FANDOM


Mirando hacia arriba, había muchas luces brillando más allá del oscuro cielo.

Aquellas no eran estrellas. Eran incontables carámbanos que colgaban del enorme techo y emitían una tenue fosforescencia contenida en su interior. En otras palabras, éste era el fondo de una cueva, y su tamaño era el problema.

La distancia hacia los imponentes acantilados lejanos era, en distancia del mundo real, probablemente 30 kilómetros. La menor altura hasta el techo era de 500 metros. Un numero incontable de acantilados y barrancos esculpidos, lagos congelados en blanco y montañas cubiertas de nieve, estructuras como fortalezas y castillos podían verse en la parte inferior.

Con eso, la escala de la cueva era increíble. Este espacio subterráneo debe ser llamado el «Inframundo».

De hecho, fue precisamente eso. Este era otro campo que llenaba los subterráneos del mundo de las hadas, Alfheim, un oscuro mundo de hielo y nieve, gobernado por terribles monstruos de la clase Dios del mal. Su nombre es -

«Jótunheimr».