FANDOM


Editar

Había tres puntos luminosos de un profundo verde alineadas como una modesta constelación. Kirigaya Suguha extendió el dedo de su mano derecha, sondeando las luces.

Los indicadores LED mostraban el estado del funcionamiento actual del modelo FullDive de realidad virtual, «Nerve Gear». Situado en la parte frontal del casco de protección, los indicadores monitorizaban, desde la derecha, la alimentación principal, la conexión de red y la conexión cerebral. En el momento en el que la luz en el extremo izquierdo cambie a rojo, significaría la destrucción del cerebro del usuario.

El propietario del dispositivo estaba en una amplia cama de gel, ubicada en el medio de una sala de hospital completamente de color blanca, en un sueño del que nunca despertaría. No, esa no era la expresión correcta. En realidad, su alma estaba actualmente luchando día y noche en algún lejano universo paralelo, arriesgando su liberación junto con varios de miles atrapados también como jugadores cautivos.

—Onii-chan...

Suguha llamó a su hermano que dormía tranquilamente, Kazuto.

—Ya han pasado dos años, eh... La próxima vez voy a ser una estudiante de secundaria... Ya sabes... Si no regresas pronto, eventualmente me adelantaré a ti...

Ella deslizó su dedo por el LED, trazando una línea en la mejilla de su hermano. Durante el largo coma, los músculos de Kazuto empezaron a disminuir y la delgada apariencia de su cuerpo dio una silueta extremadamente femenina, a pesar de su originalmente andrógina impresión. Incluso su madre bromeaba llamándolo «La Bella Durmiente» de la familia.

Su cara no era la única parte que había adelgazado. Todo su cuerpo se había vuelto delgado y estaba desgastado, se encontraba en un estado lamentable en comparación con Suguha, quien había estado entrenando Kendo desde niña, y su peso corporal actual era obviamente insuficiente. Ella se preguntó, si no estuviese bien cuidado, ¿se reduciría a la nada...? Recientemente, había sido presa de ese temor.

Sin embargo, Suguha había estado luchando contra la posibilidad de llorar en el cuarto del hospital desde hace un año. En ese momento, un miembro del Ministro de Asuntos Internos y Comunicación del «Equipo contramedidas del Incidente SAO» les había informado. Un funcionario del gobierno, con un mechón de pelo largo que cubría sus gafas con bordes negros y usando ropa un tanto formal, les informó con voz vaga que el «Nivel» de su hermano se encontraba entre los altos porcentajes del grupo completo; y que él constantemente iba a las peligrosas líneas frontales, siendo uno de los pocos jugadores que desea acabar el juego.

Se había confirmado que hoy también, su hermano estaba luchando en una batalla en donde se lidiaba con la muerte. Ese era el por qué Suguha no lloraría aquí. Aparte de eso, ella pensó en sostener su mano para animarlo.

—Da lo mejor de ti... y haz tu mejor esfuerzo, Onii-chan.

Como de costumbre, la huesuda mano derecha de Kazuto fue envuelta por las manos de Suguha, y mientras ella oraba fervientemente en silencio, una voz de pronto salió detrás de ella.

—Ah, viniste, Suguha.

Se volteó confundida.

— ¡Ah!, mamá...

A un lado, estaba de pie su madre, Midori. Las puertas deslizantes de las habitaciones del hospital utilizan un motor, por lo que el sonido cuando abrían y cerraban era horrorosamente silenciosos, esto dio lugar a que Suguha no escuchara a su madre entrar.

Midori entonces, después de acomodar ágilmente el conjunto de flores cosmos que llevaba en su mano derecha en el florero junto a la cama, se sentó en una silla junto a Suguha. Probablemente volvía de su trabajo, ya que llevaba una camiseta de algodón con pantalones vaqueros y una blusa de cuero en la parte superior, dándole una apariencia ruda. Con el maquillaje y el fino cabello que simplemente estaba atado a la espalda, no se podía ver el aspecto de una mujer que llegaría a sus cuarenta el siguiente año. Aunque su trabajo como editora en jefe de una revista de informática podía tener en parte la culpa, no tenía ninguna intención de actuar de acuerdo a su edad; de modo que se podría decir que la madre de Suguha era más como su hermana mayor.

—Madre, volviste tan rápido, pero acaso... ¿terminaste de revisar las correcciones antes?

Dijo Suguha a lo que Midori se echó a reir.

—Yo enérgicamente me escapo y vuelvo. No siempre vengo a menudo, pero al menos solo por hoy.

—Cierto... Hoy es el cumpleaños... de Onii-chan ¿no?

Ambas guardaron silencio durante un tiempo breve, observando atentamente a Kazuto mientras dormía en la cama. La cortina se balanceaba proyectando el color de la puesta de sol entrando en la habitación, mientras que en el aire flotaba el débil aroma de las flores cosmos.

—Kazuto... ya tiene dieciséis años, eh...

Midori murmuró y suspiró.

—...Incluso ahora, recuerdo ese incidente como si hubiera sido ayer. Ese momento cuando Minetaka-san y yo estábamos viendo una película en la sala de estar, y Kazuto de repente detrás de nosotros dijo: "Por favor díganme acerca de mis verdaderos padres".

Inmóvil, Suguha miraba los encantadores labios de Midori que tenían un poco de lápiz labial, mientras una luz nostálgica y una sonrisa amarga aparecían en ellos.

—En ese momento, yo estaba realmente sorprendida. Kazuto solo tenía diez años de edad. Hasta que Suguha ingresó a la Secundaria... era un secreto que habíamos planeado guardar por siete años más, pero se enteró de su historial borrado en Juki Net.

Cuando Suguha había escuchado esto por primera vez, antes de que se sorprendiera, ella dio la misma sonrisa amarga al igual que su madre.

—Eso de verdad suena como Onii-chan... ¿eh...?

—Estábamos tan sorprendido que no pudimos fingir ignorancia y estar heridos. Esa parecía ser la estrategia de Kazuto, y más tarde Minetaka-san dijo: “te habíamos tenido” y se fue disgustado

—Ah, jaja.

Las dos comenzaron a reír, y por un breve momento miraron a Kazuto dormido sin decir una palabra.

El hermano, Kirigaya Kazuto, que siempre había estado conviviendo con Suguha desde el momento en que tuvo conocimiento de las cosas a su alrededor era, para ser más precisos, su “Primo”.

Suguha era la única hija de la pareja casada, Kirigaya Minetaka y Midori, mientras que Kazuto es hijo de la hermana de Midori, lo que significaba que era hijo de la tía de Suguha. Sus tíos sin elección dejaron a su único hijo, que no tenía ni siquiera un año de edad, con ellos cuando fallecieron en un accidente. La gravedad de las heridas supusieron el fin de sus vidas, y Midori se hizo cargo de Kazuto.

Ese hecho fue contado por sus padres a Suguha durante el invierno de hace dos años, por la época de cuando Kazuto estaba atrapado en un juego de realidad virtual, con el nombre de «Sword Art Online». Suguha, que ya había recibido un gran impacto del incidente, y en un cruel estado de confusión fue con Midori, preguntando por qué no se lo dijo a ella antes y porque era la única que no sabía nada, vaciando toda su confusión en Midori.

Dos años habían pasado, y aun en el fondo de su corazón, el sentimiento de alienación estaba al acecho, de ser la única que no sabía nada. Sin embargo, durante ese tiempo ella había llegado a comprender los sentimientos de sus padres en ese momento.

Su plan original, de decirle toda la verdad a Suguha después de que entrara a la secundaria, había sido apresurado, y en definitiva, le dijeron toda la verdad sobre su familia mientras que Kazuto todavía estaba vivo, esa fue la amarga decisión que sus padres tomaron. Durante el primer mes desde el inicio del incidente de SAO, hubo un número absurdo de dos mil muertes.

En esas circunstancias, no pudieron evitar hacer una conclusión obligatoria sobre la muerte segura de Kazuto. Por lo menos después de todo lo que había pasado, ellos no se arrepentían que Suguha “no lo supiera”, que era lo que sus padres deberían haber pensado sin duda.

Suguha, quien seguía llevando una gran cantidad de emociones en conflicto, frecuentemente visitaba la habitación del hospital en el que fue admitido Kazuto, y continuó pensando seriamente al respecto. El asunto es que no era su verdadero hermano y que estaba perdido.

En poco tiempo, se le ocurrió una respuesta.

Que nada iba a cambiar. No había ninguna cosa herida. Como antes de saber la verdad y después conocerla, como siempre, sólo había estado orando por el bienestar de Kazuto y su regreso.

A partir de entonces, en esos dos años solo la mitad de las oraciones de Suguha habían sido entregadas.

—...Hey mama.

Mientras miraba de lado, Suguha dejó escapar un leve sonido.

— ¿Si?

—...Onii-chan, desde que estaba en secundaria, en ese tiempo, él siempre ha estado solo jugando juegos en línea, verdad... ¿crees que haya alguna relación?

Esa pregunta, que omitía una sola palabra, que él no era un hijo de la familia Kirigaya, hizo que Midori inmediatamente negara con la cabeza.

—No, no está relacionado. Eso es porque cuando era un niño de seis años, construyó una maquina con su propio esfuerzo, usando partes no usadas de mi habitación. Más bien, mi loca sangre maniaca de PC fue heredada. Mentalmente es eso.

Sonriendo suavemente, Suguha empujó el brazo de su madre con el codo.

—A propósito mama, realmente a él le gustan los juegos desde que era niño y también a ti te gustaban esos juegos, eso escuché de la abuela.

—Así es, ha estado jugando juegos en línea desde que estaba en la escuela primaria, de alguna manera no vale la pena preocuparse por Kazuto.

Una vez más las dos comenzaron a reír de todo corazón, y Midori enfocó sus amorosos ojos en la cama.

—...Sin embargo, no importa que juego sea, nunca fui una gran jugadora. Yo no tenía la suficiente paciencia y resolución. Esa sangre no es común conmigo, pero sí contigo. Incluso continuaste con el Kendo por 8 años, tú tienes esa misma sangre fluyendo, al igual que Kazuto ha sobrevivido incluso ahora. Eventualmente él podría volver de forma inesperada.

Midori puso su mano sobre la cabeza de Suguha y se puso de pie.

—Así que, me voy primero. Tampoco llegues muy tarde a casa.

—Está bien.

Suguha asintió, entonces Midori miró a Kazuto una vez más, y en voz baja dijo: "Feliz Cumpleaños". Luego hizo varios guiños rápidos, se dio la vuelta y salió rápidamente de la habitación.

Suguha agarró el dobladillo de la falda de su uniforme con las dos manos, respiró hondo y volvió a mirar los indicadores LED del casco que cubría la cabeza de su hermano.

Las luces verdes, que muestran la conexión de red y de los estados de conexión del cerebro, estaban parpadeando rápidamente.

En este momento, en el otro lado de la red, existía el servidor de SAO y la conciencia de Kazuto, y por medio del Nerve Gear, un sinnúmero de señales se estaban intercambiando.

En cuanto al lugar en donde su hermano estaba en estos momentos. Podría estar vagando con mapa en mano en un sombrío calabozo. O podría estar buscando algo en una tienda de segunda mano. O tal vez, podría estar frente a un monstruo terrible cruzando audazmente espadas con él.

Ella gentilmente extendió sus dos manos, y las envolvió alrededor de su delgada y blanca mano derecha otra vez.

El verdadero sentido del tacto de Kazuto fue cancelado en su totalidad por el Nerve Gear, a la altura de la médula oblonga, antes de llegar al cerebro. Sin embargo, mirando la piel que Suguha había tocado, ella creía que su ánimo seguramente le había llegado.

Esto se debió a que Suguha podía sentirlo una vez más. Este joven, el alma de su hermano, quien para ser exactos, era su primo, emitía una temperatura intensa. Él tenía la firme intención de sobrevivir y volver al mundo real.

Sobre el otro lado de la cortina blanca, la luz dorada parpadeante pronto se transformó en carmesí y finalmente en morado, aunque la habitación del hospital estaba envuelta en penumbra. Suguha continúo quedándose allí. Sin moverse, escuchando con atención la modestia respiración de su hermano.

El mensaje urgente del despertar de Kazuto se informó desde el hospital. Eso fue un mes más tarde, el 07 de Noviembre del 2024.


Traducción:

http://chibi-chibi-fansub.phpbb-foro.org/

http://lanove.blogspot.com/