FANDOM



Lyfa, un espadachín de la raza Sylph, rápidamente se cubrió la boca con ambas manos después de dejar escapar un explosivo estornudo, impropio de una dama.

Ella miró hacia la entrada del santuario, temerosa de que el Dios del mal la hubiera escuchado y asomara su enorme cara.

Afortunadamente, la única cosa que flotaba ahí era la nieve que caía. A medida que la nieve se acercaba al fuego que ardía en el suelo de la capilla, se convertía en una nube de vapor y desaparecía.

Lyfa se agacho junto a la pared de nuevo mientras rascaba el collar de piel gruesa de su manto.

"Haa..."

Suspirando, Lyfa comenzó a calentarse en el fuego cercano. Se sentía mucho más cómoda y pronto se encontró cabeceándose para dormir.

El pequeño santuario de piedra donde estábamos era de unos cuatro metros de longitud, anchura y altura. Las paredes y el techo estaban decorados con relieves de monstruos espeluznantes que parecían moverse en la luz del fuego, no era el interior más cómodo. A medida que su mirada se volvió hacía un lado, Lyfa vio a su compañero recostado contra la pared, comenzando a quedarse dormido, su pacifica - o tonta - cara cabeceaba arriba y abajo como un barco flotando en el puerto.

"Hey, derpierta" Mientras susurraba, Lyfa tiró de su puntiaguda oreja. La única respuesta fue un murmullo que sonó como "munyamunya". En su regazo estaba otro compañero, un duendecillo, durmiendo sólidamente mientras estaba hecho un ovillo.

"¡Hey, si te vas a quedar dormido, deberías salirte!"

Ella tiró su oreja nuevamente. Haciendo esto hizo que su cabeza terminara en sus muslos, mientras daba vueltas como si estuviera buscando una posición cómoda.

El cuerpo de Lyfa se puso rígido, sus manos apretaban inútilmente mientras se preguntaba que método sería el siguiente para despertarlo.

No es de extrañar que se esté quedando dormido, sin embargo, se dio cuenta de esto mientras miraba la parte inferior derecha de su campo de visión. Después de todo, es pasada las 2:00 AM en el mundo real. Normalmente, Lyfa ya habría cerrado la sesión y estaría profundamente dormida en su cama.

Así es, Jótunheimr y Alfheim eran mundos que eran productos de una compañía de juegos. En algún lugar en el mundo real en la ciudad metropolitana Japonesa de Tokyo había una maquina servidor y este lugar era un mundo virtual en su interior. Lyfa y su compañero existían aquí como gente usando la máquina de interfaz FullDive llamada «AmuSphere».

En realidad era bastante fácil salir del mundo virtual. Uno solo tenía que extender el índice y el dedo medio de su mano izquierda, mecerlo para abrir el menú del juego, y pulsar la tecla «Cerrar Sesión». Alternativamente, podrías simplemente acostarte y dormirte; el AmuSphere sentiría la baja actividad de ondas cerebrales del usuario y se desconectaría automáticamente. Al venir por la mañana siguiente, los usuarios se despertaban cómodamente en sus camas.

Sin embargo, había una razón específica para que Lyfa y su compañero no pudieran dormir aquí.

Finalmente decidida y en una acción traviesa, Lyfa hizo un puño con la mano izquierda y golpeo fuertemente la punta de la cabeza de pelo negro de su compañero.

¡Whoosh! Junto a la ráfaga de un sonido refrescante, la luz amarilla que caracteriza un ataque se activó. El compañero de Lyfa hizo un extraño sonido sorpresivo, y se puso en posición vertical. Inmediatamente tomando su adolorida cabeza con sus manos, miro alrededor y vio a la sonriente Lyfa.

"Buenos días, Kirito-kun".

"... Oh, Buenos días".

Su compañero era un espadachín Spriggan. Él tenia fa piel ligeramente oscura, cabello negro, y si no fuera por la expresión deprimida, podría ser confundido con el héroe en un manga shounen.

"... Yo, ¿Yo me quede dormido?"

"Y hasta obtuviste una almohada en mi regazo gratis; deberías estar agradecido de que te bajaste con un pequeño golpe."

"... Entonces fui maleducado, como una disculpa, puedes utilizar mi regazo como almohada si lo deseas, Lyfa..."

"¡Eso no es necesario!"

Lyfa se alejó rápidamente, lanzando una mirada de reojo a Kirito.

"No digas estupideces - ¿soñaste con alguna idea agradable de escape?"

"Hablando de sueños, yo estaba a punto de comer ese delicioso pudín con una enorme porción de helado".

Pensando sobre ella misma como una tonta por preguntar, los hombros de Lyfa se hundieron y ella se volvió de nuevo hacia la entrada del santuario. La nieve danzaba en el viento que soplaba a través de la oscuridad, pero nada más se movía.

Allí estaba ¡a razón por la que no podía salir. Kirito, Lyfa, y Yui, durmiendo en el regazo de Kirito, fueron atrapados en Jótunheimr, incapaces de escapar a la superficie.

Por supuesto, si ellos quisieran dejar el juego, era posible fácilmente. Sin embargo, este santuario no era ni una zona de seguridad ni una posada. Por lo tanto, si fueran a volver a la realidad ahora, sus cuerpos virtuales quedarían acá

esencialmente sin alma por un período de tiempo. Cuerpos virtuales desatendidos tenían la tendencia de atraer a los monstruos, e indefensos se reducirían a nada, causando su muerte en poco tiempo. Posteriormente, serian devueltos a «Sylvain». Si sucediera eso entonces ¿Cuál sería la razón de haber viajado por todo el camino hasta aquí desde territono Sylph?

EL propósito de este viaje que Lyfa y Kirito realizaron era para buscar la ciudad central de Alfheim: «Aarun».

Habían dejado Sylvain el día de hoy, ayer por la noche para ser exactos. Después de pasar sobre una zona de bosque inmenso y luego una seria de túneles, fueron emboscados por un grupo de Salamanders. Después de repeler el ataque, se habían reunido con la Lord Sylph Sakuya, el cual les agradeció, y luego se fue.

Los acontecimientos finalmente se calmaron alrededor de la 1:00 AM.

En ese momento, Lyfa y Kirito habían estado en FullDive durante ocho horas continuas, menos el tiempo necesario para ir al baño. Sin Aarun por ningún lado visible y verdaderamente, con un largo camino recorrido, decidieron parar en el primer pueblo que encontraran y cerrar la sesión. Justo en ese momento, la pareja vio un pueblo en medio del bosque y, aplaudiendo a su buena suerte, cayeron en ella.

En ese momento, incluso si hubiera sido molesto, ellos deberían haber revisado el mapa aunque solo sea para confirmar el nombre del pueblo y la presencia de una posada. Quien iba a pensar...

"... Quien iba a pensarlo, ese pueblo era un monstruo imitador..."

Kirito, que parecía estar recordando lo mismo, suspiró. Lyfa también suspiró y asintió.

"Es verdad... ¿Quién dijo que no aparecían monstruos en la meseta de Aarun?"

"Yo creo que fuiste tú."

"yo no recuerdo haber dicho nada de eso."

Con esta broma sin esfuerzo, volvieron a suspirar al unísono.

Al aterrizar en el pueblo misterioso, ellos no vieron ningún aldeano - NPCs -

mientras miraban a su alrededor. Aun pensando que debería por lo menos haber un posadero, entraron en el edificio más grande del pueblo cuando...

5 Los tres edificios en el pueblo colapsaron. Lo que solía ser la posada inmediatamente revelo una masa carnosa. Sin embargo, no tuvieron tiempo de sorprenderse de esto porque el suelo bajo sus pies se abrió para revelar un agujero hecho de la misma sustancia carnosa. Era un gigantesco monstruo tipo gusano que espero bajo tierra con sus pliegues proyectados sobre el suelo para atraer a sus presas.

Kirito, con Yui en su bolsillo, y Lyfa fueron arrojados hacia la boca de la lombriz por una fuerte succión. Mientras se deslizaban por la garganta del gusano, Lyfa estaba convencida de que la muerte al disolverse en jugos digestivos de lombriz de tierra era probablemente la peor forma de morir que había experimentado en un año de jugar ALO.

Sin embargo, su suerte parecía estar bien, ya que la lombriz de tierra no parecía tener un estomago. La gira por su tracto digestivo duro unos buenos tres minutos antes de que fueran expulsados desde el otro extremo de la lombriz de tierra. El cuerpo de Lyfa estaba recubierto de moco erizándole la piel y dándole una sensación de repulsión. Mientras trataba de frenar su caída con sus alas, empezó

a entrar en pánico.

Ella no podía volar. No importa la cantidad de fuerza que puso en sus omóplatos, no pudo batir sus alas. Cayó hacia abajo en la oscuridad, con Kirito cerca, y con un estallido, ellos aterrizaron en un montón de nieve profundo.

Lyfa fue la primera en recuperarse y luchar por salir del banco de nieve, y, al levantar la vista, no vio la luna ni las estrellas pero si una cortina de piedra que se extendía hasta donde alcanzaba la vista. 'No es de extrañar que no podía volar, se trata de una cueva', pensó Lyfa mientras inspeccionaba sus alrededores.

Mientras ella seguía mirando alrededor, una forma anormal apareció cerca del banco de nieve donde había caído primero. Era, sin duda, un monstruo de clase Dios del mal, el cual, anteriormente solo había visto en fotos.

Junto a ella, Kirito asomó la cabeza por la nieve. Antes de que él pudiera decir algo, ella rápidamente cubrió su boca, entendiendo su situación desesperada.

Ellos estaban en el mundo subterráneo sin fin, «Jótunheimr», el campo más difícil de ALO. En otras palabras, esa lombriz gigante no era una trampa para capturar presas por comida, sino para transportar a los jugadores hasta esta tierra de hielo.

El Dios del mal con muchas patas, del tamaño de casi un edificio de cinco pisos de alto, finalmente se alejó. El grupo de Lyfa luego encontró esta capilla donde esconderse, y se preguntaban qué hacer. Por desgracia, no había manera rápida y fácil de salir de este lugar cuando el vuelo estaba prohibido. Habían estado mirando el fuego mientras estaban sentados con su espalda contra la pared durante aproximadamente una hora, lo que llevó las cosas al presente.

"Bueno... antes de que pueda hacer un plan de escape, necesito saber algo sobre Jótuhheimr considerando que tengo cero conocimiento sobre este campo..."

6 Kirito finalmente se alejó de su somnolencia, miro hacia la oscuridad con penetrantes ojos negros, y Inabló.

"De hecho, antes de venir acá, la Lord Sylph dijo algo cuando me entrego las monedas. Creo que para ganar esta cantidad de dinero, debías cazar Dioses del mal en Jótunheimr, o algo por el estilo."

"Ah, sí, ella dijo eso."

Lyfa asintió con la cabeza, recordando.

Antes de ser tragados por el gusano, Kirito y Lyfa se habían reunido con la Lord Sylph y la Lord Sith Cait en su conferencia y batalla contra una gran fuerza hostil de Salamanders que los habían atacado por sorpresa. Después, Kirito dio a los mismos Lord una gran suma de dinero cuando se enteró de que carecían de fondos. A! aceptar estos fondos, la Sylph Lord Sakuya sin duda alguna hiso alguna observación remarcando eso.

"... Ya que has dicho eso, Kirito-kun, ¿De dónde sacaste todo ese dinero?"

La pregunta inesperada descarrilo el tren de pensamientos de Kirito y le hizo tropezar en sus palabras.

"Eso, ahh, algunas personas que conocí me lo dieron. Solían jugar mucho este juego en el pasado, pero ahora han dejado de jugar..."

"Bueno, si tu lo dices..."

Fue una historia bastante común. Un jugador, retirándose del juego, dio su dinero y equipo a amigos o conocidos. Lyfa decidió creer y volvió a su conversación original.

"Entonces, ¿Cuál es el problema? ¿Qué hay acerca de las palabras de Sakuya?"

"Bueno, si la Lord dijo algo así, entonces debe haber jugadores cazando en este campo ¿no?"

"Debe haber algunos."

"Por lo tanto, además de la lombriz de tierra gigante que actúa como un viaje de ida, debe haber otra forma de entrar y salir de este campo."

Finalmente comprendiendo a lo que Kirito quería llegar, ella asintió con la cabeza en afirmación.

"Debería haber... pero al igual que tú, esta es mi primera vez aquí, asique no eh estado aquí antes. En la ciudad de Aarun hay grandes mazmorras hacia ei Este, Oeste, Sur y Norte, donde sus más profundos pisos supuestamente deberían tener escaleras que llevan a Jótunheimr. El lugar debe ser,.."

Lyfa llamó al menú con la mano izquierda y abrió el mapa. Podía ver que Jótunheimr parecía ser casi circular, con todo lo que les rodeaba en gris, excepto su ubicación actual ya que no había estado allí antes. Ella toco el mapa con el 7 dedo índice derecho, indicando puntos en la parte superior, inferior, izquierda y derecha.

"Deberían estar aquí, aquí, aquí y aquí. Ahora estamos en un santuario entre el centro y la pared suroeste, por lo que las escaleras más cercanas deben estar al sur o al oeste, Pero..."

Lyfa bajo sus hombros antes de hacer el siguiente comentario.

"Todas las escaleras de la mazmorra tendrán Dioses del mal guardianes allí."

"Esos Dioses del mal, ¿Qué tan fuerte son?"

Lyfa miró con incredulidad a Kirito antes de responder a su pregunta.

"No importa lo fuerte que eres, esta vez no va a ser suficiente. Corre el rumor de que cuando esta área abrió por primera vez, los Salamanders enviaron un grupo grande. Ellos fueron completamente eliminados por el primer monstruo de ciase Dios del mal que encontraron. El General Eugene, que incluso se te dificulto contra él, no duró más de diez segundo en su contra."

"... Eso ciertamente es algo..."

"Para cazar aquí, tienes que tener jugadores con armaduras pesadas como escudos humanos, atacantes de gran poder y al menos ocho jugadores concentrándose en el apoyo y recuperación. Nosotros somos dos espadachines de armadura ligera; antes de poder hacer cualquier cosa podríamos ser pisoteados en el suelo y asesinados."

"Me gustaría evitar eso."

Kirito asintió con la cabeza, pero oír hablar de ese tipo de desafío parecía haberlo dejado tan excitado que hasta sus fosas nasales temblaban. Lyfa, al ver esto, se aseguró de añadir otra advertencia.

"Pero antes de eso, hay una probabilidad del 99% de que no lleguemos a las escaleras. Corriendo esta larga distancia atraerá Dioses del mal, y vamos a estar muertos antes de poder marcarlos."

"Ya veo... y tampoco podemos volar en este mapa."

"Sí. Para poder restaurar el poder de volar, necesitaríamos luz de sol o luz de luna. Pero como puedes ver, ninguno de los dos está disponible aquí... La única excepción son los jugadores Imp, que pueden volar un poco bajo tierra..."

Aquí, sus palabras se cortaron y ambos miraron las alas del otro. Las alas Sylph verde oscuro de Lyfa y las alas Sphggan gris de Kirito habían perdido su luminiscencia y se habían marchitado. La única cosa que los marcaba como hadas eran sus puntiagudas orejas, ya que no podían volar.

8 "Entonces, nuestra última esperanza es conocer a uno de esos grupos a gran escala cazadores de Dioses del mal que Lyfa menciono antes, unirnos con ellos, y hacer un camino de regreso sobre la tierra."

"Eso suena bien."

Lyfa, volvió su mirada afuera del pequeño santuario mientras asentía, A través de la fina oscuridad azulada, más allá de un extenso bosque de hielo y nieve, había un edificio que parecía una fortaleza. Por supuesto, estaba controlado por el más poderoso jefe de tipo Dios del mal y sus siervos, ir cerca de ese lugar significaría una muerte muy desagradable. Naturalmente, no se podrían encontrar otros jugadores en el área.

"Este Jótunheimr remplazó a los calabozos de arriba del suelo como el más alto en nivel de dificultad. Fue recientemente añadido. Asique, el número de veces que un grupo de caza ha llegado hasta aquí, al parecer es menor a diez. Las probabilidades de que accidentalmente vinieran a este santuario podrían ser menos que las de nosotros derrotando a un monstruo Dios del mal."

"Creo que esta será una verdadera prueba de nuestra suerte."

Kirito dio una débil sonrisa, y luego uso su dedo índice derecho para empujar la cabeza de la niña de casi 10 centímetros de altura que dormía en su regazo.

"HeyYui... Despierta".

Después de parpadear con sus largas pestañas dos o tres veces, su pequeño cuerpo envuelto en un vestido rosa se levantó. Ella puso su mano derecha sobre su mejilla, estiró su brazo izquierdo por encima de ella, y dio un gran bostezo. Este gesto era tan encantador que Lyfa sólo podía mirar con fascinación.

"Füv\/aaa... Buenos días Papa, Lyfa-san".

La pequeña hada los saludó con una voz como de campana. Kirito le hablaba con mucha suavidad.

"Buenos días, Yui. Lamentablemente, aún es de noche, y todavía estamos bajo tierra. Siento molestarte, pero ¿podrías buscar otros jugadores cercanos a nosotros?"

"Sí, entiendo. Por favor espera..."

Yui asintió con la cabeza y cerró los ojos.

El nombre oficial de la pequeña hada, Yui, que Kirito llevaba alrededor era «Duendeciüo de Navegación». Mientras los jugadores paguen una cuota adicional, pueden llamar uno de la ventana del menú. A pesar de lo que Lyfa ha oído, ios duendes de navegación solo deben dar la información básica que el sistema considere pertinente. Además ellos deberían hablar con una voz sintetizada y no 9 tener emociones. Ella nunca había oído hablar de uno con una personalidad o incluso un nombre.

'¿Si tu constantemente convocas al mismo duende de navegación durante mucho tiempo, consigues esta amabilidad?' pensó Lyfa a la espera de la respuesta de Yui.

Cuando abrió los ojos, sus orejas cayeron en seña! de decepción, y ella negó

sacudiendo su brillante y largo cabello color azabache, "Lo siento, no veo ninguna respuesta que indique a otros jugadores al alcance de mi recolección de datos. Si solo me hubiera dado cuenta de que ese pueblo no estaba registrado en el mapa antes de esto..."

Al ver a la pequeña hada colocar su cabeza tristemente en la rodilla derecha de Kirito, Lyfa uso sus dedos para frotar suavemente la cabeza de Yui.

"No, no es tu culpa, Yui-chan. En ese momento yo te había pedido que nos advirtieras de jugadores cercanos como principal prioridad. Tu no necesitas sonar tan triste."

"... Gracias Lyfa.san".

Mirando a los ojos húmedos de Yui, Lyfa encontró difícil de creer que el pequeño duendecillo era solo un simple trozo de código en el programa. Ella esbozó una sonrisa desde su corazón, tocó el pequeño rostro de Yui, y volvió su atención a Kirito.

"Bueno, ya que se ha llegado a esto, lo único que podemos hacer es intentar hacerlo".

"¿Intentar... Intentar qué?"

Lyfa mostro a Kirito una sonrisa sin miedo, a la que él confundido, respondió con un parpadeo.

"Sólo quiero intentarlo, ya sea que los dos podamos o no llegar a las escaleras que suben hacia la superficie. Sentarse aquí es sólo una pérdida de tiempo".

"Pero, pero, acabas de decir que es absolutamente imposible..."

"Dije que era un 99% imposible. Pero quiero tomar el riesgo en ese 1%. Siempre y cuando sepamos cómo se mueven los Evil-God y permanezcamos fuera de su vista, avanzar cuidadosamente debería ser posible."

"¡Lyfa-san, eres increíble]"

Yui aplaudió, mientras Lyfa le respondía con un guiño antes de levantarse.

Sin embargo, Kirito agarró la manga Lyfa y la hizo volverse a él.

"¿Q-qué?"

Lyfa volvió a caer en su asiento. Ella empezó a protestar, pero esos ojos obscuros y la mirada fija sobre la suya le tranquilizaron. Mientras mantenía su mirada, el hasta ahora relajado Kirito se dirigió a ella en un tono firme.

"No, deberías irte ahora. Voy a proteger tu avatar hasta que desaparezca".

"¿¡Eh!? ¿Po... Porqué?"

"Ya son las dos y media. ¿No habías dicho que eras estudiante? Por mí causa, hoy has estado en el FullDive más de ocho horas. No puedo dejar que te quedes conmigo por más tiempo".

M ir Los repentinos comentarios de Kirito, hicieron que se aferrara más a sus palabras, pero él se limitó a mirarla con calma y continuó hablando.

"Incluso yendo directamente no sabemos cuánto tiempo va a tomar. Si evitamos el gran rango de detección de los monstruos, solo aumentara la distancia de nuestro recorrido. Para cuando lleguemos a las escaleras, ya seria de mañana. Tengo una razón por la cual debo ir a Aarun, pero hoy es un día hábil, así que creo que es mejor cerrar la sesión".

"No, estoy bien. Sólo será toda la noche..."

Forzando una sonrisa, Lyfa negó con la cabeza.

Kirito, soltando la manga de Lyfa, bajó la cabeza para hacer su discurso final.

"Gracias por venir hasta aquí conmigo, Lyfa. Si no fuera por ti, probablemente me habría tomado varios días obtener algo de información. Pero gracias a ti. yo sólo necesite medio día para llegar aquí. Sin importar lo mucho que te agradezca.

nunca podría pagártelo".

M ir Incapaz de luchar de nuevo con el dolor naciente en su pecho a causa de estos sorprendentes comentarios, Lyfa sólo pudo apretar los puños inútilmente.

Lyfa no estaba segura de por qué estas palabras la lastimaban tan profundamente, pero su boca se movió instintivamente y que casi escupía las palabras.

"... No estoy haciendo esto solo por ti."

"¿Eh?"

Kirito alzo su mirada. Lyfa evito el contacto visual con él y continuó diciendo con voz dura.

"Yo... Yo quería venir, así es como terminé aquí. Espero que por lo menos entiendas. ¿Por qué es este viaje sobre forzoso? ¿Crees que odie venir hasta aquí contigo?"

Su brote de emoción fue detectado por el AmuSphere, el cual trató de generar una película de lágrimas cubriendo sus ojos, ella se vio obligada a parpadear rápidamente para eliminarlas. Para evitar las miradas de pánico de Yui entre Kiriío y ella, Lyfa giro hacia la entrada del santuario y se levantó.   "Yo... creo que la aventura de hoy ha sido la mejor que he tenido en ALO. Hubo un montón de cosas interesantes. Finalmente, también comencé a pensar que este mundo es otra realidad, ¡Yo empecé a creerlo!"

Lyfa secó sus ojos con la mano derecha, y estaba a punto de salir del santuario cuando de repente-

Un ruido enorme y extraño que no era de un trueno ni terremoto provenía de una corta distancia, "¡BORURURU!" Ese rugido, venía sin duda de la boca de un monstruo enorme. Posteriormente, el suelo comenzó a temblar mientras oían fuertes pisadas.

¡Oh, no! ¡Mis gritos debieron atraer a un Evil-Godl ¡Soy tan estúpida, estúpida!

Mientras se culpaba mentalmente, Lyfa rápidamente decidió ser el cebo del monstruo y alejarlo corriendo.

Kirito se lo impidió agarrando su muñeca izquierda, Lyfa no se percato del momento en el que Kirito se coloco tras su espalda. Su fuerte agarre le impedía salir corriendo hacia afuera.

"¡Déjame ir! ¡Voy a distraer al enemigo, y podrás utilizar ese momento para salir de aquí..."

Lyfa insistió a Kirito en voz baja, pero él noto algo raro y advirtió a Lyfa.

"No, espera. Esto es un poco extraño".

"Extraño, ¿Porqué es..."

"No es sólo uno".

Después de oír esto, Lyfa escuchó con atención y, de hecho, había dos rugidos de Evil-God. Uno era como una gran maquina produciendo un leve sonido bajo, que se mezclaba como el sonido de una flauta en el viento. Lyfa contuvo la respiración, y después removió la mano con la que Kirito le detuvo.

"¡Si hay dos es aún peor! ¡Si cualquiera te hace su objetivo será demasiado tarde!

¡Después de morir, tendrás que reiniciar desde Sylvain otra vez!"

"¡No, eso no es todo, Lyfa-san!"

Ese pequeño grito vino de Yui, que estaba sentada en el hombro de Kirito.

"¡Los dos monstruos tipo Evil-God cerca... ellos están luchando entre sí!"

"¿Eh?"

Lyfa rápidamente cerró los ojos y se concentró en escuchar. De hecho, las pisadas rugientes no sonaban como el movimiento emitido por ir en línea recta sino más bien como si estuviera moviéndose irregularmente.

"P... Pero, monstruos que luchan entre sí, cómo..."

Lyfa murmuró con asombro, olvidando por completo la tristeza en su pecho de unos momentos atrás. Kirito parecía haber decidido sobre algo y habló.

"Vayamos a dar un vistazo. De todos modos este santuario no sirve mucho de refugio".

"Eso es cierto".

Lyfa asintió con la cabeza y puso su mano en la empuñadura de la katana en su cintura y iuego siguió a Kirito en la oscuridad cubierta de nieve.

Después de avanzar sólo unos pasos, el ruido se aclaró dejando dos monstruos de clase Evil-God. Lentamente se acercaron desde el este de la capilla, sus movimientos eran como el temblor de pequeñas montañas. Casi veinte metros de altura, los dos eran color gris único para los Evil-God.

Después de echar un vistazo más de cerca, los dos Evil-God eran de diferentes en tamaño. La emisión del sonido "¡BORURURU!" venía del mayor de los dos, que era el doble grande que el otro, el monstruo más pequeño hizo sonar un chirrido "jHyuruhyuru!".

El más grande tenía vagamente forma humana, pero tenía tres caras alineadas verticalmente, así como cuatro brazos, dos a cada ¡ado, por lo que podría llamarse un gigante. Cada una de las caras daba la impresión de un dios pagano. Mientras que cada cara hacía su grito, los tres juntos hacían eí continuo, sonido "BORUBORU". En cada una de sus cuatro manos la bestia tenía una espada que parecía más bien una viga de acero, balanceaba las grandes y pesadas espadas como si no pesaran nada.

En contraste, era más difícil de entender como había sido modelado el monstruo más pequeño. Orejas grandes y largos colmillos como elefante, y un cuerpo tan plano como el papel que se sostenía con el apoyo de veinte patas con garras ganchudas. La impresión general era de una medusa con cabeza de elefante.

Con sus garras en forma de gancho extendidas ataco al gigante de tres caras, pero el Evil-God con sus cuatro espadas de hierro reacciono con la velocidad de un rayo y bloqueo fácilmente la ofensiva. Las garras inútilmente intentaron llegar a las caras del gigante. Por otro lado, las espadas dei gigante hirieron fácilmente el cuerpo del monstruo medusa, obscuros fluidos corporales se esparcieron como la niebla en el aire.

"¿Q... Qué está pasando?"

Lyfa susurró sorprendida, olvidando por completo que debía de ocultarse, debido a su asombro.

En ALO, las batallas entre monstruos podían ocurrir, pero sólo por tres razones. En primer lugar, si un monstruo fue domesticado por un jugador de raza Cait Sith con una alta habilidad doma, es decir, una «mascota». En segundo lugar, si un Puca reproduce una melodía que confunda o agite al monstruo. Y en tercer lugar, si uno de los monstruos es hipnotizado y forzado a pelear por una magia de tipo ilusorio.

En la batalla que tenia lugar delante de ellos, ninguno de estos parecía ser el caso. Si uno de los monstruos era una mascota, su cursor debía ser de color verde, pero ambos Evil-God tenían cursores amarillos. Ninguna melodía podría ser escuchada con el retumbar de la tierra y los gritos que llenaban el aire, y ninguno de los efectos de luz causados por la magia de ilusión estaban presentes.

No parecían haberse percatado de la presencia de Lyfa y su grupo, los dos Evil-

God continuaron su batalla intensa. Sin embargo, el gigante de tres caras parecía tener una ventaja, mientras que el movimiento de la medusa elefante parecía mas y mas lento. Por último, con un golpe de su espada, el gigante cortó una de las patas con garras de la medusa, la extremidad calló al suelo cerca de Lyfa con un impacto que hizo retumbar la tierra.

"Hey, ¿No te parece un poco peligroso quedarnos aquí...?"

Kirito susurró aun lado de ella, Lyfa asintió, pero no pudo moverse debido a la impresión. La sangre de las heridas se esparcía sobre la nieve blanca, tiñéndola de negro, y Lyfa no podía apartar los ojos de la cabeza del Evil-God medusa.

Las heridas de la medusa le obligaron a gritar con voz aguda, mientras trataba de huir lejos una vez más. Pero el gigante no le dejaría escapar tan fácilmente, blandiendo las espadas de hierro con más fuerza golpeo el cuerpo de la medusa. Incapaz de soportar la presión, la medusa gritó mientras caía al suelo, sus gritos se hicieron más y más débiles. El gigante mantuvo el ataque de sus espadas sin piedad, mientras crueles heridas se grabaron en la piel gris de la medusa.

"... Ayúdalo, Kirito-kun".

Al escuchar esas palabras salir de su boca, Lyfa se sorprendió a sí misma. La expresión en el rostro de Kirito era tres veces más sorprendente que en el de ella. Viendo hacia Lyfa y los dos Evil-God, le preguntó con voz desconcertada.

"¿A cual?"

De hecho, en comparación con el gigante de tres caras, la medusa tenía una forma extraña. Pero en esta situación, no había espacio para las indecisiones.

"Por supuesto, el que está siendo golpeado".

Lyfa respondió de inmediato, pero Kirito respondió con una pregunta muy natural.

"¿Cómo?"

"Bueno..."

Lyfa no tuvo una respuesta inmediata. Sobre todo debido al hecho de que ella no tenía la menor ¡dea de qué hacer. Durante el período de indecisión que tuvo Lyfa, más heridas aparecieron en la parte posterior del Evil-God gris, con cabeza de elefante.

"j... Kirito-kun, haz algo!"

Lyfa lloró mientras juntaba ambas manos sobre pecho. El niño Spriggan no podía hacer nada además que rascarse el pelo negro.

"Incluso si tu dices que haga algo..."

De repente, la mano de Kirito dejó de moverse y se quedó mirando a los Evil-God de nuevo. Entrecerró sus ojos ligeramente, el destello en sus negros y brillantes ojos reflejaban la velocidad de los pensamientos que corrían en su cerebro.

"... Tal ves de esa manera, si esto tiene sentido..."

Kirito murmuró. Entonces, mirando alrededor de la zona, le susurró a Yui sentada en su hombro.

"Yui, ¿hay agua cerca? ¡Un río o lago estarían muy bien!"

Al escuchar esto, el duendecillo cerró los ojos sin preguntar por una razón, y comenzó a asentir con la cabeza casi de inmediato.

"¡Hacia allá, papá! ¡Unos doscientos metros al norte, hay un lago helado!"

"Bueno... Lyfa, corre hasta allí como si tu vida dependiera de ello".

"Uh... ¿Eh?"

Parecía Kirito estaba hablando del gigante con tres caras y cuatro brazos, pero ¿qué tiene que ver el agua con todo esto?

Lyfa estaba perpleja, pero Kirito no dijo nada mientras él se inclinaba y extraía un clavo largo y ancho fuera de se cinturón. Debe estar pensando en la manera de arrojarlo, pensó Lyfa a pesar de que nunca había visto una cosa así antes. Debido a ALO tenía hechizos de ataque de gran rango y muy potentes, no tenía sentido el entrenamiento de simples habilidades con armas de largo alcance.

Kirito estaba haciendo esto muy seriamente, sin embargo. Él coloco la cabeza del clavo de doce centímetros por arriba de su hombro, sosteniéndolo solo con la yema de sus dedos.

"j... Hacia allá!"

Con un grito, el brazo derecho Kirito se movió más rápido de lo Lyfa podía ver, y el clavo de hierro voló directamente en una corriente de luz azul...

El proyectil golpeó justo entre los brillantes ojos de color rojo oscuro del rostro más grande del gigante de tres caras.

Lyfa se sorprendió, al ver cuidadosamente como la barra de HP del gigante se redujo muy levemente. Que un arma tan pequeña penetrase la armadura de un monstruo enorme de tipo Evil-God no podría hacerse sin habilidad lanzamiento muy alto.

Mientras que el daño no era nada comparado con ¡e enorme barra de HP del Evil-

God, que no estuviera haciendo ningún daño es lo que menos importante aquí

porque-

"¡BOBOBORURURURU!"

Un rugido de ira vino del gigante de tres caras mientras sus seis ojos se centraron en Kirito y Lyfa, señalando un cambio de objetivo de la medusa a los jugadores.

"j... Corre por tu vida!"

Kirito gritó mientras corría hacia el norte, esparciendo la nieve en todas las direcciones mientras se movía a toda velocidad.

"Espera..."

Mientras Lyfa movía su boca, ella se apresuró a seguir el Spnggan que ya estaba muy alejado. Entonces, desde su espalda llegó un rugido como el trueno y el sonido de algo pesado pisoteando el suelo. El gigante estaba persiguiéndolos.

"¡Espera... Noooooool"

Lyfa gritó mientras corría a toda velocidad. Sin embargo, Kirito corriendo delante de ella se alejaba más y más con una técnica que incluso los velocistas olímpicos envidiarían. Lyfa había experimentado su velocidad de carrera mientras escapaban de «Ruger Corridor», pero ser dejada atrás era una cosa muy diferente.

"¡Esto es malo!"

Mientras Lyfa gritaba desesperadamente, el sonido de las enormes pisadas detrás de ella se oía cada vez más cerca. El Evil-God era trece veces más alto que ella, así que cada uno de sus pasos era de la misma proporción en comparación con los Lyfa. Su temor en que un movimiento de la gran espada de acero pudiera golpearla, hizo que Lyfa llevara su cuerpo al límite, es decir, las señales de su cerebro trabajaban más rápido en un intento de ponerse a la par con Kirito.

De repente, delante de ella, el joven vestido de negro se detuvo en una nube de nieve. Se dio la vuelta y detuvo a Lyfa con sus brazos extendidos. A pesar de la situación desesperada, Lyfa podía sentir la temperatura de su rostro elevarse mientras giraba para mirar detrás de ellos.

El gigante de tres caras estaba tan cerca que se veía aun más amenazador. Los alcanzaría en tan sólo unos segundos. Si eran golpeados por una de las espadas de hierro, Kirito y Lyfa que solo portaban armaduras ligeras perderían todos sus puntos de HP con solo un golpe.

"... ¿¡Qué demonios es lo que quieres hacer!?

Lyfa quería preguntar a Kirito, el por que no se alejaban. Al mismo tiempo...

Crackcrackcrack... el suelo comenzó a crujir, mientras se quebraba con cada paso.

Las piernas del gigante, del tamaño de troncos de árboles, rompían el hielo mientras avanzaba, Kirito se había detenido en el centro de un gran lago congelado que estaba cubierto por una capa de nieve, El hielo de 15 metros alrededor del Evil-God se hundió, dejando al descubierto el agua transparente y oscura. El gigante de tres caras se desplomó en su propio peso dentro del lago causando una columna ridiculamente grande de agua salpicará en el aire.

"Así de simple,.,"

Lyfa rogó desesperadamente, pero esa solución fácil no ocurrió. Una cara y media de sus caras aparecieron sobre el agua, y poco a poco se acercaba. Parecía que por debajo del agua sus dos brazos inferiores estaban actuando como remos, a pesar de su cuerpo de tipo roca, sin duda sabía nadar bien. Si Kirito apostó por el ahogamiento del Evil-God, parecía que se había equivocado.

Queriendo empezar a correr de nuevo, Lyfa giro la cabeza para mirar a Kirito quien solo estaba de pie inmóvil. Él la tomó lo suficientemente fuerte como para activar la alerta acoso de Lyfa, Kirito se quedó mirando fijamente al gigante, "... Ah, tú, no podrías..."

-Quiere morir aquí...

Ese pensamiento pasó por la mente de Lyfa.

No podía estar haciendo lo que Lyfa había intentado antes, sacrificándose para que ambos sencillamente murieran, volviendo al punto de guardar en la capital Sylph, Sylvain.

Lyfa no podía permitirlo, Kirito tenía una razón muy fuerte para ir a Aarun, o más específicamente, el «Árbol del Mundo», como había descubierto durante su primer día de viaje. La única razón por la que este Spriggan estaba en ALO fue con el propósito de encontrarse con alguien ahí y ya habían superado muchos obstáculos para llegar hasta este punto.

"No, tienes que escapar..."

Lyfa débilmente gritó mientras trataba de escapar de sus brazos, pero fue interrumpido por otro sonido de salpicaduras.

Sorprendida, ella volvió la cabeza y vio a una nueva columna de agua aparecer detrás del gigante de tres caras "Yururururu!" Ese rugido era definitivamente del Evil-God cabeza de elefante que el gigante de tres caras tenía antes atormentado. A pesar de que habían servido como carnada para salvarlo del gigante este lo había seguido al lago en vez de escapar.

Lyfa al instante se olvidó de su situación, sus ojos se ensancharon de asombro cuando vio -

Cortando el agua, una veintena de miembros se levantaron y se enrollaron alrededor de la cara y los brazos del gigante.

"BORUBORU!" El gigante rugió furiosamente, tratando de golpearlo en con sus espadas de hierro. Sin embargo, se movían lentamente en el agua y no podía cortar la piel de la medusa.

"... Y-ya veo..."

Lyfa susurró asombrada.

El Evil-God medusa era originalmente un monstruo acuático. Cuando en la tierra, la mayoría de sus miembros eran necesarios para sostener ese enorme cuerpo en forma de cuenco. Ahora que está en el agua, con su cuerpo flotando, todos sus miembros están siendo utilizados para el ataque. El gigante por otra parte, necesitaba utilizar dos de sus brazos para nadar, la reducción de su poder ofensivo era de un 50%.

Kirito se había dado cuenta de que era completamente natural para una medusa que estar en el agua, Lyfa se desilusiono de ella no fue capaz de notarlo y junto sus manos con fuerza.

La Evil-God medusa era como pez en el agua, su poder había hundido por completo al gigante de tres caras bajo el agua. La violenta lucha de los dos monstruos causó olas inmensas, lanzando grandes cantidades de agua y hielo en todas direcciones.

La medusa elefante dio un rugido digno de un dios, su cuerpo bnllaba con una luz blanca y azul. Y de a pronto, la luz cambió a chispas que fluían a lo largo de sus veinte miembros.

"Ah..."

"¡Muy bien!"

Kirito y Lyfa ambos gritaron al mismo tiempo. La HP del gigante de tres caras comenzó disminuir a gran velocidad. Usando la habilidad de identificación, podían ver lo que equivalía a cientos de miles de puntos de vida que desaparecían cada vez que la electhcidad lo golpeaba.

Podría ser la sangre hirviendo del gigante, pero había varios destellos rojos bajo el agua con columnas de vapor que subían, los cuales no tuvieron efecto en la HP del Evil-God medusa. Con el tiempo, la frecuencia de los gritos "BORUBORU" se desaceleró de golpe seguida de una explosión de polígonos suficientemente grandes como para bloquear la visión de Lyfa.

Lyfa apartó los ojos por un momento, y cuando se volvió de nuevo a mirar, sólo había un cursor.

"Yurururururuuuu ..." Con un grito de triunfo, la medusa elefante se levantó con sus muchas patas, y luego los devolvió al agua y comenzó a nadar sin problemas a través del lago.

El agua corría por su cuerpo como una cascada enorme, ya que se arrastró hasta la orilla y luego camino sobre el hielo hacia ellos. Lyfa contuvo la respiración mientras se lo observaba.

Con pasos ondulantes haciendo "Don Don"\ se acercaba el Evil-God, deteniéndose justo en frente de ellos mientras Lyfa fue una vez más sorprendida por su enorme tamaño. Durante la lucha contra el otro Evil-God, del gigante tentaculado habían aparecido tentáculos delgados.

No importa cómo lo miraba, su cabeza era la de un elefante. En lugar de orejas que cuelgan por los lados de su cara, tenía unos tentáculos redondeados, como extremidades apéndices cubiertas de adornos que debían ser sus branquias. Por debajo de su cara redonda colgaba una nariz al igual que sus extremidades. Los ojos eran un poco extraños bordeados por una franja de color negro azabache de lado a lado. Eran parecidos a unas bolas de arroz gigantescas que le daban una expresión cómica al mirarlo detenidamente.

"... Entonces, ¿qué debemos hacer ahora?" Kirito murmuró.

Lyfa fue quien dijo en un comienzo de salvar al monstruo medusa, pero nunca pensó en qué hacer después. El temible Evil-God aún tenía sobre sus ojos el cursor amarillo que indicaba que era hostil y probablemente podría matar a ambos con solo una de sus garras.

Sin embargo, el hecho de que no los había atacado indicaba que había algo extraño. Cuando vienes a mazmorras avanzadas como Jótunheimr, era normal para todos los monstruos atacar a los jugadores en el momento en que los vieran.

Como aún no había hecho nada, el elefante medusa podría irse si sólo esperamos...

El pensamiento de Lyfa fue traicionado un segundo más tarde. Con un "Yurururu", el Evil-God extendió su larga nariz hacia ambos.

"Ack..."

Mientras Kirito estaba retrocediendo, Yui, que había permanecido en silencio hasta ahora, agarró la oreja Kirito y trató de calmar al Spriggan.

"Está bien, papá. Este niño no está enojado".

"¿... Niño? 'pensó Lyfa, pero pronto se encontró sin el tiempo para reflexionar sobre esa pregunta.

La larga nariz suavemente enrollo a los dos y poco a poco los levanto del suelo.

"¡Hieeee!"

Kirito gritó mientras Lyfa se quedó sin habla. El elefante-medusa lentamente los levantó varias decenas de metros en el aire y parecía como si fuera a colocarlos en su boca, por suerte, no fue así, sino que simplemente las dejó caer sobre su espalda.

Aterrizaron en sus traseros y rebotaron un poco una vez antes de detenerse.

Visto desde lejos, el cuerpo de la medusa elefante era suave, pero al estar sobre ella, les reveló que estaba cubierto de pelo gris. Sabiendo que Kirito y Lyfa estaban sentados en el medio de la espalda, el Evil-god parecía satisfecho.

"..."

Lyfa y Kirito se miraron, una vez antes de que la chica Sylph renunciara a tratar de analizar la situación actual, optando en su lugar por ver tranquilamente el paisaje alrededor.

El reino de Jotunheimr no estaba completamente a oscuras. El techo estaba cubierto de estalactitas de hielo que liberaban un resplandor pálido. Una luz azul tenue iluminaba el paisaje cubierto de nieve, y a pesar de ser un área extremadamente peligrosa, era muy hermosa. Un castillo antiguo en el centro de un bosque negro, acantilados, la torre construida para unir este mundo con el mundo sobre la tierra. Lyfa podía ver todo esto claramente de sus decenas de metros sobre el suelo.

La medusa elefante caminaba sobre sus veinte miembros, y después de un minuto de viajar sobre su espalda, Kirito susurró a su compañera.

"¿Así que esto es... el comienzo de una quest?"

"Bueno..."

Viéndose un poco confundida, Lyfa formulo una respuesta tranquilamente.

"Si esto fuera una misión, cuando se inicia, debería aparecer una ventana de nuestro menú en la parte de nuestras quests de esta área..."

Lyfa agitó su mano izquierda alrededor de su parte superior izquierda de su campo de visión.

"Debido a que no se muestran aquí, no es un tipo de solicitud de quest. Si eso es así, entonces es probable que sea un tipo de evento... Esto podría ser un poco problemático."

"¿En qué sentido?"

"Si se trata de una quest, siempre habrá algún tipo de recompensa al final. Pero un evento es más como que el jugador está participando en un drama que no siempre tiene un final feliz."

"... ¿Quieres decir que puede terminar con uno de los finales trágicos, no?"

"Es posible. Antes, tomé una decisión equivocada en un tipo de evento de terror y yo morí asesinada por una bruja dentro de una olla hirviendo ".

"Que juego más interesante."

Kirito soltó una carcajada y puso una sonrisa tensa, comenzando a acariciar el cabello grueso debajo de él.

"... Bueno, como esto ya esta en proceso, podríamos simplemente dejar a la medusa y buscar otra manera de irnos. De todos modos, incluso si saltamos desde esta altura recibiríamos bastante daño, por lo que bien podríamos montarlo hasta el final... Bueno, tal vez sea un poco tarde ..."

"¿Q, ¿qué?"

Lyfa miró perplejo al joven Spriggan. Kirito agachó la cabeza mientras respondía.

"...Me disculpo por lo de hace un momento, Lyfa. Tome tus sentimientos a la ligera...Bueno, Puede que haya subestimado este mundo y no lo haya tomado con suficiente seriedad. Es solo un juego...Pero real o no, tus sentimientos son totalmente reales, eso es algo que yo debería saber muy bien..."

Kirito, que tenía la cabeza baja, tenía una expresión triste en su rostro.

Lyfa lo miró desde al lado y no pudo evitar sentir una especie de déjá-vu, pensando que había visto esa expresión. Lyfa se desmintió ese sentimiento y negó con la cabeza varias veces para ella misma.

"S-sí... Yo también lo siento ... Has trabajado muy duro para salvarme a mí y a mi raza." 'ALO es sólo un juego', tu jamás pensarías de esa manera, por mi parte, creo que estoy comenzando a entenderlo..."

«VRMMO-RPGs», incluyendo ALFheimOnline, eran un género completamente nuevo de juego, por lo que en algún lugar tendrían que estar probando a los jugadores. Últimamente, Lyfa tenía este presentimiento.

Pruebas, para exagerar, significaba que eran probablemente un desafío. Debido a que era un juego, no siempre se puede ganar. A veces las trampas de razas hostiles detienen tu progreso, o simplemente te atacan de frente y te acaban.

En ese momento, la seriedad con la que luchabas o si podías mantener el pecho en alto incluso en la derrota, este juego es la prueba de ello. Antes en las pantallas planas (MMORPG de ordenador), con excepción de los comandos de movimiento, tu avatar no cambiaría un poco, tan solo acabarías escribiendo en el cinat acerca de tu derrota de la manera que quieras. Ahora, bajo FulíDive, el avatar reproduce fielmente ¡os sentimientos del jugador. Incluso era posible derramar lágrimas.

Mucha gente odiaban que sus verdaderos sentimientos sean revelados, cuando una situación se volvía contra ellos algunos trataron de reírse de ello, y muchos trataban de cerrar sesión en el momento de la derrota. Incluso Lyfa no quiere que nadie vea su cara de derrota y menos llorando.

Pero el misterioso Spriggan delante de ella no tenía ninguna relación con el proceso de pensamiento mencionado anteriormente. Incluso cuando era atrapado por uno de los ataques de los Salamander, en otra ocasión atrapado por un ataque unilateral de la salamandra en el Ruger Corridor o durante la lucha con el general Eugene, donde estuvo al límite por la espada demoníaca, nunca dudó en mostrar su ira y lamento.

Él sólo hizo lo que tenía que hacer, superó todos los obstáculos en su camino y ganó en última instancia. No sería posible hacer esto para una persona que se tomaba este mundo a la ligera, como «un juego».

"... Hey, tú..."

'Antes de venir aquí, ¿en qué tipo de juego que te encontrabas? ¿ Qué clase de persona eres en realidad?'

Ella quería preguntar eso, pero mantuvo los labios apretados. En los VRMMOs, hacer preguntas acerca de la realidad de alguien era algo que incluso amigos muy cercanos evitaban hacer.

Como Kinto inclinó su cabeza en dirección a ella, ella se limitó a sacudir ia cabeza y sonrió en silencio diciendo: "No es nada".

"... Bueno, debemos decidir ahora. Puedo quedarme el tiempo que necesitemos.

Asistir a la escuela es algo opcional para mí".

Dicho esto, Lyfa le ofreció su mano derecha. "Ya veo," dijo Kirito con una sonrisa antes de que él le estrechara la mano. Lyfa estaba constantemente tratando de evitar mirarlo a los ojos para ocultar sus mejillas sonrojadas. Se dio cuenta de Yui, estaba sentada en el hombro de Kirito riendo alegremente, y Lyfa se avergonzó

aún más. Cuando retiró la mano, hasta las puntas de sus orejas estaban calientes, así que desvió la mirada inmediatamente.

Sin preocuparse por las tres personas que lo montaban, el Evil-God avanzaba rápidamente. Mirando a lo lejos, Lyfa olvido por completo su vergüenza y frunció el ceño.

"¿Qué paso?"

Al decir esto Kirito, Lyfa extendió su mano derecha, apuntando a la distancia.

"¿Recuerdas lo que te dije de ir a las escaleras más cercanas al oeste o al sur?

Esta criatura parece estar yendo en la dirección opuesta... Mira allí".

En la dirección que Lyfa apuntaba, a una silueta gigante que comenzaba a surgir en medio de la oscuridad. Formando un arco con el techo de Jótunheimr, una estructura cónica enorme unía el suelo con el techo. Cómo una red, las ramas se entretejían y unían para sostener una estalactita gigantesca en un solo lugar.

A juzgar por el efecto borroso por la distancia, que eran por lo menos diez kilómetros de distancia, pero el enorme tamaño confundía totalmente el sentido de la distancia del jugador. Varios puntos luminosos estaban atrapados dentro del carámbano, dando la ilusión de un ojo gigantesco parpadeando majestuosamente.

"... ¿Qué es ¡a cosa que rodea esa estalactita...?"

"Solo lo he visto en una foto... Esa debe ser la raíz del Árbol del mundo".

"¿Qué...-?"

Los ojos de Lyfa se estrecharon y lanzó una mirada afilada al perfil de Kirito, antes de decir su comentario continuó;

"Las raíces que pasan por la tierra de ALfheim cuelgan desde el techo de Jótunheimr. Así que en vez de ir a la orilla del Jótunheimr, este Evil-god nos esta llevando hacia el centro".

"Hmm... El Árbol del mundo, pasa a ser nuestro destino final... Así que si subimos por las raíces, ¿seremos capaces de salir de aquí?"

"Nunca he oído hablar de eso. En primer lugar mira allí, las raíces se extienden solo a mitad de camino del techo y el suelo. Esto significa que son más de 200 metros fuera de la tierra. Ya que no podemos volar en este campo, no hay forma de llegar a esa altura".

"Ya veo..."

Después de un pequeño suspiro, Kirito finalmente echo a reír sin poder hacer nada.

"Bueno, ahora solo tenemos que dejar que este gorgojo o Bathynomus giganteus nos dé la bienvenida al Dragon's Palace o nos convierta en el desayuno".

"Hey, espera un minuto. ¿Qué es eso de Bathyno...? ¿Son como Elefantes o Medusas?"

"¿Oh, no lo sabes? Su nombre es Isópodo Gigante... Viven en aguas profundas, se ven como un Amadillidium vulgare de este tamaño..."

Kirito extendió sus brazos como si fuese a dar un abrazo. La parte superior del cuerpo de Lyfa se sacudió y se apresuró a cambiar de tema.

"Lo entiendo, vamos a darle nombre! Un nombre lindo!"

Con cabeza redonda y en la parte superior del cuerpo tentáculos. Un nombre para el elefante, un nombre para el elefante... Lyfa pensaba mucho en eso.

"Yuuzou... no... Zooringen... no, es que...

"Entonces, Tonkii"

Kirito dijo de pronto, ganándose una mirada en blanco de Lyfa. En efecto era un lindo nombre pero ¿Cómo diablos pensó en él? Elefante Tonkii, el nombre sonaba familiar.

La respuesta vino a ella después de hurgar en su memoria por dos segundos.

Cuando era pequeña, tenía un libro ilustrado y en dicho libro había un elefante con el mismo nombre. En el libro, al final de la guerra de hace mucho tiempo, la orden dada fue el poner a todos los animales feroces en el zoológico. Mientras lloraba, el cuidador del zoo puso veneno en el alimento de los animales, pero el inteligente elefante Tonkii no comió, pero murió de hambre mientras recibía aplausos, esa era la trama. Cada vez que su madre leí esa parte no podía evitar romper en lágrimas.

"...Siento que el nombre no nos traerá buena suerte".

Lyfa susurro y Kirito asintió con la cabeza y una mirada de lastima en se vio en su rostro.

"Puede que sea así, pero eso fue lo primero que me vino a la mente".

"Oh, así que sabes acerca de ese libro ilustrado. Bien, bien. Vamos a usar eso".

Lyfa llevo sus manos y acarició los cabellos cortos cerca de sus pies.

"Hey, Evil-god-kun, de ahora en adelante te llamarás Tonkii".

Por supuesto, el monstruo no dio respuesta alguna, pero tampoco se negó, por lo que asumieron que aceptó el nombre. Si utiliza la habilidad Taming en este Evil-

god y lo vuelve su mascota el sistema permite darle nombre. Sin embargo, ella nunca había escuchado hablar de una Cait Sith con Taming master" que haya logrado hacer obedecer a un Evil-god.

Yui, que estaba sentada en el hombro de Kirito, agitó sus pequeñas manos y siguiendo a Lyfa llamo a la bestia cientos de veces más grande.

"¡Tonkii-san, gusto en conocerte! ¡Por favor, cuida de nosotros!"

Esta vez, como si entendiera o tal vez por accidente, el Evil-god movió las aletas branquiales a ambos lados de su cabeza.

El elefante medusa, ahora de nombre Tonkii, continuó hacia el norte a lo largo del río helado.

Significa maestro domador pero se refiere a que la habilidad está al máximo.

Más de una vez, evitó los encuentros con otros Evil-god que vagaban en el área.

Pero, por alguna razón, los otros Evil-god los miraban a través del bosquecillo o colina a la izquierda.

Se podría haber pensado que Kirito y Lyfa pertenecían a Tonkii, entonces ¿Por qué este Evü-god de tres cabezas atacaba a Tonkii? Puede que haya más Evil-

god del mismo tipo que Tonkii, pero estos tenían una forma y tamaño diferente a Tonkii.

Lyfa volteo a un lado buscando la opinión de Kirito, pero el Sphggan tenía los ojos cerrados y parecía estar asintiendo con la cabeza. Lyfa preparó su puño y cuando estaba a punto de golpearlo, se le ocurrió una idea, tomó un puñado de nieve que había caído en la espalda de Tonkii Antes de que la bola de nieve desapareciera, Lyfa jalo el collar negro de Kirito y puso la nieve en su espalda.

"¡Frío!"

Golpeado por el efecto del frío, Kirito gritó mientras saltaba. Después de decirle "buenos días", Lyfa le preguntó acerca de su duda anterior. El Spriggan tenía una mirada de reproche por un tiempo, pero al poco tiempo hablaba mientras pensaba.

"... En otras palabras, incluso entre los Evil-god, los que tienen formas humanas y aquellos con formas bestiales luchan regularmente..."

"Posiblemente pero tal vez el tipo humanoide solo ataca a los Evil-god del tipo de Tonkii..."

El campo Jótunheimr se añadió apenas hace un mes, como parte de una actualización importante, sin embargo, la mayor parte está todavía sin explorar debido a la dificultad. Si se trataba de algún tipo de evento, era posible que ellos fuesen los primeros jugadores que supieron de su existencia. Si se trataba de una partida de caza normal haberse tropezado con Tonkii peleando con el gigante, ellos solo mirarían la pelea, y después Tonkii moriría, hubiesen tenido que pelear con el gigante - habría sido el posible resultado.

"Bueno, solo el diseñador y Tonkii saben cómo terminará esto, así que hay que dejarlo ser".

Después de decir eso, Kirito se dejó caer utilizando sus manos como almohada y cruzando las piernas. Yui voló de su hombro a su pecho, y se acostó con la misma posición. Suspirando mientras veía a los dos tan relajados, Lyfa comenzó a preparar un hechizo de hielo.

Mirando el reloj en el borde, los números verdes ya pasaban de las 3 a.m. desde hace ya un tiempo.

Hasta el momento, Lyfa nunca había estado en el juego después de las 2 a.m. y en este territorio desconocido. Lyfa suavemente acarició los cabellos cortos a sus pies, tenía sentimientos encontrados por quedarse toda la nocine jugando por primera vez.

El Evil-god, sin darse cuenta de lo que pasaba en su espalda, continuó caminando con ritmo constante...

El avance de pronto se detuvo en una suave colina cubierta de hielo y nieve.

"Uwaa..."

Ubicándose en la parte frontal de la cabeza de Tonkii, Lyfa interesada sin querer quedo sin aliento por la sorpresa.

Era un agujero.

La escala no era normal. Un agujero vertical grande, tan grande que el otro extremo se desvanecía en una bruma color azul. Acantilados escarpados cubiertos por nieve y el hielo grueso transparente en la parte superior, poco a poco se desvanecía el color azul claro y más abajo el azul se volvía azul índigo hasta volverse una laca oscura cuanto más abajo miraba. Pero no importaba cuanto esforzaba la vista, el fondo estaba envuelto en una oscuridad profunda, como si no tuviese fondo.

"...Me pregunto qué pasaría si alguien cae en eso..."

Kirito dijo con voz tensa. Yui, de nuevo en su hombro, respondió con voz grave:

"La parte Inferior no está definida en los datos del mapa".

"Wow, realmente es un pozo sin fondo".

Kirito y Lyfa lentamente regresaron a la parte superior de la espalda de Tonkii.

Antes de eso, el Evil-god comenzó a moverse de nuevo.

'¿No puede ser, nos quiere tirar en el agujero?'

Lyfa grito en su corazón, pero, afortunadamente, el Evil-god no parecía ser tan ingrato. Dobló las piernaa y mantuvo la espalda horizontal, y se sentó.

Después de unos segundos, Tonkii quedo completamente en la nieve con un ruido. Yururu, gritó en voz baja, tirando de su larga nariz y al fin Tonkii dejó de moverse.

Kirito y Lyfa se miraron el uno al otro, después, bajaron cautelosamente de su espalda.

Después de dar unos pasos, se dieron la vuelta para mirar al elefante-medusa, pero lo que estaba detrás, ya no era ni un elefante ni una medusa, más bien parecía un bollo al vapor gigante cubierto de nieve.

"... Este tipo, ¿Qué está haciendo?..."

Lyfa se adelantó unos pasos a Kirito quien pronunció con asombro. Ella golpeó la gruesa piel gris.

"Hey, Tonkii, ¿Qué debemos hacer ahora?"

No hubo respuesta. Lyfa oprimió un poco más fuerte el costado del Evil-god y sintió un ligero cambio. Cuando Tonkii les había dado un paseo, su piel era como un colchón de poliuretano, pero ahora, se había vuelto dura.

¿No puede ser, murió cuando llego a su objetivo?

Pensando en eso, Lyfa corrió a su lado y levanto su oreja. Un débil, pero constante 'boom, boom, boom' se podía escuchar, aliviada, Lyfa quitó la cabeza de su lado.

Él aún está vivo. Lyfa volteo a ver su medidor de HP, el cual se había recuperado por completo desde su anterior batalla con el gigante de tres cabezas.

"Esto significa que... ¿está durmiendo? ¿Hemos estado trabajando duro toda la noche?"

Lyfa puso mala cara, se acercó a Tonkii y estando a punto de tirar de su pelo como venganza Kirito dijo en voz alta.

"¡Hey Lyfa, mira en la parte superior, es increíble!"

"¿El que...?"

Lyfa levanto la cabeza para ver la escena, que de hecho, era una vista increíble.

Las raíces del Árbol del mundo y el cono que se envuelve alrededor de lo que habían visto desde hace mucho antes estaban ahora directamente sobre ellos.

Aunque todavía era difícil de adivinar el diámetro de la estalactita, probablemente era el mismo que el del agujero que se extiende debajo. Mirando con cuidado se puede ver una especie de estructura en la estalactita. Pasillos transparentes y corredores estaban iluminados por el fuego, arrojando la luz a través del hielo.

"Realmente increíble... si todo esto es parte de un dungeon, no cabe duda que es el más grande en ALO".

Lyfa suspiró e inconscientemente llevo su mano a ella. Sin embargo, había un supuesto espació de 200 metros o más hacia la estalactita. Era una distancia que incluso para un miembro de la raza Imp, que podía volar en lo subterráneo, no sería capaz de cruzar.

"¿Cómo se llega ahí...?"

Lyfa preguntó, pero antes de que Kirito contestara, la pequeña pixie se hizo presente saliendo del hombre vestido de negro y habló con una voz penetrante.

"¡Papá, hay otros jugadores que se acercan desde el este!...¡Uno... no detrás hay otros... veintitrés!"

"¡...!"

Lyfa respiró hondo.

Veinticuatro personas. Esto es obviamente una party para cazar Evil-god. En su principio eran lo que deseaban encontrar. Si les decían su situación y los dejaran participar, podrían usar el calabozo con escaleras en el aire para escapar.

Sin embargo, ahora. En una palabra, el objetivo de los jugadores que se acercan es...

Lyfa se mordió el labio, mirando hacia el este y después de unos segundos, oyó el crujido leve de los pies al moverse a través de la nieve. Era un sonido que habría sido inaudible si no fuera por su fino oído como un miembro de la raza Sylph.

No podía verlos por lo que probablemente estén usando magia de sigilo.

Lyfa rápidamente levanto las manos, dispuesta a conjurar magia para hacerlos visibles. Sin embargo, un espacio de no más de diez metros de distancia comenzó

a distorsionar como un muro de agua. Un jugador apareció.

Él era un hombre de piel blanca pálida que tenía un tono azulado y el cabello largo de color azul claro. No había duda, era un Undine. Los grabados en u armadura de cuero gris imitaban la apariencia de escamas y un pequeño arco colgando de su hombro.

Este hombre probablemente se encargaba del reconocimiento y localización de la posición del enemigo, es decir, un scout. A juzgar por su movimiento flexible y equipamiento de alta calidad, se notaba que era un jugador de alto rango.

Con un brillo agudo en los ojos, el explorador se adelantó y dijo las palabras más temidas por Lyfa.

"Ustedes, ¿Van a cazar a ese Evil-god no?"

Por su puesto, él ser refería a Tonkii que estaba en forma de bola a un lado de Lyfa.

Cuando Lyfa no respondió, el rostro del hombre se volvió más agudo y continuó.

"Si lo van a matar, háganlo rápido. De lo contrario salgan del camino o quedaran atrapados en nuestros ataques a distancia".

Antes de terminar esas palabras, muchos de los pasos sonaron en la cresta detrás del hombre. Al parecer, la principal fuerza de la party había llegado.

Si fuese una party formado por razas mixtas en zona neutral, aún hay esperanza...

Pero las esperanzas de Lyfa iban acabándose rápidamente a medida que una veintena más de jugadores caminaban sobre la nieve. Todos tenían la misma piel blanca y el pelo azul. En otras palabras, eran una Party Undine Elite cazadores de Evil-god, probablemente el «Crescent Moon Bay»

Si se trataba de una fuerza mixta formada por renegados que había salido de su territorio, podrían haber pasado por alto la combinación de un Sylph y un Spriggan. Pero si todos fueran honorables miembros de la raza Undine, no sería tan agradable. Básicamente, podrían acumular "honor points" si matan al grupo mixto de Lyfa y Kirito. Probablemente sería justo considerarlos presa fácil. Así que podrían estar agradecidos en avisarles.

'-Pero, por ahora tenían que ser razonables.

No podían dejar que mataran a su compañero Tonkii.

Lyfa pensó desde su corazón, se movió entre Tonkii y el explorador de pelo azul y dijo en voz baja:

"... Le pido a riesgo de malos modales. Este Evil-God, déjenos tenerlo".

Al escuchar esto, el hombre y el batallón detrás de él mostraron una leve sonrisa amarga.

"En dungeons de caza de niveles menores podría ser, pero esto es Jótunheimr.

'Este lugar es mío' y 'este monstruo es mío' no tiene ningún significado aquí, tú

debes ser un veterano y debes comprenderlo".

Lo que decía el hombre era verdad. La insistencia en el derecho de campo o un monstruo se invirtió en Lyfa por lo cual se sorprendió. Por supuesto la prioridad se otorga a batallar el monstruo, en este momento Tonkii estaba acurrucado ya los Undines quieren atacar, Lyfa no tenía derecho de interferir.

Fue doloroso. Cuando Lyfa se mordía los labios, una sombra se movió enfrente de ella. Fue Kirito. Lyfa respiró hondo. De ninguna manera iba a hacer algo irrazonable otra vez, como cuando se enfrentó al general Eugene y los Salamanders - ¿Iba a luchar contra ellos? ¿Será capaz de desenvainar su espada en contra de tanta gente?

Sería una pelea inútil. No, eran 24 jugadores frente a ellos y todos parecían ser veteranos o si no, no estarían aquí en Jótunheimr. Ellos estaban en un nivel completamente diferente a los Salamanders en el corredor de Ruger. Guerreros con armaduras y magos en su equipo mostró la diferencia claramente.

Sin embargo, las acciones tomadas por Kirito fueron totalmente inesperadas.

El Spriggan vestido de negro, sin tocar su espada, se arrodilló en la nieve y bajó la cabeza.

"Te lo ruego".

La voz que salió de su boca sonó completamente seria.

"Aunque el cursor es de color amarillo, este Evil-God en nuestro compañero... no, es nuestro amigo. Hemos venido hasta aquí después de que casi lo alcanzaba la muerte. Queremos que liaga lo que tiene que hacer hasta el final".

Con eso Kirito inclinó la cabeza más profundamente, el explorador de peló azul cerró los ojos por un segundo.

Cuando los abrió, dejo escapar una enorme carcajada. Una risa hizo eco rápidamente por el pelotón de jugadores que se aproximaban detrás de él.

"Hey... Hey, tú eres realmente un personaje? Tú no eres un NPC, ¿no?"

Con una carcajada final, el explorador extendió las manos y negó con la cabeza.

Entonces llevo su mano por encima de su hombro y se quitó el arco de elegante diseño. Colocó una flecha de plata en su arco con una carcajada.

"...Lo siento, pero no venimos a jugar a este campo. Justo hace un rato, fuimos eliminados por un Evil-God. Es muy difícil recoger todas las luces y restaurar nuestro grupo. Cuando veo una presa fácil ante mí, ¡a quiero cazar. Porque soy un buen tipo... te daré 10 segundos para quitarte del camino. Cuando ese tiempo pase, no vamos a ver más por ti. El equipo de magos comenzarán a lanzar magia".

El hombre hizo un gesto con la mano y los jugadores en fila de atrás comenzaron a lanzar hechizos. Uno tras otro, los efectos de luz de colores aparecieron, los stats de los guerreros comenzaron a elevarse.

"Diez... Nueve... ocho..."

El nivel de ruido fue aumentando cada vez más conforme el explorador iba contando.

Lyfa apretó los puños tan fuerte que sus nudillos crujieron y todo su cuerpo temblaba de ira. Frente a la espalda de Kirito, Lyfa exclamó:

"...retrocedamos Kirito".

"...Ok".

Kirito susurró con la cabeza hacia abajo, miró hacia el oeste moviéndose a lo largo del abismo. Lyfa también caminó con él, de lado a lado. El explorador continuó la cuenta atrás.

"Tres... Dos... Uno... ¡Ataquen!"

Sin espíritu de lucha, escucharon la instrucción con calma y después...

Un sonido feroz de magia de ataque combinado con sonido metálicos de los guerreros, se lanzaron al ataque.

Justo detrás de sus espaldas, una sucesión de explosiones sacudieron e! suelo, seguido de una ráfaga de aire caliente que lanzó la cola el cabello de Lyfa delante de ella.

Ambos se giraron después de haberse movido unos 30 pasos de distancia.

En ese momento, las espadas de los guerreros, hachas, lanzas y otras armas golpearon el cuerpo de Tonkii, una tras otra. Intensos efectos de luz y sonido de producto de los impactos siguieron los ataques. A pesar de tener la defensa de un Evil-God, los repetidos ataques de los jugadores con un alto nivel de equipamiento estaban acabando con el HP de manera constante.

Los ocho guerreros continuaron atacando durante varios segundos antes de retroceder cierta distancia. Tan pronto como los guerreros se alejaron, la segunda descarga de ataques mágicos fue completada y seguida de una lluvia de flechas de numerosos arqueros.

La magia causó una terrible explosión que tragó por completo Tonkii, a pesar de ser más de cuatro metros de altura. Con una columna de llamas, su pelo brillante fue destrozado por el fuego. Con eso, alrededor de un diez por ciento de HP total de Tonkii había desaparecido.

De pronto, comenzó a surgir un sonido como el de una flauta en medio de toda la batalla, Yururuuu, Yururuuu.

Eso fue sin duda era el llanto Tonkii. Era incluso más agudo y más trágico que cuando estaba siendo abrumado por Evil-God de las tres caras.

Lyfa ya no podía soportar ver esa masacra y volvió la cara hacia la izquierda.

Kirito de pie con sus puños apretados por la rabie e impotencia, mientras desde su bolsillo, la pequeño Yui, asomo su cara y apretó las manos en el borde de la tela.

Su hermoso rostro estaba distorsionado por la angustia, desde sus oscuros ojos que derramaban lagrima tras lagrima . Lyfa sin poder ver esta triste escena comenzó a hervirle la sangre y sintió la necesidad de hacer algo.

"Si sólo las fuerzas Undine hubiesen sido un grupo PK..."

Entonces Lyfa podría odiarlos. Así, ella podría jurar que iba a tomar venganza por la muerte Tonkii.

Pero ahora no son más que un grupo de personas ejerciendo sus derechos legítimos como jugadores de un MMO. Matar monstruos para ganar dinero y experiencia es una razón básica para ello, que se originó en las mesas de juego de rol de hace muchos años, y no había cambiado desde entonces, incluso con la aparición de ¡os juegos FullDive. Ni las formas ni las normas de Alfheim permitían a Lyfa contradecir a los Undines.

Sin embargo, incluso si era un monstruo, él se convirtió en un amigo y en un compañero de viaje, ¿qué tipo de costumbres no le permitirá protegerlo? "El es nuestro compañero, así que no lo maten", si no podemos decir esto, ¿qué sentido tendrían las reglas?

Lyfa creía que incluso en este mundo, no había «libertad de espíritu». Según ella era posible mostrar sentimientos que jamás expondrías en el mundo real. Incluso estos Undines en algún momento fueron novatos y disfrutaron del juego normalmente, vieron algún monstruo con el que se encariñaron y decidieron no matarlo por que eran lindos o algo por el estilo.

Sin embargo, cuando los jugadores mejoraban sus stats, obtenían equipo más raro y más fuerte, su rango aumentaba, pero al mismo tiempo, sus alas estaban atadas con cadenas invisibles.

Con el sonido de los ataques constantes, Lyfa estaba inconsolable. A medida que los ataques se hicieron más fuertes, los gritos de Tonkii, eran inversamente proporcionales y se volvían más y más débiles. El HP Tonkii había caído ya por debajo del 50%. Quedaban dos minutos - no, sesenta segundos para que muriera.

"... Kirito-kun."

"Lyfa".

Hablaron casi simultáneamente.

"Lyfa."

Lyfa alzó la mirada hasta reuniría con las pupilas negras del Spriggan y le dijo:

"... Yo voy a ayudar".

"Yo también iré".

"Tú objetivo es Aarun así que corre", Lyfa se tragó sus palabras y asintió con la cabeza. Si nosotros dos interferimos, estaremos muertos en menos de diez segundos. Y no había ningún significado detrás de nuestras acciones.

Pero al igual que Kirito, las creencias Lyfa no le permitirían sentarse en el banquillo y no hacer nada. Habían salvado Tonkii del gigante de tres caras y Tonkii los había salvado a cambio. Incluso si el Evil-God no es más que un montón de código enterrado en un rincón del servidor, ellos se habían vuelto amigos, e incluso le dieron un nombre, no había manera de que ellos solo estuvieran allí y lo vieran morir, no tendría sentido el jugar VRMMO.

"... Ya sabes, hoy te podría ayudar en viajar de Sylvain a Aarun de nuevo."

Lyfa dijo rápidamente, Kirito asintió y llevó su mano a la empuñadura de !a espada.

"Gracias.... Yui, escóndete bien".

"Si... Papá, Lyfa-san... ¡buena suerte!"

Yui se escondió en el bolsillo de Kirito, el duendecillo ya no lágrimas en su cara. Kirito y Lyfa desenvainaron sus espadas al mismo tiempo. Con el agudo sonido metálico, un mago Undine desde los costados giro con una mirada inquisitiva en su rostro.

Primero iremos tras la baja defensa de los magos. Confirmado por el contacto entre sus ojos, ambos corrieron a toda velocidad. La nieve se dispersaba en lo alto y el aire se estremecía con fuerza mientras ambos avanzaban.

Lyfa moviéndose en el límite de su velocidad cambio el ángulo de su katana con ambas manos mientras se acercaba a su destino.

"¡Eyaa!"

Lyfa dejo caer su katana con un ímpetu feroz. Como un rayo verde, la katana mordió el hombro del mago en el borde posterior izquierdo.

La túnica de color azul claro que llevaba era una pieza bastante rara de equipo, por lo que su HP sólo se redujo en un 30%. Mientras él levantaba su báculo, un destello negro golpeó su cuerpo en posición horizontalmente. Un poco más tarde, un fuerte efecto de sonido escuchó. Su HP se redujo otro 40% por uno de los veloces golpes de la gran espada de Kirito.

Sin mostrar piedad alguna, Lyfa siguió atacando sin descansar al jugador flotando silenciosamente por el aire. Con cada golpe, el HP del mago disminuyó hasta que con un golpe final llegó a cero.

Luego, en una columna azul marino el avatar del mago desapareció. Todo lo que quedaba era su Luz Permaneciente y quitándoselo de encima, Lyfa se volvió hacia su próximo enemigo.

En este punto, los otros magos que estaban enfocados en atacar Tonkii con hechizos de largo alcance por fin se percataron de que algo andaba mal. Con una expresión atónita, empezaron a gritar.

"... ¿Es en serio?"

"¡Bueno, a ti qué te parece...!"

Gritando su respuesta, Lyfa pateó la nieve.

Eran en efecto tropas de élite Undine, su velocidad de reacción fue muy rápida. Detuvieron los conjuros de largo alcance, y cambiaron con gran velocidad a hechizos de corto alcance. Sin embargo, la velocidad de Lyfa y Kirito fue ligeramente superior. En la posición de poder utilizar al segundo mago como un escudo, continuaron su ataque cruzado de espadas. Los magos continuaron lanzando sus hechizos, pero lo más grave que sucedía era que sus ropas se rasgaban mientras los magos utilizaban un tipo de magia que se movía en línea recta.

Lyfa frunció el ceño cuando uno o dos hechizos rastreadores, se mezclaron entre si, y le impactaron directamente. Al matar a su segundo mago, Lyfa giro solo para ver a Kirito acercarse a su siguiente objetivo. Con un golpe de su espada, Kirito rompió el suelo, mandando la nieve a volar en todas las direcciones.

De repente, se oyó un sonido mientras una flecha de plata se hundió en el hombro izquierdo Kirito.

Kirito al darse ta vuelta observó al líder de los scouts de pie, a una distancia considerable, y que con una cara seria preparaba su segunda flecha. Abriendo la boca, ordeno:

"¡Pelotón de Guerreros, retrocedan! ¡El pelotón de magos está bajo ataque!"

La segunda flecha disparada hacia el pecho Lyfa, se veía como un meteorito de plata. Demasiado rápida para esquivada, ella le bloqueó con el brazo izquierdo.

¡Thunk! Con el sonido del impacto, el HP de Lyfa se redujo más del diez por ciento. Mientras que ella se tambaleaba, una corriente de agua a alta que era más bien como un láser atravesó su pierna derecha. Por supuesto, Lyfa no sentía ningún dolor, pero su rostro se contrajo por el entumecimiento desagradable.

Como Kirito luchó con su tercer oponente, quien ya había perdido más de la mitad de su HP, se vio envuelto en un tornado de hielo. Lyfa se acercó, dispuesta a usar magia de recuperación, pero encontró con los magos preparando un ataque a gran escala. Por otra parte, los guerreros que habían estado atacando a Tonkii se precipitaron de nuevo con miradas endemoniadas.

¿Esto es lo más lejos que llegaremos?

Casi cincuenta segundos después de iniciada la batalla, han luchado bien, teniendo en cuenta que están luchando con un gran número de oponentes. Con esto, sin duda, Tonkii perdónanos.

Lyfa cerró los ojos y apoyo su cabeza sobre el pecho de Kirito, esperando que la espada, flecha o magia terminara con su HP.

Sin embargo, antes del sonido de los ataques, un agudo sonido de flauta sonó

decenas de miles de veces más fuerte. El aire intensamente frió se estremeció, el sonido resonó en las montañas cubiertas de nieve, fue sin duda un grito de Tonkii, pero era totalmente diferente a sus débiles gritos anteriores.

¿No puede ser, Tonki murió? Lyfa pensó mientras volteado su rostro con dolor por encima de la colina.

Ese cuerpo ovalado fue grabado con muchas cicatrices, pero una fue especialmente larga y profunda. Mientras miraba esa grieta extenderse hasta los extremos conectados.

"Oh..."

Lyfa susurró. Ella esperaba ver la sangre del Evil-God brotar por la grieta en su cuerpo.

Pero- Saliendo a borbotones, de color blanco puro, una luz deslumbrante comenzó

a emerger.

La luz blanca salió disparada acompañada de un sonido de resonancia agudo cubrió a los guerreros, magos y scouts, ni un solo Undine quedó fuera. El aura de apoyo alrededor de sus cuerpos se hizo humo y se disipó, evaporando los efectos de la magia de ataque.

... ¡Dispel Field!

Una habilidad especial que solo monstruos de tipo Boss poseían. Por un Evil-God de bajo nivel, que no era muy fuerte. Kirito y Lyfa no lograban entender y los 22 Undines se congelaron un instante. Con todos los ojos sobre la luz que cubría a Tonkii lentamente se fue disipando.

No, no es eso. Solo su espesor se redujo, la cascara dura voló. La fuente de luz continuaba emitiendo luz en forma de espiral.

La punta de la espiral de luz se movió y se estabilizó.

La fuente de luz, las tiras de color blanco puro, se volvieron ocho resplandecientes alas expandiéndose radialmente, cuatro a cada lado.

"...Tonkii..."

Pareciendo escuchar a Lyfa, el 'elefante' levanto la cara lejos de las alas.

Su larga nariz en lo alto y las orejas bien abiertas, revolotearon-

Yururururu. El sonido fuerte de nuevo emanaba del Evil-God que ya no era una medusa. Con golpe con las alas se elevó al cielo.

El cuerpo es ahora un elefante aerodinámico. De los 20 tentáculos que una vez colgaban de su estómago, ya no eran como garras, más bien, ahora eran como lianas de una planta. Su HP que había sido disminuido alrededor del 10% se recuperó por completo.

Después de llegar a unos diez metros de altura, Tonkii estuvo dando vueltas por un momento, cuando, sin previo aviso, su color cambio y se envolvió en un resplandor azul.

"Ah... Eso es malo..."

Kirito susurro, tomó a Lyfa y la arrastró por la nieve.

Justo después, Tonkii lanzó una cantidad de rayos masivos de sus patas, uno tras otro. Sin siquiera poder gritar, los Undines eran golpeados y lanzados con un fuerte ruido. Algunos magos y arqueros fueron volados en pedazos de un golpe, pero los guerreros resistían un poco más.

"¡Retírense a la parte inferior de la colina! ¡Para sanar y recuperarnos!"

El explorador comandante, al ver que no tenía oportunidad de recuperarse, gritó.

De las casi veinte personas que sobrevivieron, todos bajaron corriendo la pendiente juntos. Los guerreros construyeron muros de escudos mientras que los magos restantes comenzaban sus encantamientos tras de ellos.

Sin embargo, Tonkii planeó lentamente por el aire, esta vez con una luz blanca y pura.

Kuaaa... ecos de aros de luz descendían, deshabilitando cualquier poder mágico.

También, cualquier encantamiento incompleto se convertía en humo y desaparecía.

"¡Maldita sea!"

El líder explorador gritó, perdiendo finalmente su compostura. Levantó sus manos hacia el cielo. Flechas de humo estallaron, creando una pantalla que ocultaba a todos los Undines.

"¡Retirada!, ¡¡Retirada!!"

Mientras gritaba la orden, las fuerzas Undine escapaban en línea recta, claramente visible desde el punto en el que se encontraba Lyfa. Su escape fue muy rápido, y pronto desaparecieron en la distancia.

Por supuesto, para el Tonkü quien ahora podía volar, alcanzar a los jugadores que intentaban escapar en el suelo hubiese sido fácil. Pero sólo lanzó un grito de victoria, y batió una de sus alas para cambiar de dirección.

"¿...Y, que debemos hacer ahora?"

Kirito dijo algo que ella había escuchado antes.

Tonkü simplemente alargaba su nariz, respondiendo. Su nariz se estiró y enrolló

alrededor de Lyfa y Kirito, levantándolos sin explicación.

'¡Es como lo pensé!' Mientras pensaba en eso, fueron depositados en su espalda, aterrizando cada uno en sus traseros al mismo tiempo con un sonido bofo.

Se miraron entre ellos y después enfundaron sus espadas. Lyfa comenzó a acariciar su pelaje blanco. Quizá era su imaginación, pero el pelaje parecía un poco más largo e incluso más flexible que antes.

"...Después de todo eso, es bueno que estés vivo, Tonkü."

Dijo Lyfa, entonces Yui asomó la cabeza fuera del bolsillo de Kirito, juntó sus manos y exclamó felizmente:

"[También estoy feliz de que estés vivo) ¡Eso significa que muchas cosas buenas podrían pasar!"

"lEso sería genial..."

Dijo Kirito mirando de arriba hacia abajo.

Después de esto, Tonkü probablemente iría a algún otro lugar. Adelante estaba el gran agujero en el centro de Jótunheimr - si ese hubiese sido su destino, podría ponerse incluso más confuso. Afortunadamente, después de un grito, comenzó a elevarse con dirección a las raíces del Árbol del Mundo.

Cada vez que el gran dios-demonio bate sus alas, con su pelaje enredado cerca de su cuerpo, se eleva por lo aires. Volando hacia arriba en una espiral, hasta que Lyfa pudo ver la región entera de Jótunheimr.

"Wow..."

Lyfa no podía evitar sorprenderse, comenzó a observar el, hermoso - pero - letal mundo de hielo.

En esta área, volar no era posible, así es que el ver algo como esto a semejante altura era algo que sólo Lyfa y Kirito habían visto. Lyfa subconscientemente abrió

su menú y se dispuso a tomar una captura de pantalla, pero decidió no hacerlo.

Esta clase de vistas podían ser guardadas por medio de capturas, pero el ambiente, las tristeza, la alegría, la melancolía y los sentimientos de libertad que se mezclaban entre sí para formar un sentimiento de maravilla, no podía ser guardado.

Y probablemente Tonkii sabía como se sentí Lyfa, bajó su velocidad y dio una pequeña vuelta, después volvió a enderezarse con la fuerza en sus alas.

Repentinamente, desde arriba, un objeto entró en su campo de visión a corto rango. Lyfa no pudo definir que era inmediatamente.

El cono de cristal de un azul helado invertido, estaba enrollado alrededor de unos objetos que parecían mallas hechas de tubos, las raíces del Árbol del Mundo, De acuerdo al efecto de corta distancia, la longitud de la gran estalactita era de casi doscientos metros o más. Mientras especulaban en el suelo, estaba dividido internamente en varias secciones, formando una mazmorra de hielo.

Sin ningún sonido, Lyfa abrió sus ojos de par en par, inspeccionándolo cuidadosamente. Repentinamente, en el fondo de la estalactita - dentro del punto agudo, un destello dorado llamó su atención.

No importaba cuanto se concentrara, no podía descifrar que era. Lyfa inconscientemente levantó su mano derecha, recitando un hechizo corto.

De sus manos comenzó a salpicar agua, congelándose inmediatamente para formar un cristal plano. Kirito rápidamente volteó a mirarla y preguntó:

"¿Que es?"

"Un tipo de magia que me permite ver a distancia con un cristal de hielo. Toma, echa un vistazo a la punta de esa enorme estalactita, ¿Puedes ver algo brillando?..."

Al escuchar esto, Kirito observó cuidadosamente a través de la lente, el destello dorado comenzó a estabilizarse, dejando una imagen clara.

"¡Oh WOW!"

Una vez que vio la verdadera naturaleza de la luz, Lyfa dio un chillido de emoción como si fuera una niña pequeña.

Sellado en la punta de la estalactita, se erguía una temerosa pero hermosa y transparente espada dorada. Juzgando por la fosforescencia que rodeaba la hoja y su decoración, era claro que era una espada legendaria. No, Lyfa ya conocía el nombre de esa espada desde antes.

"Esa es la «Espada Sagrada Excalibur». Eh visto una imagen en la web oficial de ALO... es la única espada que sobrepasa a la «Espada Demoniaca Gram» del General Eugene, la única y la más fuerte.. .Hasta donde sé, nadie ha podido encontrar su localización.

"La mas fuerte..."

Con Lyfa explicando con una voz llena de un sentimiento de maravilla. Kirito tragaba saliva nerviosamente.

La espada sellada estaba localizada en el fondo de unas escaleras en espiral, que parecían estar conectadas a la mazmorra de hielo. Lo que significaba que sólo alguien que pasara toda la mazmorra podía obtener la espada definitiva.

El dios-demonio Tonkii rodeó la estalactita y se elevó en una espiral. Alejando su vista de la espada sagrada, Lyfa miró hacia arriba y descubrió dos cosas.

La primera cosa que Lyfa descubrió fue un balcón en forma de plataforma saliendo del medio de la estalactita. La ruta de Tonkii parecía indicar que pasaría cerca de la plataforma y que era muy posible saltar hasta el balcón.

Lo segundo que notó de Jótunheimr fue una raíz colgando con escaleras talladas.

Las escaleras iban hacia arriba y continuaban pasando el techo. Definitivamente era una ruta de escape que podía llevar a la superficie de Alfheim.

No había conexión entre las escaleras que llevaban al dungeon y las que llevaban a la superficie. Si saltabas del balcón por una oportunidad para conseguirla, entonces no habría manera de llegar a las escaleras.

Kirito parecía haber llegado a la misma conclusión. Sus ojos iban y venían de!

balcón a las escaleras de escape. Mientras lo hacía, se acercaron al balcón.

Después de veinte...no... si no se decidían en diez segundos...

En silencio, Tonkii llegó al balcón, voló horizontalmente, como si quisiera darles la oportunidad. Para jugadores de VRMMO como Kirito y Lyfa, su primer instinto era saltar y sus cuerpos se estremecieron.

-Pero no lo hicieron.

"...Debemos volver después con más camaradas..."

"Tienes razón, esta es quizá la mazmorra más difícil en todo Jótunheimr. Con sólo nosotros dos, no hay forma de que lo logremos"

"¡Ah, tienes demasiado arrepentimiento!"

Mientras reían, Tonkii pasó el balcón sin confusión y continuó levantándose.

Mirando de vuelta a la entrada de la mazmorra, había una sombra de un terrible dios-demonio. Se parecía mucho al gigante de tres caras que había atacado a Tonkii, pero parecía ser una forma humanoide mucho más fuerte.

Quizá el monstruo más fuerte en lo profundo de la mazmorra en Jótunheimr es de la misma especie. El dios-demonio parece ser del tipo al que la especie a la que pertenece Tonkii ve con hostilidad, quizá es por eso que fueron responsables de transportar a los jugadores aquí. También era el por qué el gigante intentaba matar a Tonkii antes de que evolucionara.

Si se unían a un grupo de cazería de Evil-Gods, y simplemente peleaban, nunca se atreverían a matar sólo a los monstruos de tipo gigante, ni de salvar al elefante tipo medusa. Si no hubieran caído aquí, este evento, no, esta amistad no hubiera ocurrido.

Mientras Lyfa especulaba, Tonkü se acercó al pabellón. La raíz con la escalera tallada era visible, colgando de la esquina de la estalactita.

Con un Yururu, Tonkii extendió sus alas y bajó la velocidad. Flotando, extendió su nariz, enrollándola alrededor del árbol como si fuese una cuerda, y deteniéndose.

Viendo las escaleras de madera sacudirse, Lyfa se puso de pié, Naturalmente tomando la mano de Kirito, se movieron al último escalón.

Con una pequeña sacudida, Tonkii confirmó la ausencia de pasajeros en su espalda, desenrosco su nariz de la raíz, dio la vuelta y a lo alto preparándose para volver. Cuando dio la vuelta, Lyfa tomó la punta de la nariz de la criatura en una mano.

"Volveré pronto Tonkii. Cuídate hasta entonces, y no dejes que los otros Evil-Gods te molesten"

Al terminar de susurrarle, Lyfa le soltó. Kirito tomó el tronco y Yui voló de su bolsillo tomando un montón de pelaje que salía de su nariz con sus pequeñas manos.

"Hablaremos mucho otra vez, Tonkii-san"

La pixie sonrió mientras hablaba. El Evil-God respondió con un Furururu y volteó, extendiendo sus alas.

Descendió a una gran velocidad, encogiéndose en poco tiempo. Sus alas brillaron una vez más, el misterioso Evil-God se desvaneció en la oscuridad de Jótunheimr.

Seguramente, ahora viviría libre de tormentos, volando libremente por el cielo, y si teníamos la oportunidad para regresar a este lugar y llamarlo, él seguramente nos daría un viaje en su espalda nuevamente.

Lyfa secó sus lágrimas que habían comenzado a bajar por desde sus ojos, y mirando a Kirito, comenzó a reír.

"¡Vamos! ¡Va casi llegamos a Aarun!"

Después de escuchar estas palabras llenas de emoción, Kirito se estiró y le respondió:

"Bueno, vamos a terminar la última etapa de este viaje... Lyfa, cuando lleguemos a la cima, vamos a mantener lo que sabemos sobre el secreto de la espada sagrada".

"Maldito seas, diciendo eso para arruinar este momento tan importante..."

El Spriggan vestido de negro se encogió de hombros, sin dejar de sostener su mano, echó a correr por las escaleras en espiral a través de la raíz, El viaje que duró menos de tres minutos al caer a través de la lombriz de tierra gigante, consumía mucho más tiempo que viajar a pie. Mientras caminaban por un sendero iluminado tenuemente por hongos que brillaban intensamente, pronto renunció a contar los pasos. Después de más de diez minutos, una raya fina de luz brillante apareció más delante.

Kirito y Lyfa se miraron el uno al otro, y con un esfuerzo final se precipitaron hacia la salida. Dando saltos de dos pasos a la vez, asomaron la cabeza por un agujero en la pared del árbol.

Al saltar de la escalera, se encontraron en una terraza de piedra cubierta de musgo. Casi se cayeron por el impulso, y luego se sentaron en el pavimento de piedra.

Después de abrir los ojos que tenían cerrados el segundo en que salieron, los abrieron dándose cuenta de lo que tenían frente a ellos.

Era la vista de noche de una ciudad hermosa, majestuosa.

Como si los restos de una antigua civilización, edificios de piedra de diferentes tamaños que surgían en todas las direcciones. Fuegos amarillos, luces azules y rosas hechas con magia por todas partes brillaban si la ciudad entera hubiese sido rociada con polvo de estrellas. No había unidad entre los jugadores que transitaban, todos pertenecían a una raza distinta, a cada una de las nueve razas de hadas.

Después de llegar finalmente a la ciudad por la noche, Lyfa levantó la cara.

Sobre el azul oscuro de la noche, una sombra en forma de árbol dividía el cielo nocturno.

"... El árbol del mundo..."

Lyfa susurró, miró a Kirito a su lado y continuó;

"... Sin duda, se trata de «Aarun». El centro de Alfheim, La ciudad más grande de este mundo".

"Sí.... Por fin estamos aquí".

Kirito asintió con la cabeza, Yui asomo su cara fuera del bolsillo, revelando una sonrisa brillante.

"¡Wow! Esta es la primera vez que estoy en una ciudad con tanta gente!"

Que era lo mismo para Lyfa. Las muchas personas que dejaron su tierra natal para disfrutar de aventuras libremente, nunca había pensado en la oportunidad que se había estado perdiendo.

Los dos de ellos se sentaron en el borde de la terraza, disfrutando del ambiente de la bulliciosa ciudad.

Pronto, el sonido pesado de un órgano de tubos sonó, rompiendo la tranquilidad de la ciudad. Esto fue seguido por una voz femenina que parecía provenir desde el cielo. "Este es un aviso del mantenimiento regular semanal, que se produce a las 4 am, el servidor será cerrado", un anuncio del sistema. Lyfa nunca había estado conectada tanto tiempo antes, así que esta era la primera vez que lo escuchaba.

En verdad, habían pasado una gran cantidad de "primeras veces" desde ayer.

Mientras pensaba eso, Lyfa movió sus piernas hacia adelante, y se levantó.

"Debemos parar aquí hoy. Vamos a encontrar una posada y cerrar sesión."

Kirito se puso de pie, y asintiendo con la cabeza una vez, pregunto el Spriggan;

"¿Cuándo termina el mantenimiento?"

"Dura hasta el mediodía de hoy".

"Ya veo..."

Después de mirar un momento hacia abajo, Kirito de repente se quedó mirando al cielo.

Las ramas del árbol del mundo abierto, en todas direcciones.

Sus ojos negros se concentraron, su boca parecía estremecerse y Lyfa recordó de su razón para venir a Alfheim.

Él quiere encontrarse con alguien en la parte superior del árbol del mundo.

Me pregunto quién es. Si no es un NPC® de una quest, podría ser un miembro del personal en el lado operativo, o...

Antes de que pudiese pensar más lejos, Kirito había reanudado su expresión más temprano y le dijo:

"Vamos a encontrar una posada. Soy pobre ahora, en algún lugar no muy lujoso estaría bien."

"¿... Por hacerte el genial y le diste todo tu dinero a las dos Lords? jPor lo menos debiste quedarte lo suficiente para mantener algunas necesidades!"

Lyfa se rió de su sermón y luego dijo a Yui:

¿Hay una posada barata cerca?"

Extrañamente, la Pixie había arrugado las cejas, mirando el árbol del mundo, pronto sonrió y respondió.

"¡Sí, allí parece ser un lugar que es súper barato!"

"S-súper barato..."

Sin preocuparse si Lyfa estaba de acuerdo, Kirito comenzó a caminar rápidamente, así que ella lo siguió.

A pesar de que debían sentir sueño al quedarse hasta tan tarde, se sintió un poco incómoda y miró el árbol del mundo una vez más.

Por supuesto, con el follaje perdido en el cielo de la noche, no había mucho que ver.


Traducción:

http://t4dw.com/