer y puso la comida sobre la mesa. Luego voló para sentarse en el hombro de Kirito y sostuvo su mejilla para consolarlo. Finalmente, la tensión en el rostro de Kirito se redujo.

—...Siento haberte sorprendido.

Kirito dijo con voz baja.

—Pero yo... realmente tengo que ir a la cima del Árbol del Mundo.

Los ojos oscuros que destellaban tan brillantes como una espada recién pulida la miraban fijamente. El corazón de Lyfa comenzó a resonar en su pecho. Tomó un sorbo de vino en un intento de calmarse y dijo:

— ¿Por qué tienes que extralimitarte tanto?

—Estoy buscando a alguien.

— ¿Qué quieres decir?

—Es algo que no se puede explicar fácilmente.

Kirito le sonrió a Lyfa, pero en sus ojos se notaba la profundidad de su desesperación.

¿Dónde he visto unos ojos iguales a estos?

—Lyfa... gracias, tus enseñanzas me ayudaron mucho. Gracias por la deliciosa comida. Me alegro que seas la primera persona que conocí aquí.

Lyfa inconscientemente agarró la muñeca de Kirito cuando él se puso de pie.

—Oye, espera un minuto... ¿De verdad piensas ir al Árbol del Mundo?

—Sí, esto es algo que tengo que ver con mis propios ojos.

—Eso es una locura. Está muy, muy lejos. Hay muchos monstruos poderosos en el camino de aquí al Árbol del Mundo. Sé que eres fuerte, pero...

Apenas pensó en decirlo, cuando su boca ya se había adelantado.

— Entonces, te llevaré allí.

— ¿Ah?

Los ojos de Kirito se abrieron como platos.

— No, es que no quisiera molestar a alguien que acabo de conocer...

— ¡¡Ya he tomado una decisión!!

Lyfa dio media vuelta para ocultar sus mejillas sonrosadas. Dado a que en ALO había alas para volar, no existía ningún otro medio de transporte instantáneo. Por lo tanto, aventurarse al centro del mundo, el Árbol del Mundo, y a la capital de ALfheim «Aarun» era como un viaje en el mundo real. Además, el ofrecerse a hacer este viaje con un joven que acababa de conocer hace solo unas pocas horas era un comportamiento que hasta Lyfa pensó que era increíble.

Pero... ¿Por qué... no puedo simplemente dejarlo solo?

— ¿Estarás aquí mañana?

—Oh... sí.

—Entonces nos vemos a las tres de la tarde. Ya me tengo que ir. Si deseas cerrar la sesión, renta un cuarto en el «Pabellón Lirio del Valle». Así que, nos vemos mañana.

Al terminar, Lyfa abrió el menú moviendo su mano derecha. Ya que era una Sylphid, ella podía cerrar sesión inmediatamente desde cualquier lugar en este territorio, así que solo presionó salir.

— ¡Ah, espera!

Kirito levantó la cabeza para ver a Lyfa y dijo con una sonrisa.

—Gracias.

Lyfa sonrió y asintió una vez, después oprimió el botón Aceptar. El mundo fue envuelto en una luz de arcoíris y un momento después, se volvió oscuro. El cuerpo de Lyfa se fue desvaneciendo poco a poco, y sólo el calor de su rostro y el latido de su corazón llegaron al mundo real.

Abrió los ojos lentamente.

El cartel pegado en su techo entró dentro de su vista. Era una captura de pantalla ampliada que ella había impreso. El cartel presentaba un cielo infinito, las aves en vuelo libre y la imagen central de un hada voladora con su largo cabello atado en una coleta.

Kirigaya Suguha llevó sus manos a la cabeza y se quitó el casco AmuSphere. Con sólo dos anillos de seguridad, uno en cada lado, es una máquina de apariencia delicada en comparación con la de primera generación, el Nerve Gear, pareciendo lujoso para muchos, pero también da una menor impresión de ser un equipo de encarcelamiento.

A pesar de haber regresado al mundo real desde el falso, sus mejillas no daban señal de enfriarse. Suguha se enderezó en la cama con las manos apretando su cara, un grito resonaba en lo más profundo de su corazón.

—... ¡Guaaah!

Era demasiado tarde, sintió una tremenda vergüenza por sus acciones, cada vez más consiente de cuan atrevida había sido. Antes de que ella comenzara a jugar, su compañero de clase, Nagata Shinichi, alias Recon, le había dicho que entretanto ella se transforme en Lyfa, su audacia se incrementaría en un cincuenta por ciento. Nunca pensó que iba a llevar el tipo de comportamiento extremo que desplegó hoy. Suguha estuvo en agonía por un tiempo, pataleando de un lado a otro.

Era un joven misterioso. No, ya que era un jugador no había forma de saber su edad, pero la intuición de Suguha le dijo que su edad solo era un poco diferente. Pero él tenía una actitud sorprendentemente tranquila y no tenía un comportamiento malicioso ni mucho menos decía malas palabras, así que no podía estar segura.

No solo era su carácter enigmático, también era terriblemente fuerte. Tanto que si fueran a cruzar espadas, estaba segura de que ella perdería. En su único año de juego, él era la primera persona que conocía siendo así. Suguha dijo su nombre en voz alta:

— Kirito-kun, hmm.

Quiero ver ese mundo de ilusión por mí misma.

Suguha había pensado eso por primera vez un año después del incidente SAO.

Antes de eso, para Suguha, los VRMMO eran casi un anatema por haberle quitado a su hermano, no tenía palabras capaces de describir su sentido de repugnancia. Pero, al sostener la mano de Kirito en el hospital, y tratando de aferrarse a sus palabras y a los recuerdos de cómo era él, la curiosidad brotó sobre qué podría ser aquello que lo atrajo con tal fuerza como para que haya terminado así. Quería saber más acerca de él. Fue por ese pensamiento que se decidió a verlo por sí misma, ya que pensó que era la única forma de reducir la distancia entre su hermano y ella.

—Quiero un AmuSphere.

Le dijo Suguha a su madre. Midori la miró y asintió lentamente.

—Solo ten cuidado de no usarlo demasiado y pon atención a tu salud física.

Su madre dijo riendo.

Al día siguiente, durante el almuerzo, se puso de pie frente a Nagata Shinichi. Era alguien conocido como un otaku y el mejor gamer de su clase. Ella fue a su banca y le dijo que lo esperaba en el techo. En dicho momento, la clase fue envuelta en completo silencio, solo para romperse en comentarios asombrados.

En el techo Suguha miró a Nagata Shinichi, cuyos ojos brillaban con ansias mientras esperaba congelado, y le dijo:

—Quiero que me enseñes a jugar un VRMMO.

Nagata al oír eso hizo todo tipo de rostros cómicos durante varios segundos y después preguntó qué era lo que quería saber.

Suguha no podía darse el lujo de descuidar los estudios o a la práctica de Kendo. Al oír esto, Nagata dijo:

—Así que, algo que no consuma mucho tiempo y que esté basado en las habilidades del jugador, ¿correcto?

Y otras preguntas. Lo que le recomendó fue ALfheim Online.

Ella no sabía que Nagata comenzaría a jugar ALO con ella. Sin embargo gracias a su exhaustivo y agotador entrenamiento, Suguha se adaptó al juego con una increíble velocidad y se dio cuenta de que era buena en el juego. Había dos razones para ello:

La primera razón era que Suguha había estado practicando Kendo durante muchos años y las habilidades que aprendió ahí eran muy eficaces para las peleas en ALO.

En general, los combates entre jugadores no tomaban en cuenta la evasión. Simplemente, los jugadores atacaban al enemigo y luego recibían el ataque de éste, eso continuaba hasta que uno de los jugadores ya no pudiera luchar o moría. Pero para Suguha, gracias a su larga práctica, era fácilmente capaz de evadir o bloquear los ataques. Por su puesto, sus fuertes ataques también cuentan.

Además, ALO no es un juego basado en el nivel. Así que a pesar de tener mucho menos tiempo en línea que los jugadores más experimentados, logró igualarse con algunos de los mejores peleadores en ALO. De hecho, los parámetros numéricos de Lyfa eran promedio y más bajos que los jugadores más viejos, pero ya que ALO funcionaba en un sistema basado enteramente en habilidades, a Lyfa se le considera uno de los mejores jugadores de la raza Sylphid.

La segunda razón por la que Suguha jugaba ALO era por la habilidad de volar la cual era única de este juego.

Suguha todavía podía recordar la primera vez que dominó el Vuelo Voluntario. La sensación fue inolvidable.

Ella era frecuentemente fastidiada con las limitaciones físicas en las competencias de Kendo, queriéndose mover más rápido, golpear más fuerte e ir más lejos. Es por eso que cuando finalmente logró dominar el Vuelo Voluntario, fue capaz de volar y usar ambas manos para sostener la espada, y que le fue posible realizar la estocada de ultra-larga distancia, sintió un placer indescriptible. Además de eso, hacer clavadas en picada o volar junto una bandada de aves también era bastante atractivo para ella.

Como Recon tenía problemas de vuelo, él la llamaba «Maniaca de la Velocidad» y otras cosas. Probablemente se refería a su alegría de poder volar en ALO.

Después de un año, Suguha ya era considerada como una jugadora de VRMMO hecha y derecha. A pesar de que Suguha sólo había entrado al juego para acercarse a su hermano, se había enamorado del mundo virtual.

Y cuando Kazuto regresó, Suguha quería hablar con él sobre ALO y cosas similares, pero cuando vio las sombras en sus ojos no se atrevió a hacerlo.

Suguha pensó que la trágica experiencia del incidente de SAO había afectado el amor que Kazuto tenía por los mundos virtuales. Kirito recuperó el Nerve Gear, pero solo lo tenía en su habitación junto con el disco de SAO como adorno.

Para Kazuto, el incidente de SAO probablemente aún no había terminado. «Esa persona» no ha despertado, ella sigue durmiendo.

Esos pensamientos enviaron el corazón de Suguha al caos. Al igual que ayer, ella no quería ver a Kazuto con tal interminable desesperación, por el cual él incluso había llorado. Suguha quería verlo reír otra vez, por eso, quería que esa persona despertara lo más pronto posible.

En este momento, Kazuto había llegado a un punto en el que la mano de Suguha ya no podía llegar a su corazón.

De hecho ahora, se sentía aún más como verdaderos hermanos. En ese caso, ella deseaba no haberse dado cuenta de sus sentimientos. Su sentimiento de querer quedarse con Kirito para ella sola nunca podría hacerse realidad.

Acostada en su cama, mirando el cartel de ALfheim, Suguha se preguntaba por qué la gente no tenía alas en el mundo real. En realidad, si pudiéramos volar libremente por el cielo, entonces quizás podría ser posible desenredar los hilos que ataban su corazón.

Parte 4 Editar

Me encontraba sentado en mi silla, mirando con una expresión un poco confundida hacia donde la chica Sylphid, Lyfa, había estado sentada hace tan sólo unos pocos minutos.

— ¿Qué pasó con ella?

Después de oír esto, Yui, que seguía sentada en mi hombro, inclinó la cabeza con una expresión preocupada y dijo:

—Quién sabe, el yo de ahora mismo no tiene capacidades de monitoreo mental.

—Hmm. Bueno, aprecio tu oferta para mostrarme el camino.

—Yo conozco el mapa. Es verdad que nuestra potencia de batalla se incrementará con más personas, pero...

Yui se levantó, puso su cara a mi oído y dijo:

—Papá, no debes ser infiel.

— ¡Claro que no!

Al verme agitar la cabeza después de esa advertencia, Yui se despegó y aterrizó sobre la mesa mientras se reía, y tomó la galleta a medio comer con las dos manos.

—Maldita sea, te estás burlando de mi ¡¿Eh?!

Tomé mi vino con especias y lo bebí de la botella.

Pero, realmente debería ser cuidadoso. No sobre ser infiel... Lyfa era sólo un personaje en el juego, y es posible que su usuario tuviera una personalidad diferente en la realidad.

Por mucho tiempo, el mundo virtual fue mi realidad. Sin embargo, la idea de dividir a las personalidades carecía de sentido; los sentimientos de la malicia y la buena voluntad eran totalmente reales. No hubiera sobrevivido sino hubiese pensado de esa manera.

Pero las cosas aquí son diferentes. Los jugadores son, en cierto modo, algo diferentes. Vienen aquí y asumen diferentes roles con diferentes valores. Los ladrones asaltan, roban, matan, pero en cambio, no son castigados por ello sino respetados.

—Los VRMMO son muy complejos.

Suspiré inconscientemente ante las palabras que dije con una sonrisa amarga. Después de dejar la botella vacía, levanté a Yui que se estaba comiendo una galleta aproximadamente del mismo tamaño que ella, y la puse sobre mi hombro. Abandoné la mesa y decidí volver al mundo real.

En los MMORPG, hay un conflicto entre la conveniencia y la justicia cuando llega el momento de «Desconectarse».

En otras palabras, debe ser hecho de manera que las personas que tengan un compromiso urgente como una cita o una necesidad fisiológica puedan abandonar rápidamente el juego. Pero, por otra parte, también debe ser configurado para que no se pueda utilizar para escapar de situaciones de combate o para robar. Por esta razón, la mayoría de los MMO establecieron ciertas restricciones o condiciones para abandonar el juego. ALO no es la excepción, los jugadores son capaces de cerrar sesión desde cualquier lugar solo en el territorio de su raza. Fuera de este, su personaje permanecería en un estado 'sin alma' por varios minutos y será vulnerable a los ataques y robos.

Fuera del territorio de tu raza, si quieres salir al instante, debes utilizar artículos como un equipo de campamento, o alquilar una habitación. Decidí seguir el consejo de Lyfa de usar el segundo piso del «Pabellón Lirio del Valle» para cerrar sesión.

Después de registrarme en el mostrador, subí las escaleras hasta el segundo piso. Abrí la puerta de la habitación especificada, el cual era un cuarto muy sencillo, con sólo una cama y una mesa. Era una visión que me daba una fuerte sensación de déjà vu. Antes de que comprara una casa en Aincrad, a menudo utilizaba este tipo de habitaciones.

Abrí la ventana para dejar entrar el aire fresco. En este momento ya era capaz de cerrar sesión sin preocupaciones, pero al final opté por utilizar el método de "tomar una siesta" para salir. Así que me quité mi arma y me acosté en la cama.

Un pequeño problema se produce en los juegos VR que usan FullDive. Al utilizar los juegos FullDive, tus sentidos son traídos a la realidad virtual, por lo que al cierre de sesión tus sentidos se devuelven a tu cuerpo real. Así que, si de repente pasas de estar en pie a acostarte, entonces habrá una fuerte sensación de vértigo. Hubo una ocasión antes de jugar SAO que estuve usando un simulador de vuelo con FullDive. Me encontraba girando rápidamente en un vuelo en picada cuando presioné el botón de cierre de sesión y volví a la realidad. Al hacer eso, salí con una sensación de vértigo extremo y mis ojos se encontraban girando cruelmente.

Para evitar estos síntomas lo mejor es salir con la opción de «Tomar una siesta», es decir, conciliar el sueño. Cuando te quedas dormido en el mundo virtual eres desconectado automáticamente y enviado de vuelta al mundo real.

Me recosté en la cama mientras Yui terminaba su galleta y bajaba al suelo con un suave sonido de golpeteo. Al aterrizar, Yui volvió a su forma original, con su largo pelo azabache, vestido color blanco como la nieve, y un maravilloso aroma flotando en el aire.

Yui, con las manos entrelazadas detrás de la espalda, se volvió hacia mí y me dijo:

—... No te veré hasta mañana ¿verdad, Papá?

—... Lo siento... por fin logramos reunirnos. Volveré pronto... para verte, Yui.

— Este...

Yui parpadeó, con la cara enrojecida.

—Papá, hasta que cierres sesión, ¿podemos dormir juntos?

—Eh.

Yo tenía una sonrisa tímida en el rostro. Para Yui, soy su “Papá” hasta el final. Como la I.A. que es, ella está en constante búsqueda de expandir su experiencia al exponerse a nuevos datos. Así que esta clase de petición no me molestaba, sin embargo, su actitud y palabras son suficientes para hacerme tambalear. Pero aun así, me parece que ella es una chica encantadora.

—Lo entiendo. Sí, ven aquí.

Hice mi vergüenza a un lado y me moví hacia la pared para hacer un lugar donde ella se acostase. Yui, quien tenía una sonrisa resplandeciente, saltó a la cama.

A medida que su rostro se acurrucaba contra mi pecho, lentamente acaricié su pelo y le susurré:

—Rescataré a Asuna muy pronto y después vayamos a comprar una casa en este mundo también. ¿Existen casas para jugadores en este juego?

Yui movió su cabeza hacia un lado y comenzó a asentir rápidamente diciendo:

—Se ven bastante caras, pero es posible. Es como un sueño para nosotros tres, para Papá y Mamá y yo, que estemos viviendo juntos de nuevo.

Recordando aquellos días, mi corazón se sentía como si hubiera sido retorcido de nuevo. Se trataba claramente de tan sólo unos meses atrás que todavía estábamos juntos, pero ahora no tengo medio alguno para comunicarme con ella. De esta forma, esos recuerdos distantes gradualmente se hicieron cada vez más lejanos...

Abrasé a Yui con fuerza, mis ojos se cerraron lentamente, y le susurré:

—No es solo un sueño, pronto lo haré realidad.

Ya que había estado jugando este juego demasiado tiempo, incluso si esto es sólo una experiencia virtual, mi cerebro estaba exhausto y el cansancio me golpeó como un mazo.

—Buenas noches, Papá.

A medida que mi conciencia lentamente se deslizaba a una cálida oscuridad, el sonido de la voz plateada de Yui a mi lado continuó confortándome.


Traducción:

http://chibi-chibi-fansub.phpbb-foro.org/

http://lanove.blogspot.com/

Capítulo 3 Editar

Un ave cantaba una melodía que llenaba la mañana mientras se posaba sobre la mesa blanca.

Su mano derecha se extendía silenciosamente y sus dedos tocaban suavemente las plumas color jade del ave, causando inmediatamente que emprendiera el vuelo sin hacer un solo sonido. El ave dibujó un arco en el vuelo y aleteó dejando el brillo del sol detrás.

Levantándose de la silla, caminó unos pasos como si quisiera seguir al ave. Pero en ese instante, una red dorada y resplandeciente apareció, bloqueando su camino. El ave continúo volando entre los espacios y hacia la libertad. Cada vez más alto, más lejos, dirigiéndose hacia ningún lugar en particular.

Asuna se detuvo y observó cómo el ave se volvía cada vez más pequeño hasta fundirse con los colores del cielo, y lentamente regresó a la silla y se sentó.

La mesa y las sillas, hechas de mármol puro eran frías y duras. Además de éstas, había una lujosa cama del mismo color. Los muebles eran las únicas cosas que hay en este “cuarto”, si se pudiera llamar así.

El piso estaba cubierto con brillosas lozas blancas. Caminar de un lado al otro tomaba unos veinte pasos, pero este cuarto redondo también estaba limitado por una resplandeciente rejilla dorada. Los barrotes de su celda estaban lo suficientemente abiertos para que Asuna pasara por una de las aberturas, pero el sistema hace imposible el escape.

Las doradas barras cruzadas se extendían hacia arriba, tejiéndose para formar un domo. Una enorme argolla se extendía desde el techo del domo y tres gruesas ramas que lo atravesaban soportaban toda la estructura. Los enramados se extendían hacia el cielo y eran parte de un enorme árbol.

En otras palabras este extraño cuarto era en realidad una jaula. Una enorme jaula de escalas inimaginables, pero una donde incluso las aves eran libres de entrar o salir. La única persona que enfrentaba la dureza de ser prisionera era Asuna. Por eso, esta jaula debería ser llamada su prisión.

El cuarto era lujoso, elegante y hermoso, sin embargo, el árbol era una prisión muy fría.

Unos sesenta días habían pasado desde que Asuna había despertado en este lugar. Bueno, eso ni siquiera era un número confiable. No había nada con qué escribir en ese lugar. Los días también parecían más cortos. Aún así, su reloj interno la despertaba sin importar si era día o noche.

Después de despertar se preguntaba cuántos días habían pasado pero, últimamente, no podía ni siquiera estar segura del número. Hasta donde sabía, podría haber repetido el mismo día muchas veces, incluso podrían haber pasado varios años. Mientras más tiempo estaba aprisionada en ese lugar, los recuerdos del tiempo que había pasado junto con «él» parecían desaparecer.

Esa vez...

Cuando Aincrad colapsó, el mundo fue envuelto por una explosión de luz. Antes de desaparecer, Asuna y Kirito se aferraron el uno al otro y esperaron hasta que perdieron la conciencia.

Ella no había sentido miedo. Tenía la convicción de que hizo lo que tenía que hacer y que había vivido sin arrepentimientos. Desaparecer con él había sido un final reconfortante para Asuna.

Envueltos en la luz de sus almas entrelazadas; nada más importó en el momento en que desaparecieron sus cuerpos.

Cuando su calor desapareció, Asuna fue envuelta inmediatamente por la oscuridad. Estiró su mano, gritando desesperadamente su nombre. Pero ella había sido atrapada en un torrente imparable que la llevó más lejos dentro de la oscuridad. Después fue iluminada por una infinidad de rayos de luz que parpadeaban sin cesar. No sabiendo donde había sido llevada, Asuna gritó desde lo más profundo de su ser. Finalmente un brillo de colores apareció detrás de ella. La radiante luz se expandió y ella cayó en ese lugar.

Colgando en la pared y sobre la cama de estilo gótico había un enorme espejo. Al mirar el reflejo, vio una figura sutilmente diferente a la que ella conocía. Su cara y su cabello castaño estaban igual que antes. Pero ahora vestía un fino vestido blanco el cual pensó que sería endeble. Adornando la parte superior del vestido, justo arriba de su pecho había una cinta roja. El frío que penetraba en sus pies desnudos le avisó que las lozas estaban hechas de mármol. Ella no tenía ni un arma en su espalda pero una sustancia transparente salió de su espalda en forma de alas. Eran más como alas de un insecto que de un ave.

Al principio, pensó que había llegado a la vida después de la muerte, pero ahora había entendido que ese no era el caso. Aunque había tratado de agitar su mano, le era imposible tocar la ventanilla. Esto no era Aincrad, sino un nuevo mundo ilusorio, una prisión virtual generada por computadora. Asuna había sido aprisionada por la malicia de un hombre.

Como ese era el caso, ella no podía dejarse derrotar. Su mente se rehusaba a ser derrotada por esa malicia. Al recordar eso, Asuna sobrevivía a la soledad y la ansiedad todos los días. Pero ahora, su determinación había empezado a desmoronarse. La desesperanza empezaba a filtrarse lentamente en su corazón.

Asuna se sentó en la fría silla con sus manos plegadas sobre la mesa y empezó a sentir confusion en su corazón mientras pensaba constantemente en él.

—Rápido...ven a salvarme rápido, Kirito...

—Esa es la más bella expresión, Titania.

De repente una voz sonó adentro de la jaula.

—Esta es la cara de alguien a punto de llorar. Me gustaría congelar esa expresión para usarla de decoración.

—Pues adelante, hazlo.

Asuna dijo, volteando su cara hacia donde provenía la voz.

Desde el borde de la jaula dorada, en dirección al árbol gigante conocido como el «Árbol del Mundo», había una puerta. La puerta se abría hacia una escalera grabada en otra rama que unía la distancia entre su jaula y el tronco del árbol.

La puerta se abrió dejando ver a un hombre alto.

Su dorada cabellera ondulaba debajo de una corona plateada. Vestía una fina manta de seda verde decorada con bordados plateados. Como Asuna, él también tenía alas, pero no eran transparentes, eran iguales a las de una enorme mariposa. Las cuatro partes de sus alas cambiaban de color, del negro aterciopelado al verde esmeralda.

Su cara tenía una belleza que sólo podía ser artificial. Una frente suave, una esbelta nariz y ojos con el iris que tenían los mismos patrones de color que sus alas; era extremadamente hermoso. De cualquier forma, sus delgados labios, que se retorcían en una expresión de absoluto desprecio y que se encontraban distorsionados con una sonrisa que despreciaba todo, destruían completamente tal belleza.

Cuando Asuna vio a ese hombre, se volteó como si hubiera visto algo inmundo. Dijo en un tono seco:

—...Puedes hacer lo que quieras como administrador del sistema. Haz lo que quieras.

—Otra vez diciendo algo tan cruel. Tanto que me he esforzado en ti, ¿cierto, Titania?

—¿Puedes decir eso aún después de encerrarme aquí? Deja los nombres extraños, soy Asuna, Oberon...o más bien, Sugou-san.

Asuna miró a la reciente reencarnación de Sugou Nobuyuki, el «Rey Mágico Oberon». Pero durante este tiempo, ella no desvió sus ojos y le devolvió una mirada feroz.

Torciendo sus labios con una expresión disgustada, él dijo sin alegría:

—Despierta. En este mundo, yo soy Oberon, El Rey Mágico y tú eres la reina Titania. Somos la envidia de los jugadores, maestros de Alfheim y sé que eventualmente me abrirás tu corazón... como mi compañera.

—No importa cuánto esperes, todo será en vano. Las únicas cosas que te daré serán mi odio y mi desprecio.

—Bueno, qué terca.

Oberon lentamente extendió su mano derecha sobre la cara de Asuna, riendo.

—Pero presiento que eso sucederá en estos días...

Trató de voltear la cara de Asuna hacia la de él, pero ella se volteó.

—Aunque claro, está bien hacerte obedecer a la fuerza. Incluso hasta podría ser más divertido así.

La cara de Asuna quedó atrapada por su agarre y con los dedos de su otra mano se aproximó lentamente, tocando su mejilla mientras movía sus dedos lentamente hasta sus labios. Un escalofrío recorrió la espalda de Asuna por el repugnante sentimiento.

Los ojos de Asuna se llenaron de repugnancia, apretó sus dientes y sus labios revelando una fina línea. Los dedos de Oberon se delizaban por sus labios antes de moverse lentamente hacia su cuello. Cuando finalmente alcanzaron su pecho, sus dedos sujetaron el listón rojo. Mientras disfrutaba el miedo y la vergüenza de Asuna, sus manos tomaron el listón rojo de un extremo y lentamente, muy lentamente tiraron de él...

—¡Basta!

Incapaz de soportar su roce, la voz de Asuna, finalmente salió de su boca.

Al oír su voz, Oberon ahogó un grito en su garganta pero quitó sus dedos del listón. Los agitó antes de reírse diciendo:

—Estaba bromeando. ¿Acaso no te lo había dicho antes? No te voy a forzar, aunque de cualquier manera, cuando el tiempo llegue, rogarás por ello. Es sólo cuestión de tiempo.

—Qué ingenuo, ¿De verdad crees que eso pasará?

—¿Estás segura que estoy siendo ingenuo? Pronto aceptarás mis sentimientos, Titania.

Oberon puso ambas manos sobre la mesa y se inclinó sugestivamente. Mostrando una oscura sonrisa, miró afuera de la jaula.

—Ves a decenas de miles de personas sumergirse en este vasto mundo para disfrutar el juego. Pero todos ellos son unos inconscientes. ¡El sistema «FullDive» no fue diseñado para la industria del entretenimiento!

Ante estas inesperadas palabras, Asuna se quedó callada. Oberon abrió sus brazos en un gesto dramático.

—¡No estoy bromeando! Este juego es simplemente un subproducto. La interface de las máquinas FullDive, en otras palabras el NerveGear y el AmuSphere, tienen un alcance limitado, y como resultado las señales electrónicas concentran el rol del campo sensorial del cerebro para dar la ilusión de señales ambientales. ¿Pero qué pasa cuando esa limitante se quita?

Los ojos verdes de Oberon estaban llenos de maldad y ambición secreta. Asuna instintivamente se estremeció por el miedo.

—... Eso es. Las funciones del cerebro que están fuera del proceso sensorial incluyen el pensamiento, las emociones y la memoria. Sin la limitante, ¡todos estos se pueden controlar!

Semejante locura de Oberon dejó a Asuna sin habla. Después de respirar algunas veces logró decir “tales, tales cosas nunca serían permitidas...”.

—¿Y quién es esa persona que 'no lo va a permitir'? Este tipo de investigación ya está siendo realizada en varios países. Sin embargo, semejante estudio necesita sujetos humanos para continuar el experimento. Y por supuesto, ¡lo que una persona piensa sólo puede ser descrita en palabras!

Al lanzar una risa estridente, Oberon saltó de la mesa y después de ajustar su postura, caminó alrededor de Asuna.

—Hay muchos procesos individuales en las funciones superiores del cerebro, por lo que es necesario tener un amplio número de sujetos de prueba. Pero, como esto está grabando el comportamiento del cerebro, requiere de muchas pruebas y la experimentación humana no está permitida. Por eso esta investigación había progresado tan lentamente. Pero un día, mientras veía las noticias, encontré una forma de obtener todos los sujetos de prueba, ¡las decenas de personas que necesitaba!

Los vellos en la nuca de Asuna se erizaron. Oberon no necesitaba decirlo; ella ya imaginaba lo que él estaba por decir.

—Kayaba-senpai... era un genio, pero también un tonto. Él obviamente tenía el talento y la capacidad pero estaba satisfecho con simplemente crear un juego. Inclusive entonces, su servidor de SAO era intocable. Pero en el momento en que los jugadores fueron liberados, yo pude tomar parte de ese mundo hackeándolo por medio del router; así de fácil.

Haciendo un movimiento como si estuviera agarrando una copa, el rey mágico levantó su mano y la giró como si fuera a tomar un vino invisible.

—Bueno, esperar a que el juego fuera completado tomó mucho tiempo. Pero aunque no podía tener a todos, me las arreglé para obtener a trescientos sujetos de prueba. En la realidad, no hay una instalación donde pudiera almacenar a tanta gente, pero en cambio ¡el mundo virtual tiene espacio más que suficiente!

Oberon continuó presumiendo de sus delirios. Desde el principio, Asuna había odiado esto de su carácter.

—Gracias a los trescientos jugadores del viejo servidor SAO, nuestra investigación ha hecho un grandioso progreso ¡en tan sólo dos meses! Incrustación de nuevos recuerdos en las memorias, y técnicas para introducir nuevas emociones... esta tecnología ha tomado forma. La manipulación del alma ¡es verdaderamente maravillosa!

—Este tipo de estudio... ¿Crees que mi padre lo permitiría?

—El viejo no tiene ni idea, por supuesto. Este estudio está siendo realizado por un equipo muy pequeño y en absoluto secreto. Y pronto se convertirá en un gran producto.

—¿¡Producto...!?

—Cierta compañía americana está prácticamente babeando mientras espera que terminemos la investigación. Planeo vender esta tecnología a un precio muy alto. De cualquier manera será propiedad de RECTO, y RECTO eventualmente será mía.

—...

—En pocos días seré parte de la familia Yuuki. Primero, como un hijo adoptivo; como tu esposo, calificaré como el heredero de RECTO. Esto es sólo oportuno pero pienso que no sería una mala idea si ensayamos un poco aquí.

Una sensación de repugnancia causó que su espalda se estremeciera y Asuna, lenta pero firmemente agitó su cabeza

—Eso es algo que absolutamente no voy a permitir. El día que regrese a la realidad, voy a sacar a la luz estas atrocidades.

—Por Dios, aún no lo entiendes. ¡Sigo hablándote francamente porque pronto lo olvidarás todo! Todo lo que quede será...

Oberon se detuvo repentinamente; inclinó su cabeza y se sentó en silencio. Después sacudiendo su mano para abrir la ventana, se volteó y dio unas órdenes.

—Voy a salir; esperen instrucciones.

La ventana desapareció y él volteó hacia Asuna con una sonrisa

—Te advierto, el día en que caigas ciegamente enamorada de mí se aproxima rápidamente. O te entregas a mí ahora, o convierto tu cerebro en objeto para uno de mis experimentos. Así que la próxima vez que me veas, por favor, sé más sumisa, Titania.

Después de sacudir el cabello de Asuna como si fuera un gato, se retiró.

Con su cabeza agachada, Asuna no vio a Oberon irse. Su mente seguía repitiendo las últimas palabras de Oberon y el horror que engendraban.

'¡Click!' sonó el eco por el cuarto cuando la puerta se cerraba, el cual quedó silencioso una vez más.

Después de ponerse su uniforme, Suguha dejó el club de kendo. Una brisa de aire refrescante acarició sus mejillas mientras caminaba entre los edificios de la escuela con su espada de bamboo en la mano.

Era la una y media de la tarde pero como el quinto periodo ya había comenzado, la escuela estaba muy tranquila. A esta hora, los estudiantes de primero y segundo grado estaban en clase, pero los de tercer grado podían escoger cuándo asistir hasta que se empezarán a concentrar en sus clases tutoriales para los exámenes de ingreso a bachillerato. Sólo las personas como Suguha, quien ya tenía una recomendación, podían caminar libremente.

Ella tenía tiempo libre pero los demás alumnos de su generación continuamente decían cosas sarcásticas en cuanto la conocían. Su maestro de kendo era estricto pero noble y le importaba mucho su querida discípula, que había sido recomendada para entrar a una prestigiada escuela. A pesar de todo, Suguha continuaba acudiendo a la escuela todos los días para seguir su estricto entrenamiento.

Según él, Suguha había desarrollado un sutil hábito. Después de escuchar esto, Suguha pensó qué podría haberlo causado. Probablemnte era porque entraba al mundo de ALfheim y entrenaba en combate aéreo todos los días, aunque fuese por un corto tiempo.

Sin embargo, él nunca dijo que esto le hiciera peor o que le dificultara las cosas, e incluso hoy ella había logrado sacarle dos puntos a su adversario de treinta años, quien era uno de los practicantes de kendo más altamente rankeados en el país.

Ella no sabía por qué pero últimamente parecía poder leer los ataques de sus oponentes más fácilmente. Cuando peleaba contra un fuerte adversario, sus nervios se tensaban y todo parecía ser más lento haciendo que el combate fuera mucho más intenso.

Recordaba un accidente hacía unos días cuando había entrenado con Kazuto. En esa ocasión, él había esquivado uno de sus mejores ataques, uno del que la gente no escapaba fácilmente. Ese tipo de respuesta superior lo hacía parecer como si él hubiera estado experimentando la pelea de una manera completamente diferente a la de ella. Suguha repentinamente consideró que las experiencias FullDive afectaban el cuerpo físico.

Ella se perdió en sus pensamientos mientras caminaba hacia el estacionamiento de bicicletas hasta que alguien repentinamente la llamó desde las sombras.

—Lyfa-chan.

—¡Qué...!

Suguha saltó hacia adelante sorprendida. Un chico flacucho con lentes apareció frente a ella. Él y Recon compartían la característica común de bajar las cejas cuando estaban en problemas pero ahora esto estaba aún más acentuado.

Suguha puso una mano en su cadera y dijo muy silenciosamente:

—¡Que no me llames así en la escuela!

—¡Pe-Perdón, Suguha-chan!

—Eso es...

Suguha removió la cubierta de su espada de bamboo con una mano antes de dar un paso adelante. El chico mostró una sonrisa nerviosa y rápidamente sacudió la cabeza.

—Cierto, lo siento, Kirigaya-san.

—¿Qué pasa, Nagata-san?

—Necesito hablar contigo; ¿Hay algún lugar adonde podamos hablar tranquilamente?

—Este lugar está bien.

Shinichi Nagata puso una cara de decepción y dejó caer sus hombros

—De todas formas tú ya tienes una recomendación, así que ¿para qué sigues acudiendo a la escuela?

—Ah, Sugu--, Kirigaya-san, quería hablar contigo. He esperado aquí desde muy temprano.

—¡Bah! Seguro tuviste mucho tiempo.

Suguha dió unos pasos atrás y se arrodilló al lado de un jardín lleno de flores.

—¿De qué quieres hablar?

Nagata Shinichi se sentó y manteniendo cierta distancia de Suguha, dijo:

—Sigurd y los otros quieren ir a cazar mañana en la tarde. Hay unas cuevas con lagos en su interior, así que los Salamanders rara vez van allí.

—Te dije que prefiero hablar sobre cazar por e-mail. De cualquier forma, lo siento pero no voy a participar por un tiempo.

—¿¡Eh... eh!? ¿Por qué?

—Me dirijo a Aarun.

Encumbrado en el centro de ALfheim está el Árbol del Mundo y cerca de su base descansa la gran ciudad neutral, Aarun. Sylvian está a una distancia considerable de Aarun. Es un viaje que toma varios días, especialmente porque hay áreas donde volar es imposible.

Nagata Shinichi se puso rígido por un momento pero después se acercó a ella y preguntó:

—¿Vas a ir con ese Spriggan de ayer?

—Ah, sí. Le prometí que le ayudaría a llegar.

—¡Tú...tú no estás pensando claramente! ¡No sé por qué estás pasando las noches con ese extraño!

—¿Por qué te sonrojas? ¡No te imagines cosas raras!

Ella tomó su shinai y lo presionó contra su pecho. Las cejas de Nagata dolorosamente cayeron hasta su límite y miró a Suguha con resentimiento.

—Te he preguntado antes si querías ir conmigo a Aarun, pero siempre te has negado firmemente.

—Eso es porque nos matarían, sin importar cuantas veces vaya contigo. En fin, esa es mi razón, así que avísale a Sigurd.

Suguha se levantó, se despidió con un “te veo luego” y fue directo al estacionamiento. La expresión lastimosa de Nagata, como la de un perro regañado, le dolió un poco. Aún así, los rumores ya circulaban por la escuela. Ella no quería parecer cercana a él.

—Sólo le muestro el camino, eso es todo.

Se dijo a sí misma para calmar a su latiente corazón. Pero cuando pensaba en el joven llamado Kirito y en sus misteriosos ojos negros, era imposible que se calmara.

Quitó rápidamente el seguro de su bicicleta que estaba aparcada en la orilla del aparcamiento y se alejó pedaleando. El frío aire del invierno soplaba por sus mejillas pero Suguha simplemente lo ignoraba. Lléndose por la puerta trasera de la escuela, condució por una pendiente de escaleras sin preocuparse por usar los frenos.

“Vuela rápido” era lo que Suguha pensaba. Volar junto a Kirito a máxima velocidad... Se emocionaba con sólo pensarlo.

Suguha llegó poco después de las dos.

La bicicleta de Kazuto no estaba en el jardín, por lo que aún no volvía del gimnasio.

Recientemente, Kazuto parecía haber recuperado la condición física que tenía antes del incidente de SAO. Pero no estaba satisfecho, ya que sentía una disparidad en las capacidades físicas entre su cuerpo real y el del mundo virtual.

Esto se entendía perfectamente considerando que es imposible replicar las habilidades de un personaje virtual con un cuerpo real. Hasta Suguha entendía eso, debido a que había estado a punto de caer una o dos veces cuando esperaba usar la habilidad de «Volar».

Entrando a la casa desde el porche, Suguha fue al cuarto de lavado, puso su ropa en la lavadora y la encendió. Después fue a su cuarto donde se quitó su blusa y la falda y las colgó en el gancho de la pared.

Suguha puso su mano sobre su pecho mientras estaba parada en ropa interior. Aunque había regresado a casa en bicicleta, sentía que su corazón se había calmado rápidamente aunque éste ahora estaba con una frecuencia de unos 90 latidos por minuto.

Sabía que esto no era causado en su totalidadpor el ejercicio pero ella quería confirmarlo. Suguha trató de inhalar profundamente para calmarse pero sus pensamientos mantenían su presión alta. ¿En qué estoy pensando? No es que no quiera llevarlo a Aarun pero ya tengo a mi hermano... De verdad ni sé por qué estoy reflexionando sobre esto... ¡Soy tan estúpida!

Llegando a la conclusión de que estaba siendo estúpida con sus sentimientos, se puso una playera grande y un short y se sentó en su cama.

Tomó el casco de AmuSphere de la repisa, lo prendió, lo colocó sobre su cabeza y cerró los ojos. Entonces, después de tomar un largo respiro, entonó las palabras mágicas:

—¡LINK START!

Después de pasar por el proceso de conexión y mover su consciencia al cuerpo de la hada espadachina Lyfa, abrió sus ojos en una posada.

Nadie estaba sentado al otro lado de la mesa, por supuesto. La reunión no sería hasta en un rato, por lo que había mucho tiempo para preparar el viaje.

Dejando la tienda, observó que la ciudad de Sylvain estaba cubierta por una hermosa puesta de sol.

En consideración por las personas que sólo podían entrar en un horario específico cada día, un día en ALfheim duraba sólo dieciséis horas. Por eso, el tiempo era inconsistente con la realidad. La ventana de menú tenía un reloj con la hora real y otro con la hora en ALfheim para que la gente no perdiera la noción del tiempo; era confuso al principio pero Lyfa había aprendido a acostumbrarse.

Fue a un montón de tiendas, compró un montón de cosas y regresó con un poco de tiempo de sobra. Regresando a la posada, abrió la puerta y notó que una figura negra se había materializado en una mesa.

Kirito completó el ingreso y pestañeó algunas veces antes de sonreír al ver a Lyfa acercarse.

—Hola, llegaste temprano.

—Sí, llegué hace un rato. Fui de compras.

—Ah, sí... parece que me tengo que preparar también

—Compré algunos artículos generales, así que no te preocupes por eso, pero...

Examinó la lamentable armadura inicial de Kirito.

—Necesitarás un mejor equipamiento.

—Creo que sí. Creo que esta espada es muy poco fiable.

—Sobre el dinero... ¿tienes algo? Si no, puedo prestarte un poco.

—Pues...

Kirito abrió su ventana de menú pero, después de echar un vistazo, su cara se puso rígida.

—¿Es esa cosa llamada «Yurudo»?

—Sí. ¿No tienes nada de dinero?

—No, no, tengo algo... De hecho tengo mucho.

—¡Entonces vayamos a la tienda de equipamiento!

—Está bien.

En ese momento, Kirito se detuvo con pánico, buscando por todo su cuerpo hasta que finalmente vio en el bolsillo de su pecho.

—Oye, Yui, vamos.

Mientras bajaba de su bolsillo, la pixie de negra cabellera apareció, luciendo un poco somnolienta y estirándose con un largo bostezo.

Lyfa llevó a Kirito a las tiendas de equipamiento pero para el tiempo que terminaron, las calles estaban cubiertas con la luz de la mañana.

La armadura de Kirito fue fácil de encontrar siendo un par de pantalones, una playera con atributos defensivos y un largo abrigo que lo cubría. Sin embargo, Kirito había pasado un largo tiempo escogiendo una espada, ya que parecía insatisfecho con todas las que había examinado.

El encargado de la tienda le daba una espada y Kirito la blandía antes de devolverla diciendo “Necesito algo más pesado”, y luego el proceso se repetía. Finalmente encontró una que le gustaba, una gran espada, tan larga como él, y la compró. Era una espada de hoja cónica con un brillo negro que tenía un peso inusual. Era probablemente hecha para un demonio o un gnomo. Las razas altas eran las que usaban esta clase de espadas.

En ALO, la cantidad de daño era determinado por el «Poder de Ataque del Arma» y la «Velocidad de Movimiento de la Espada». Los Sylphs y Cait Siths eran mejores por la velocidad, compensando el nivel de daño con su gran rapidez. Pero los jugadores fuertes podían fácilmente equiparse con las armas que eran enormes en tamaño y fuerza. Este intercambio entre poder y velocidad creaba un balance entre las diferentes razas en el juego.

Las Sylphs con la suficiente habilidad podían equiparse con martillos y hachas, pero sus parámetros de fuerza no les permitían usar esas armas efectivamente. Los Spriggans eran una raza multitareas, pero Kirito, por donde se le mirara, tenía el cuerpo de velocista.

—Ese tipo de espada, ¿serás capaz de usarla apropiadamente?

Escuchando el cuestionamiento atónito de Lyfa, Kirito solo asintió con una expresión relajada.

—No será un problema.

Como él decía que estaba bien, ella le creyó. Después de pagar por la espada, él colgó la funda en su espada pero la punta casi rozaba el suelo.

Kirito ahora parecía como un niño jugando al espadachín, y pensando en eso, Lyfa tuvo que contener una sonrisa y dijo:

—Bueno, ¡ahora los preparativos están completos! Así que ahora, por un tiempo, estaré a tu cuidado.

Lyfa le extendió su mano derecha a Kirito y sonriendo tímidamente, Kirito también extendió la suya, estrechándola.

—Yo también, así que por favor ayúdame.

Volando fuera del bolsillo, Yui selló el apretón de manos y dijo:

—¡Hagamos nuestro mejor esfuerzo! ¡Nuestro objetivo es el Árbol del Mundo!

Cargando con una espada gigante atada a su espalda y con Yui sentada en su hombro, Kirito siguió a Lyfa hasta que llegaron a una hermosa y brillante torre verde esmeralda.

Ese era el símbolo de los Sylphs, la «Torre del Viento». Sin importar cuántas veces la veías, la belleza de ese edificio era impresionante. Mientras pensaba esto, Lyfa volteó al lado para ver al Spriggan vestido de negro admirando la torre con un indisimulado disgusto. Lyfa suprimió una sonrisa y le dijo:

—Antes de irnos, ¿Quieres practicar tu frenado?

—...Está bien; de ahora en adelante, he decidido volar de forma segura.

Kirito respondió con una expresión impotente.

—Por cierto, ¿Por qué venimos a la torre? ¿Tienes asuntos pendientes aquí?

—No tengo asuntos pero antes de que empieces un vuelo largo, es mejor empezar desde lugares elevados. Puedes usar la altura a tu favor.

—Ah, ya veo.

Ella empujó a Kirito por la espalda y empezó a caminar hacia adelante.

—¡Vamos! Quiero cruzar el bosque antes de que anochezca.

—No estoy muy familiarizado con el terreno. ¿Puedes guiarme?

—¡Déjamelo a mí!

Lyfa palmeó su pecho y volteó a ver en las profundidades de la torre.

Allí descansaba la hermosa mansión de la Lord. La Sylph Lord Sakuya era una jugadora que conocía desde hacía un tiempo. Como voy a estar fuera por un tiempo, debería avisarle, había pensado Lyfa súbitamente. Pero el asta que se levantaba desde el centro del edificio no mostraba la bandera Sylph. Eso era raro, porque significaba que Sakuya no estaba en casa hoy.

—¿Ocurre algo?

Kirito inclinó su cabeza para preguntar, pero Lyfa sacudió su cabeza; había decidido mandarle un e-mail más tarde. Pasaron por la puerta de enfrente de la Torre del Viento y entraron.

El primer piso era un vasto salón circular, con tiendas de todo tipo a lo largo de la pared exterior. El salón tenía dos elevadores en el centro, de los cuales salía una gran cantidad de jugadores. En ALfheim, el alba apenas había pasado, mientras que en la realidad, la noche se acercaba. Esto significaba que pronto, el número de jugadores se empezaría a incrementar cada minuto.

Tomó la mano de Kirito y se dirigió hacia el elevador derecho que justo estaba bajando.

Repentinamente, varios jugadores aparecieron frente a ellos, bloqueando su camino. Lyfa casi se cayó, pero sus alas se expandieron estabilizándola.

—Eso fue un poco peligroso, ¿cierto?

Lyfa se quejó reflexivamente, pero el alto hombre bloqueando su camino resultó ser un rostro familiar.

Él era más alto que la mayoría de los Sylphs y tenía una cara ruda pero atractiva que era el resultado de una tremenda suerte o de varias inversiones considerables. Vestía una gruesa armadura plateada y una enorme espada colgaba de su cintura. Su amplia frente estaba dividida por una diadema con una cabellera verde oscura cayendo sobre sus hombros. Este hombre, cuyo nombre era Sigurd, era el líder del grupo con el que Lyfa había estado las últimas semanas. Después vio a los demás miembros con él. Pensando que Recon podría estar también allí, miró con más detenimiento pero no pudo ver esa llamativa cabellera verdosa.

Lyfa y Sigurd constantemente competían por el título del espadachín más fuerte de los Sylphs. Él también era un político poderoso, parte de la burocracia de primera línea de la que constantemente la tímida Lyfa prefería quedar excluida. Aunque actualmente la «Lord de los Sylphs», un jugador escogido por votación una vez al mes y quien tomaba decisiones como la forma en que se gastaban los impuestos cobrados a los jugadores, era Sakuya, Sigurd, cuya fama era más o menos comparable a la de ella, era también parte de los jugadores súper activos.

Su extenso tiempo de juego también significaba que su raro equipamiento y su capacidad de destreza estaban muy por encima de los de Lyfa. En un duelo de uno a uno, Lyfa necesitaba de todas sus capacidades para ganar, e incluso entonces era difícil vencer su poderosa defensa. Pero durante una caza, era un compañero. Sin embargo, su discurso y actitud hipócrita molestaban a Lyfa, a quien le disgustaba que la moderaran. Por eso, aunque el grupo era muy eficiente en la caza, ella había estado pensando que el tiempo de dejarlo se acercaba.

Parado frente a Lyfa, la postura de Sigurd mostraba su arrogancia al máximo. Parecía que las cosas se pondrían muy problemáticas. Pensando en esto, Lyfa abrió su boca y dijo:

—Buenos días, Sigurd.

A pesar de que Lyfa lo había saludado con una sonrisa, Sigurd no estaba con el humor de responderle. En su lugar, contestó con un tono forzado:

—¿Quieres abandonar el grupo, Lyfa?

Sigurd parecía estar con un humor extremadamente insoportable; Lyfa había considerado decirle que esto era sólo un viaje de ida y regreso a Aarun pero como podía volverse problemático, prefirió asentir con la cabeza y decir:

—Sí, más o menos. Pude ahorrar mucho dinero así que me tomaré un tiempo para relajarme.

—Qué egoísta. ¿Acaso no piensas en el resto del grupo?

—¿¡Egoísta!?

Eso hizo que Lyfa recordara un acuerdo. Después de un «Evento de Duelo» donde ella lo había vencido después de una feroz pelea, Sigurd le ofreció a unirse a su grupo. Lyfa había aceptado con dos condiciones: sólo participaría cuando pudiera y podía renunciar si quería. Específicamente, quería que él supiera que ella no deseaba ser atada con responsabilidades.

Sigurd alzó sus cejas y sus palabras continuaron:

—Eres un miembro conocido de mi equipo. Si te vas y te unes a otro grupo repentinamente, ¡sería como si arrojaras lodo a mi cara!

—...

Lyfa estaba súbitamente sin palabras por el discurso de “soy más santo que tú” de Sigurd. Así que así son las cosas en realidad, pensó.

Lyfa de repente recordó una rara pero seria advertencia que Recon le hizo después de unirse al grupo de Sigurd como su compañera.

Recon le había dicho que evitara involucrarse mucho. Sigurd no quería a Lyfa por su fuerza sino por la fama que tendría el grupo. Quería estar al mando de la jugadora que lo había vencido para que él no perdiera respeto.

“¿Cómo podría pasar eso?” Lyfa se había reído, pero Recon se lo había recordado muy persuasivamente: “ALO es un juego MMO difícil. Como tal, las jugadoras femeninas son tan escasas que los jugadores tienden a idolatrarlas, aún cuando no son buenas combatientes. Especialmente tú; como eres una chica tan dulce, eres aun más rara que algún ítem legendario que la mayoría quisiera poseer. En realidad, él quiere usar tu presencia en el equipo para presumir e incrementar su estatus.”

Recon había dicho más tonterías, pero Lyfa le lanzó una mirada sobre su hombro y lo había tranquilizado antes de tomarlo en serio. Ser un ídolo no era algo que ella entendiera. Como un MMORPG tiene muchas cosas para recordar, ella no quería complicarse la vida, pero ahora se detuvo a pensar en eso. Hasta el momento había permanecido como un miembro del grupo sin problemas importantes, hasta hoy...

Viendo al furioso Sigurd frente a ella, Lyfa tuvo una sensación similar a como si una cuerda constrictora estuviera amarrando su cuerpo. La principal razón por la que ella jugaba ALO era para escapar de los grilletes y restricciones de la realidad. Para experimentar el vuelo sin límites a través del cielo.

Pero tal vez había sido muy ignorante e ingenua. Aún cuando todos en el mundo virtual tenían alas, olvidar la gravedad era una mera ilusión.

Lyfa/Suguha, recordaba cómo, en la primaria, un compañero mayor que ella en kendo la había molestado. Aunque el chico había sido un campeón desde que había entrado a kendo, no había podido vencer a Suguha, que era más joven, durante el combate. Él tomó venganza después, atacando a Suguha en su camino a casa con la ayuda de varios amigos... un acto vergonzoso. Lo que él había hecho entonces era igual a la actitud de Sigurd en este momento, lleno de ira y resentimiento.

El resultado debería ser el mismo aquí...

Lyfa, abrumada por la desesperación, agachó su cabeza. En este momento, detrás de ella, como una sombra y sin ser notado hasta ahora, Kirito habló:

—¡Los compañeros no son objetos para ser usados!

—¿Qué...?

Por un segundo, Lyfa no entendió el significado de sus palabras. Entonces, los ojos de Lyfa se abrieron muy ampliamente y miraron a Kirito. La voz de Sigurd incrementó de volumen:

—¿¡Qué!?

Kirito intervino entre los dos y miró a Sigurd a los ojos, a pesar de que le sacaba una cabeza de estatura.

—Estoy diciendo que tú no deberías mirar a otros jugadores como una importante espada o armadura que puede entrar en un cajón de equipamiento.

—Qué... Tú te atreves...

Ante las palabras directas de Kirito, Sigurd repentinamente se enrojeció y se quitó la gabardina mientras movía su mano hacia la empuñadura de su espada.

—Tú no entiendes la situación ¡repugnante Spriggan! Lyfa, ¡¿Vas a trabajar con este tipo ahora?! ¡Es probablemente un «Renegado» que vino aquí después de ser desterrado de su propia tierra!

Sigurd asumió la postura para desenvainar su espada. Mientras pronunciaba estas palabras, Lyfa finalmente perdió la paciencia y gritó:

—¡No digas esas palabras a Kirito-kun! ¡Él es mi nuevo compañero!

—¿Qué... qué quieres decir?

Con las venas saltando en su sien, Sigurd contestó con nerviosa consternación.

—Lyfa, ¿pretendes abandonar este territorio...?

Ante estas palabras, los ojos de Lyfa se engrandecieron.

Los jugadores de ALO por lo general se dividen en dos categorías de estilo de juego.

El primero usa su territorio como una base, un compañero de su misma raza, y da una parte del dinero que ganan como impuestos para impulsar el desarrollo de las fuerzas étnicas; Lyfa y Sigurd son de este tipo de jugadores. El jugador de la otra categoría deja su territorio, usa una ciudad neutra como base y forma grupos con jugadores de diferentes razas. Los primeros tienden recriminar a estos últimos debido a que generalmente no tienen un sentimiento de identidad y fueron abandonados, o fueron exiliados del territorio de su raza como Renegados.

En el caso de Lyfa, su sentimiento de ser una Slyph era tan débil como su sentimiento de pertenencia a esta comunidad. La razón de que aun se quedara en Sylvain era en parte por la belleza de la ciudad y también porque no quería abandonar todo lo que conocía. Pero ahora, gracias a las palabras de Sigurd, surgió rápidamente un deseo de libertad.

—Sí, claro. Tengo la intención de salir de aquí. — Dijo Lyfa sin pensar.

La boca de Sigurd se torció por el enojo, sus dientes mordían su labio inferior. De repente desenfundó su espada ancha mirando con gran furia a Kirito.

—Te iba a dejar sin daño alguno ya que eres como un gusano arrastrándote enfrente de mí, pero si eres un ladrón harías bien en no ser tan arrogante. Al estar caminando tranquilamente por el territorio de otras razas, te puedo cortar de cualquier forma y ni podrías quejarte, ¿no es verdad?

A pesar de las palabras y el comportamiento dramáticos de Sigurd, Kirito sólo encogió ligeramente sus hombros.

Kirito era verdaderamente una persona sin miedo e incluso Lyfa estaba sorprendida. Ella se preparó para pelear contra Sigurd, empuñando la espada, lista para desenfundarla. El ambiente a su alrededor de repente se sintió tenso.

En este punto, el compañero de Sigurd se movió y le susurró unas palabras:

—Malas noticias, Sigurd. Si matas a un contrincante indefenso como ese enfrente de tanta gente...

De alguna manera, un círculo de espectadores ya los habían rodeado. No habría problemas si este fuera un duelo formal o si él fuese un espía Spriggan. Pero sería deshonorable si Sigurd provocaba una pelea con un visitante como Kirito, quien ni siquiera puede defenderse en esta área.

Sigurd mostró una expresión de frustración y miró a Kirito antes de envainar su espada.

—Es mejor que no vayamos, Lyfa.

Ignorando las palabras de Kirito, Sigurd le advirtió a Lyfa.

—Me traicionaste... pero tarde o temprano te arrepentirás.

—Me arrepentiría si me quedara más tiempo en tu grupo.

—Si alguna vez quisieras volver, es mejor que regreses de rodillas.

Habiendo terminado, Sigurd se dio la vuelta y caminó hacia la salida de la torre. Los dos jugadores que lo acompañaban miraron en dirección a Lyfa por un momento como si fuesen a decir algo, pero se callaron y se fueron.

Después de que los tres desaparecieran, Lyfa respiró profundo, miró a Kirito y dijo:

—Perdón por involucrarte en una situación tan extraño.

—No, no, parece ser que compliqué un poco las cosas. ¿Pero esto está bien para ti? ¿Abandonar tu territorio?

—Ah.

No segura de qué decir, Lyfa jaló a Kirito y caminó al elevador. Después de abrirse paso entre la multitud, llegaron al elevador y ella presionó el botón para el último piso. Del fondo del tubo traslúcido salió un disco en forma de piedra; una luz verde lentamente lo envolvió y ellos empezaron a subir rápidamente después de entrar en él.

Cuando el elevador se detuvo, la pared de vidrio se abrió sin hacer ruido y la luz blanca del amanecer y un refrescante viento entraron al cuarto.

Ella salió enérgicamente al mirador de la torre. Había estado ahí muchas veces, pero el vasto panorama que se extendía en todas direcciones todavía hacía que su corazón se alegrara.

El territorio Sylph estaba en el sureste de ALfheim. Al oeste había una pradera que se abría junto al brillante e infinito mar azul. Al este había un bosque profundo que envolvía las montañas cubiertas de lilas, y en el lado lejano de las montañas, creciendo majestuosamente en el cielo y dando sombra a todo lo que rodeaba, estaba el Árbol del Mundo.

—¡Vaya!... ¡Qué vista tan asombrosa!

Siguiendo a Lyfa desde el elevador, Kirito se sorprendió mientras miraba el paisaje.

—El cielo se ve tan cerca que podrías tocarlo con tan sólo estirar tu mano.

Junto a Kirito, Lyfa contempló el paisaje que se encontraba ante sus ojos; levantó su cabeza, y al ver hacia el cielo, lo apuntó con su mano derecha diciendo:

—Eso es. Comparado con el cielo, todo lo demás se ve muy pequeño.

—...

Un tanto sorprendida por la repentina sonrisa que Kirito le dio, Lyfa le devolvió el gesto y continuó:

—Esta es una buena oportunidad. Siempre planeé salir de aquí algún día. Pero había estado asustado por hacerlo sola y no podía reunir fácilmente la determinación necesaria.

—¿En serio? Pero de alguna forma llegaste a esta decisión después de esa pelea.

—De no haber sido así, no hubiera sido capaz de marcharme. Pero ¿por qué...?

Lyfa dijo una parte para sí misma.

—¿Por qué todavía estoy atada y obligada a quedarme aquí a pesar de que tengo alas?

La respuesta a las palabras de Lyfa no vino de Kirito, sino de la que estaba sentada en su hombro, la pixie llamada Yui, quien acababa de subir por debajo del cuello del abrigo.

—Ser un humano es complicado.

Yui respondió con una voz de campanilla; después voló y aterrizó en el otro hombro de Kirito para sentarse antes de continuar:

—Aún no puedo entender la psicología detrás de este tipo de complejo de comportamiento humano llamado deseo.

Por un momento, Lyfa olvidó que Yui era un programa, y la miró directamente.

—¿El deseo?

—Entiendo que el impulso de buscar otro corazón es un principio básico del comportamiento de los humanos. Y eso es considerando mis bases. Pero si dependiera de mí...

Yui repentinamente tomó la cara de Kirito con ambas manos y lo besó firmemente.

—Yo haría una simple demostración como ésta.

Viendo lo que Yui acababa de hacer, los ojos de Lyfa se abrieron con sorpresa; con una sonrisa, Kirito tocó a Yui en la frente con la punta del dedo.

—Pero el mundo es más complejo que eso. Si tú lo hubieras hecho, sería considerado acoso y estarías sancionada.

—Se necesita de estilo y dignidad, ¿verdad?

—...Te lo estoy pidiendo: no andes recordando cosas extrañas.

Lyfa estaba amenazada y seguía mirando a Kirito y Yui mientras ellos platicaban, hasta que finalmente ella abrió la boca y dijo:

—Ese IA es realmente increíble. ¿Todos los «Pixies Privados» son iguales?

—Este es especialmente extraña— dijo Kirito mientras tomaba a Yui y la ponía en el bolsillo de su pecho.

—¿Pero está bien desear el corazón de otra persona?

Lyfa meditó las palabras de Yui mientras se estiraba.

—Entonces, en el fondo, mis sentimientos de querer volar a cualquier lugar que quisiera en este mundo significaban que solo quería encontrar a alguien.

Sin darse cuenta, en su mente apareció el rostro de Kazuto, causando que su corazón se acelerara.

¿Podría ser esto la razón del por qué quería usar las alas de hada para volar sobre los obstáculos en el mundo real y finalmente ir a los brazos de Kazuto? ¿Eso es lo que realmente quiero...?

—Nunca podría...

Ella estaba pensando demasiado. Ahora, simplemente quiero volar. Eso es todo.

—¿Dijiste algo?

—No, no es nada. Apurémonos y salgamos.

Lyfa le sonrió a Kirito, y miró hacia el cielo. Era el amanecer de un cielo brillante, y, con el toque del sol dorado, las nubes se dispersaron poco a poco, dejando ver un interminable cielo azul. Hoy iba a ser un buen día.

Después de usar la Piedra Localizadora en el centro de la plataforma de observación para establecer el punto de retorno de Kirito, Lyfa extendió sus alas, agitándolos suavemente.

—¿Listo?

—Sí.

Kirito, con Yui en el bolsillo, asintió, y Lyfa estaba a punto de despegar cuando...

—¡Lyfa-chan!

Fue detenida por una persona que había salido del ascensor y Lyfa aterrizó una vez más sobre la plataforma.

—Oh, Recon.

—Qué malvada... ¡por lo menos deberías despedirte!

—Lo siento, lo olvidé.

Recon dejó caer sus hombros pero tomó una expresión seria y dijo:

—Lyfa-chan, ¿Es cierto que dejaste al equipo?

—Sí...pero la mitad de la decisión la tomé en ese momento. ¿Qué decidiste tú?

—Igual ya me decidí; quiero ofrecerte mi espada para ayudarte.

—No, en realidad no la necesito.

Recon se tambaleó al escuchar las palabras de Lyfa, al mismo tiempo que sus alas cayeron pero no se rendiría por algo así.

—Normalmente, diría que fuéramos juntos, pero tengo algunas cosas que hacer.

—¿Qué...?

—Todavía no hay una prueba contundente, por eso quiero investigar más. Me quedaré en el equipo de Sigurd por ahora... Kirito-san.

Recon volteó hacia Kirito con una expresión muy seria en su cara.

—Ella tiene el hábito de meterse en problemas, por lo que te pido que seas cuidadoso.

—Oh, ya veo.

Kirito parecía divertirse con la expresión de Recon y asintió.

—También, quiero decirte que ella es mi-- ¡¡Ack!!

Las últimas palabras fueron un grito causado por el pisotón de Lyfa.

—¡No digas nada innecesario! Creo que me quedaré en la zona neutral por un tiempo, pero si surge algo, ¡mándame un e-mail!

Lyfa dijo rápidamente, antes de desplegar sus alas y zurcar el aire suavemente. Observando la cara de Recon con un poco de arrepentimiento, Lyfa agitó su mano para despedirse.

—¡Practica tu vuelo hasta que puedas hacerlo perfectamente y no te acerques mucho al territorio Salamander! ¡Adiós!

—¡Cuídate Lyfa, nos veremos pronto!

El avatar lloró a pesar de que la persona real vería a Lyfa en la escuela muy pronto; aún así, los fuertes sentimientos de la partida la llenaron de emociones, se puso nerviosa y cambió de dirección repentinamente. Se dirigió hacia el noreste, abrió sus alas en un ángulo más ancho y comenzó a planear.

Kirito rápidamente se emparejó y mientras ella forzaba una sonrisa, dijo:

—¿Es un amigo del mundo real?

—Bueno, sí.

—Mmm.

—¿...Qué?

—Nada; solo pienso que es una buena persona.

Después de escuchar las palabras de Kirito, la pixie escondida en su pecho dijo:

—Soy muy consciente de las emociones de las personas: a él le gusta Lyfa, así que ¿qué piensas de él?

—¡¡No lo sé!!

Les gritó Lyfa, incrementando la velocidad para esconder su sonrojada cara. Aunque se había acostumbrado a estas preguntas tan directas con Recon, por alguna razón, cuando estaba enfrente de Kirito, se volvía muy tímida.

Recuperada, descubrió que ya habían dejado la urbe y estaban volando sobre el bosque. Lyfa volteó para ver la ciudad esmeralda desaparecer.

Al pensar en dejar Sylvain después de haber vivido un año en sus calles, un sentimiento de nostalgia inundó su corazón y el dolor atormentaba su pecho, pero la emoción de volar hacia un mundo desconocido calmaba ese dolor. Se despidió antes de regresar su mirada hacia el frente.

—¡...Vamos! ¡Quiero alcanzar ese lago en un solo vuelo!

Lyfa señaló a un lago que brillaba a la distancia y aceleró con gran alegría.

El frío roce de sus dedos le provocaba escalofríos en sus brazos, pero lo único que podía hacer Asuna era soportarlo.

En el centro de la jaula se encontraba una enorme cama. Oberon descansaba sobre ella con su toga verde, tomando la mano de Asuna y acariciando su piel mientras ella estaba sentada a su lado. Disfrutaba la situación en que él podía atacarla cuando quisiera. Su rostro perfectamente elaborado mostraba una falsa sonrisa.

Hacía solo un momento, Oberon había entrado a la jaula y se había acostado en la cama, ordenando a Asuna que viniese a su lado. Asuna no quería tener algo que ver con él y se negó, pero al ver que su mano manipulaba algo, presintió algún tipo de peligro que se le aproximaba.

Ella luchó contra aquella repulsión y tuvo que obedecer; el hombre tenía drásticos cambios de humor, pero ella temía que fuese privada aún más de su libertad. Sin embargo, Oberon buscaba que Asuna se resistiera. Él quería saborear la aversión de Asuna hacia él antes de usar sus derechos de administrador del sistema para restringir su movimiento. Asuna quería mantener su libertad dentro de la jaula por lo menos, para que escapar de allí pudiera ser una posibilidad.

Pero había un límite. Si tocaba su cuerpo, Asuna probablemente golpearía su cara con todas sus fuerzas. Pero ella no reaccionó; sin importar cuando tocara su brazo, su cuerpo estaba tan inmóvil como una piedra. Al ver eso, Oberon quedó decepcionado de no poder hacerla retorcerse y quitó su mano.

—Bueno, también eres una mujer necia.

Oberon dijo desdeñosamente. Asuna se ofendió por su mera voz, el cual era una réplica perfecta de la de Sugou, por lo que era otra fuente de repulsión hacia él.

—De cualquier forma, este cuerpo es falso. Nada de lo que haga dejará cicatrices. ¿No te aburre estar en un lugar así todo el día? ¿No quieres tener algo de diversión?

—No lo entiendes. No importa si este cuerpo es de carne y hueso o es virtual; es real, al menos para mí.

—¿Quieres decir que la mente se corromperá?

Una risa de locura emergió de la garganta de Oberon.

—Como sea, hasta que asegure mi posición en RECTO, no te dejaré salir. Asi que deberías de ser inteligente y aprender a que te guste. Este sistema es en realidad muy profundo, ¿entiendes?

—No estoy interesada. Y no estaré aquí para siempre... él definitivamente vendrá a rescatarme.

—¿Eh? ¿Quién? ¿Él? ¿El héroe, Kirito?

Al escuchar su nombre, el cuerpo de Asuna tembló un poco. Oberon se rió y se sentó. Parecía que al fin había encontrado el switch para romper el corazón de Asuna... y comenzó a balbucear.

—Su nombre real es Kirigaya Kazuto, ¿Cierto? Lo conocí cara a cara hace unos días.

—¡¡-!!

Después de escuchar esto, Asuna miró rápidamente a Oberon.

—Oh, el pobre niño es de hecho el héroe de SAO... ah, para ser honesto, ¡no puedo creerlo! ¿O es que él es esa clase de persona, un supuesto fanático del juego?

Oberon estaba lleno de alegría y se sentó para continuar.

—Lo conocí... ¿Puedes imaginar dónde? Estaba de guardia, donde tu cuerpo real estaba. Mientras se sentaba enfrente de ti, le dije que iba a casarme contigo esta semana. ¡¡La cara que puso cuando le dije eso fue una obra maestra!! Como un perro sin hueso, esa expresión de desesperanza no se podría reconciliar. ¡¡Sentí que iba a tener una enorme carcajada!!

El cuerpo de Oberon se estremeció mientras su extraña carcajada se esparcía por el aire.

—¿De verdad crees que ese chico vendrá a salvarte? Podemos hacer una apuesta, ¡no creo que el tipo vaya a tener siquiera el coraje de volver a ponerse el Nerve Gear! Las probabilidades de que siquiera te reconozca en el juego, son escasas. Oh sí, le daré una invitación para la boda. Vendrá a ver cómo te ves usando un vestido de novia. Creo que este nivel de conflicto llevaría a su destrucción. ¡A la de tu héroe!

Asuna inclinó lentamente su cabeza de nuevo, dándole la espalda a Oberon, viendo el gran espejo al lado de su cama. Entonces débilmente dejó caer sus hombros y sus manos que con tensión se aferraban al colchón.

Al verla de esta manera, Oberon se sintió satisfecho al fin. Asuna veía el espejo mientras él dejaba la cama y se levantaba.

—En ese momento, las cámaras de vigilancia estaban apagadas. Es una pena no poder tener una imagen de su expresión. De tenerla, la hubiera traído. Si hay otra oportunidad, lo intentaré obtener. Titania, aunque sea un poco solitario, soporta esto hasta pasado mañana.

Después de la risa final, Oberon se volteó y con su toga balanceándose caminó hacia la puerta.

En el espejo, Oberon se desvanecía lentamente pero Asuna lloró lágrimas de felicidad y se alegró.

¡Kirito-kun! ¡Kirito-kun está vivo y se encuentra bien!

Desde su aprisionamiento en este lugar, esa era su más grande preocupación. Sólo ella había sido transferida a este mundo. ¿Y si él había desaparecido y su conciencia había sido destruida? No importa cuánto lo negara, estos pensamientos habían sido un constante veneno goteando en su mente.

Sin embargo, ahora las palabras de Oberon habían calmado su preocupación.

En serio, ese tipo piensa que es muy inteligente pero de hecho, es un tonto. Siempre ha sido así. No puede dejar de menospreciar a todos con su discurso. Aunque frecuentemente era un hipócrita frente a los padres de Asuna, con Asuna y su hermano mayor, la lengua ponzoñosa de Sugou siempre era utilizada.

Lo mismo aplicaba ahora. Si de verdad hubiera querido romper su corazón, no debió contarle que Kirito estaba en el mundo real. Debió decirle que había muerto.

Kirito está vivo.

Asuna repetía esta oración en su mente. Cada vez que lo repetía, la luz en su corazón se hacia más fuerte y más estable.

Si aún está vivo, no se va a quedar sentado. Encontrará este mundo, él seguramente vendrá. Por eso, ella no debía ser sólo una prisionera. Debía averiguar qué podía hacer y actuar decididamente.

Asuna continuó fingiendo una cara de tristeza. Con el reflejo podía ver que Oberon había llegado a la puerta y había volteado para dar un vistazo y confirmar la situación de Asuna.

La puerta tenía una pequeña placa de metal con doce botones numéricos. Únicamente ingresando el código correcto, la puerta se abriría.

Era un misterio cómo él aún pasaba por este tipo de cosas en lugar de tan solo usar sus privilegios de administrador para abrir la puerta directamente. Aparentemente, Oberon tiene su propio sentido de la estética, por lo que no quiere traer cosas relacionadas con el sistema aquí. Él solo quiere ser un Rey mágico con una reina aprisionada para abusar de ella.

Fue un acto estúpido.

Oberon alzó su mano, operando frente a la placa de metal. Desde donde estaba parado, Asuna no podría ver con claridad los detalles de sus acciones, así que cuando presionara un botón, ella no sabría cuál habría sido. Oberon debió de tener esto en cuenta. Una celda con esas limitaciones es segura.

Esto era cierto, desde el punto de vista de Oberon.

Él usaba el Sistema FullDive para conectarse a este mundo, pero su experiencia era limitada. Por eso, había muchas cosas que no entendía. Un ejemplo era que en el mundo virtual, los espejos no siguen las reglas de la óptica.

Asuna pretendía llorar, forzando sus ojos al espejo para ver más claro. Allí reflejado, podía verse una imagen con una claridad altísima. En el mundo real, sin importar qué tan cerca estés del espejo, no puedes ver los objetos lejanos. Pero aquí, el espejo es una pantalla de ultra alta resolución y la variable de la distancia no aplica. Por eso, hasta las acciones de los dedos de Oberon eran claramente visibles.

Esta era una idea que Asuna había tenido hace mucho tiempo, pero no podía llevarla a cabo ya que cuando Oberon dejaba la prisión, ella no había tenido una oportunidad de estar cerca del espejo. Ahora, Asuna podía tomar la ventaja.

... 8... 11... 3... 2... 9......

Asuna observó de cerca mientras los blancos dedos de Oberon presionaban el código y Asuna rápidamente lo memorizó. La puerta se abrió, Oberon salió y la puerta se cerró fuertemente. Con sus alas color jade volando, se movió a lo largo del camino en el árbol, y eventualmente desapareció.

Asuna se quedó en su lugar, mirando el piso de la jaula.

Hasta el momento ella sólo ha obtenido la siguiente información:

Estaba dentro de un tipo de VRMMO similar a SAO llamado «ALfheim Online» y el cual es operado oficialmente para atraer a un gran número de jugadores. Oberon/Sugou usó el servidor de ALO para tomar a 300 de los jugadores de SAO como rehenes por medio de algo similar a un «aprisionamiento de cerebro» y utilizarlos como sujetos de pruebas en experimentos humanos ilegales. Eso es todo.

Cuando le preguntó por qué inició un experimento tan peligroso e ilegal en un juego público, Sugou sólo dijo, “¿Sabes cuánto dinero se necesita para operar este sistema? ¡Tomó diez millones sólo para este servidor! De esta forma la compañía puede tener ganancias y yo puedo hacer mi investigación, por lo que mato dos pájaros de un tiro.”

Asi que es por dinero, lo cual era bueno para Asuna. Si hubiera sido un mundo virtual totalmente cerrado, no habría nada que pudiera hacer. Pero como este mundo estaba estrechamente ligado al mundo real, aún había esperanza. El día dentro del juego, pasaba más rápido que en el mundo real; Asuna había escuchado a Oberon decir que el cálculo correcto era difícil, pero se lo resolvió para ella sin darse cuenta.

Él constantemente la visitaba. Cuando terminaba su trabajo, él usaba una terminal dentro de la compañía para entrar. Asuna sabía que él tenía una tendencia a apegarse a una rutina que le fuera familiar, así que era improbable que cambiara su horario. Con esto en cuenta, el mejor tiempo para hacer algo sería después de que se fuera a su casa a dormir.

Por supuesto, había más gente asociada en este plan, que era un crimen por su naturaleza, así que era difícil imaginar que todas las compañías asociadas con ALO estuvieran mezcladas. Podría haber algunas personas mezcladas, todas ellas bajo el mando de Sugou. Aún así, sería imposible monitorear el interior de ALO todo el tiempo porque no hay ni una sola persona en la clase trabajadora que estuviera dispuesta a trabajar toda la noche.

Para escapar de su jaula, sería necesario pasar inadvertida y encontrar la terminal localizada en algún lugar del sistema. Una vez que tuviera acceso, sería posible salir, o de por lo menos tratar de mandar un mensaje. Asuna descansó sobre la cama, con su cabeza en la almohada y esperó a que el tiempo finalmente pasara.


Traducción:

http://chibi-chibi-fansub.phpbb-foro.org/

http://lanove.blogspot.com/

Capítulo 4 Editar

Mirar luchar a Kirito, dejo Lyfa totalmente asombrada y algo aturdida.

Iban volando sobre los bosques ancestrales en el noreste de territorio Sylph, un poco más allá y pasarían pronto la meseta. Sylvain estaba ya tan lejos detrás de ellos que no importaba mucho cuanto tensara los ojos, no alcanzaba a divisarse la torre de jade.

Estaban viajando a través de las profundidades de la zona neutral, por lo que los monstruos que «Raspawneaban» eran bastante poderosos y de un nivel alto.

Kirito estaba luchando contra tres monstruos de tipo lagarto alados de un solo ojo llamados «Glancer Evil» al mismo tiempo. La fuerza de estos era aproximadamente igual a los monstruos jefes de las mazmorras de nivel inferior del territorio Sylph.

Además de su fuerza básica, el verdadero problema era que al mirarlos directamente a los ojos te ves afectado por un ataque de tipo maldición llamado «Evil Eye» el cual era un ataque tipo magia de maldición, que reducirían considerablemente las estadísticas del jugador por un período de tiempo. Lyfa mantenía su distancia y actuaba más que nada como apoyo. Siempre que una maldición golpeaba a Kirito, Lyfa lanzaba el contra hechizo.

Para Kirito que se había apoderado de una «Great Sword» la que tenía casi su misma altura, la defensa y la evasión eran palabras que no existen en su diccionario, tenía más bien un estilo frenético y uno tras otro los lagartos se retiraban de pelea como para enfrentar este estilo frenético, los lagartos eran eliminados uno tras otro. Él simplemente no se preocupaba por los ataques a media distancia que hacían los lagartos con sus colas, simplemente, mientras cargaba con su gran espada, mucho lagartos eran atrapados a la vez en la tormenta de golpes.

Con el terrible poder de los golpes, los cinco primeros lagartos se habían reducido a uno solo rápidamente. El último trató de huir en alrededor del 20% de su HP.

Dejó escapar un grito lastimoso, cuando trató de refugiarse en el bosque, pero Lyfa levantó la mano izquierda y lanzo un hechizo de largo alcance teledirigido de tipo vacío. Cuatro o cinco boomerangs cortantes las que rápidamente alcanzaron al monstruo y lo cortaron en pedazos. Poco después, el gran cuerpo del reptil azul se dispersó en polígonos azules, señalando el rápido final de la quinta pelea del día.

Mientras Kirito guardaba su espada, acompañada de un ligero sonido metálico, Lyfa levantó su mano derecha ligeramente en el aire y dijo:

"Buen trabajo"

"Gracias por cubrirme la espalda"

Sus manos chocaron en lo alto con los cinco dedos e intercambiaron sonrisas.

"Pero, ¿cómo lo describo ... tu estilo de combate es tan imprudente".

Escuchando a Lyfa decir esto, Kirito se rascó la cabeza.

"Yo... ¿Tú crees?"

"En general, es una buena idea usar tácticas de golpear y correr para evitar golpes, pero tú solo atacas y atacas!"

"A cambio podemos terminar más rápido, por lo que está bien ¿no?"

"Eso podría funcionar en situaciones similares con monstruos como el de hoy, pero no si te encuentras con un grupo de monstruos de tipo cuerpo a cuerpo y otros a distancia. Otra situación parecida por ejemplo, sería el caso de que nos encontremos a un grupo de jugadores agresivos, definitivamente utilizarían magia contra ti".

"¿La magia no puede ser solo esquivada?"

"Hay muchos tipos de magias de largo alcance, la mayoría de ellas viajan recto y puedes leer su dirección y evitarlas, pero las dirigidas y área son imposibles de evitar en el caso de que allá un mago que utilice magias de este tipo. Tienes que mantener en movimiento y al mismo tiempo cambiar de dirección constantemente."

"Hmmm.... Parece que hay mucho que recordar".

Kirito se rascó la cabeza mostrando una apariencia de un niño frente a un conjunto de problemas que resolver.

"Bueno, si eres tú, entonces debería ser capaz de entenderlo rápidamente... creo.

Parece que tienes muy buena intuición y ojos agudos después de todo. ¿Haces deportes o algo así en la vida real?"

"N-no en absoluto".

"Hmm.... Bueno, está bien. Pongámonos en marcha".

"Está bien".

Ellos asintieron entre sí, y luego empezó a batir sus alas y retomaron el vuelo, Bajo el sol poniente, las praderas de colores oro-verde empezaban a surgir más allá del bosque, Sin encontrar monstruos después de eso, los dos finalmente salieron del bosque antiguo y entraron en una zona montañosa. Justo cuando se acercaba el límite de su tiempo de vuelo, descendieron sobre el borde de un prado al pie de una montaña.

A medida que sus pies se deslizaban sobre la hierba durante el aterrizaje, Lyfa levantó ambos brazos y se estiro, A pesar de que el cuerpo real no tiene realmente alas, la base de donde estas surgen se siente misteriosamente una sensación de fatiga después de viajes largos. Unos segundos más tarde, Kirito también aterrizó y golpeando su espalda, se enderezó.

"Fufu, ¿Cansado ya?"

"¡No, todavía no!"

"Está bien, vamos a dar lo mejor de nosotros.... Es lo que quisiera decir, pero vamos a tener que posponer el viaje aéreo por un tiempo".

Kirito levantó las cejas en respuesta a la observación Lyfa.

"Eh, ¿por qué?"

"¿Ves esa montaña?"

Lyfa señaló hacia el otro extremo del prado, hacia los imponentes picos nevados.

"Volar tiene un límite de altura. No podemos volar más alto que esa montaña, así

que tenemos que pasar por un túnel a través de una cueva en la base de la cordillera. Ese parece ser el lugar más peligroso en el viaje desde el territorio Sylph a Aarun. No estoy totalmente segura ya que también es mi primera vez aquí".

"Ya veo.... ¿Nos tomara mucho tiempo?"

"Bastante, pero en la mitad del camino, hay un pueblo minero neutral, debemos ser capaces de descansar allí. Kirito-kun, ¿hasta qué hora podrás jugar?"

Kirito activo la ventana del menú con la mano izquierda, miró el reloj y asintió.

"En el mundo real son las siete de la noche, no te preocupes, tengo tiempo suficiente".

"Ya veo, sigamos un poco más entonces. Debemos hacer turnos aquí".

"¿Ha-hacer turnos?"

"Ah, nos turnamos para cerrar la sesión y así poder descansar unos minutos.

Debido a que esta es una zona neutral, no podemos cerrar sesión al instante. Por lo tanto, una persona va a salir y el otro defiende el avatar cuando cae en el estado «Soulless»'"

"Ya veo. Entonces, por favor, ve tu primero".

"Bueno, entonces, con mucho gusto voy a aceptar tu amable oferta. ¡Voy a estar bajo tu cuidado durante unos 20 minutos!"

Terminaron de hablar mientras Lyfa abría la ventana y pulso el botón de salir.

Cuando tocó el mensaje de advertencia de "YES", el paisaje circundante comenzó

a diluirse en el aire y a desaparecer.

Sentada en la cama después de despertar, Suguha se había quitado el AmuSphere y saltó de la cama. En silencio, bajo corriendo por las escaleras, Suguha confirmó que el primer piso estaba vacío. La revista que recibían a diario todavía estaba en la entrada esto significaba que Midori no había vuelto a casa todavía, y Kazuto probablemente estaba en su habitación, por lo que el primer piso estaba en silencio.

Abriendo el refrigerador, Suguha sacó dos panecillos, jamón, queso crema y verduras, una tras otra. Rápidamente cortando el pan redondo en medio, extendió

una fina capa de mostaza sobre él, añadió un pedazo de jamón, puso el resto, y luego trasladó el sándwich terminado a un plato. Después, vertió un poco de leche en una cacerola pequeña de leche y la puso a calentar, Suguha fue a las escaleras, y mirando hacia el segundo piso gritó:

"Onii-chan, ¿quieres algo de comer?"

... Pero no hubo respuesta. Debe estar dormido, se encogió de hombros mientras regresaba a la cocina. Se sirvió la leche, ahora humeante en una taza y se la llevó

junto con el plato a la mesa de la sala. Después de noventa segundos, terminó su cena. Coloco los platos en la lavaplatos y corrió al cuarto de baño. Aunque fuera un mundo virtual, al pelear combates intensos, sudaba debido al estrés. Después de una larga inmersión comenzaría a sentirse sucia si no se lavaba y cambiaba de ropa.

Suguha se quitó la ropa y se metió en la ducha a una velocidad supersónica, agua caliente goteaba lentamente a través de la ducha.

De hecho, si jugaba demasiado e interfería en la comida, bañarse o las tareas, su madre la regañaba, así que trataba siempre de no participar en eventos largos dentro de ALO. Sin embargo, esta vez no pudo hacerlo. Ella probablemente viajaría con Kirito mañana, o pasado mañana si se atrasaban.

Tal vez debido a su personalidad, Suguha no podía soportar estar conectada mucho tiempo, cuando el día cambiaba en el mundo real, se sentía incómodo, pero por alguna razón, esta vez no fue así. En este caso...

Ella... estaba muy emocionada.

Suguha pensó esto mientras cerraba los ojos y sintió el suave toque del agua caliente sobre su piel.

Abriendo sus ojos, sus pupilas negras le devolvieron la mirada dentro del espejo que tenía delante. En de ellos, había una mezcla de excitación e inquietud leve.

Físicamente, Suguha no era grande para un practicante de kendo, aun así cuando se comparaba con el espíritu del viento Sylph, Lyfa, era obviamente de huesos grandes. Sus hombros, el estómago y los muslos, cada vez que los movía, la línea de los músculos parecían resaltar, además de eso sintió que su pecho había crecido mucho recientemente.

Este cuerpo tiene una sensación real, pero en el fondo de su corazón cada vez hay más conflictos. Suguha cerró los ojos de nuevo.

... No me refiero en particular que me haya encariñado con él. No se trataba de tener a alguien para aventurarse juntos... sólo que, volar en ese nuevo mundo es realmente divertido.

Eso pareció ser murmuró en su corazón, pero no era por el bien de convencerse a sí misma, había algo de verdad en ello.

Pensándolo bien, tenía una sensación tan cotidiana en el pasado.

A medida que se hacía más fuerte, poco a poco sus posibilidades se expandieron, pero volar en el cielo de una tierra desconocida le hizo palpitar el corazón. Como se crió para el papel de un jugador destacado en el territorio principal Sylph, su conocimiento y sus obligaciones al mismo tiempo aumentó también. Antes de darse cuenta, fue enterrada dentro de una rutina como en la vida del mundo real.

Este deber de luchar por el bien de toda la raza la estaba conteniendo, sus alas parecían atrapadas con cadenas invisibles.

Los jugadores en ALO que abandonaron su territorio fueron llamados "renegados".

Aquellos que dejaban de lado sus obligaciones, los que están bajo presión por su país, hasta ahora daban la impresión de que son traidores, pero esto podría tener algún tipo de orgullo dentro de sus corazones.

Mientras seguía pensando en ellos, se lavó el cabello y el cuerpo rápidamente para luego enjuagarse la espuma. Tomo la toalla seca del perchero en la pared, activo el panel de control al lado de ella, y una ráfaga de aire cálido sopló desde las rendijas del techo. Cuando su pelo estaba más bien seco, envolvió su cuerpo con una toalla toalla y se fue a la sala de estar. Mirando el reloj, quedaban menos de tres minutos antes del plazo convenido.

Envolvió el resto del sándwich en el plato, tomó un papel y escribió: "Onii-chan, si tienes hambre por favor come esto," en él, y lo puso a un lado del plato.

Ya en el segundo piso, se apresuró a ponerse el pijama, se tendió en la cama, y se puso el casco AmuSphere nuevamente.

Después de esperar por el proceso de conexión, a través de los colores del arco iris de los procedimientos de inicio de sesión, Suguha / Lyfa sintió la brisa y el aroma refrescante de la pradera.

De su estado de espera, agazapada en una rodilla, Lyfa se puso de pie y preguntó.

"Lo siento por hacerte esperar, ¿apareció algún monstruo?"

Kirito, que estaba tendido en el césped jugueteando con un pedazo de paja en su boca, se lo quito y asintió.

"Bienvenida de nuevo. Estuvo bastante tranquilo."

"¿Qué es eso?"

"El NPC de ¡a tienda dijo que era una especialidad de los Sylvain".

"¡No he oído hablar de tal cosa!"

Kirito se lo entrego a Lyfa y esta lo aceptó con la mano. Ella ocultó sus nervios y le dio un mordisco. Con un suspiro, la menta fragante y dulce emanaba de su boca.

"Es mi turno para salir, cúbreme por favor".

"Está bien, buen viaje".

Cuando Kirito llamó la ventana del menú y pulso el botón de salida, su cuerpo automáticamente entró en una posición de espera. Lyfa luego se sentó a su lado y comenzó a mirar casualmente hacia el cielo mientras que chupaba una menta cuando el hada del bolsillo del pecho de Kirito apareció volando y la sorprendió.

"¡Whoa! ¿Puedes moverte cuando tu amo no está en el juego?"

Yui puso una expresión como queriendo decir "por supuesto" y se puso las manos en las caderas.

"Por supuesto que puedo, Él no es mi amo, es mi papá".

"Habiendo dicho eso, ¿por qué llamas a Kirito papá? ¿Podría ser que él te configuro de esa manera?"

"Papá me ayudó y me dice que soy su hija. Así que él es mi papá."

"Ya veo..."

Efectivamente, ella no lo entendía.

"¿Amas a tu papá?"

Lyfa casualmente preguntó a Yui quien la miró con una cara seria.

"Lyfa, ¿qué es el amor?"

"¿Q-qué? ... "

Lyfa no estaba preparado para una pregunta de ese tipo así que lo pensó un momento antes de contestar vagamente.

Es una sensación de querer estar juntos. Y cuando estas con esa persona, tu corazón se acelera, o algo así..."

Kazuto y su sonrisa le vinieron a la mente automáticamente, pero ¿por qué

imaginaba su cara en el cuerpo del personaje descansando al lado suyo? Lyfa suspiro. No estaba segura desde cuando sus sentimientos por Kirito se volvieron similares a los que tenía por Kazuto. Lyfa se negaba a si misma con la cabeza. Yui la vio hacer esto, ladeó la cabeza y le pregunto:

"¿Pasa algo, Lyfa?"

"¡No, no, no, no es nada!"

Lyfa gritó, y en ese momento -

"¿Qué es nada?"

"¡Waah!"

Kirito había levantado de repente la cabeza y Lyfa salto de la sorpresa.

"Estoy de vuelta. ¿Qué ha pasado?"

Kirito miró a una exaltada Lyfa y se levantó. Encaramada en su hombro, Yui dijo:

"Bienvenido de regreso papá! Estábamos hablando de que a ella le gustas y -."

"¡Hey, no estábamos!"

Lyfa interrumpió apresuradamente a Yui.

"Tardaste bastante poco. ¿Has comido algo?"

Lyfa pregunto enseguida para intentar ocultar su vergüenza.

"Mi familia me preparo algo".

"Ya veo, bueno entonces partamos. Debemos llegar a la ciudad minera antes de que se haga muy tarde, sino será un problema cerrar la sesión. ¡Vamos, vamos a volar hasta la entrada de la cueva!"

Lyfa terminó de hablar y se levantó. A pesar de que Lyfa noto que Kirito y Yui aún no lograban de entender que estaba pasando, no los esperó y comenzó a golpear con suavidad sus alas.

Aún sin entender la razón de la expresión Lyfa, él también extendió sus alas. Pero, de repente, se volvió y miró en la dirección del bosque por el que vinieron.

"¿Ocurre algo?"

"Nada..."

Kirito respondió, aunque él seguía mirando hacia el bosque.

"Siento como si estuviéramos siendo seguidos. Yui, ¿puedes saber si hay otros jugadores en esta área?"

"No, no hay nadie a nuestro alrededor".

El hada movió su cabecita negándolo. Pero Kirito no parecía estar convencido.

"¿Sentir que estamos siendo observados... hay algo como un sexto sentido en este juego?"

Al escuchar a Kirito preguntar esto, Lyfa se frotó la frente y dijo:

"Es muy difícil realmente exista algo como eso. Ya que parte de la actividad del juego se enfocaría en jugadores siendo observados y sería un problema extra del cual preocuparse, o eso es al menos lo que dice la gente".

"¿Es así?"

"Ah, probablemente usaron un Tracer".

"Pero Yui no detecta ningún pueblo cerca, por lo que es difícil toparse con alguien".

"Ah, entonces puede haber usado un Tracer".

Lyfa le dijo a Kirito, mientras levantaba las cejas.

"¿Qué es eso?"

"Es un hechizo de rastreo. Normalmente es una invocación de una criatura mágica que le advierte al quien la invoca de la posición del objetivo"

"Eso es un hechizo bastante práctico. ¿Y qué tan grande es el rango de búsqueda?"

"Solo en donde puedes ver al Tracer, pero si las habilidades del lanzador del hechizo de magia es alta, la distancia que se puede observar a partir de los este rango puede ser aún mayor de solo tu rango de visión"

"Ya veo. Puede ser que sea sólo mi imaginación, de todas formas vamos a darnos prisa"

"Ok".

Después de asentir, volaron hacia el cielo otra vez. Los blancos acantilados de entre las montañas no estaban muy lejos, y en medio de uno de ellos, había una enorme cueva. Apuntando a la entrada de la cueva que tenía un aire siniestro y frío que salía de ella, Lyfa agitó sus alas más rápido y acelero.

Después de unos minutos de vuelo, los dos llegaron a la entrada de la cueva.

Casi perpendicular a las enormes rocas, la entrada de la cueva tenía una forma cuadrada que cortaba la cara del acantilado. Su anchura y altura era tres o cuatro veces más grande que Lyfa.

No podían decir cuando estaban lejos, pero tallada alrededor de la entrada de la cueva habían algunos diseños de monstruos. La parte superior de la entrada había una cabeza de demonio enorme que sobresalía, mirando con desprecio a los ojos de los intrusos.

"Esta cueva... ¿tiene un nombre?"

Lyfa asintió con la cabeza y respondió:

"Es llamada «Corredor Ruger». Ruger es el nombre de la ciudad de las Minas."

"¡Whoa, es como un historia que vi en una película de fantasía!"

Con su visión periférica, Lyfa pudo notar una sonrisa en la cara de Kirito.

Probablemente se refiere a aquellos libros de fantasía clásica, de la que las películas son producidas. En la habitación de Kazuto, había una caja con libros de coleccionista, que ella había tomado prestado sin permiso.

"Sé de qué hablas. Para cruzar una montaña, ellos tuvieron que pasar por unas minas subterráneas, y fueron atacados por un demonio grande. Pero, por desgracia ese tipo de monstruos-demonios no aparecen aquí".

"Que aburrido..."

"Ah, pero la cueva esta infestada de orcos. Si quieres, puedes hacer frente a la horda entera de ellos".

Cuando terminaron de hablar, los dos comenzaron a avanzar hacia la cueva.

El interior de la cueva estaba realmente fresco, la luz de afuera casi no se notaba ya y poco a poco fue envolviéndolos la oscuridad. Lo mejor es utilizar la magia para iluminar el camino, pensó Lyfa, y se volvió a Kirito caminando a su lado.

"Oh cierto, ¿Kirito-kun piensas entrenar a tus habilidades mágicas?"

"Ah, sólo las magias iniciales de mi raza, no creo que vaya a utilizarlas demasiado".

"Explorar cuevas es una especialidad Spriggan con el uso de luces, es aún más eficaz que fa magia de un mago de viento".

"Hmm, Yui, ¿sabes?"

Dijo Kirito mientras se rascaba la cabeza tranquilamente y Yui salió de su bolsillo y dijo:

"Papá, realmente te aconsejaría que al menos leas el manual de instrucciones.

Para usar magia de luz debes recitar...."

Yui dijo lentamente el encantamiento, y Kirito levantó la mano derecha y repitió las palabras. Su mano derecha envió en todas direcciones una ola de color gris claro, y siguió extendiéndose. Ahora era visible ver una amplia zona a su alrededor. La luz no parece ser una fuente de luz, en su lugar, el hechizo dio al usuario visión nocturna.

"Wow, esto es realmente conveniente. Ser un Spriggan en realidad podría ser de alguna utilidad".

"Ah, oírte decir eso me hace sentir herido".

"Ja, ja, ja, Pero en serio, al menos debes memorizar algunos conjuros mágicos útiles. Si ni siquiera puedes usar hechizos Spriggan en especial en una situación de vida o muerte, sería una vergüenza".

"Woo, esas palabras me hirieron aún más".

Mientras hablaban relajadamente, continuaron adentrándose en el interior de la cueva. Pronto ya no podían ver la luz del exterior.

"Creo que era 'ARLU-DENA-RERE ..'"

Kirito miró el manual de referencia de color púrpura brillante y trató de murmurar encantamientos desconocidos.

"No, no, leyéndolo de esa manera no se activa el hechizo. El conjuro no es sólo recitación mecánica, debe entender cada «Word of Power» y asociarlo con el efecto de la magia, mientras que lo memorizas".

Al escuchar esta frase, el espadachín negro suspiró profundamente y bajó la cabeza.

"No pensé que iba a aprender palabras que parecen Inglés en un juego"

"Te advierto, los hechizos de alto nivel son por lo menos veinte palabras"

"Oh, vamos, realmente creo que seré un espadachín y nada más..."

"¡Llorar es inútil! Rápido empieza de nuevo".

En las casi dos horas caminando después de entrar en la cueva, lucharon con orcos más de diez veces y ganaron sin problemas. Gracias al mapa comprado en Sylvain, se dirigieron en línea recta y rápidamente. Según el mapa, debe haber un lago subterráneo enorme por delante, cruzando el puente sobre el que debe conducirá la ciudad minera, Ruger.

Ruger no era tan grande como la ciudad capital de Gnome bajo tierra, pero sostenía las instalaciones de producción de mineral de alta calidad y una gran cantidad de empresarios y jugadores herreros vivían allí. No se encontraron con ningún jugador en el camino. Esta cueva no era un lugar de caza muy bueno, y sobre todo, muchos preferían evitar lugares en donde no se podía volar como el fuerte Sylph. Muchos tienden a evitar los lugares donde no se podía volar. La cueva era bastante grande, pero como ni la luz del sol ni de luna, las fuentes de la autonomía de vuelo, llegaban a esta zona, las alas no son capaces de recuperarse.

Los jugadores Sylph que querían ir a Aarun para el comercio y el turismo por lo general tomaban la ruta más larga de la parte norte de Sylvain, pasando por territorio de los Cait Sith cerca de las montañas. Viviendo allí está la raza Cait Sith con sus orejas de gato y cola.

Podían usar la habilidad «Taming»® alimentando monstruos y animales, además, siempre han proporcionado animales montables a la capital Sylph en señal de amistad, por lo que han estado en buenos términos por un tiempo largo. La relación entre los Lords de las dos razas también es muy buena, se dice que pronto formaran una alianza.

Como Lyfa tenía unos pocos amigos Cait Sith, ella tenía la intención de elegir la ruta a través del paso del norte, pero fue a través de las montañas, porque Kirito parecía tener mucha prisa.

A decir verdad, pasar por las profundidades subterráneas hacía a Lyfa sentirse incómoda, pero en la situación actual, pasar por las montañas ciertamente no representaba un gran problema.

De todos modos, la razón por la que Kihto tenía tanta prisa por llegar a Aarun, y el árbol del mundo, seguía siendo un misterio para ella. Su actitud le hizo preguntarse por la incertidumbre de su corazón, pero su postura de lucha lo hacía parecer muy ansioso.

Ella recordó a Kirito mencionar que estaba buscando a alguien. Personas que han perdido el contacto en el mundo real y vienen a buscar a alguien en el juego no era demasiado extraño. En el tablón de anuncios en frente de la tienda de comestibles, en la esquina pidiendo a la gente, el "Buscando a alguien" siempre ha existido. Por lo general, era por venganza o amor, pero tampoco parecían encajar estas razones con Kirito.

Y buscar a alguien en Aarun era comprensible, pero ¿por qué el árbol del mundo?

Un área inaccesible, incluso si pudiéramos llegar hasta él y entrar, ir a la parte superior era casi imposible.

Lyfa caminaba junto a Kirito que continuaba la dura lucha con los encantamientos y se perdió en sus pensamientos. Por lo general, no prestar atención en la zona neutral es equivalente al suicidio, pero en este viaje por los sentidos temibles de Yui, se les advertía de acercarse a los monstruos así que no había necesidad de preocuparse por las emboscadas.

Entonces, después de unos minutos, cuando estaban a punto de llegar al lago subterráneo Lyfa oyó un ruido y no era una de las advertencias de Yui, que el sonido parecía al de un timbre de un teléfono.

Lyfa levantó la cabeza, se volvió hacia Kihto, y dijo:

"Ah, estoy recibiendo un mensaje. Lo siento, por favor espera un momento".

"Ok".

Lyfa se detuvo, cerca de la parte delantera de su cuerpo por debajo de su pecho, activo el menú. Una ventana apareció mostrando recibir un mensaje de amigo.

Lista de amigos de Lyfa sólo tenía un nombre, Recon, esto no fue de intención, por lo que incluso antes de leerlo, ella sabía quién era.

Probablemente era contenido irrelevante, pensaba mientras lo abría...

Pero "Es lo que yo esperaba! Tenga cuidado, S '

Esa fue la única cosa que aparecía escrita.

"¿Qué diablos es esto?"

Ella dijo sin pensar. No tenía ningún sentido. ¿Lo que se esperaba? ¿Tenga cuidado de qué? ¿Y cuál fue la "S" al final? Incluso si firmaba el mensaje, ¿no sería con una "R", no había allí algún tipo de significado oculto?

"Esu...sa...shi...su....hmm."

"¿Qué fue eso?"

Lyfa lo explicó a un perplejo Kihto. Entonces, Yui sacó la cabeza fuera del bolsillo y dijo:

"Papá, estoy detectando una actividad muy cerca."

"¿Monstruos"?

Kirito agarró la empuñadura de su espada, pero Yui negó con la cabeza.

"No Son Jugadores, demasiados, doce de ellos"

"¿¡Doce!?"

Lyfa se quedó sin habla. Para un grupo de jugadores de combate, eran simplemente demasiados. Tal vez eran un grupo de Sylph pasando de Sylvain para Ruger, o incluso a Aarun como una caravana comercial.

En efecto, una vez al mes por lo general había una gran fiesta en la capital Sylph para un viaje hacia y desde el área central. Por lo general, unos días antes de la salida, se esparciría la noticia a todos los jugadores para reclutar a los participantes, pero esta mañana cuando ella había mirado el tablón de anuncios no se había escrito nada sobre eso.

Aquí había un grupo desconocido, si eran Sylpin, entonces no inabría peligro alguno, pero la posibilidad de que sea un grupo PK de otra raza no era impensable. Lyfa tenía mal presentimiento acerca de todo esto y se volvió hacía Kirito:

"Tengo un mal presentimiento sobre esto. Debemos ocultarnos y dejarlos pasar".

"¿Pero donde esconderse?"

Kirito estaba perplejo y miró a su alrededor. Se encontraban en un camino ancho largo y sin ramas laterales para ocultarse.

"Bueno, déjamelo a mí."

Lyfa agarró la muñeca de Kirito y se escondió en un hueco cercano. Intento suprimir el rubor provocado por el contacto físico y levanto la mano izquierda para el conjuro mágico.

Pronto una luz verde que comenzó a surgir desde los pies de ambos hacia arriba, envolviendo los dos cuerpos. Su visión fue ligeramente teñida de verde, pero desde el exterior estaban casi completamente ocultos. Lyfa miró a Kirito a su lado y le susurró:

"Habla en voz baja, si hablamos demasiado alto entonces la magia se disipara".

"Entendido. Esta magia es realmente útil".

Kirito observó el área en donde se escondían, constantemente analizando el área.

Yui asomó la cabeza y dijo en voz baja;

"En dos minutos aparecerán".

Los dos se apretaron entre ellos y se acercaron lo más posible a la pared de la cueva. Después de unos segundos de tensión, Lyfa oyó el sonido de unos pasos que se acercaban. Mezcladas con las huellas fue el sonido de una pesada armadura ruidosa, que le hizo pensar y mirar.

Kirito estiró el cuello, mirando en la dirección del grupo desconocido.

"¿Qué es eso?"

"¿Qué? Yo no veo a nadie"

"No veo a ningún jugador, ¿pero quizás monstruos? Un murciélago pequeño y rojo"

"¿Ah?"

Lyfa contuvo el aliento mirando al frente. En la oscuridad de la cueva, había una forma de color rojo volando. Esto era -

"Maldita sea".

Lyfa subconscientemente maldijo en voz alta, y saltó desde su escondite hasta el centro del camino. La magia que los ocultaba se esfumó al mismo tiempo y Kirito se levantó desconcertado exclamando:

"¡Hey, hey, ¿qué ocurre!?"

"¡Esa es la magia de alto nivel Tracer! ¡Tenemos que destruirlo ahora!"

Mientras gritaba, Lyfa extendió sus manos y comenzó a cantar un hechizo.

Después de un largo encantamiento, desde sus dedos numerosas agujas brillantes de color esmeralda. Viiii sonaba en el aire como las agujas mientras volaban por el aire para matar a esa extraña forma rojiza.

El murciélago flotando en el aire trató de esquivar los ataques, pero ya que eran tantas agujas, pronto quedó atravesado por muchas de ellas. Cayó al suelo, envuelto en una llama roja, y desapareció. Lyfa volvió hacia Kirito y gritó:

"¡Corre hacia la ciudad, Kirito-kun!"

"Oh, ¿no hay que esconderse más?"

"El enemigo sabrá cuando su marcador llegue a cero. Probablemente enviaran a muchos buscadores, por lo que será imposible ocultarse. Esa mascota mágica tiene propiedades de fuego. Esto significa que se acerca la Party® de..."

"¡Los Salamanders®!"

Kirito frunció el ceño después de decirlo. Mientras hablaban el sonido de los cascabeles y los pasos se fueron haciendo cada vez más estrechos. Lyfa volteo y vio a lo lejos una luz roja oscura.

"Vamos allá".

Asintieron con la cabeza y comenzaron a correr.

A medida que corrían el camino se iba terminando frente a un enorme lago subterráneo. La forma de pasar el lago era mediante un puente, en el otro extremo está la entrada de la ciudad minera, Ruger. Esta es una ciudad neutral, por lo tanto no importa cuanta gente vengan, no podrán hacer nada.

Pero ¿Por qué está un gran grupo de Salamanders aquí?

Lyfa se mordió el labio. El uso de un Tracer significaba que los estaban cazando desde un principio. Después de salir de Sylvain, debido al poder de búsqueda de Yui, no debería haber existido oportunidad de lanzarlo. La única forma posible es que hayan utilizado la magia mientras estaban en las calles de Sylvain.

El número de Sylph que pueden usar magia de fuego no es cero. Cada raza tiene un atributo de talento mágico, el viento por los Sylph, tierra para Gnome, etc.;

otros atributos de elementos se pueden aprender con el trabajo duro y habilidades cada vez mayores.

Sin embargo, el Red Bat que mataron, que puede seguir y seguir a su destino e incluso encontrarlos si están ocultos, es una magia de muy alto nivel que requiere una habilidad de fuego casi imposible de obtener para otra raza. En otras palabras...

"¿Hubo un Salamander en Sylvain?"

Lyfa pensó mientras corría. Si esto es cierto, no es fácil de hacer. Sylvain esta abierto a los viajeros de otras razas, debido a su hostilidad contra los Salamanders su entrada esta en estricto control. Si los guardianes NPC fuertes encuentran un Salamander, inmediatamente atacarán. Es algo que no es fácil de evitar.

"¡Oh, el lago!"

Corriendo a la derecha de ella la voz de Kirito interrumpió los pensamientos de Lyfa. Levanto la cabeza y vio el camino de la montaña escarpada convirtiéndose en piedra plana, el espacio se hizo extenso, las aguas verde oscuras del lago brillaron con una luz tenue.

Un puente de piedra se extiende por el centro del lago, al otro lado, una puerta enorme que se extiende hasta el techo. Es la ciudad de minería, la entrada a Ruger. Más allá de esa puerta, esta su victoria en ese juego de las escondidas.

Esto dio a Lyfa un poco de tranquilidad y echó un vistazo por encima de su hombro. Desde atrás, la luz roja los seguía a cierta distancia. Dado este caso, los dos corrieron a toda velocidad por el sendero de piedra.

Cuando llegaron al puente, la temperatura del ambiente bajó mucho. Se cortó el aire perfumado de agua rápidamente por el puente.

"Parece que escapamos".

"No bajes la guardia. Hay un monstruo en el agua".

Mientras hablaba con Kirito, llegaron al centro del puente, era un área de observación y en ese instante.

Pasando por encima de su cabeza en la oscuridad, llegaron dos puntos de luz a gran velocidad. Su luz especial y los efectos de sonido demostraron que era mágico. Debe ser de los Salamanders, aunque su precisión no era muy buena.

Desde que se mostró frente a ellos, solo redujeron la velocidad. Después de la desaceleración, la luz se impacto unos diez metros por delante.

Explotó como se esperaba, Lyfa levanto la mano derecha para cubrirse la cara, pero lo que ocurrió a continuación fue completamente inesperado. Se escucho un estruendo, una pared de roca enorme se levanto del puente y bloqueó la ruta completa. Lyfa frunció el ceño y dijo:

"Esto es malo..."

"¿Qué?"

Los ojos de Kirito se agrandaron, pero siguió corriendo hacia delante y sacó su espada para cortar la pared.

"¡Ah, Kirito-kun!"

"Es inútil..." -No tuvo tiempo para terminar de decirlo.

La espada de Kirito golpeó el muro de piedra, ¡Goun! un fuerte ruido se produjo por el contacto y la fuerza de rebote hizo que se sentara en el puente. El muro de piedra marrón no tenía ni un solo rasguño en él.

"...No tiene sentido".

Lyfa voló al lado de Kirito y se detuvo, terminando su frase.

El joven Spriggan se puso de pie con una mirada de reproche.

"Debiste haberlo dicho antes".

"Eres demasiado temerario. Esto es una barrera mágica de tierra, los ataques físicos no pueden dañarla. Sólo una gran cantidad de ataques mágicos pueden destruirla..."

"No tengo tiempo para eso..."

Dieron media vuelta, el grupo vestido con armaduras brillantes de color sangre, se acercaban al inicio del puente.

"Volar alrededor... será imposible, eh. ¿Qué tal bucear en el lago?"

Sacudió la cabeza a la propuesta de Kinto.

"No es posible. Antes habías dicho que hay un monstruo de alto nivel de tipo dragón que vive en el lago. Sin la ayuda de un Undine, luchar en el agua sería suicidio".

"Así que, no hay mas alternativa que luchar, ¿verdad?"

Kirito sostenía su espada con una postura elegante, Lyfa se mordió e! labio y asintió, "No tenemos otra opción... pero esto podría ser malo... Para los Salamanders utilizar tal magia tierra de alto nivel, tiene que ser un mago bastante hábil".

El puente no es muy amplio, por lo el acabar rodeado puede ser evitado. A pesar de ello, doce contra dos los deja con muy bajas probabilidades, y el vuelo no es posible dentro de este dungeon. La excelencia de Lyfa en combates aéreos no será de ayuda.

Todo depende de la capacidad de combate del enemigo.

Pero... no podemos confiar demasiado en eso.

Lyfa murmuró desde su corazón, se colocó junto a Kirito y desenfundo su Katana.

Con el sonido del metal pesado, el enemigo que se aproximaba podía ser visto fácilmente. En la parte frontal hay tres grandes Salamanders, vestidos con armaduras más pesadas que las de los otros Salamanders con los que pelearon ayer, en la mano izquierda llevan una maza u otro equipo de una mano y en la mano derecha un enorme escudo de metal.

Al ver esto, Lyfa se perdió momentáneamente en sus pensamientos. Dentro de ALO la mano dominante es la misma que en el mundo real, por lo que el número de jugadores zurdos debe ser relativamente bajo.

Después de que Lyfa tuvo esa duda, Kirito la miró y le dijo:

"No lo tomes a mal, pero ¿podrías ser mi apoyo?"

"¿Eh?"

"Espero que puedas sanarme. Así puedo pelear sin restricciones".

Lyfa miró la enorme espada de doble filo de Kirito. En este puente estrecho, el fuego amigo puede ser una posibilidad y podría ser más difícil. La curación no es su especialidad, pero aun así asintió con la cabeza y dio unos cuantos pasos hacia la pared de roca. No había tiempo para discutir.

Kirito se agacho y sacó su espada desde atrás.

Él envió ondas de presión hacia los tres Salamanders. El cuerpo de Kirito no es muy grande, por lo que después del sonido, su cuerpo se movió levemente hacia adelante. Sus ojos brillaban con la acumulación de energía. La distancia entre las dos partes se acortaba mientras observaba.

"-¡Ja!"

En un instante, el pie izquierdo de Kirito dio un paso al frente, luces azules de los efectos especiales aparecieron y golpeó las espadas horizontalmente de los soldados pesados de color rojo oscuro. Con el fuerte sonido del aire siendo cortado, el puente se movió, era el golpe más poderoso que Lyfa había visto.

Pero...

"¿Eh?"

Lyfa tenía los ojos muy abiertos por la sorpresa. Los tres Salamanders levantaron sus armas y colocaron sus escudos por delante, ocultando sus cuerpos tras el muro de escudos.

¡Gang!, un fuerte rugido se generó después de que la espada de Kirito golpeó la torre de escudos dejando una cicatriz en forma horizontal. El aire vibraba y una gran ola se generó en el lago. Pero esos pesados luchadores solo fueron empujados un poco hacia atrás, bloqueando los ataques de Kirito.

Lyfa rápidamente observo su HP.

Probablemente, un poco más del diez porciento se había reducido, pero eso fue solo por un momento, en el siguiente instante los cantos que sonaron detrás de ellos cubrieron de una luz azul pálida a los tres defensas delanteras. En respuesta a los conjuros de curación su HP se lleno por completo. En la parte de atrás...

Desde dentro de la defensa de metal como la de un castillo, muchas bolas de fuego rojo-anaranjadas salían, siguiendo una trayectoria parabólica en el aire y explotando en donde Kirito se encontraba.

Las explosiones fueron tan fuertes como para cubrir de rojo el área del puente en donde el chico vestido de negro se encontraba.

"¡Kirito-kun!"

Lyfa gritó con fuerza, rápidamente, la barra de HP de Kirito cayó rápidamente, llegando a la zona de advertencia color amarillo. En ALO la habilidad del sistema de regeneración de HP es lenta, por lo que es un milagro que no murió al instante.

Esos fueron ataques mágicos bastante fuertes. Lyfa inmediatamente se dio cuenta que su intención era matar.

Este grupo enemigo sin duda sabe de Kirito y su poder físico, por lo que utilizaron esas medidas en su contra.

Tres defensores fuertemente blindados tankearon los ataques de Kirito, utilizando pesados escudos como defensa. No importaba lo poderoso de los ataques de Kirito, si él no puede golpear el cuerpo directamente, no causará daño fatal. Las otras nueve personas son, probablemente magos. Algunos podrían curar a los defensores en la primera línea, otros usaron magia de fuego indirecto para atacar. Esta es la formación usada para luchar contra los monstruos de tipo Boss, con fuertes ataques físicos.

Pero ¿por qué tanta gente para atacar a Kirito y Lyfa?

En los MMORPG se le dice tankear al recibir la mayor cantidad de daño y resistir al máximo.

Dejando atrás la duda, Lyfa comenzó su conjuro de curación. Finalmente las llamas adelgazaron y Kirito se hizo visible, Lyfa utilizo el hechizo de más alto rango para curarlo. Pronto su barra de HP comenzó a llenarse, pero, ella sabia que no durarían mucho tiempo.

Kirito también era consciente de las tácticas del enemigo. Tener una larga lucha sería desfavorable, blandió su espada y salió hacia la línea de soldados pesados.

"¡Woo oh!"

La hoja negra golpeó los escudos y generó brillantes destellos.

Pero - aquí es donde la lucha se convirtió en un juego de números.

El daño causado por la espada de Kirito fue sanado rápidamente por los magos ubicados por detrás. Los magos restantes conjuraron un ataque mágico y Kirito fue alcanzado por otra explosión.

No hay lugar para luchas individuales; Lyfa odiaba este estilo de pelea. Ahora la batalla estaba determinada por el MP de los magos y el HP de Kirito. Pero el resultado fue muy claro.

Numerosas bolas de fuego caían y golpeaban a Kirito. Continuas explosiones golpeaban el cuerpo de Kirito, maltrecho, volcó y rebotó contra el suelo.

Como se trataba de un juego, los cuerpos en ALO no sentían dolor, pero teniendo las explosiones mágicas directamente puede causar un mal sentimiento. El estruendo sacude el cerebro, el calor quema la piel, el impacto afecta el equilibrio.

Estos efectos se transfieren a la realidad como dolores de cabeza y mareos que duraran horas.

"¡Uuu... oooh!"

Pero no importaba cuantas veces Kirito estaba envuelto en llamas, continuó de pie balanceando su espada. Mientras Lyfa conjuraba la magia curativa, no quería verlo en el dolor. Este es un juego. En esta situación, la mayoría se rendiría. El fracaso es lamentable y bajo las restricciones del sistema, esto es una diferencia en la fuerza de combate del cual no se puede hacer nada al respecto. Aun así, por que-

Lyfa ya no podía soportar ver a Kirito sufrir, así que fue unos cuantos pasos atrás de Kirito y gritó:

"¡Basta, Kirito-kun! ¡Estamos a solo unas horas de SylvainI ¡Los ítems robados los podemos volver a comprar, por favor date por vencido!"

Pero Kirito sacudió la cabeza y dijo en voz baja;

"¡No!"

Sus ojos reflejaban las llamas brillantes que le rodeaban.

"¡Mientras yo viva no voy a dejar morir a mi compañero de grupo! ¡Yo definitivamente no lo permitiré!"

Lyfa perdió completamente las palabras y quedo pasmada.

En momentos como este de desesperación, los jugadores reaccionan de diferentes maneras. Hay personas que se ríen de ese momento, hay personas que solo abren los ojos y sucumben ante el miedo, y también, los que resisten hasta el final. Pero de cualquier forma, están acostumbrados a la simulación de la muerte.

Esa experiencia no puede ser evitada en juegos VRMMO y tienen que aceptarla.

De lo contrario no había manera de disfrutar de este tipo de juego.

La luz en los deslumbrantes ojos de Kirito es algo que Lyfa nunca había visto.

Luchando con la imposible situación del sistema, tratando desesperadamente de encontrar la manera de vivir, se dibujó dentro. Lyfa olvido que esto es un juego, un mundo ilusorio.

"Woo-oh-ah-ah-ah-ah-ah-ah-ah!"

Kirito se puso de pie y gritó, sacudió el aire con su sonido. Cuando el fuego enemigo se detuvo por un momento, se lanzó hacia adelante, ignorando el muro de escudos. Pasó su espada a su mano izquierda y con la mano derecha tomo el borde del escudo y empujó tratando de abrir una grieta. Esta acción inesperada saco de balance la defensa de los Salamanders. Cuando su muralla mostró una grieta, Kirito impulsó su espada hacia adentro.

El romper un muro de defensa con magos detrás de éí es algo que la veterana jugadora Lyfa no había visto antes. Esa acción no era ni siquiera un ataque, por lo que no causó daño alguno.

Pero debido a la loca acción de Kirito, el hombre que sostenía el escudo dijo confundido:

"Maldita sea, ¿Qué pasa con este tipo?"

En ese momento, una pequeña voz llegó a oídos de Lyfa.

"Esta es la única oportunidad".

"Lo que los mantiene confusos es su estado mental. ¡Usa todo tu MP para bloquear el ataque mágico que viene!"

"P... Pero, incluso haciendo eso..."

Lyfa retuvo lo que iba a decir. Miró seriamente a la supuestamente sencilla Yui, y vio la misma determinación que Kirito.

Lyfa asintió con la cabeza y colocó sus dos manos hacia arriba. El grupo de magos enemigos conjuraron bolas de fuego, pero con el fin de que coincida con el momento de lanzamiento, fue a una velocidad relativamente lenta. Lyfa coreo las palabras de hechizos a alta velocidad. Cualquier error en el conjuro se traduciría como un fracaso, ella cantaba lo más rápido que pudo, apenas por debajo de la línea de peligro.

Lyfa termino su hechizo solo un poco antes que ellos. De sus manos salieron innumerables mariposas volando, rodeando el cuerpo de Kirito.

Después de eso, los enemigos terminaron su conjuro. Con un sonido estridente, el grupo disparo bolas de fuego hacia el cielo. Flama tras flama envolvió a Kirito que estaba intentando romper el muro de escudos.

"¡Jal-

Las manos extendidas de Lyfa experimentaron la presión de las explosiones, ella solo apretó los dientes. El campo de magia alrededor de Kirito anuló las explosiones y sus puntos de maná disminuyeron generando un sonido. Ni siquiera bebiendo la poción de maná pudo continuar. ¿Qué caso tiene defender esos ataques? Pensó, pero después.

De pie en el hombro de Lyfa, Yui gritó:

"¡Papá, hazlo ahora!"

Kirito parpadeó mientras se sobresaltaba. En las llamas rojas en forma de loto, levantó la espada y se puso de pie. Se podía escuchar un sutil sonido de canto. La memoria de Lyfa reconoció algunos fragmentos del hechizo.

"¿Este conjuro es... Illusion attribute?"

Lyfa contuvo la respiración por un momento, después apretó los dientes. El hechizo de Kirito es una ilusión mágica que hace que un jugador vea a otro como un monstruo. Pero esta magia no es muy útil en combate. Debido a que la forma que genera es aleatoria en base a las habilidades de combate del jugador, por lo general el resultado en un monstruo débil, sin cambios en las estadísticas, ya que la mayoría de la gente es consiente de eso, no les asustan.

Lyfa comenzó a perder MP rápidamente, pronto solo le quedaba el 10%. Decidió

apostar por la idea de Yui, pero parecía que los dados traicionarían.

Sin embargo, no se puede evitar. Conociendo el juego de fuerzas es necesario apoyarse en la riqueza de conocimientos. Pero Kirito que sólo comenzó a jugar hace unos días, el pedirle que entienda cada uno de los hechizos es demasiado cruel.

Mientras pensaba en esto, Lyfa puso lo último de su poder en la protección de Kirito. La última oleada de ataques del enemigo por fin se detuvo, al igual que el escudo mágico que Lyfa puso. El torbellino de llamas cerradas se disipó

lentamente.

"Eh?"

Dentro de la pared de fuego una sombra se movía. Durante un tiempo, Lyfa pensó

que estaba viendo cosas. Eso es demasiado grande.

De pie, frente a los Salamanders un gigante que doblaba su tamaño. Dudando de su vista, vio a un gigante arqueado.

"Kirito-kun, ¿eres tú?"

Le pregunto con asombro. Ella no pudo pensar otra cosa. Esta es la forma de Kirito creada por el hechizo de ilusión, pero de enorme tamaño.

Ante la mirada de Lyfa, la sombra levantó la vista. Esta forma no es un gigante. Su cabeza como una cabra con cuernos curvados que se extienden por la parte posterior de la cabeza. Sus ojos rojos brillantes parpadearon, sus dientes fuera de su boca, su respiración emitía llamas en el aire.

La parte superior de su cuerpo es musculosa cubierto con piel oscura, sus brazos largos casi llegan al suelo. Su espalda tiene una cola en forma de látigo. Para describir la figura desconocida, solo «Devil» era la mejor expresión.

Todos los Salamanders se congelaron. Parecía que su alma se había ido, el demonio negro levantó la cabeza.

"¡Roarr....!" Emitió un rugido ensordecedor que sacudió el mundo. Desde el centro del cuerpo, el miedo instintivo se hizo notar.

"¡Esto no puede ser!"

Un defensor del frente Salamander gritó mientras retrocedía unos pasos. En ese instante, el demonio se traslado a una velocidad temible. Su mano derecha con garras de hierro pasó a través de la pared de acero, sus dedos traspasaron el cuerpo de un soldado blindado - el momento siguiente, el End Frame fuego apareció y el Salamander desapareció.

"¿Woo ah ah ah?"

Al ver a su compañero asesinado de un golpe, los otros dos defensas gritaron al unísono. Dejaron caer sus escudos, sus manos izquierdas blandieron sus armas y se retiraron del miedo.

Desde el grupo de magos, algo así como su líder gritó con enojo:

"¡Estúpido, no rompas la formación! ¡Él solo puede llegar a lo que ve, si usas la formación tortuga no te hará daño!"

Sin embargo, esas palabras no llegaron a los oídos de los soldados. El demonio oscuro rugió y salto, abrió su enorme boca y mordió la cabeza del soldado a la derecha y tomó al soldado de la izquierda con sus garras de hierro. Sacudió violentamente y golpeó a los avatares, ¡Gogob! Continua agonía roja salpicaba, casi como salpicaduras de sangre.

Los tres guardianes delanteros fueron destruidos dentro de diez segundos. Su líder se recuperó y ordeno al grupo de magos y comenzaron a conjurar. Pero sin ninguna armadura, vistiendo con túnicas rojas, el grupo de magos es demasiado frágil en comparación con los guardias del frente. Con una respiración, e! demonio de pie frente a los magos fue más temible que cualquier ilusión mágica. Su velocidad de conjuro se hizo aún más lento que antes.

Antes de poder terminar su conjuro, el demonio levanto el brazo derecho hacia los magos y cortó horizontalmente. Los dos de enfrente fueron golpeados, se convirtieron en llamas que se disiparon a los pocos segundos. Los gritos y los efectos de sonido de cristales rotos y grietas llenaron el aire. El brazo como tronco de un árbol golpeo a dos Salamanders más, que desaparecieron de la misma forma.

El mago que llevaba una armadura de tela de alta calidad se distrajo y pronunció

mal el conjuro en ciertas palabras. El efecto del conjuro cubrió sus manos y desapareció en una nube oscura.

Kirito en su forma Demonio, dio un paso y volvió a rugir. El líder de los Salamanders Grito ¡Hiii! Y agitó su mano derecha alrededor.

"¡Retirada, retirada, retira...!"

Antes de terminar la frase -

El demonio mostro sus cuchillas rápidamente y saltó hacia delante de manera significativa. El aterrizaje fue en medio del enemigo, enviando ondas de choque a través del puente. Después de lo ocurrido, no se le podía llamar lucha.

En las garras del demonio, el End Frame siguió su camino. Unos pocos valientes trataron de defenderse con sus bastones, mientras que poco a poco, los dientes del demonio atravesaban sus cuerpos y poco a poco iban perdiendo la vida.

Escapando del ataque, el líder llegó al otro lado del puente. Se metió al lago y nadó a gran velocidad al otro extremo.

En ALO caer en el agua, si el peso del equipo no supera una cierta cantidad no se hundirá. Los magos por suerte, su equipo es muy ligero y pronto se colocó lejos del puente - cuando de repente, una enorme sombra apareció bajo él.

Inmediatamente, el líder fue arrastrado por el agua. Dejando pequeñas burbujas, se hundió en el lago y antes de desaparecer, algunas luces rojas muy tenues podían ser vistas.

El Kirito Demonio no parecía preocuparse por la muerte del líder enemigo, agarró

al desafortunado mago y lo levanto. El pequeño cuerpo del mago gritaba, Kirito puso fuerza en sus manos y apretó con gran fuerza.

La violencia de esta escena sacudió a Lyfa y en ese momento, ella finalmente volvió en sí y gritó:

"¡Ah! ¡Kirito-kun! ¡Déjalo vivir!"

"Eso es muy impresionante", Yui dijo, mientras otras palabras y comentarios pasaban por el hombro, Lyfa caminó hacia adelante. El demonio se detuvo y se dio la vuelta y con un sonido refunfuñó lanzando al Salamander al aire.

El hombre cayó en el puente con un chasquido, el cuerpo respiraba con dificultad, Lyfa llegó delante de él y puso su espada entre las piernas del mago. Con el sonido metálico de la punta golpeando el puente, el hombre se estremeció.

"Ahora, dinos ¿Quién te envió?"

Lyfa estaba tratando de asustarlo, pero el ver su rostro pálido sacudió su cabeza, "Si vas a matarme, entonces hazlo!"

"Por qué tu..."

En ese momento, el demonio solo miraba hacia abajo, una niebla oscura lo cubrió

y el enorme cuerpo comenzó a desaparecer. Lyfa miró hacia arriba, desde el centro de la niebla, una pequeña figura saltó y aterrizó en el puente.

"¡Oh, Buen alboroto!"

Kirito sacudió la cabeza y dijo en un tono relajado, poniendo la espada en su espalda. Se dirigió al hombre, se inclinó a un lado de él y le dio unas palmadiías en el hombro.

buena pelea"

"¿Qué...?"

Kirito miró al hombre aturdido y con un tono claro continuó:

"Son buenas tácticas de combate. Si fuera sólo yo, me habrían derrotado rápido!"

"E...Espera, Kirito-kun..."

"Esta bien. Esta bien".

Notando la incomodidad de Lyfa, Kirito le guiño el ojo.

"Bueno, entonces, vamos a platicar algunos temas contigo".

Kirito abrió una ventana de intercambio y le mostró una lista de elementos.

"Estos son solo objetos y dinero que recibí de la lucha contra tu grupo. Estaba pensando, si puedes contestar mis preguntas, te daré todo esto..."

El hombre abrió y cerró la boca varias veces y luego miró a Kirito con una sonrisa forzada. Miro a su alrededor, probablemente confirmando que todos los Salamanders muertos ya se hayan transportado al «Save Point», una vez más miró a Kirito.

"¿Enserio?"

"De verdad, de verdad".

En cuanto los dos sonriendo, Lyfa suspiró.

"Los hombres pueden ser realmente..."

"Así es como es, no se puede hacer nada al respecto..."

Yui se sentó en su hombro mientras hablaba. Un poco temerosos de las dos mujeres, los dos hombres asintieron entre sí para indicar un éxito en las negociaciones.

El Salamander comenzó a hablar, tenía mucho que decir.

"Esta tarde, Jiitakusu.san, Ah, él es el líder del grupo, me contacto con un e-mail, estaba cenando, así que iba a rechazarlo, pero me obligó a venir. Cuando llegué

ahí resultó en alrededor de diez personas cazando a dos personas, pensé que podría ser algún tipo de acoso, pero me dijeron que era la persona con la que Kagemune-san luchó ayer, por lo que entendí..."

"¿Quién es ese Kagemune-san?"

"Él es el capitán del grupo Lance. Era un famoso cazador Sylph, pero ayer sufrió

una dura derrota y se retiró a casa. ¿Ustedes lo golpearon verdad?"

Al enterarse de la cacería de Sylph Lyfa frunció el ceño. Ella y Kirito se miraron el uno al otro. Él debe ser el líder del grupo de Salamanders con el que pelearon ayer.

"Entonces, ¿por qué esa Jiitakusu-san nos quiere cazar?"

"La orden parecía provenir de alguien de mayor rango que Jiitakusu-san. Como si estuvieran interfiriendo con algún tipo de« Estrategia »o algo así".

"¿Qué estrategia?"

"Las filas superiores Salamander están tramando algo. Los soldados más jóvenes como yo, no sabemos nada al respecto, pero sé que están detrás de algo grande.

Hoy en día, la primera vez que inicié sesión, vi un gran número que volaba hacia el norte".

"Norte..."

Lyfa se llevó un dedo a los labios, y se puso a pensar. La capital Salamander «Gadan» se encuentra en la parte más al sur de Alfheim, volando hacia el norte, se llegaba a la cordillera que actualmente estamos atravesando. Un poco al oeste del Corredor que es Ruger, y al este en la base de las montañas esta «Dragón Valley». Sea cual sea el camino que elija, después de eso es la ciudad central Aarun, y luego el árbol del mundo.

"¿Quieren tomar por asalto el árbol del mundo?"

Preguntó Lyfa y al hombre negó con la cabeza.

"De ninguna manera. Todavía estamos recuperando de la completa derrota anterior. El mínimo es equipar al ejército con equipo antiguo por lo que estamos ainorrando dinero. Por eso nuestra rutina normal es muy dura. Aun así, sólo adquiero la mitad de la cantidad de dinero como objetivo".

"¿Ah?"

"Bueno, eso es todo lo que sé. ¿Es en lo que te quedamos antes verdad?"

La segunda parte se le preguntó Kirito.

"Yo nunca miento en un negocio".

El joven Spriggan operó la ventana de comercio. La salamandra mirando la lista de artículos que se reciben estaba muy contento y movió sus dedos a su alrededor.

Lyfa miró al hombre con una expresión de asombro y preguntó:

"¡Eh!, tú, ¿están bien tus compañeros de equipo? ¿No te sientes mal? "

Después de oír esto, el hombre levantó la voz:

"No parecen entender. Esos tipos eran arrogantes con objetos raros, lo que aumenta mi placer. Por supuesto que sería malo para que los utilizara. Voy a vender todo y tal vez comprar una casa".

"Voy a dejar que las cosas se calmen durante unos días antes de regresar a territorio Salamander".

Dejando detrás esas palabras, la salamandra caminó en dirección de la que venia y pronto se perdió de vista.

Se siente como si la lucha de vida o muerte durara diez minutos antes de que pareciera una mentira. Lyfa miró a la cara de vuelta a Kirito.

"¿Eh? ¿Qué?"

"Ah, bueno... Esa furia de demonio, fuiste tu Kirito-kun ¿verdad?"

Al oír esto, Kirito levantó la vista y se rascó la barbilla.

"Sí, probablemente."

"¿Probablemente? ¿No fue una táctica para engañar a las salamandras y confundirlos con un monstruo?"

"No, yo no lo creo mucho... lo que me pasa a veces. Durante una pelea, pierdo el control y no puedo recordar las cosas..."

"Ah joo, da miedo."

"Bueno, de alguna manera recordare la batalla anterior. Usé la magia que Yui me sugirió, y llegué a ser muy grande. Desde que mi espada desapareció, tuve que usar mis manos..."

"También con los dientes morderte-"

En el Inombro de Lyfa, Yui añadió con placer.

"Ah, Hablando de eso. La experiencia de ser un monstruo es divertida"

Observando a Kirito sonreír y carcajear, de pronto hubo algo que Lyfa quería saber, cautelosamente entreabrió sus labios.

"¿Acaso... lo probaste? ...el sabor de la Salamandra..."

"...Es algo parecido a barbacoa achicharrada tanto en sabor como en textura..."

"¡Waah, suficiente, no lo digas!"

Agitó sus manos hacía Kirito cuando de pronto una de ellas fue atrapada...

"¡Gaooü!"

Gritando así, Kirito abrió su boca y la cerró, aprisionando los dedos de Lyfa.

"¡Kyaaaa—!"

Lyfa dio un grito y después de eso vino el sonido de un ¡BANG! que causó algunas ondas en la superficie del lago.

"Ouch, duele"

Dijo Kirito mientras caminaba lentamente al mismo tiempo que se masajeaba la mejilla que había sido golpeada por Lyfa.

"¡Eso fue tu culpa papá!"

"¡Es verdad! ¡Fuiste realmente grosero!"

Al escuchar a Lyfa y a Yui, quien se encontraba en su hombro. La expresión de Kirito cambió a una de niño regañado y replicó.

"Solo intentaba aliviar la tensión después de la batalla y aumentar los ánimos, con un poco de ingenio y bromas..."

"La próxima vez que hagas eso, te cortaré"

Lyfa cerró los ojos y desvió su mirada, acelerando el paso.

En el frente había una enorme piedra que llegaba al techo. Esta es la puerta del pueblo minero Ruger.

Para re*suplir provisiones y conseguir información, es mejor quedarse durante la noche en el pueblo. La inesperada pelea a larga escala tomo mucho tiempo, así

es que en tiempo real sería alrededor de medianoche.

Esta es la hora en la que Alfheim comienza a ponerse ocupado, pero Lyfa aún es una estudiante, así es que lo mas tarde que puede quedarse en el juego es hasta la 1am. Le comentó a Kirito de esta situación, él lo consideró por un momento y asintió en comprensión.

Pasando por la puerta lado a lado, en lugar de un BGM, el NPC de orquesta comenzó a tocar maravillosamente los tambores para recibir felices la llegada de los dos.

La escala de la calle no era muy larga, pero en la intersección central, tiendas para armas y armaduras, toda clase de materiales, vinos, comida y muchos otros tipos de tiendas se aglomeraban juntas. El número de jugadores era más que el imaginado. Bajo circunstancias normales, raramente encontrarás reunidos hadas (Rucas), blacksmiths, goblins (Leprechaun) y otros grupos étnicos hablando felizmente lado a lado.

"Oh...Así que esto es Ruger"

Era la primera vez que Lyfa veía la bulliciosa ciudad subterránea y no pudo evitar más que canturrear en un tono feliz. Se apresuró a la tienda más cercana, observando ¡a muestra de espadas. Incluso en estas tiendas tan simples, comprar era algo muy emocionante para ella.

"Por cierto..."

Mientras Lyfa comenzaba a jugar con una espada larga plateada, Kirito, quien estaba detrás de ella, dijo con un tono relajado.

"¿Que?"

"¿Antes de que los Salamanders atacaran, no conseguiste un mensaje? ¿De que se trataba?"

"...Ah"

La expresión de sorpresa de Lyfa indicó que había lo había olvidado por completo y se dio la media vuelta.

"Lo olvidé"

Apresuradamente abrió su ventana, y revisó la bandeja de entrada. Leyendo el mensaje de Recon de nuevo, aún no tenía sentido, podría haber sido cortado debido a algún problema de conexión, pero no parecía haber un mensaje de continuación.

En casos como estos simplemente le mandaría un mensaje, pero el nombre de Recon en su lista de amigos estaba gns, lo que significaba estaba desconectado.

"¿Que se fue a dormir?"

"¿Intentarás contactarlo desde el otro lado?"

Lyfa pensó en la sugerencia de Kirito.

Para ser honestos, a Lyfa no le gustaba mezclar los eventos de Alfheim al mundo real. Ella nunca fue a la página de la comunidad ALO, y rara vez hablaba con Recon, quien es Shinichi Nagata, sobre cosas relacionadas al juego en la vida real.

Pero no podía negar que ese enigmático mensaje despertaba cierta curiosidad en ella.

"Entonces, voy a desloguear y revisarlo, espérame por favor Klrlto-kun"

"Por favor cuida mi cuerpo...Yui-chan"

Lyfa volteó a ver a Yui en su hombro y añadió.

"¿Si?"

"Tienes que cuidar a tu papá; no lo dejes aprovecharse de mi cuerpo".

"¡Entendido!"

"¡Hey!"

Kirito meneó la cabeza en forma de burla y sonrió. Lyfa se sentó en una banca cercana y ondeó su mano derecha.

Presionó el botón de deslogueo y tomó su cuarto cambio de mundo del día. Con un sentimiento de vértigo, sus sentidos regresaron al mundo real.

"Fuu..."

Tenía mucho tiempo que no permanecía dentro del juego por tantas horas, así es que sentía un poco de fatiga en el momento. Tomó un respiro profundo para recuperarse un poco.

Aún con la AmuSphere, rodó en la cama y miró su alarma. Midori pronto estaría en casa. Sería mejor verla al menos...

Mientras pensaba en eso, alcanzó su celular en la mesa de cabecera. El panel EL mostraba llamadas recibidas mientras estaba logueada.

"¿Qué es esto?"

Los ojos de Suguha se agrandaron ante la sorpresa. Doce llamadas recibidas de Nagata Shinichi. Si un miembro de la familia, policía, hospital, o cualquier tipo de emergencia llamaba, el programa de enlace por Amuspere podría desloguear automáticamente, pero el número de Nagata no estaba en esa lista, así es que fue ignorado. ¿Por qué estaba llamando tan tarde?

Abrió su teléfono, preparándose para regresar la llamada, pero la treceava llamada entrante encendió su celular en un brillo azul zafiro. Suguha presionó el botón de llamada y puso el teléfono en su oído.

"¿Hola? ¿Nagata-kun? ¿Que pasa?"

"¡Ah! ¡Por fin saliste! Es muy tarde, ¡Suguha-chan!"

"¿Qué quieres decir con muy tarde? estaba ocupada"

"¡Grandes problemas! ¡Sigurd! Ese bastardo nos vendió. No sólo a nosotros, sino al Lord, Sakuya-san también, ¡Nos vendió a todos!"

"¿Vendernos? ¿Qué quieres decir? Explica desde el inicio"

"Hmm...No hay tiempo... Bueno, cuando fuimos atacados ayer en el bosque antiguo por los Salamanders, Suguha-chan, ¿no sentiste que era sospechoso?"

Nagata regresó a su habitual manera de llamar a Suguha. Cuando hablaban cara a cara, si él la llamaba Suguha-chan con tanta familiaridad, ella podría siempre enojarse y atacarlo físicamente, pero ya que estaba en el teléfono, no le quedaba más remedio que aceptarlo de mala gana, Diciendo eso, Suguha estaba sorprendida que sólo pasó el día anterior, parecía que conocía a Kirito desde hace mucho tiempo.

"¿Eh? ¿Sospechoso? ¿Qué sucedió?"

Para ser honestos, su impresión de Kirito fue tan fuerte que no podía recordar el combate aéreo anterior.

"En el inicio, cuando fuimos atacados por los ocho Salamanders, Sigurd quería ser el señuelo y alejó a tres de ellos ¿cierto?"

"Ah, eso me recuerda, él no logró escapar tampoco ¿verdad?"

"Eso es verdad. Pero, pensándolo cuidadosamente, ese no es el estilo de Sigurd.

Cuando la party se divide, el siempre permanece como líder y hace a alguien más ser el señuelo, usualmente"

"Eso es verdad..."

Sigurd era un comandante capaz, pero era autosuficiente, y no estaba satisfecho a menos que él estuviera en la cima. De hecho, el convertirse en señuelo y permitir que los demás escaparan era un acto de sacrificio que no iba con su estilo.

"¿Pero eso... que significa?"

"Como dije"

Dijo Nagata como si hubiese comido algo poco placentero.

"Ese chico trabajó con los Salamanders. Probablemente desde hace mucho tiempo."

"¡Qué!?"

Esto la dejó totalmente impactada, haciendo que apretara el teléfono mientras gritaba.

En ALO, juegos de poder entre grupos étnicos eran muy difundidos, y el uso de cuentas desechables para el espionaje era algo muy común. Ella estaba preocupada que en su hogar, Sylvain, muchas otras razas, especialmente Salamanders, estaban camuflados como Sylph.

Básicamente los jugadores con bajos puntos de skill, poca contribución y escasa actividad eran espías. A estas personas no se les permitía acercarse al departamento de poder. Lyfa no era la excepción, habia pasado mucho tiempo desde que se le permitió entrar a la mansión del Lord detrás de la Torre de Viento.

Pero Sigurd había, desde el principio de ALO, participado en políticas. En la elección pasada por la Señoría, había sido un candidato que probó su gran experiencia. Aunque la popularidad del Lord actual significaba que él siempre estaría en segundo lugar, nunca pareció molesto y se volvió un asistente. Así es que tenía un gran impacto en el centro de poder.

Acusarlo de ser un espía Salamander, era difícil de entender o de creer.

"Hey, sobre eso... ¿tienes alguna prueba?"

Suguha preguntó totalmente sorprendida.

"Pensé que algo era extraño, así es que desde esta mañana usé «Hollow» para seguir a Sigurd"

"En serio tienes mucho tiempo libre."

«Hollow Body» era el hechizo de transparencia en el Recon era más adepto.

Requería un alto nivel de magia para ocultarse así como acción de cobertura para se masterizada. Recon usaba ese nombre como las letras en inglés «Recon» para referirse al equipo de reconocimiento estadounidense. La pronunciación correcta debería ser similar a RIKON, al parecer. Debido a su rol como rastreador en cacerías, él era el mejor de lo mejor en rastreo. Una vez Recon había usado su magia para entrar al cuarto en el que Lyfa estaba descansando, Según él era para dejar su regalo de cumpleaños ahí, pero al final ella lo hizo confesar y lo había castigado sin misericordia hasta casi matarlo.

Nagata Ignoró las palabras incrédulas de Suguha y continuó.

"Después de escuchar todas las cosas malas que te dijo en la torre de viento, Lo seguí buscando una oportunidad para matarlo con veneno. Entonces..."

"Valla que tipo tan peligroso..."

"...Enfrente de un callejón, se equipó un manto de invisibilidad y desapareció.

Entonces pensé, 'Así es que por fin está tramando algo. Bueno, usar sólo un objeto no es suficiente para ocultarse de mi"

"Deja de fanfarronear. Apresúrate y dime que pasó después."

"Después de entrar a las alcantarillas, y caminar por casi cinco minutos, habían dos tipos esperándolos, también usando mantos de invisibilidad, cuando removieron el manto, me sorprendí al ver que eran ¡Salamanders!"

"¿Eh? pero eso no puede ser, incluso usando esos mantos no podrían esconderse de los guardianes. Serían atacados al momento de entrar a las calles...No puede ser..."

"Puede. Estaban usando «Medallones de Pase»"

Estos Medallones eran para los mercantes viajeros y las personas de otras razas quienes venían a nuestro territorio, y eran dadas como un pasaporte después de una estricta examinación. Sólo el ministro regente podía entregarlas, y no podían ser transferidas a otra persona. Por supuesto Sigurd tenía el derecho y el poder para entregarlas.

"Pensé que esto se trataba de un descubrimiento grande así es que me dispuse a escuchar. Le dijo a la salamandra que pusiera un rastreador en ti. Pero eso no es todo. Hoy Lord Sakuya y el Caith Sith van a firmar los acuerdos de alianza, así es que se fue en secreto a una ciudad neutral"

"Ah ya veo, no me sorprende que no hubiese una bandera en la mansión de nuestro Lord"

Los gritos escandalosos de Nagata cubheron los murmullos de Suguha.

"Ese tipo, Sigurd, ¡Quería que el gran ejército de las Salamander atacaran la ceremonia de alianza!"

"Qué..."

Por un instante la respiración de Suguha se detuvo. Ella había decidido que no regresaría después de haberse ¡do, pero el territorio Sylph aún era su hogar, y Sakuya, su amada lord. Los pensamientos de ansiedad acumulándose hicieron que su grito resonara en el teléfono.

"¡Esto lo debiste decir antes! ¡Tenemos grandes problemas!"

"Es por eso que dije al inicio que eran grandes problemas..."

Respondiendo al argumento triste de Nagata, Suguha inmediatamente lo interrumpió.

"¿Aún hay tiempo? ¿Lo sabe Sakuya?"

"Me siento mal. Cuando estaba por irme de las alcantarillas, pateé por accidente una piedra..."

"¡Tonto! ¡Como pudiste cometer un error así en un momento tan crucial!"

"...Parece, recientemente estoy comenzando a disfrutar del enojo de Suguha-

chan..."

"¡Pervertido! ¿¡Y!? ¿La contactaste?"

"Los Salamander me localizaron con su magia de búsqueda. Pensaba que si me mataban, podría resucitar en la torre, y entonces iría a la mansión del Lord. Pero ellos me golpearon con una flecha envenenada, fue realmente cruel"

Pensando en lo que había dicho antes, Suguha tuvo que reprimir cualquier deseo de regañarlo.

"Y entonces qué pasó con Recon?"

"Los Salamanders me atraparon mientras estaba paralizado...no tuve opción más que desloguear. Suguha-chan nunca respondió mis llamadas, y no tengo ningún otro contacto en el mundo real. Hmm, la conferencia con el Lord Cait Sith es a la una en punto. ¡Oh no, sólo quedan cuarenta minutos! ¡Qué haremos Suguha-

chan!"

Suguha inhaló profundamente y preguntó rápidamente:

"¿Sabes dónde serán las negociaciones?"

"No sé la localización exacta...pero es dentro de el paso de montaña, en «Butterfly Valley»"

"Entendido...Iré e intentaré advertirles. No hay tiempo que perder, voy a colgar".

"¡Ah Suguha-chan!"

Justo antes de presionar el botón para colgar, la voz de Nagata me detuvo.

"¿Qué sucede?"

"Ah... Es sobre ese chico, Kirito. ¿Cual es tu relación con él?"

'click'

Suguha inmediatamente terminó la llamada y tiró su teléfono a la cabecera, recostó su cabeza y recitó el único hechizo que funcionaba en el mundo real, entonces su conciencia gradualmente cambió al mundo lleno de conspiraciones.

Lyfa abrió sus ojos y se puso de pie.

"¡Woah! ¡Me tomaste por sorpresa!"

El Spriggan sorprendido caso tiraba la misteriosa comida que había comprado, algo que tenía un parecido a a reptiles pequeños en un palillo, pero logró

sostenerlos y evitar que se le cayeran.

"Estás de vuelta, Lyfa"

"Bienvenida..."

Mirando a Kirito y a Yui, quienes le habían dado la bienvenida, se levantó de su lugar abruptamente sin decir 'estoy de vuelta'.

"Kiriío-kun...lo siento"

"Eh, eh, eh?"

"Necesito ir a otro lugar urgentemente, pero probablemente no pueda voiver a este lugar"

"..."

Kirito contempló a Lyfa por un momento y asintió.

"Si es así, entonces esta bien, Inablemos mientras caminamos".

"¿Eh?"

"No importa a donde; tenemos que usar nuestros pies para salir de aquí de cualquier manera cierto?"

"Ya veo. Entonces corramos mientras hablamos"

Los dos comenzaron a correr hacia la puerta con dirección a Aarun, pasando las calles de Ruger.

Atravesaron la muchedumbre, pasaron por la puerta de piedra, en ese lugar había otro lago con un puente atravesándolo. Mientras corrían a máxima velocidad, Lyfa explicaba la situación a Kirito. Afortunadamente, no importa cuan rápido corras en este mundo, no te quedas sin aire para hablar.

"Ya veo"

Después de que Lyfa terminara su historia, Kirito miraba hacía el frente mientras analizaba la información.

"¿Puedo preguntar algo?"

"Adelante"

"¿Por qué querrían los Salamanders atacar a los Lords de Sylph y Cait Sith? ¿Que bien obtienen al hacerlo?"

"Bueno primero que todo, previene la alianza. Ya que alguien de Sylph filtró

inteligencia a los Salamanders, el Caith Sith no se quedará callado si es que esa información se usa contra ellos. En el peor caso, podría resultar en una guerra entre el Caith Sith y los Sylph. Los Salamanders son actualmente la fuerza más poderosa, pero si las dos razas entraran en alianza, esto invertiría el balance de poder Creo que los Salamanders quieren prevenirlo a cualquier costo".

Mientras cruzaban el puente y entraban en la cueva, Lyfa sacó un mapa y continuó corriendo mientras revisaba la ruta.

"También si matan al Lord, conseguirán bonos sorprendentes. Podrían recibir incondicionalmente el 30% de los fondos resguardados en las mansiones de los Lords y por diez días, el territorio que los Lords hgen serían ocupados, con esto se les da la libertad a los Salamanders de poner impuestos y tomar esa tremenda cantidad de dinero. La razón por la que los Salamanders se volvieron la fuerza más grande en el juego fue porque en el pasado le tendieron una trampa al primer Lord de los Sylph y lo asesinaron. Normalmente los Lords no se aventuran solos en los territorios neutrales. En la historia de ALO, sólo un Lord ha sido asesinado"

"Ya veo..."

"Es por eso...Kirito-kun,.."

Mientras corría, Lyfa miró al perfil de Kirito y continuó:

"Este es un problema de la raza Sylph, no tienes motivos para involucrarte.

Después de que salgas de esta cueva, sólo tienes que continuar corriendo en la misma dirección para llegar a Aarun. Si vas al lugar de la conferencia, no creo que sobrevivas. Podrías revivir en Sylvain y todo el tiempo que te tomó llegar aquí se iría a la basura. Bueno, te lo diré sin rodeos..."

Lyfa no tuvo tiempo de apreciar la complejidad de sus sentimientos internos, y antes de poder detenerse ya había hablado:

"Si tu objetivo es ir a la cima del árbol mundial, podría ser mejor cooperar con los Salamanders. Sí la estrategia de los Salamanders es exitosa, entonces conseguirán mucho dinero. Es casi una garantía que lo usaran para retar al árbol mundial. Los Spriggan pueden ser contratados como mercenarios... ni siquiera te culparé si me matas aquí mismo"

'Si eso sucede...no me resistiré' pensó Lyfa, no era algo que pensaría normalmente, pero esta vez estaba segura que no tendría oportunidad de ganar.

También encontraba poco placentero el tener que pelear contra el chico a quien recientemente había conocido.

'Si eso llegase a suceder, entonces nunca jugaré ALO de nuevo' Mientras esto pasaba por su mente. Lyfa miró a Kirito de nuevo, pero la expresión del chico no cambió; en vez de eso, continuó corriendo y dijo:

"Este es un juego después de todo, así es que cualquier cosa podría pasar. Si quieres matar, entonces puedes matar; si quieres algo, puedes robarlo"

Kirito pausó por un momento antes de seguir hablando:

"...He conocido a mucha gente que ha dicho lo mismo. Hasta cierto punto, es verdad, y solía pensar lo mismo también. Pero eso no está bien. Especialmente en un mundo virtual, hay cosas que debes proteger, sin importar cuan estúpido puedas parecer. Eso me lo enseñó una persona muy importante para mi..."

La voz de Kirito se tornó suave y cálida en la última parte.

"Los VRMMOs son llamados juegos, pero es una contradicción, dividir al jugador y el rol no es una buena idea. Si tomas ciertos rasgos en este mundo, tu personalidad en el mundo real reflejará estos cambios. Los jugadores y sus personalidades son uno. Me gusta Lyfa, y quiero ser tu amigo. No importa la razón, no te mataré para obtener mis propios intereses, absolutamente ¡no!"

"Kirito-kun..." repentinamente Lyfa sintió que no podía respirar, así es que dejó de correr. Al notarla titubear, Kirito también se detuvo.

Lyfa no sabía qué decir, no había palabras para expresar lo que estaba sintiendo en ese momento; continuó observando al el chico de ojos negros frente a ella.

"Ya ve...así es que...esto es..."

Murmuró Lyfa sumergida en lo profundo de su corazón. Esa era la razón por la que Lyfa no se había vuelto tan cercana con nadie en este mundo. No estaba segura de si lo que veía era el verdadero carácter de las personas, o si era sólo una personalidad asumida junto al avatar. No sabía si lo que las otras personas decían eran sus verdaderas ideas e intenciones. No sabía como acercarse a ellos, y para escapar del peso de las manos de ayuda que le eran ofrecidas, simplemente se alejaba.

Pero ella no necesitaba preocuparse por eso. Sólo tenía que ser fiel a sus propios sentimientos y eso debería ser suficiente, ya que eran real para ella.

"¡...Gracias!"

Estas palabras salieron gentilmente de las profundidades de su corazón, sabiendo que si se atrevía a decir más, probablemente lloraría.

Al escuchar esas palabras, Kirito rió con un poco de vergüenza.

"Lo siento, creo que exageré un poco, es un mal hábito."

"No, me hizo feliz - entonces diremos nuestro adiós una vez que salgamos de la cueva"

Al escuchar esto. Kirito levantó las cejas mostrando su sorpresa.

"Aunque iré contigo de todos modos"

"Espera, ¿que?"

"Oh no, gastamos demasiado tiempo. Yui, por favor navega mientras corremos"

"¡Entendido!"

Viento a la pequeña Pixie sentada en su hombro asentir, volteó a ver a Lyfa.

"Dame tu mano un momento"

"Oh, eh..."

Kirito tomó la mano derecha de Lyfa. Esta situación había pasado antes, pero esta era la primera vez que se tomaban de las manos; El corazón de Lyfa repentinamente comenzó a latir muy rápido. Un momento después, Kirito salió

disparado hacia a una velocidad increíble, rompiendo la barrera de aire y creando un túnel de viento. Antes habían estado corriendo a una velocidad considerable, pero ahora iban aún más rápido. Su velocidad hacía a la textura de la roca, que parecieran estarse derritiendo. Con su mano derecha tomando la de Kirito, su cuerpo flotaba en una línea horizontal. Kirito escaneaba los alrededores mientras giraba en la cueva llena de curvas y esquinas. No había nada absolutamente romántico en la situación.

"¿¡Waaaah!?"

Gritaba Lyfa en un tono muy alto de voz mientras, viendo hacia adelante, notaba cursores amarillos acercándose. Un grupo de Orcos parecían haber creado un nido en la cueva.

"Esos -estos monstruos"

Antes de que pudiera terminar de hablar, Kirito corrió entre el grupo de Orcos sin mostrar intenciones de detenerse.

"AAAAHHHH!"

Los gritos de Lyfa se mezclaban con los rugidos de los monstruos. Pero uno tras otro, la lluvia de armas fallaba. Kirito vio un espacio entre los monstruos y pasó a través de ellos en un arranque furioso. Los Orcos dieron la vuelta, rugieron mostrando su enfado, y comenzaron a perseguirlos, pero Kirito ya había pasado al siguiente pasillo. Después de eso encontraron Orcos y más monstruos en varias ocasiones más, pero Kirito simplemente los evadía y corría a lado de ellos. A cierto punto, una ola de monstruos estaba tras Kirito y Lyfa, su movimiento creando un estremecimiento similar a una avalancha. Por cierto, sus acciones de «Irritación» eran consideradas malos modales, ya que cualquier equipo que rondara la zona sin precaución no podría escapar a la inevitable aniquilación.

Afortunadamente, una pequeña luz blanca apareció antes de que una tragedia sucediera.

"¡Oh, probablemente esa es la salida!"

Al escuchar a Kirito decir esto, su visión se tornó blanca, y con un simple paso, el suelo desapareció.

"¿¡Hieeeee!?"

Lyfa cerró los ojos instintivamente y gritó mientras pataleaba, pero pronto notó que el retumbo a su alrededor había desaparecido.

Abriendo sus ojos cuidadosamente, Lyfa se encontró flotando por el vasto e infinito cielo. Parecía que Kirito no había bajado la velocidad, en vez de eso, se catapultó

desde la salida de la cueva que estaba a mitad de la cima de la montaña.

Mirando atrás, pudo notar los cerros que parecían continuar eternamente en todas direcciones. Pronto, la gravedad regresó, y comenzaron a formar un arco por el cielo.

Extendiendo sus alas rápidamente y planeando, Lyfa exhaló.

"¡Fuu haa!"

Respirando apresuradamente, Lyfa echó un vistazo hacia atrás, en la distancia estaba la salida de la cueva y alrededor estaban ¡os monstruos que los habían perseguido.

¡Volteó a ver a Kirito "Creo que mi vida ha sido reducida algunos años!"

"Hahaha, Pero nos ahorró tiempo"

"...Para un dungeon, no debería... mientras buscas a un enemigo, asegúrate de no reunir monstruos, lo que hiciste fue otra clase de juego..."

Se quejaba Lyfa mientras se calmaba, y comenzaba a re-examinar el área. Las vastas planicies se esparcían por debajo, el agua azul brillaba por doquier, y a la lejanía.

"Ah..."

Lyfa exclamó involuntariamente. En la profundidad, más allá del mar de nubes, flotaba una sombra enorme. Un gigante tronco penetraba el cielo y la tierra como un pilar sosteniendo los cielos, con ramas y hojas creciendo en la misma escala que los cuerpos celestiales "¡Así es que...ese es el Árbol Mundial"

A su lado, Kirito susurró en un tono maravillado. Incluso desde su posición a sólo pocos instantes de haber salido de las montañas, el Árbol Mundial tenía una presencia sobrecogedora, a pesar de estar a casi veinte kilómetros de distancia.

Era difícil imaginar como se vería al pararse desde la base. Los dos permanecieron en silencio mientras observaban el Árbol Mundial, pero poco tiempo después Kirito se recuperó y dijo:

"Ah, no puede seguir así, Lyfa, ¿donde esta la Conferencia de los Lords?"

"Ah cierto, el Árbol Mundial está situado en el centro del mundo, en un largo tazón creado por las montañas que lo rodean. Ahí hay tres largos caminos que llevan al Árbol Mundial: Del territorio Salamander esta «Dragón Valley», desde el territorio Undíne «Rainbow Valley» y desde el territorio de Caith Sith esta «Butterfly Valley».

La conferencia tomará lugar en «Butterfly Valley», y cerca de la salida del territorio interno"

Lyfa miraba alrededor y apuntó a! noroeste.

"Creo que deberíamos volar en esa dirección por un tiempo"

"¿Okay, cuanto tiempo queda?"

"Veinte minutos"

"Si ellos quieren atacar la conferencia, llegarán desde esa dirección."

El dedo de Kirito apuntó del Sureste al Noroeste.

"Si llegan antes que nosotros, estaremos en problemas. Apresurémonos. Yui, haz una búsqueda y dime si hay algún grupo enorme de jugadores en el rango"

"¡Sir Yui asintió, y Lyfa y Kirito comenzaron a acelerar.

"De cualquier manera, no liay monstruos en el área?"

Preguntó Kirito mientras atravesaba un conjunto de nubes.

"La meseta Aarun es un campo sin monstruos. Por eso es que la conferencia está

siendo llevada a cabo en ese lugar de manera deliberada"

"En otras palabras, si monstruos atacan a media conferencia sería un problema.

Sin embargo, en este caso hubiera sido muy afortunado"

"¿Qué quieres decir?"

Kirito sólo rio de manera traviesa.

"Al igual que sucedió antes, me iba a llevar un montón de monstruos directamente contra fuerza de Salamander".

"... ¿Tienes tiempo para pensar algo como eso? El grupo de Salamanders se supone es más grande que el que nos atacó en la cueva. Si podemos advertirles a tiempo, todos podemos correr hacia el territorio Cait Sith, pero si reunimos a un gran grupo de monstruos, ¿Quién crees que va a morir?"

"..."

Kirito se acarició la barbilla con una mirada pensativa en su rostro. En ese momento...

"¡Ya está, la respuesta de los jugadores!"

Yui repente gritó.

"El grupo de en frente tiene 68 jugadores, estos son probablemente la fuerza de asalto Salamander. Además, hay catorce personas más sobre suelo, creo que esos son las delegaciones de Sylph y Cait Sith. Las dos partes se reunirán en cincuenta segundos".

Yui termino de hablar justo cuando atravesaron una gran nube. Lyfa desde muy alto en el aire, miró hacia abajo sobre una muy amplia meseta verde.

En algún lugar a menor altitud había innumerables sombras arrastrándose. Volando en unidades de cinco hombres, eran como una bandada de figuras siniestras acechando a su objetivo en completo silencio.

Su mirada luego fue atraída hacia su destino. Podía ver una pequeña plataforma circular. Había una larga mesa blanca con siete sillas en cada lado, una sala de conferencia improvisada.

Las personas sentadas en las sillas, todavía enfrascados en una conversación, no eran conscientes de la amenaza que se les avecinaba.

"... Hemos llegado demasiado tarde".

Lyfa dijo desde un lado de Kirito.

No había tiempo para advertir a los Señores antes de la llegada de los Salamanders -no hay tiempo suficiente para escapar. Por lo tanto, los otros deben estar preparados para convertirse en un escudo humano, aun a costa de sus vidas, por lo menos para permitir a los Señores escapar.

Lyfa tomó la mano de Kirito y la sostuvo con la suya.

"Gracias, Kirito-kun, por traerme aquí. Tú vas al árbol del mundo, y aunque el tiempo que viajamos juntos fue corto, yo estoy muy feliz".

Lyfa dijo con una sonrisa, pero cuando ella dobló sus alas en un ángulo agudo para comenzar su descenso, Kirito tomo su mano derecha. Lyfa se volvió hacia él, en el rostro de Kirito flotaba una habitual sonrisa audaz.

"¡No está en mi naturaleza huir!"

Kirito le soltó la mano, trasladó a Yui de su hombro al bolsillo en su pecho, y, batiendo sus alas violentamente, de repente aceleró. ¡BANG! Lyfa cerró los ojos por la fuerza de la explosión sónica, y cuando los volvió a abrir, Kirito se encontrada descendiendo hacia la plataforma.

"¡Que! ¿¡Qué estás haciendo!?"

El momento de la despedida y sus tristes palabras de adiós fueron inútiles, Lyfa dio vuelta, pero Kirito ya la había dejado muy atrás. Aturdida, lo persiguió a toda prisa.

En su destino, los Cait Sith y Sylph finalmente notaron el gran grupo. Uno a uno, saltaron de sus sillas y desenvainaron sus espadas relucientes de plata, pero, en comparación con los Salamanders y su equipo, ellos parecían muy frágiles.

Volando sobre las praderas, la fuerza Salamander coloco sus lanzas hacia arriba como aves de presa listos para zambullirse en conejos indefensos. Las tropas detrás aceleraron a la izquierda y derecha, rodeando la mitad de la plataforma. Momentos antes de la matanza, el mundo estaba envuelto en el silencio.

Una salamandra alzó la mano, y justo cuando estaba a punto de dejarla caer...

Una enorme nube de polvo se elevó desde el centro de la plataforma entre los dos grupos. Unos instantes más tarde ¡KA-BOOM! Una fuerte explosión causo que incluso la atmósfera temblara, Kirito había caído como un meteoro negro sin reducir la velocidad.

Todos los jugadores sobre el terreno estaban congelados en su lugar. A medida que el polvo poco a poco se disperso, Kirito lentamente se puso de pie, con en el desprecio general del Ejército Salamander. Se echó hacia atrás, respiró hondo y gritó:

"¡Ambas partes, guarden sus armas!"

"¡Woo ah!"

Lyfa, aún en caída, instintivamente dejo caer su cabeza, con un sonido increíblemente fuerte, aunque no tan fuerte como la explosión anterior. La que incluso causo temblores en Lyfa, aun estando a unos diez metros en el aire. Para las salamandras, ya fuera por la presión física o por el estado de shock, estaban temblando un poco mientras que se movían de nuevo poco a poco.

No era la voz lo que sorprendió a todo el mundo, era el coraje sin miedo en su interior. ¿Qué es exactamente lo que este chico esta haciendo? Nadie podía adivinar.

Lyfa miraba la escena mientras gotas de sudor frío recorrían su espalda. Lyfa aterrizó detrás de Kirito, cerca del grupo de vestido verde quienes debían ser Sylph. Mirando alrededor, Lyfa inmediatamente vio una figura familiar.

"¡Sakuya!"

Escuchando a alguien decir su nombre, la Sylph miró a su alrededor con una expresión aturdida y abrió sus grandes ojos cuando vio Lyfa.

"¿Lyfa? ¿Por qué estás aquí? ¿No, mejor dicho que es lo que pasa aquí...?"

Lyfa abrió la boca mientras pensaba, esta fue la primera vez que ella veía a Sakuya tan confundida, y le dijo:

"¡Es difícil de explicar, pero en este momento, nuestro destino está en manos de esa persona!"

"¿Qué está pasando?"

El señor Sylph miró a la pequeña espalda de la figura vestida de negro. Aunque le agradaban sus pensamientos, Lyfa estudió el actual Señor Sylph, Sakuya.

La mujer tenía una hermosa postura recta y esbelta, con el pelo largo hasta la cintura, color verde, tan oscuro que era casi negro. Tenía una pálida piel blanca, ojos ligeramente rasgados, nariz respingada, y labios delgados. Si tuviera que describir su hermosura, sería como la belleza de una hoja finamente pulida.

Vistiendo un largo vestido de estilo japonés abrazado a su cuerpo, de él colgaba una katana casi dos pulgadas más grande que Lyfa. Delicados pies blancos en altos zuecos de color carmesí se asomaban por debajo del dobladillo de su ropa. Mirando su inolvidable figura, no era de extrañar que ganara la elección para Señor con un impresionante 80% de los votos.

Por supuesto, los votos no solo venían de su belleza. Debido a las presiones de ser el Señor, rara vez podia participar en la caza, por lo que sus estadísticas numéricas no podían ser terriblemente altas. Sin embargo, sus habilidades con la espada eran tales que por lo general se le veía en la ronda final del torneo de duelos, y su personalidad sólo mantuvo su popularidad abrumadora.

Moviendo sus ojos, la mirada Lyfa se poso sobre un jugador femenino junto a Sakuya.

El pelo ondulado y rubio que rodeaba las grandes orejas triangulares a ambos lados de su cabeza la marcaba como un Cait Sith. Llevaba una armadura que parecía un traje de baño de una sola pieza, exponiendo con valentía su delicada piel bronceada. Desde ambos lados de su cintura colgaba un tipo de arma parecida a unas garras con tres sobresalientes cuchillas. Una raya colorida cerca de sus caderas hacia resaltar su cola, que se retorcía y se estremecía de tensión.

Analizando su perfil, se podían ver pestañas largas cubrir sus grandes ojos y una nariz pequeña ligeramente redonda. Su avatar en ALO era raro, pero podría ser descrita como una niña encantadora. Aunque era la primera vez que Lyfa la veía, era seguro decir que ella era el Señor Cait Sith, Alicia Rue. Al igual que Sakuya, ella mantuvo su posición como Señor a través de inmensa popularidad.

Detrás de los dos señores, habían seis Cait Sith y seis Sylph junto a la larga mesa blanca, todos mostrando expresiones desconcertadas. Ella no conocía a ninguno de los Cait Sith, pero todos los Sylph eran jugadores muy fuertes y miembros del consejo. Echando un vistazo más de cerca a este grupo de personas, Lyfa confirmó que Sigurd no estaba presente.

Mientras Lyfa volvió a mirar a la fuerza Salamander en la parte sur de la meseta, Kirito volvió a gritar:

"¡Tengo algo que decirle al comandante!"

Esta actitud intrépida pareció abrumar a los soldados Salamander, su grupo de lanceros abrió un camino. De ese camino llegó desde el aire un soldado de gran tamaño.

Su cabello rojo como llamas enmarcaba un rostro de tés oscura como un ave de rapiña. Su fuerte cuerpo estaba cubierto de una ultra-rara Blood Armor, y llevaba una gran espada mucho más fuerte que la de Kirito.

Al ver brillando sus ojos carmesí por un momento, Lyfa sintió un sudor frío corriendo por su espalda. A pesar de que no estaba frente a él directamente, esta fue la primera vez Lyfa había sentido un aura intimidante de un oponente.

Con un gran sonido aterrizó delante de Kirito, sin ninguna expresión en su rostro miró a Kirito con desprecio. Finalmente, el Salamander abrió la boca y, con una voz profunda y penetrante, le preguntó:

"... ¿Qué esta haciendo un Spriggan en este lugar? No es que no vallamos a matarte, pero escuchare tu historia en compensación a la valentía que estas mostrando".

Kirito, sin ninguna vacilación, dijo en voz alta:

"Mi nombre es Kirito, y soy el representante de la Spriggan-Undine Union, ¿Debo entender que al atacar este lugar, desea iniciar una guerra a gran escala entre nuestras cuatro razas?"

Uwaa...

Lyfa se quedó sin habla. La ¡dea era demasiado ilógica. Esta vez verdadero sudor frío corría por su espalda por la indignante historia que estaba diciendo. En este punto, las sorprendidas Sakuya y Alicia Rue miraron hacia Lyfa, sólo para ver su guiño desesperado.

Pero el comandante Salamander también parecía estar realmente sorprendido.

"¿Spriggan-Undine Unión...?"

Su expresión volvió pronto a la normalidad.

"Usted dice ser un embajador, pero ¿Dónde está su escolta?"

"Ah, sí. Vine aquí para llevar a cabo negociaciones comerciales con Sylphs y Cait Siths. Sin embargo, si nos atacan durante la conferencia, sería un asunto diferente. Esencialmente usted estaría forzando a nuestras razas a formar una alianza en contra de los Salamander."

De repente, el mundo volvió a caer en el silencio, sólo para ser interrumpido por los comentarios del líder Salamander.

"Hmm, incluso si eres quien dices ser, ¿cómo puedo creer en alguien que vino solo y con un equipo tan malo?"

El Salamander llevó su mano a la espalda y lentamente desenvainó una enorme espada de doble filo. Tenía un brillo de color rojo oscuro y dos dragones entrelazados fueron grabados en su superficie.

"¡Si puede soportar mis ataques durante treinta segundos, confiare en usted como un embajador!"

"Eres muy generoso, ¿cierto?"

Kirito sacó su espada de doble filo mientras hablaba. A diferencia del Salamander, su espada deslustrada era de color rojizo-negro sin decoración.

Las alas de Kirito empezaron a vibrar y floto en el aire a la misma altura que el Salamander. Lyfa pensó que esto se sentía como si el espíritu de lucína estuviera siendo comprimido entre ellos dos, y comenzarían a estallar chispas blancas.

Treinta segundos...

Lyfa tomo saliva con un sonido profundo.

Teniendo en cuenta la capacidad y la fuerza de Kirito, esto debe ser muy sencillo. Pero a partir de la intención asesina que prácticamente rezumaba del comandante Salamander, Lyfa se percato de que no era tampoco un caso ordinario.

En la tensa atmósfera, Sakuya, que estaba junto a Lyfa, le susurró:

"Esto es malo..."

"¿Qué...?"

"Ese Salamander, la espada de dos manos que sostiene, la he visto antes en un sitio web de revisión para armas legendarias. Es la «Demonic Sword Gram», lo que haría que ese hombre fuese el «General Eugene». ¿Sabías eso?"

"... Sólo el nombre..."

Lyfa contuvo el aliento y asintió con la cabeza, y continuó Sakuya:

"Él es el hermano del Señor Salamander «Mortimer», posiblemente en el mundo real también. Él es fuerza pura para complementar con la sabiduría de su hermano. Se dice que es el más fuerte guerrero Salamander... lo que significa que es... "

"... ¿El jugador más fuerte?"

"Así es... Esto resulto ser muy malo".

"... Kirito-kun..."

Lyfa apretó las manos con fuerza contra su pecho.

Las dos personas flotando en e¡ aire, uno frente al otro a través de la distancia, parecían estar midiendo a su oponente. A baja altitud columnas de luz brillaban a través de los huecos que dejaban las nubes al cubrir el sol. Uno de esos rayos se reflejo brillantemente sobre la espada del Salamander, y, en ese momento.

Eugene lanzó su ataque sin movimientos predecibíes.

¡Phew! Con un sonido, Eugene se trasladó a súper-alta velocidad, causando que el aire vibrara. Su espada trazó un arco carmesí en el aire mientras giraba hacia el diminuto Spriggan.

La velocidad de reacción de Kirito fue increíblemente rápida. Actuó sin movimientos excesivos, expandiendo sus alas y bloqueando el ataque frente al rostro de Eugene. Después de parar el ataque de su oponente, era muy predecible que Kirito empezaría inmediatamente un contrataque, pensó Lyfa, pero...

"¿...?"

En el momento que la espada negra y la espada carmesí se cruzaron, la espada carmesí parecía volverse vapor. Pasó a través de la espada de Kirito, y volvió a la normalidad.

¡Dagaaan! Con una explosión de sonido que podría sacudir al mundo, Kirito fue golpeado en el pecho por una explosión de fuerza tremenda. Parecía una hoja negra flotando a través de una tormenta mientras se desplomaba a tierra. Hubo otro estruendo, y el polvo se levantó cuando golpeó el suelo.

"¿Que fue eso...?"

La pregunta estupefacta de Lyfa fue contestada por Alicia Rue.

"La «Demonic Sword Gram» tiene una habilidad especial llamada «Shift Ethereal».

Cuando entra en contacto con los escudos defensivos, espadas y otros objetos, los pasa. Dicho de otra manera, su efecto extra le permite atravesar las cosas".

"¿Cómo, cómo podía...?"

Lyfa apresuradamente comprobó el HP de Kirito. Pero, de repente, una sombra saltó de la nube de polvo, y corrió directamente hacia Eugene que aun flotaba.

"¡Oh, todavía está vivo!"

Como si nada hubiera pasado, Kirito se detuvo y preguntó:

"¿Qué paso en el ataque pasado?"

Kirito comentó mientras balancea su espada.

¡KLANG KLANG! Continúo el sonido metálico. Kirito no parecía ser de los que renunciaban debido a tener arma inferior. A pesar de que los ojos Lyfa no podían contar los innumerables ataques de Kirito, Eugene fue capaz repeler los ataques con su espada de dos manos.

Por un breve momento, el asalto de Kirito pareció detenerse, pero eso fue suficiente.

Gram, brilló una vez más con luz intensa. Mientras Kirito se acercaba para bloquear el ataque dirigido a su costado, la espada se disolvió, sólo para reaparecer más allá de su defensa y golpear profundamente en su abdomen.

"¡Guhaaa!"

Kirito lloró al expulsar el aire de sus pulmones, en esta ocasión fue mandado a volar por los aires. Con sus alas completamente extendidas, se las arregló para detenerse y recuperar el equilibrio.

"Eso es definitivamente eficaz... Hey, ¿No han pasado ya los treinta segundos?"

Oyendo el reclamo de Kirito, Eugene se rió con arrogancia.

"Lo siento, ahora realmente quiero cortarte. ¡He cambiado el plan, esta vez voy arrancarte la cabeza!"

"Este tipo... ¡Voy a hacer que te arrepientas!"

Kirito preparado para atacar de nuevo, aunque por desgracia, no parecía haber duda alguna en cuanto a quién iba a ser el ganador.

Kirito no podía hacer nada para defenderse de los ataques especiales de la «Gram Demonic Sword». En su lugar, tuvo que evitar todos los ataques. Pero eso era casi imposible en combate cerrado a alta velocidad.

Al llegar a la misma conclusión, Sakuya le susurró:

"La situación es mala. Aunque ambos podrían ser vistos como iguales, el rendimiento de sus armas es demasiado diferente. Para la única y rara «Gram Demonic Sword», sólo el arma legendaria, «Holy Sword Excaliber», puede competir contra ella, pero nadie sabe dónde o cómo obtenerla..."

"..."

Aun así, si se trataba de Kirito... A pesar de que aparentaba ser sólo un novato, había demostrado una gran fortaleza... Este Spriggan era sin duda un enigma. Mientras pensaba esto, Lyfa coloco sus manos en su pecho como si rezara.

Las alas rojas de Eugene provocaron una borrosa banda de luz, mientras él movía su espada hacia adelante. Kirito evadió el ataque con un peligroso el vuelo aleatorio.

Mientras luchaban, ambos volaron en complejos patrones de vuelo, una y otra vez había un efecto de destello en los ataques antes de separarse. La barra de salud de Kirito ya se había reducido a la mitad en los dos ataques que había recibido. Eugene no era un enemigo normal, sin embargo, era capaz de atravesar las defensas Kirito que habían resistido múltiples ataques mágicos antes sin mayor dificultad.

Kirito de repente se dio la vuelta y saco su mano derecha. Él cantó un conjuro, y un polvo negro comenzó brillar en su mano extendida...

¡Bang, bang, bang, bang! Torrentes de humo negro comenzaron a hacer erupción alrededor de los dos oponentes. Una magia fascinante de largo alcance se amplió

rápidamente cubriendo todo el espacio aéreo.

La oscuridad descendió sobre la cabeza Lyfa y el entorno se volvió negro. La visión de Lyfa fue cegada por la oscuridad, y buscó desesperadamente a Kirito.

"Lyfa, préstame esto por un rato".

"¿Eh?"

Una voz susurró de pronto en su oído, y ella sintió que su Katana era extraída de la vaina en su cintura.

"¿Ki... Kirito-kun?"

Lyfa rápidamente dio la vuelta. No había nadie allí, pero su vaina estaba inexplicablemente vacía.

"¿¡Estás tratando de huir!?"

Eugene gritó desde el centro del humo espeso. Inmediatamente se oyó el sonido de un hechizo.

¡WHACK! Una luz roja estalló en forma de esfera en expansión, disipando el humo. El humo se desvaneció rápidamente, devolviendo una vez más la luz al mundo.

Lyfa rápidamente miró hacia el cielo azul. Había...

No, no había señales de Kirito.

El único que se encontraba en el aire era el General Salamander. El pequeño Spriggan no estaba a la vista.

"No puede ser... Huyó..."

Grito con asombrado desde atrás uno de los Cait Sith. Pero antes de que terminara, Lyfa replico:

"¡Por supuesto que no!"

De ninguna manera. Incluso si otro jugador huyera, él no correría.

Este chico, Kirito, no «juega» juegos de VRMMO, sino que «vive» en ellos. Él cree que este mundo es otra realidad, y que toda la confianza cultivada, todos los lazos formados y todo el amor creado aquí, son de verdad.

Por lo tanto... ¡Hey!... Escuche eso...

Venía de arriba, el sonido de un vuelo tan hermosamente poderoso que parecía el sonido de una flauta. Al acercarse más, más y más fuerte.

"¡...!"

En el momento en que ella finalmente encontró su figura, se fundió con el arcoíris formado por las lágrimas que aparecían en los ojos de Lyfa.

Desde el centro del Sol, el objeto que habla creado los efectos más fuertes de luz en Alfheim, caía desde el aire a través de la luz blanca del cielo, la pequeña sombra descendió rápidamente.

Eugene noto unos segundos más tarde que Lyfa y miró hacia arriba. Frunciendo el ceño ante el fuerte efecto de la intensa luz del sol, levantó la mano izquierda para protegerse los ojos. Un jugador promedio se habría movido horizontalmente para evitar los rayos del sol y colocado en el espacio en que la sombra estaba cayendo.

Sin embargo, el General Eugene, digno de su reputación, cerró su boca, para volver abrirla después.

"¡Waaahhhhh!"

Con un grito que parecía hacer temblar el cielo y la tierra, giro hacia el sol como un verdadero Salamander. Y con un rayo de luz roja, salió disparado como un cohete.

Kirito viniendo desde arriba sostuvo su gran espada negra, que se utiliza normalmente con las dos manos, en su mano derecha. Su mano izquierda estaba escondida detrás de la espalda por lo que no podía ser vista.

Bajo la fuerte luz, lo que él tenía en la mano izquierda brilló, y fue elevado en lo alto.

¿Qué causó ese destello plateado? Esa fue la katana que Kirito acababa de tomar de la vaina en su cintura, si Lyfa no se equivocaba. Eso era correcto, Kirito ahora tenía una espada en cada mano.

Estilo de Dos Espadas - este concepto no era del todo nuevo. A pesar de las muchas personas que habían intentado usarlo, Lyfa no sabía de ninguno que lo hubiese logrado. Era realmente muy difícil manipular espadas con ambas manos y que trabajaran en sintonía.

Durante las competiciones de kendo en el mundo real, no era contra las reglas usar dos espadas de bambú, una grande y otra más pequeña. Sin embargo, fue prohibido en las competiciones de las escuelas secundarias y preparatorias, y el número de estudiantes universitarios que podrían usar dos espadas es muy reducido. De todos modos, ella nunca había utilizado dos espadas. Podría tener sus ventajas, pero era demasiado difícil para ser práctico. Y lo mismo se dijo que para el mundo virtual.

Aun así, Kiriío estaba armado con dos espadas. Eugene aparentemente pensó que era un acto de desesperación y mientras aparecía una sonrisa de desprecio en su rostro.

Lyfa abrió sus ojos llenos de lágrimas y de todo corazón confió en Kirito.

El Salamander alzó la Demonic Sword y, con un movimiento solemne, la hizo girar hacia Kirito. La espada en la mano izquierda del Spriggan se levantó en una órbita para llegar a su encuentro.

¡Bang! La oscura espada roja comenzó a vibrar. «Shift Ethereal» activado, penetrando la defensa de Kirito y hundiéndose hacia su cuello.

¡Klang! Con un sonido metálico agudo, la Gram fue desviada. Lo que la detuvo justo a tiempo fue la gran espada negra en la mano derecha de Kirito. Como pasar un hilo a través del ojo de una aguja, la sincronización perfecta.

Kirito ante la cara de asombro de Eugene, emitió un rugido atronador.

"¡O... ooooaaaa —!"   Con las espadas en ambas manos, atacó con una velocidad tan abrumadora que las espadas parecían volverse niebla.

La katana en la mano izquierda hacia un barrido, seguido de un impulso con la gran espada negra en un movimiento perfectamente sincronizado. A medida que la gran espada se hacia para atrás, la katana cortaba una vez más, desde la parte inferior izquierda y, después de regresar por el mismo camino, la gran espada caía a gran velocidad desde arriba.

Plata y negro juntos como una avalancha de ataques cayendo como meteoros en el cielo nocturno. ¿Cuánto tiempo de entrenamiento era necesario para lograr ese tipo de velocidad con un estilo de dos espada?, Lyfa no podía imaginarlo. Eugene retrocedió y trató de usar Shift Ethereal para defenderse, pero su espada no podía pasar atravesar dos cosas, era bloqueada por la doble barrera de Kirito.

"¡Nuooh!"

Mientras el general Eugene se veía forzado rápidamente hacia el suelo, rugió profundamente. Los efectos especiales de su armadura formado una delgada pared de la llamas como un hemisfeho, empujaron a Kirito un poco. En ese momento, la espada demoníaca se vio venir-

¡KONG! Con un ruido fuerte, Eugene pasó a la ofensiva.

Kirito no vacilo en apurarse tampoco y la katana en su mano izquierda brillo, ya que había pasado por abajo a una velocidad sólo igualada por un rayo.

¡JANG! El sonido estridente de metal fluía. Chispas cegadoras caían en cascada formando un arco a través del aire.

Antes que el Ethereal Shift se pudiera activar, la espada de Kirito golpeo la Gram de lado y la desvió. El ataque de Eugene rozó el hombro izquierdo de Kirito y se movió hacia su espalda. Justo después de...

"¡Ra... aaaaaa!"

Con asombrosa facilidad, la espada en la mano derecha de Kirito empujo hacia adelante.

¡Thunk! Un sonido agudo, la hoja negra atravesó el cuerpo del Salamander.

"¡Guahhh!"

La rapidez de Kirito casi como la de un dios junto con a su velocidad de entrada resultó en daño terrible. La barra de HP de Eugene se sumergió en la zona amarilla en un instante.

Los ataques de Kirito no se detuvieron allí. Mientras Eugene intentaba recuperarse, Kirito rápidamente sacó su gran espada de nuevo, retomando su forma de ataque, usando la katana en su mano izquierda dio inicio a un combo que Lyfa no pudo seguir. En un instante, cuatro cortes de su espada trazaron unas líneas hermosas en el aire, formando un cuadrado que rodeaba el gran cuerpo del Salamander.

El General Eugene se encontraba asombrado mientras su parte superior del cuerpo, desde el hombro derecho hasta la parte izquierda de la cintura, se deslizaba sin hacer ruido. La luz que se formo se disperso en todas direcciones de la plaza.

Inmediatamente después, el cuerpo del General Eugenio se comenzó a quemar, y se desplomó en un enorme End Frame.

Nadie se movió.

Desde los Sylph y los Siths Cait hasta los más de cincuenta miembros de la fuerza de asalto Salamander, se encontraban paralizados.

Fue una batalla de nivel tan alto que nadie había visto nunca nada igual.

En general, las peleas en ALO eran solo blandir armas de corto alcance sin gracias o de una dependencia sin sentido de magia sin siquiera tener una pizca de habilidad en el combate de largo alcance. Las técnicas de defensa y evasión solo eran llevadas a cabo por los jugadores más antiguos y muy experimentados, cosas como el combate cara a cara con habilidades de alto nivel, sólo podían ser vistas en las rondas finales de los torneos de duelo.

Pero en esta ocasión, la pelea entre Kirito y Eugene fue mucho más que eso.

El baile de espadas que desgarraban el aire, la alta velocidad de vuelo, Eugene y su espada que hacia temblar la tierra, y la ultra-alta velocidad del estilo de dos espadas de Kinto con el que lo derroto...

Sakuya fue la primera en romper el silencio.

"¡Maravilloso, maravilloso!"

Ella dijo con voz fuerte mientras aplaudía con las manos.

"¡Asombroso! ¡Que gran pelea!"

Inmediatamente dijo Alicia Rue, seguida por las doce personas detrás de ella.

Fuertes aplausos, mezclados con silbidos y un gran "¡Bravo!" resonó en el inmenso tumulto.

Lyfa miro como la fuerza Salamander contenía el aliento. Por supuesto, en el caso de ellos su comandante había sido derrotado, no serian capases de llevarlo acostado.

Sorprendentemente, la ola de aplausos también se transmitía desde la tropa Salamander apostada allí. Continuos aplausos resonaron, levantaron sus lanzas y las agitaron como un estandarte.

"¡Ooh...!"

Lyfa sonrió sin querer.

Hasta ahora, sólo había pensado en las Salamandras como enemigos - un grupo de ladrones sin ley, pero seguían siendo como cualquier jugador de ALO después de todo. El increíble duelo entre Eugene y Kirito fue suficiente para influir en sus corazones.

Atrapada en ía exaltación, Lyfa también aplaudió con todo su corazón.

En el centro del anillo de aplausos, en la cara de Kirito emergió una sonrisa, volvió

a envainar su espada y levanto su mano derecha.

"¡Ah, gracias, gracias!"

Kirito se inclinó en todas las direcciones, giro hacia Lyfa, y gritó:

"¿Podría alguien por favor usar magia de renacimiento?"

"Entendido".

Asintiendo, Sakuya floto por el aire y se detuvo junto a la Remain Ligth de Eugene. Con el borde de su kimono aleteando, comenzó el conjuro mágico para revivirlo.

Una luz azul salió de las manos de Sakuya y se envolvió alrededor de la llama roja. El complicado círculo mágico se había solidificado y la llama comenzó a expandirse, formando eventualmente una figura humana.

Luego, con un fuerte flash final, el círculo mágico desapareció. Kirito, Sakuya y el recién revivido Eugene aterrizaron en silencio sobre borde de la plataforma. El silencio una vez más descendió sobre ellos.

"... Esa fue una habilidad muy impresionante. Hijo de puta, eres el jugador más fuerte que jamás haya visto".

Eugene dijo con un tono tranquilo.

"Gracias".

Fue la corta respuesta de Kirito.

"Que un Spriggan como tú exista, significa que el mundo es un lugar muy grande".

"Mi historia, ¿la crees ahora?"

"..."

Eugene entrecerró los ojos repentinamente.

En ese momento, desde la vanguardia Salamander, un jugador corrió hacia Eugene. El jugador se puso en posición firme, luego uso su mano izquierda para levantar su visera.

Tenía un rostro robusto, que Lyfa observo mientras se inclinaba ante Eugene antes de hablar.

"Gen-san, ¿Tienes un momento?"

"Ah, Kagume, ¿Qué quieres?"

¿Dónde he oído ese nombre antes? - pensó Lyfa por un momento antes de recordar. Ese era el nombre del Salamander sobreviviente del lago que había mencionado. Kagemune era el capitán de la tropa de Salamanders que Kirito había eliminado en Ancient Forest el día de ayer.

"Creo que ya lo sabes, pero ayer mi grupo fue aniquilado".

Al oír esto, Lyfa tragó saliva y agudizó el oído para escuchar.

"Sí".

"Fue este Spriggan, estoy seguro, pero también tenia un compañero Undine".

Sorprendida, Lyfa miro el perfil de Kagemune. Las cejas de Kirito se movieron un instante antes de que su cara de póquer volviera a su lugar. Kagemune continuó:

"Además, a partir de la información de 'S', un equipo fue enviado a cazar a este hombre. Parece que fueron repelidos".

'S' era probablemente un código para un espía. Sin embargo, la 'S' también puede significar Sigurd...

Eugene miró la cara de Kagemune. La mayoría de las personas a su alrededor empezó a susurrar el uno al otro, y las palmas de Lyfa comenzaron a sudar, esperando la respuesta del otro.

Finalmente, Eugene asintió con la cabeza y dijo;

"¿Es así?"

Él sonrió ligeramente.

"Voy a dejar las cosas así..."

Luego se volvió a Kirito.

Ni el Lord ni yo tenemos algún deseo de provocar a los Spriggans y Undines, en las condiciones actuales. Vamos a salir de este lugar, pero, un día, me gustaría pelear una vez más".

"Espero ese día".

Kirito extendió su puño en frente de él. Eugene golpeó su puño contra el de Kirito y dio la vuelta. Extendiendo sus alas, se alejó del suelo y se fue volando.

Mientras volaba lejos, Kagemune volvió a mirar a Lyfa y, con una sonrisa en sus ojos, torpemente guiño el ojo derecho. Te eh devuelto lo que te debía-

probablemente era eso lo que quería decir, pensó Lyfa con una leve sonrisa en su rostro.

Al ver a los dos Salamanders volar, Lyfa dejo salir el aliento que estaba conteniendo.

Mientras la gente observaba en el suelo, las tropas Salamanders se formaron ordenadamente. Al salir, sus alas emitieron una vibración con las alas de Eugene como líderes. Su presencia pronto se desvaneció y, mientras entraban en las nubes, fueron tragados y desaparecieron por completo.

El silencio descendió una vez más, esta vez para ser roto por la risa de Kirito.

"...Así que hay Salamanders que pueden entender conversaciones".

Lyfa se perdió durante unos segundos, entonces las palabras que se construían en lo profundo de su estómago finalmente salieron.

"...Tú, eres demasiado".

"A menudo he oído hablar de eso".

"...Ha haha".

Su risa se detuvo finalmente con una tos de Sakuya, antes de decir:

"Lo siento... pero sería útil si pudieran explicar la situación".

A medida que la calma se restableció en la plataforma, Lyfa contó toda la historia, a pesar de que algunos contenidos eran especulativos. Sakuya, Alicia Rue, y los ancianos de las dos comunidades escucharon en silencio hasta que Lyfa terminó, entonces todos hicieron un profundo suspiro.

"...Así que eso es lo que pasó".

Sakuya, con sus brazos cruzados sobre el pecho, con sus hermosas cejas arqueadas hacia abajo, asintió con su cabeza.

"Durante los últimos meses, la actitud de Sigurd se puso muy inquieta. Sentí que estaba tramando algo, pero no pude sacarlo del consejo por temor a ser visto como un dictador".

"Sakuya-chan, parece que su popularidad la pone en una situación difícil".

Alicia Rue, quien había estado en el poder más tiempo que Sakuya, asintió con su cabeza profundamente.

"¿Inquieta... de qué?"

Pregunto Lyfa mientras aun no podía entender la mentalidad de Sigurd, Sakuya respondió:

"Probablemente fue que su corazón no podía perdonar la situación. Él no podía tolerar ser el segundo lugar para las Salamanders".

"Sigurd es un hombre dirigido por el poder, tanto en las estadísticas numéricas de su personaje como en su poder político como jugador... Por lo tanto, pensar que las Salamanders conquistaran el árbol del mundo y gobernaran sobre los cielos de Alfheim, la idea de mirarlos desde el suelo... eso es algo que él nunca perdonaría".

"... Pero aun así, ¿Por qué iba a espiar por las Salamanders?"

"¿has oído acerca de «ACTUALIZACIÓN 5.0», que pronto será introducida? Los rumores dicen que va a incluir un «Sistema de Renacimiento»".

"Ah... entonces..."

"Es posible que haya llegado a un acuerdo con Mortimer porque mientras mas durara su convenio con el Lord, él sería capaz de convertirse en un Salamander.

Pero renacer supuestamente debería constar una gran cantidad de Yurudo. Dudo que el sangre fría de Mortimer hubiera mantenido su parte del trato de todos modos".

Lyfa tenía sentimientos complicados, así que trató de vaciar su mente mirando el cielo de color dorado y la nube que cubría el lejano árbol del mundo.

La rencarnación como un ALF y ser liberada de los grilletes mientras volaba...

este había sido el sueño de Lyfa desde la primera vez que experimento volar. Esta era la razón por lo que se unió al equipo de Sigurd, era el porqué estaba dispuesta a cazar, convirtiendo casi todo el dinero al consejo Sylphid.

Si yo no hubiera conocido a Kiríto y no me hubiera salido del equipo, Sigurd pudo haber tratado de influir en mí en su plan de rencarnación Salamander Si eso hubiera ocurrido, ¿Qué habría hecho?

"ALO realmente es un juego siniestro que pone a prueba la voluntad de los jugadores".

Dijo Kirito de pronto con su voz se mezclándose con una irónica sonrisa.

"El diseñador debe tener un mal carácter".

"Fufu, eso es correcto".

Sakuya respondió con una sonrisa.

Lyfa decidió seguir un poco a su corazón. Ella tomó la mano izquierda de Kirito con la suya. Se movió cerca de él, el cual parecía imperturbable sin importar la situación, el corazón de Lyfa gradualmente se calmó.

"Así que... ¿Qué vas a hacer Sakuya?"

Al oír esto, la hermosa sonrisa se desvaneció en una mirada calculadora, y luego cerró sus ojos. De inmediato los abrió, esta vez sus ojos verde oscuro emitieron una excepcional luz clara y brillante.

"Rue, tú has estado entrenando tus habilidades de magia negra ¿verdad?"

Al escuchar las palabras de Sakuya, las grandes orejas de Alicia se movieron adelante y atrás expresando su afirmación.

"Bueno, entonces puede utilizarse el «Espejo de luz de luna» en Sigurd".

"Eso está bien, pero no es de noche todavía, así que no va a durar mucho tiempo".

"No te preocupes, pronto se acabará".

Moviendo sus orejas otra vez, Alicia Rue levantó las manos, dio un paso atrás y comenzó a cantar.

La tentadora voz de Alicia se levantó en el ritmo de un conjuro mágico oscuro que rara vez se escuchaba. El entorno se oscureció de repente, y la luz de la luna se vertió rápidamente de la nada.

La luz de la luna comenzó se empezó a recoger inmediatamente delante de Alicia, y, como un liquido de color oro, se formó un espejo redondo. Todo el mundo miraba en silencio, y el espejo tenía una superficie ligeramente ondulada, la cual reflejaba una visión borrosa de otro lugar.

"Ah..."

Lyfa soltó el pequeño sonido. Proyectado en el espejo, había un lugar en el cual había estado un incontable número de veces: la sala del consejo del Lord.

Lyfa podía ver una enorme mesa de color verde esmeralda. Detrás de la mesa, en la silla reservada para el Lord, estaba sentado un hombre. Él tenía sus piernas cruzadas y estaba apoyado sobre el escritorio, mientras se recostaba en la silla.

Sus ojos estaban cerrados y su cabeza estaba apoyada en sus manos, esta persona era Sigurd.

Sakuya se puso delante del espejo y gritó con una fuerte voz como harpa un tanto nerviosa;

"¡Sigurd!"

En el espejo, Sigurd de repente abrió los ojos y se levantó como un resorte.

Probablemente vio en el espejo, y se encontró con los ojos de Sakuya, su boca se abrió y su cuerpo comenzó a temblar constantemente.

"¿Sa - Sakuya?"

"Sí, por desgracia, todavía estoy viva".

Sakuya respondió con indiferencia.

"¿Porqué... no... la conferencia...?"

"Al parecer terminó con éxito. Pero la firma del tratado solo ha comenzado. Oh sí, tuvimos una visita inesperada".

"¿Vi... visita...?"

"El general Eugene nos dijo que te diéramos sus saludos".

"¿Qué?"

Esta vez, Sigurd parecía haber sufrido una gran sorpresa. Su hermoso rostro se puso pálido, y sus ojos se movieron nerviosamente mientras buscaba las palabras.

Sus ojos se clavaron en Lyfa y Kirito detrás de Sakuya.

"¿Ly...?"

De pronto, sus ojos se abrieron de par en par, y finalmente pareció comprender la situación. Sigurd enseño sus dientes con una sonrisa depredadora.

"...Estos Lagartos incompetentes. Así que... Sakuya, ¿Qué es lo que quieres?

¿Dinero? ¿Sacarme del ministerio del poder? Pero si me pierdes como comandante del ejército, ¿Qué sucederá con tu poder político...?"

"No, si ya no puedes permanecer como un Sylph, voy a concederte tu deseo".

"¿Qu, qué?"

Sakuya, con un elegante gesto movió su mano izquierda, y apareció un menú

enorme exclusivamente para el Lord. Las numerosas ventanas no estaban apiladas, sino que formaban columnas hexagonales de luz. Sakuya encontró una determinada ventana y la deslizó hacia afuera con el dedo.

Sigurd vio como una ventana con un mensaje azul aparecía delante de él. Mirando el mensaje, con el rostro enrojecido al instante, se puso de pie.

"¿Por qué, tú?... ¿Estás loca? Tú... a mi... ¿Me vas a expulsar?".

"Sí te convertirás en un renegado y vagaras por la zona neutral. Rezare para que pronto puedas encontrar la diversión en este juego nuevamente".

"Bueno... ¡Te voy a demandar! ¡Voy a ir donde un GM con una queja de uso injusto de poder!"

"Como quieras... Adiós, Sigurd".

Sigurd levantó su puño y siguió con su diatriba. Sakuya tocó un botón en su menú, y Sigurd desapareció. Desde que fuese expulsado de territorio Sylph, sería transferido al azar a una ciudad neutral que no sea Aarun.

El espejo dorado reflejaba ahora una sala del consejo vacía, pero, en poco tiempo la superficie comenzó a distorsionarse. Con un sonido metálico ruidoso, se rompió, y el sudario que estaba cubriendo el sol desapareció.

"...Sakuya..."

El silencio volvió de nuevo, Sakuya frunció las cejas, y Lyfa al detectar sus sentimientos la llamó suavemente.

La hermosa Lord agito su mano izquierda, una vez más, desechando la ventana del menú, y suspiro con una sonrisa.

"Ya sea que mi juicio haya sido el correcto o no, se decidirá en la próxima elección de Lord. De todos modos, gracias Lyfa. Estoy muy contenta de ti, que obstinadamente te negaste a unirte al consejo de ancianos, viniste acá al rescate.

Además Alicia, lamento que te hayas mezclado en la agitación Sylph civil y quedaras bajo peligro".

"Hemos sobrevivido, ¡así que no importa!"

A raíz de la voz casual del Lord Cait Sith, Lyfa negó con la cabeza.

"Yo no hice nada. Si desea dar las gracias a alguien, debe agradecer a Kirito".

"Sí, ahora que lo dices... ¿Qué eres tu?..."

De pie una a cada lado, Sakuya y Alicia Rue miraron a Kirito con una pregunta escrita en sus caras.

"¿Eres realmente el embajador de la unión Spriggan-Undine?".

Por curiosidad, pregunto Alicia. Con la mano en su cadera derecha, Kirito respondió con seguridad:

"Fue todo una gran mentira, por supuesto. Algo al azar, pero era necesario para las negociaciones".

"¿¡¡Qué...!!?

Su boca se abrió en una pérdida total de palabras.

"...Que hombre tan irrazonable. Y que cosa tan jactanciosa en esa situación..."

"Cuando se ha repartido una mala mano, tienes que subir las apuestas".

Kirito se jacto sin pedir disculpas. De pronto, Alicia, con una picara sonrisa de un gato, avanzó unos pasos más cerca de Kirito, y lo miro a la cara de cerca.

"Tu gran mentiroso, eres muy fuerte aunque ¿sabes? El General Eugene es probablemente el jugador más fuerte en ALO. Tu actualmente le ganaste cara a cara, entonces, tu eres el arma secreta de los Spriggan ¿verdad?".

"¿Cómo puedo ser eso? Sólo soy un humilde guerrero errante".

"Pfft, ¡yahahaha!"

Esta arrogante respuesta hizo reír a Alicia, y ella tomó la mano derecha a Kirito y la apretó contra su pecho. Inclinando la cabeza, ella le lanzó una mirada sexy.

"Libre significa que puedes venir al territorio Cait Sith como mercenario. Te puedo ofrecer tres comidas al día y una siesta por la tarde".

"Qué..."

Lyfa apretó los labios. Pero antes de que tuviera la oportunidad de hablar, otra voz interrumpió abruptamente.

"Hey Rue, no cortes en línea".

Entró Sakuya, con una voz más amorosa de lo normal. Iba vestida ahora con un vestido sin mangas y agarro el brazo izquierdo de Kirito.

"Él vino a salvar a los Sylph originalmente, por lo que nos debe dar preferencia en los derechos de negociación. Kirito-kun, vamos a tomar una copa en Sylvain, que se aplicara como cortesía, y luego podemos encargarnos de algunos asuntos personales..."

Pili Pili. La cara de Lyfa se puso roja de ira y comenzó a temblar incontrolablemente.

"Ah, muy astuto, Sakuya-chan. Me opongo a la seducción".

"¿Con que derecho dices eso? ¡Estas demasiado cerca de él!"

Dos Lord muy hermosas fueron en pareja contra Kirito, y su mirada cambio a una mirada incómoda con la cara roja de vergüenza...

Mientras pensaba eso, Lyfa agarro el cuello de Kihto desde atrás y gritó:

"¡No! Kirito-kun es mi..."

Los tres se volvieron hacia Lyfa. Al mismo tiempo, ella se dio cuenta de lo que estaba diciendo y volvió a la realidad.

"Es decir, m... mi..."

Incapaz de encontrar las palabras, Lyfa quedó en un incómodo silencio, y al verlo todo, Kirito sonrió y dijo:

"Les agradezco su amabilidad - lo siento, le prometí ir con ella a la región central".

"Oh... ¿eso es cierto? Eso es lamentable".

La generalmente reservada Sakuya volvió a la realidad, y volvió la mirada hacia Lyfa.

"¿Vas a Aarun, Lyfa? ¿Es un viaje de placero...?

"Yo estaba saliendo del territorio - o eso creía yo, pero, aunque no sé cuando, sin duda volveremos a Sylvain".

"Ya veo, eso es un alivio. Tienes que volver con él, por supuesto".

"Asegúrense de pasar por mi casa cuando lo hagan, voy a desplegar la alfombra roja".

Las dos Lord dejaron a Kirito, y sus expresiones se volvieron solemnes. Sakuya llevó su mano derecha al pecho e inclinó su cuerpo con gracia. Alicia bajo su cabeza y sus orejas cayeron un poco, ambas agradecieron a Kirito y Lyfa. Sakuya levanto la cabeza y dijo:

"Me gustaría darles las gracias, Lyfa y Kirito. Si hubiéramos sido derrotados, la diferencia entre nosotros y los Salamanders se habría salido de control. Quiero expresar mi gratitud..."

"No, tal cosa..."

Al ver a Kirito rascarse la cabeza con una mirada de preocupación en su rostro, Lyfa repentinamente pensó en algo. Ella se adelantó y dijo:

"Bueno, Sakuya, Alicia. La razón de esta alianza, ¿Es para atacar el árbol del Mundo?"

"Bueno, en última instancia, esa es nuestra meta. Vamos a desafiar al árbol del mundo juntos; si ambas razas renacieran como ALF seria genial, pero si no fuera así, la raza ganadora seria responsable de asistir a la otra durante la próxima gran búsqueda. Ese es el centro de la alianza".

"Por favor déjenos formar parte del ataque tan pronto como sea posible".

Alicia Rue y Sakuya se miraron.

"No me importa que nos acompañaran. Es más queremos que se unan a nosotros.

Pero no sabemos aún sobre el calendario, pero ¿por qué?"

Ella dio un vistazo a Kirito. El enigmático muchacho Spriggan bajo sus ojos por un momento y dijo:

"La razón por la que vine a este mundo es llegar a la cima del árbol del mundo.

Hay una cierta persona con quien tengo que cumplir, y hay una posibilidad de que la persona pueda estar allí..."

"¿Persona? ¿Estás hablando del Fairy King Oberon?"

"No, creo que es alguien diferente. Es alguien que no puede ponerse en contacto con el mundo real, pero yo debo verla por cualquier medio posible".

"Oh, ¿en la parte superior del árbol del mundo significa una persona del lado de la administración? Una historia muy misteriosa ¿no te parece?"

El tema parecía haber despertado el interés de Alicia Rue, mientras decía con los ojos brillantes, pero sus orejas y su cola se inclinaron inmediatamente.

"Pero... para preparar y equipar completamente a los equipos tomará un tiempo...

no es posible en un día o dos..."

"Ya veo, eso es cierto... Bueno, mi objetivo es simplemente llegar a la base del árbol, por ahora... Después de eso pensaré en algo".

Kirito se rió un poco como si recordara algo, hizo un gesto con la mano izquierda.

Rápidamente abrió una ventana y se materializo un bolso de cuero.

"Esto debería ayudar en el camino de los fondos".

Diciendo esto, Kirito entregó la bolsa. A juzgar por el sonido, este parecía ser pesado y lleno de Yurudo. Alicia que acepto la bolsa se tambaleó un momento y luego rápidamente lo abrazó con ambas manos, miró al interior y sus ojos se abrieron rápidamente con asombro.

"Sa... Sakuya-chan, esta..."

"¿Hmm...?"

Sakuya inclinó la cabeza mientras metía su mano derecha en la bolsa. Desde el interior de ella sacó una moneda grande con un brillo color verde y blanco.

"¡Waahhhh!"

Al ver esto, Lyfa también gritó con voz incrédula. Las dos Lord siguieron mirando el contenido de la bolsa, aparentemente congeladas en su lugar. Las doce personas que observaban desde detrás vitorearon.

"... Cien mil monedas Yurudo de MitInhI... ¿todo esto?"

Dijo Sakuya con una voz temblorosa mientras miraba la moneda dudando.

Todavía sorprendido y negando con la cabeza, volvió a la moneda de la bolsa.

"Este tipo de dinero, es casi imposible de ganarlo si no es luchando contra los Evil Gods Jótunheimr. .. ¿Estás seguro? Con esta cantidad de dinero te podrías construir un castillo en una ubicación privilegiada".

"No me importa. No lo necesito".

Sakuya y Alicia miraron una vez más en la bolsa, la primera dejo escapar un suspiro y levantó la cabeza.

"... Con todo esto, creo que estamos bastante cerca de la cantidad que necesitamos".

"Vamos a preparar el equipamiento inmediatamente y nos contactaremos contigo cuando estés listo".

"Se los encargo".

Sakuya abrió su menú, y Alicia puso la bolsa en él.

"Sólo la Idea de pasear por el campo con tanto dinero me hace temblar...

Volvamos al territorio CaitSith lo más pronto posible antes de que los Salamanders cambien de opinión".

"Eso es verdad. Seguiremos con la conferencia cuando regresemos."

Ambas Lord asintieron con la cabeza mutuamente y señalaron a sus seguidores.

La larga mesa y sillas fueron limpiadas rápidamente.

"Te debemos mucho. Nos comprometemos a hacer todo lo posible para que tu deseo se haga realidad, Kirito y Lyfa".

"Estoy contento de haber podido ayudar".

"Estaremos esperando que te pongas en contacto".

Sakuya y Alicia se dieron la mano, respectivamente, con Kirito y Lyfa.

"¡Gracias! ¡Nos volveremos a encontrar!"

Alicia, una vez más puso su sonrisa picara, meneado la cola cerca de Kirito y le dio un beso en la mejilla. Dejando de lado a un nervioso Kirito se volvió hacia la Lyfa frunciendo el ceño - ¿Qué quiso decir con esto? - y le dio un rápido guiño.

Luego extendió sus anchas alas de color amarillo pálido.

Los dos señores agitaban sus manos mientras se elevaban en el cielo en dirección hacia cielo rojo del oeste. Las seis personas de cada raza se alinearon con su líder formando una hermosa V, la misma formación como la de los gansos salvajes.

Lyfa y Kihto de quedaron mirándolos hasta que sus figuras desaparecieron en el cielo del atardecer.

El sonido del viento silbando y jugando con las hojas que eran los únicos recuerdos de una lucha feroz que acababa de ocurrir. Una pelea con el que el destino de tres razas al borde de la guerra se había transformado en una ilusión.

Lyfa sintió un poco de frío y se acomodó junto a Kirito.

"... Todo el mundo se ha ido."

"Sí, por fin ha terminado..."

La ruptura con Sigurd y la serie de acontecimientos que le siguieron, Lyfa sentía como si hubiera pasado mucho tiempo. No sólo los siete u ocho horas que habían pasado realmente.

"De alguna manera..."

Junto con Kirito, éste era el verdadero mundo real, sintió que esta alada versión de ella era su verdadero yo - Lyfa/Suguha pensó, pero no lo podía expresar con palabras. En cambio, ella apretó su cuerpo contra el pecho de Kirito intentando sentir sus latidos, entonces...

"¿Por qué tu!? ¡Te dije sin hacer trampa papá!"

"Waa"

Yui saltó de bolsillo de Kirito y habló con su voz indignada. Lyfa apresuradamente se apartó de Kirito.

"¿Por qué tan de repente...?"

Yui voló alrededor de la cabeza aturdida Kirito un par de veces después de decir eso, entonces ella se sentó en su hombro y puso mala cara.

"¡Esas Lord pegándose a ti, parecía que tu corazón latía más rápido por alguna razón!"

"¡Yo ..-Yo soy un hombre, no lo puedo evitar!"

Lyfa se sintió aliviada cuando supo que Yui no estaba hablando de ella, pero ella tenía una nueva duda por lo que preguntó a Yui.

"Hey, Yui-chan, ¿estas bien conmigo?"

"Lyfa-san, si, ningún problema".

"¿Q, ¿porqué ...?"

"Bueno, Lyfa no parece dar la sensación de una mujer..."

Esta respuesta contundente, vino de Kirito.

"¿Qu?... ¿¡Qué!? ¿Qué quieres decir con eso?"

Ella no podía simplemente ignorar esas palabras, la mano de Lyfa involuntariamente fue a parar hacia la empuñadura de su espada.

"N... no, quiero decir... ¿cómo decirlo...? Es algo bueno, sí."

Una sonrisa en el rostro decolorado de Kirito emergió.

"¡En lugar de preocuparse por eso, vamos a darnos prisa y volar a Aarun! ¡El sol ya se esta ocultando!"

"¡Ah, oye, espera!"

Lyfa extendió sus alas y patío el suelo.

Kirito acelero en dirección hacia El Árbol del Mundo, ella lo persiguió sin dejar de batir sus alas con toda su fuerza y echó un rápido vistazo hacia atrás. Pasado esas enormes montañas, esta la gran extensión de Bosque Antiguo y el territorio Sylph. "Sin embargo, sus pensamientos se vieron interrumpidos ante la vista de la estrellas que comenzaban a asomarse en el azul marino del cielo"

El sol que parecía estar completamente inmóvil mientras colgaba en lo alto del cielo, se inclinaba lentamente, teñido el horizonte con el rojo brillante de la puesta de sol.

Desde la última vez que Oberon había venido a visitar a Asuna, habían pasado por lo menos cinco horas, así que se sentó. Es probablemente pasada la medianoche en el otro lado. Ella rezó para que no estuviera siendo monitoreada y se detuvo en el último azulejo.

Camino diez pasos hacia adelante y llegó a la puerta de oro. No podía evitar sentirse sorprendida de haber estado encerrada en ese pequeño lugar durante más de dos meses.

'Pero -esto termina hoy'.

Mientras pensaba eso, Asuna extendió la mano derecha hacia el panel de entrada a un lado de la puerta para colocar la contraseña. Cinco horas antes, cuando Oberon se fue, había utilizado un espejo para ver la secuencia de números que hacían falta para abrir la puerta y los memorizó. Ahora, uno por uno los recordó y reprodujo la secuencia. Cada vez que ella presionaba uno de los pequeños botones, el toque recibía un sonido de clic como respuesta, y una ola de nerviosismo pasaba a través de su cuerpo que temblaba constantemente.

"3... 2... 9..."

Mientras oraba, ingreso los números finales y con un fuerte sonido metálico, la puerta se abrió. Asuna involuntariamente doblo su brazo derecho y apretó el puño con fuerza. Cuando se dio cuenta de que estaba haciendo uno de los gestos favoritos de Kirito, dejo escapar una risa de su boca.

"¡Kirito-kun! ¡Daré lo mejor de mi!"

Asuna susurró mientras empujaba la puerta. Más allá, una rama mucho más retorcida y después una jaula, formando una pequeña carretera que conecta al tronco del árbol gigante. Ella salió de la jaula, un paso, dos pasos, la puerta se cerró automáticamente tras ella, haciendo un silencioso clic. Asuna se recogió el pelo, levantó su pecho con decisión, y camino hacia el mundo diferente que de seguro encontraría a continuación.

Unos minutos más tarde, ella miró hacia atrás mientras perdía de vista la jaula de oro que había sido cubierta por la superposición de las hojas verde oscuro.

Asuna se detuvo en medio de la larga rama del Árbol del Mundo, y suspiró. Se sentía como si hubiera caminado varios cientos de metros. Era extraordinariamente grande.

Para el impaciente Oberon, la terminal del sistema de salida no debería estarían lejos de la jaula, pero parecía que se había equivocado. Si está usando una ventana como en SAO o controles de voz, será muy difícil acceder al sistema.

Sin embargo, no puedo volver a ese lugar Tengo que ir tan lejos como pueda.

Sin duda sobreviviré y regresare al mundo real. Para encontrarme con él una vez más.

Asuna continúo su camino mientras guardaba ese deseo en su corazón.


Traducción:

http://wp.t4dw.org/